Las nuevas drogas web

| 1 de diciembre de 2010

Apoteka. Frascas de cristal.Algunas páginas de internet ofrecen sustancias como la mefedona como fertilizantes para plantas · No son ilegales hasta que las autoridades de cada país conocen su existencia, las estudian y toman medidas

Alexis siempre ha experimentado con las drogas. Hace unos años probó la mefredona, una sustancia emergente en el Reino Unido, y ya ha realizado varios pedidos a través de internet. “Casi siempre para mí solo, ya habré consumido unos 20 gramos. ¿Por qué estas drogas? Muy sencillo, son legales. Además, con un camello es imposible saber lo que te dan. Aquí, en cambio, todo está más reglado. No hay posibilidad de adulteración”, asegura solicitando aparecer en este reportaje bajo una identidad ficticia.

Como asegura Alexis internet se ha convertido ya en el mercado de las nuevas drogas sintéticas. Los nombres de estas sustancias a domicilio parecen jeroglíficos matemáticos o compuestos químicos: 2C-E, 5-Meo-DMT, 4-Ac-DiPT, mefredona, metilona, butilona o cannabinoides sintéticos. Apenas existe literatura científica, pero no son palabras desconocidas para un público minoritario. Son los nombres de chemical research, drogas de nueva generación que se venden en la Red. La particularidad de este tipo de sustancias es que no son ilegales hasta que las autoridades de cada país conocen su existencia, estudian sus riesgos y toman medidas. “Es como el juego del gato y del ratón”, afirma Claudio Vidal, psicólogo de Energy Control, uno de los colectivos que abanderan la lucha contra las drogas en España. En primera línea de fuego desde hace varios años en la delegación de Antequera, este colectivo aplica una política de reducción de riesgos en el consumo.

“Son sustancias nuevas de las que disponemos muy poca información”, asegura Vidal, que recalca que el fenómeno, relativamente reciente, alcanzó un impacto mediático a raíz de la muerte de dos jóvenes en el Reino Unido relacionadas con el consumo de mefredona, también conocida como la mefe en algunos foros.

Los efectos de este estimulante están más cerca de las anfetaminas o la cocaína que del MDMA, más conocido como éxtasis. Puede presentarse en polvo, con un aspecto blanco o amarillento, o en píldoras, como habitualmente se vende por internet. Algunas páginas web ofrecen la sustancia como fertilizante para plantas y alertan en los envases de que no es apta para el consumo humano. Se puede administrar oralmente o esnifar. “Son drogas que tienen un público muy minoritatio porque sus estimulantes son alucinógenos. Te dejan out”, sostiene el psicólogo de Energy Control.

La irrupción de la mefedrona y la de los demás nuevos productos de diseño es consecuencia de la crisis que se produjo a finales de 2008 en el mercado del éxtasis. La falta de acceso a los componentes químicos (los llamados precursores) que lo configuran provocó una carencia en el mercado. Es ahí cuando empieza a aparecer éxtasis de peor calidad: en 2008, el 91,2% de las pastillas de éxtasis que analizaban en Energy Control contenían MDMA (metilendioximetanfetamina, el principio activo); en 2009, tan solo un 36%.

Fernando Caudevilla es médico de familia y experto en drogodependencias. En sus investigaciones ha catalogado ya más de 300 tipos de drogas que se pueden comprar en la Red. “Actualmente es un fenómeno minoritario pero en cualquier momento puede dar el salto”, asegura Caudevilla. Sobre el tipo de consumidor que acude a este tipo de sustancias, el también presidente de la Federación de Asociaciones Cannábicas es claro: “Son gente muy informada y gente que sabe lo que busca”.

¿Qué riesgos plantean? Al contrario de los efectos que provocan las drogas convencionales, este tipo de sustancias ofrecen dudas. “El cannabis se consume desde hace cientos de años. Aquí, en cambio, existe muy poca literatura al respecto. Hay tantos efectos como drogas, algunas pueden durar unos minutos y otras, hasta dos días”, defiende Caudevilla. Al igual que Vidal, mantiene que en este tipo de casos la legislación está muy por detrás. “Las autoridades las ilegalizan cuando se comprueban sus efectos, pero en cuanto se ilegaliza una, surge otra. En lo que sí discrepo es en que se diga que se trate de un fenómeno nuevo. Son tan antiguas como la democratización de internet, pero en estos últimos meses sí que han tenido más presencia en los medios a raíz de la aparición de la mefredona”. Pese a ello, en el año 2009 se detectaron 24 nuevas sustancias psicoadictivas y el Observatorio Europeo de la Droga y las Toxicomanías ya ha identificado 170 puntos de venta ilegal en internet.

De ello puede dar fe Javier Pretel. Es el responsable del equipo de vigilancia de la Salud del OAL Marbella Solidaria, y en los últimos meses ha tratado a pacientes que han consumido este tipo de sustancias. “Sus efectos producen trastornos psiquiátricos, paranoias y hipertensión”, mantiene este experto, que a diferencia de los anteriores, defiende que este tipo de sustancias están dirigidas sobre todo a los más jóvenes. “¿La causa? Muy sencilla: son muchos más baratas que las otras”.

Como el resto de sus compañeros, Pretel defiende que las mafias están por delante de la legislación. “Avanzan con más rapidez que las leyes. Es verdad que se trata de una especie de juego del gato y el ratón”. A este respecto fuentes policiales aseguran que al tratarse de sustancias que no están fiscalizadas, no pueden perseguirlas. “¿Qué podemos hacer? Estar vigilantes y actuar en el momento en el que sean ilegales”, admite un portavoz policial.

Juan Cruz trabaja en el Centro de Prevención de Drogodependencia. Afirma que en ningún centro dependiente de la Junta se ha tratado a un paciente que haya consumido estas sustancias pero admite que han recibido consignas para aumentar la vigilancia.

Visto en [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE].

Iván, gracias por el chivatazo.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Asociaciones y Colectivos, Drogas

Comments are closed.

Weed Seed Shop Semillas feminizadas