Las patatas fritas y la Coca Cola son legales; ¿por qué no la marihuana?

Leyendo el diario 20 minutos me encuentro con la entrevista que reproducimos a continuación.

Para quién no sepa quien es Marc Emery, en esta entrevista, nos da unas pistas de quien es y su actividad por la lucha de la legalización del cannabis.

Marc Emery, famoso activista pro legalización de la marihuana, en su tienda de Vancouver (FOTO: M. ABILAR)

  • Marc Emery (London, Ontario, 1958) es un famoso activista que lucha en favor de la legalización de la marihuana en Norteamérica.
  • Es uno de los mayores vendedores de semillas de maria del mundo, negocio con el que ganó miles de millones dólares.
  • Además, lidera el partido de la Marihuana de British Columbia, al que se presentó a las elecciones municipales de Vancouver. También es editor de la revista Cannabis Culture.

Marc Emery, alias el Príncipe de la marihuana, es uno de los personajes de actualidad en Canadá. Se enfrenta a una orden de extradicción emitida en 2005 por EE UU en la que se le acusa de traficar con drogas. Emery vendió durante años semillas de marihuana por correo a miles de ciudadanos estadounidenses.

Ahora puede cumplir 10 años en las cárceles del país vecino si el Gobierno de Canadá no intercede a su favor. Marc Emery concedió en su tienda de Vancouver una entrevista a 20 minutos en la que opinó acerca del movimiento pro legalización de la marihuana en España, sobre la drogadicción y sobre su situación actual, entre otras cuestiones.

¿Cómo estás después de que el gobierno de Canadá no haya inetercedido aún para evitar tu extradicción?

Estoy bien. Incluso es bueno que el Gobierno canadiense todavía no se haya involucrado, porque así el proceso se demora. No tengo que ir a la cárcel ahora mismo. Además, puedo tener la posiblidad de apelar la sentencia. Quizá termine en prisión en dos años.

Te han arrestado 22 veces y 17 has entrado en prisión por vender semillas de marihuana, ¿cómo te han tratado? ¿No temes ir a la cárcel en EE UU?

La cárcel fue una buena experiencia. Caigo bien a todo el mundo porque saben quién soy, por lo que lucho (legalización de la marihuana). He llegado a pasar 67 días en la cárcel. Cuando entre en prisión, me gustaría aprender español. Allí hay muchos hispano hablantes. En esas situaciones hay que tener la mente ocupada. Sé que las condiciones de las cárceles en EE UU son duras, pero seguro que los reclusos me tratarán bien.

¿Por qué hay que legalizar la marihuana? Muchos estudios médicos demuestran que es nociva, sobre todo para los jóvenes.

Legalizarla significaría normalizar su situación como otro bien de consumo, sin criminalizar a quien la consume o la vende. La marihuana es una sustancia que ayuda a que tus actividades cotidianas sean más llevaderas. De momento, en mi país sólo puede utilizarse para usos terapeúticos. ¿Es mala para la salud? Todo el mundo come patatas fritas que engordan y fomentan el sedentarismo, y quien las vende no va a la cárcel. La obesisad que provoca este tipo de comida cuesta millones de pesetas a los sistemas de salud públicos. La Coca Cola es lo mismo. Las patatas fritas y la Coca Cola son legales; ¿por qué no la marihuana?

¿Legalizarías drogas tan adictivas como la cocaína?

Estoy a favor de legalizar todas. Los médicos te pueden administrar drogas como Oxicodon (para mitigar el dolor), que son muy adictivas y matan a muchísima gente. La cocaína es un problema porque es ilegal. Si pudieras tomar toda la quisieras, podrías tener la libertad para tomar una decisión: vivo o me dejo morir. Al final la gente no se deja morir.

¿Qué le diría a una madre con un hijo que empezó con la marihuana y terminó con la heroína?

Mi hijo era yonqui y no empezó con la marihuana. Ahora que dejó la heroína fuma porros. La culpa no es de las drogas, sino del entorno de la persona. Los padres son imprescindibles para que sus hijos crezcan sanos.

¿Cómo se puede evitar que las drogas sean un problema de salud pública?

Hay que explicar en la escuela qué son las drogas, pero como enfermeras no como policías. Lo que hacen ahora los gobiernos en las escuelas es adoctricar y desinformar.

¿Sabes que un partido político de España, IU, presentó en noviembre de 2007 una propuesta para despenalizar las drogas blandas y fue rechazada?

¿Los socialistas votaron en contra? En todo caso, bien por Izquierda Unida.

¿Está muy desarrollado el movimiento pro marihuana en España?

España es de los países más activos. Hay cuatro países en el mundo que sumistran semillas de cannabis a todo el mundo: Canadá, Reino Unido, Holanda y España. Nuestra organización tiene mucho contacto con los españoles. Sabemos que hay más tolerancia que en Norteamérica con la maria. Además, es un país para fumar mejor que Holanda, donde ahora está en el poder un partido conservador.

Muchos te acusan de haberte hecho rico vendiendo maría.

Soy el tercer vendedor en todo el mundo, pero no gasté el dinero en mí. He financiado un modelo político revolucionario. He fundado un partido político, una revista, clubs… He invertido en libertad.

Por cierto, ¿cómo se encuentran sus pulmones después de tantos años fumando?

Estoy perfecto. Fumo desde joven y no he tenido ningún problema.

Nuevo gobernador de NY admite haber fumado marihuana

No deja de sorprender el gobernador en sus declaraciones.

El nuevo gobernador del estado de Nueva York, David Paterson, dijo haber usado drogas ilegales, en su pasado.

Durante una entrevista por la estación televisora New York One, Paterson admitió haber fumado marihuana y aspirado cocaína cuando era un joven en la década de 1970.

Poco después de haber asumido el cargo la semana pasada, el gobernador también admitió que él y su esposa tuvieron relaciones extramatrimoniales mientras estuvieron separados durante varios años a partir de 1999.

Paterson se convirtió en el primer gobernador legalmente ciego y afro estadounidense del estado de Nueva York cuando su predecesor, Eliot Spitzer, renunció al cargo por un escándalo de prostitución.

Vía: Voa News

Lucha antidroga sin resultado

No hace falta que lo digan muy alto, es algo sabido y notado. El fracaso de la lucha antidroga es notable.

Al leer la noticia, se puede observar lo que ya se sabe, mucho dinero invertido, pero pocos resultados.

Estados Unidos (EEUU), Europa y América Latina están perdiendo su guerra contra la producción y el tráfico de drogas debido a que sus políticas contra ese flagelo de la humanidad no han dado los resultados esperados en los últimos años, según un informe presentado en Washington.

El estudio del «think tank», Centro de Investigación Internacional Crisis Group (ICG), revela que las políticas antidrogas aplicadas por estadounidenses, europeos y latinoamericanos, a pesar de su alto costo y esfuerzo, se demostraron ineficaces y, en parte, contraproducentes.

Esto debido, según el director del programa para Latinoamérica de la organización y uno de los autores del proyecto Markus Schultze-Kraft, a que existen diferentes políticas en el mundo, pero no una coordinación entre los gobiernos.

«Esto funcionó a favor de las redes de tráfico de droga. Con grandes recursos, las organizaciones de narcotraficantes explotan la división en las políticas entre EEUU y Europa», explicó.

El vicepresidente del ICG, Mark Schneider, detalló que ese fracaso permitió que la producción de coca en Bolivia, Colombia y Perú permaneciera estable y en «un alto nivel» entre el 2004 y el 2006, logrando cifras récord el 2007.

Peor aún, apuntó Schneider, también creció el uso de cocaína en toda Latinoamérica y ese comportamiento se evidenció principalmente en Brasil -el tercer mercado consumidor de drogas ilícitas después de EEUU y Europa- pero también en países como Argentina, Chile y México. «A menos que (el narcotráfico) pueda ser significativamente reducido en todo el planeta, no hay virtualmente ninguna posibilidad de superar la amenaza a la seguridad que supone en gran parte de Latinoamérica», advierte el estudio.

Fumigaciones contraproducentes

El informe del ICG es especialmente crítico con las fumigaciones y erradicaciones manuales de cultivos, que «casi siempre» están «acompañados de abusos de los derechos humanos», y que «provocan reacciones antigubernamentales y antiestadounidenses».

Mark Schneider precisó que el reporte no se opone al uso de medidas policiales y militares contra el tráfico, «más bien las anima», pero rechaza que deba ser la única o principal manera de contrarrestar este delito.

Cambio de esquema

Los autores del estudio advierten que las redes de narcotráfico muestran «un alto nivel de sofisticación» y se han reestructurado con respecto al pasado. En lugar de una organización vertical, con líderes como Pablo Escobar o Diego Montoya, los cárteles tienen ahora una organización mucho más horizontal, de manera que es más difícil detectar sus diferentes ramificaciones.

Vía: Correo

El observatorio antidroga de la UE descubre 15 sitios de internet que venden "íÉxtasís Líquido"

Una vez más, el titular llama más la atención que la propia noticia.

Es más fácil decir y ser reconocido como «éxtasis líquido» que no como lo que es realmente GHB, con tanta sigla y denominación los periodistas mal informados terminan por informar de manera escandalosa y con graves errores que hacen cinfundir a quien lee o escucha la noticia.

La noticia

El Observatorio Europeo para las Drogas y las Toxicomanías que sostiene la Unión Europea ha identificado un total de 15 sitios de Internet en donde se vende «éxtasis líquido» y otros 220 en los que se informa o debate sobre el uso de esta droga consumida especialmente en discotecas y que provoca un estado de euforia y de excitación sexual.

Estos datos figuran en un informe sobre el «éxtasis líquido» difundido por el citado Observatorio y recogido por Servimedia, que advierte de que esta droga, incluso en pequeñas dosis, tiene efectos tóxicos serios y llega a provocar el coma.

El Observatorio realizó su trabajo de búsqueda de sitios en Internet dedicados al «éxtasis líquido» en febrero de 2007, utilizando «avanzadas estrategias de búsqueda» en siete idiomas: inglés, holandés, francés, alemán, húngaro, polaco y español.

La investigación permitió identificar 15 sitios de venta de la droga (ubicados en Alemania, Holanda, Polonia y Reino Unido), 85 forums de intercambio de experiencias y 135 webs más que proporcionaban información.

El informe del Observatorio europeo señala que esta droga se consume especialmente en determinadas zonas geográficas y grupos de población, entre los que menciona explícitamente los «clubes nocturnos gays».

En el análisis por países, el informe menciona que «en España hay constancia de un significativo número de emergencias» relacionadas con el consumo de «éxtasis líquido» en determinados clubes.

A este respecto, apunta concretamente que en Barcelona se registraron 104 casos de sobredosis por «éxtasis líquido» en el servicio de urgencias de un hospital durante un estudio de 15 meses que se desarrolló entre 2000 y 2001. Eso supuso el 3,1% de las emergencias toxicológicas registradas y la segunda causa de atención sanitaria por consumo de drogas ilícitas.

Asimismo, en el hospital de Can Misses, en Ibiza, un 8% de las urgencias por consumo de drogas contabilizadas en 2005 lo fueron por el «éxtasis líquido».

Vía: Discapnet

Foto: Mind-Surf 

El hachís es uno de los principales desencadenantes de la esquizofrenia

No he encontrado más datos sobre este tema referente al estudio que citamos a continuación del doctor Ruiz Veguilla.

Un equipo de psiquiatras investiga en 120 pacientes de Granada y Jaén los factores asociados al inicio de esta enfermedad mental.

El consumo de hachís y de cocaína es uno de los principales desencadenantes de la esquizofrenia en jóvenes. Así lo asegura el psiquiatra Miguel Ruiz Veguilla (Sevilla, 1969), que dirige un trabajo de investigación para identificar los factores asociados al inicio de esta enfermedad mental. Aunque las causas de esta dolencia -descrita por primera vez en el siglo XIX como ‘demencia precoz’- no son bien conocidas, parece que es fruto de la coincidencia entre un determinado perfil genético y ciertos factores ambientales. Además del consumo de drogas, los investigadores analizan la influencia del entorno familiar, las carencias afectivas y alteraciones en el cerebro en la gestación, el parto y los primeros meses de vida.

Ruiz Veguilla recibió en enero una beca de la Fundación Astra-Zéneca y la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental para su proyecto ‘Factores genéticos y ambientales asociados a la psicosis no afectiva de inicio en la infancia y adolescencia’. También cuenta con financiación del Plan Nacional Sobre Drogas, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y la Fundación para la Investigación Biomédica en Andalucía Oriental (FIBAO).

Su proyecto implica la evaluación y el seguimiento de 120 pacientes tratados tanto en el Hospital Clínico de Granada -en el que trabajaba antes- como en el Complejo Hospitalario de Jaén -donde lo hace en la actualidad-, en colaboración con los profesores Cervilla, Gutiérrez y Gurpegui, de la Universidad de Granada. Ruiz Veguilla subraya que lo más novedoso de su investigación es que está realizada por clínicos -es decir, por profesionales que tratan a los enfermos-, en este caso, seis médicos y psicólogos. A finales de este año contarán con unos 150 pacientes en estudio.

«De droga blanda, nada»

El psiquiatra asegura que un consumidor de hachís tiene un riesgo de padecer psicosis entre tres y cuatro veces mayor que un no consumidor. Y si ese fumador de cannabis procede de un ambiente social y familiar conflictivo, el peligro es mayor. Además, asegura, se ha comprobado que usar esta droga antes de los 15 años aumenta mucho las probabilidades de sufrir esa dolencia.

Otra hipótesis que maneja es que las personas que fuman porros habitualmente y consumen de forma puntual cocaína tienen un riesgo comparativamente muy elevado de padecer este trastorno. «La mayoría de la gente que consume cannabis no va a tener psicosis -puntualiza el especialista-. El problema es que no sabemos quién sí. El consumo de drogas actúa como desencadenante si hay unos factores genéticos predisponentes. Además, se asocia a que la enfermedad aparezca antes».

La posibilidad de que el TDH (principio activo del cannabis) produzca psicosis es una predicción válida a nivel estadístico o de salud pública, pero no a nivel individual. «Si vas de Granada a Jaén todos los días en coche tienes más riesgo de morir en el camino que el que va andando al trabajo. Pero la mayoría de la gente que va a Jaén no muere», explica como ejemplo.

La solución, advierte, no es que los jóvenes se hagan un análisis genético y, en función de sus polimorfismos (las diferentes formas de expresión de un gen), «se pongan hasta arriba de hachís y coca, se metan sólo un poquito o no los prueben». «La gente -concluye- tiene que conocer los riesgos. El hachís, de droga blanda, nada».

Neuroimagen

No obstante, una de las líneas en las que investiga este equipo consiste en analizar los casos más precoces de esquizofrenia, en los que parecen pesar más los factores genéticos que los ambientales. Ruiz Veguilla pretende completar su trabajo de evaluación y seguimiento de esos pacientes menores con un estudio de neuroimagen, en colaboración con la Universidad de Oxford y el Hospital Virgen de las Nieves de Granada.

«La esquizofrenia es una enfermedad del cerebro», justifica. El psiquiatra explica que en la adolescencia se produce la llamada ‘poda neuronal’, una «reestructuración» de este órgano que implica la reducción de la sustancia gris y el crecimiento de la sustancia blanca. En los adolescentes que ya han padecido alguna crisis psicótica, sin embargo, esa ‘poda’ es bastante mayor.

igallastegui@ideal.es

Vía: Ideal

Foto: Erowid

Séptimo aniversario de la AICC [CannabisCafé]

¿Conoces a la AICC? ¿Conoces el foro CannabisCafé?

Si a la primera pregunta has contestado que no, y a la segunda que sí, seguro que te suena.

AICC. Asociación de Internautas CannabisCafé, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el n.º 169.033.

Pone a disposición de toda aquella persona que sea mayor de edad en su país un foro sobre cannabis, aunque tiene cabida múltiple variedad de información.

Todos los años, desde 2001, organizan la Cannabis Parade, donde se reúnen muchos «foreros» para charlar sobre esta planta. Además entregan el Premio Active a la persona o entidad que en ese año hayan elegido por su activismo dentro del mundo cannábico, y el Premio Tita Marian por la lucha de la marihuana en su uso medicinal.

También ha impulsado la Biblia de las Variedades, de la que ya hablamos con anterioridad.

Llamado en espera

El cultivo para consumo propio para uso medicinal de marihuana tiene inconvenientes como ha ocurrido en este caso, esperamos que no sea condenado por este motivo.

Fue detenido en febrero de este año por tenencia de plantas y semillas de marihuana en La Pampa. Está acusado por «delito de siembra y cultivo de estupefacientes», pero él argumenta utilización medicinal de la cosecha. El juicio comienza en un mes y lo pueden condenar a más de diez años.

 

POR MARIANA ENRIQUEZ

Hace un mes que Pablo Fernández Cobo está detenido en la Unidad 4 de la Colonia Penal de Santa Rosa, La Pampa. Como está procesado, no cuenta con el privilegio del que gozan los condenados, que pueden trabajar en huertas y tambos, o dedicarse a la herrería y la cerámica. Los días encerrado pasan muy lentos, y Pablo, que tiene treinta y siete años, está fumando demasiado tabaco, lo que sólo empeora su asma crónica. Pero está esperanzado y tranquilo: cree que «la guerra» terminará pronto. Pablo llama «guerra» a la penalización de la tenencia de marihuana para uso personal. Esa «guerra» lo llevó a la cárcel: el 6 febrero de este año, agentes del Area Operativa de la División Toxicomanía de Santa Rosa ingresaron a la casa que alquilaba en el barrio Colonia Escalante y allanaron su plantación de cannabis. Encontraron 320 plantas de diferentes tamaños en una huerta que se completaba con zapallos, tomates y otros alimentos, y 8300 semillas clasificadas según variedades. «Cuando tuve oportunidad de declarar ante el juez, alegué uso médico para controlar mi asma crónica vaporizando la resina y consumiendo las semillas, ricas en ácido linoleico y gamalinoleico, estimulante del sistema inmunológico», escribe Pablo desde prisión. Poco importa si él usaba la marihuana con fines médicos: la ley 23.737 pena con prisión de uno a seis años la tenencia simple y de un mes a dos años la tenencia para consumo personal. Además, por la gran cantidad encontrada, no le creen que cultivaba sólo para consumo, aunque en la causa no existe una sola prueba de que Pablo haya vendido alguna vez. Y junto a él cayeron detenidos dos cultivadores pampeanos más: así, la causa los imputa por «delito de siembra y cultivo de estupefacientes», lo que implica asociación ilícita, y muchos años más de prisión (aproximadamente quince), si resultaran culpables.

Pablo acaba de comenzar su propia campaña de emails, llamada «La gesta del marihuano». Pide firmas de apoyo a su caso y por la legalización de la marihuana a la dirección lagestadepablo@yahoo.com.ar. Allí explica sus razones y pide que termine la «guerra». Pero para comprender mejor a Pablo es necesario conocer su historia, y saber que en La Pampa se lo considera un genio de la botánica, un cultivador sin igual, tanto de marihuana como de otras especies. El narra su relación con la agricultura: «Yo me dedico desde los 13 años a los cultivos hortícolas, primero como aprendiz de mi abuelo postizo, un misionero que me enseñó todo a fuerza de azada y piolín, perfecto y derechito, prolijo a rastrillo. Con el tiempo fui evolucionando hacia distintos sistemas de trabajo y pensamiento: mis huertas comenzaron a tener distintos dibujos, círculos o surcos oblicuos alternados con los círculos buscando la pendiente y un dibujo más agradable a la vista. Luego aprendí los métodos de Masanova Fukuoka, el creador de la agricultura natural, y el círculo se cerró completo. Esa sería mi forma de obtener alimentos de la tierra: alimentos y medicina, que es lo mismo. Conocí la cannabis en 1985, año en el que estaba estudiando farmacia en la Universidad de San Luis, cursaba el segundo año. Mi abuelo materno era idóneo de farmacia, y preparaba los medicamentos con mortero y balanza. Yo no quería ser un comerciante como es el farmacéutico, sino un chamán con los conocimientos de hoy, de hecho siempre preparé tinturas y aceites de infusión con hierbas con las que nos tratamos en mi familia. Aproximadamente en 1999 conocí el libro Cannabis para la salud de Chris Conrad y comencé a seguir con éxito sus indicaciones de vaporizar la resina y consumir sus semillas».

Antes de mudarse a la casa donde lo detuvo la policía, Pablo vivía con su esposa Viviana y sus dos hijos, Benjamín (7) y Catalina (3) en un campo a unos 50 km de Santa Rosa. Vivían con su propia huerta orgánica, consumiendo sólo lo que les daba la tierra. Se dedicaron a sembrar sus propios árboles con brotes obtenidos de las podas, sus propios tomates, zanahorias, papas y todo tipo de hortalizas, sin tecnologías ni uso deningún agroquímico. Pablo, por su cuenta y sin que participe su familia, también plantaba marihuana en el campo, en algunas ocasiones del tipo «rastrera», una variedad que logró gracias a injertos y diversas pruebas, para que creciera a ras del suelo. Vivía con ellos el abuelo de Viviana, de 95 años, y Pablo, estudioso de las propiedades medicinales de las plantas, logró mejorar el reumatismo del anciano con aceites de Diente de León e Hipéricum. Necesitaba gran cantidad de cannabis porque además de consumirlo en cigarrillos, comía las semillas molidas con harina o con leche, remojadas, todo en base a recetas del libro de Conrad; además, no todas las plantas lograban la calidad que sus altos standards requieren. A esta altura, el agricultor es un especialista en cultivo y propiedades de la cannabis: sabe todo acerca de las propiedades del ácido gamalinoleico para mejorar las defensas del organismo, y conoce cómo cuidar el contacto entre las plantas macho y las hembras para mejorar las semillas hasta desarrollar una marihuana de altísima calidad. Su nivel de especificidad queda patente en otro fragmento de su carta desde la cárcel, cuando comenta un informe argentino que data de 1972 llamado «El Cáñamo y la Mariguana»: «El trabajo me pareció muy valiente y serio, además de adelantado para la época. Lo que más me interesó fue el punto de la influencia que ejercen los factores climáticos y hereditarios en la producción de principios activos, así como en la determinación del sexo o de anomalías en el sexo. Pienso que después de treinta años de cruzamientos, los caracteres hereditarios presentan más tendencia a esas anomalías por ser el carácter hermafrodita más dominante. Los bancos de semillas holandeses promocionan desde el año 2000 semillas feminizadas con garantía de 90 por ciento de producción de hembras».

Pablo nunca quiso comprar marihuana. Le parece «una movida fea» y prefiere consumir cultivos orgánicos, autoabastecerse, distanciarse de cualquier peligro. No se siente un delincuente: es un cultivador. No quiere ni puede recurrir a marihuana de dudosa procedencia porque la necesita para fines terapéuticos. Mientras espera en la Colonia Penal de Santa Rosa el juicio (que comenzaría dentro de menos de un mes), Pablo recibe información sobre jurisprudencia de la Corte Suprema argentina a favor de casos de tenencia para consumo, o material sobre uso medicinal del cannabis. Y espera por justicia.

Vía: Página12

Cocaine Cowboys

Cocaíne cowboys, el documental del director Billy Corben nos muestra cómo en los años 80 varios integrantes de diversos carteles del crimen organizado y el tráfico de drogas en Colombia se mudaron a Miami para cambiar el estilo de vida de la ciudad para siempre. El documental cuenta el testimonio de varios de los personajes que fueron testigos de los brutales cambios que le quitaron lo pacífico a la ciudad y a cambio la convirtieron en un imperio lleno de prostitución, drogas y convenientes asesinatos.

 

Título Original: Cocaine Cowboys (USA)

Estreno USA: 27-10-2006

Director: Billy Corben

Guión: Billy Corben

Intérpretes: Documental

Género: Documental

Product / Distrib: Magnolia Pictures

Idioma: Inglés.

Subtítulos: Español

 

Disponible en tu video club habitual.

Colaborador

A partir de la semana que viene, en Cannabis y más habrá un colaborador habitual del blog.

La presentación del autor la haremos en el primer artículo que escriba.

Espero os guste a todos los lectores esta nueva firma.

CannaTools, software para controlar tu cultivo

No es publicidad, ni entrada patrocinada, ni nada parecido.

Este software, Cannatools, es gratuito. La info está extraída de su web

Con este programa sabrás cuando cosechar, cuantas horas de luz recibe al día, que capacidad tienen los contenedores, macetas, jardineras y otros recipientes, así como guardar los datos de crecimiento, Ph, E.C., Temperatura y Humedad de cada planta, imprimir etiquetas, fichas por planta o jardín y ver gráficas comparativas de todos los parámetros. Podrás mantener un álbum de fotos por cada planta y un diario de tareas para cada jardín y/o planta.

Una versión completamente nueva que además puede usar 2 motores de bases de datos, Microsoft SQLServer y Pervasive SQL200i ó Pervasive SQLV8, para guardar los datos de las plantas.

Esta versión incluye una extensa lista de ciudades para el cálculo del orto y ocaso. Visita Earth Google y descarga gratis el programa para visitar virtualmente todo el mundo a vista de satélite y con el que además puedes saber la localización geográfica de cualquier lugar. Estos datos pueden ser utilizados en CannaTools para añadir tu ciudad a la lista de Orto y Ocaso.

Como novedad en la nueva versión 4.2.3 y siguientes se ha añadido un Programador de relés por puerto serie para control de un armario básico de cultivo. Puede controlar hasta 4 relés.

Argentina, marihuana y contradiciones

Me ha resultado curioso el encontrar dos noticias sobre el mismo tema bastante contradictorias.

GOBIERNO NIEGA QUE LIBERE CONSUMO DE MARIHUANA
BUENOS AIRES, 11 (ANSA) – El ministro de Justicia de Argentina, Aníbal Fernández, negó hoy que el gobierno de su país aliente la despenalización del consumo de drogas, pero pidió fortalecer los programas de contención de los adictos para concentrarse en la represión del narcotráfico.
Versiones periodísticas habían indicado el lunes que Fernández propuso la despenalización del consumo de marihuana durante su discurso ante la «51ª Sesión Extraordinaria sobre Consumo de Drogas y Narcotráfico» de la ONU, que delibera en Viena.
Fernández aclaró hoy que «no va a haber nunca droga libre» en Argentina y negó haber afirmado en Naciones Unidas que el gobierno de Cristina Fernández impulsa la despenalización del consumo de estupefacientes.
«El planteo que nosotros hicimos en Naciones Unidas es éste: primero tenemos que hacer una fuerte política de reducción de daño, y esto lo está haciendo el Ministerio de Justicia con los ministerios de Salud, Desarrollo Social y Educación», aclaró Fernández.
El ministro reconoció que la despenalización del consumo personal de drogas será analizada por un comité científico que buscará actualizar las leyes vigentes, pero descartó la versión de «droga libre» lanzada por algunos medios de comunicación.
«Me preocupa mucho el mensaje que están dando porque nadie dijo eso» en la ONU, se quejó el ministro de Justicia y aclaró: «yo no estoy hablando de despenalizar así porque sí».
Fernández aseguró que en la reunión de la ONU en Viena propuso que «el Estado debe hacer un equilibrio fuerte en el derecho a la salud y el mejoramiento de la calidad de vida de su gente en todas las condiciones, también del que es adicto, y la proporcionalidad entre el delito y las sanciones».
«La realidad nos indica que del total de causas federales que tiene este país el 70 por ciento de las causas son por ley de drogas» y «de ese 70 por ciento, el 2,8 por ciento tiene condena».
Fernández detalló que «una causa por tenencia para consumo cuesta (al Estado) 5.000 dólares y un adicto detenido cuesta 1.500 dólares por mes, esa fortuna se despilfarra en algo que no le da la solución al chico, que sigue teniendo la complicación igual». MZU
Vía: Ansa Latina

El consumidor de drogas ya no será delincuente en Argentina
La anunciada legalización del consumo de algunas drogas en Argentina ha levantado una gran polémica en el país. Hasta tal punto que el Gobierno tuvo que aclarar ayer que «nunca habrá droga libre en Buenos Aires». Y es que el Ejecutivo de Cristina Fernández ha anunciado que propondrá un cambio legal por el cual el consumidor no será considerado un delincuente. Un modelo similar al español. Hasta hoy, al menos en el terreno teórico, Argentina practica una política de tolerancia cero respecto a las drogas.

Las autoridades argentinas consideran que esta política ha fracasado porque equipara «al adicto con el traficante», según explicó ayer el ministro de Justicia, Aníbal Fernández. A su juicio, es más importante dar atención médica a los consumidores y perseguir el narcotráfico que emplear los recursos del Estado en abrir procesos penales contra los drogadictos. Un cambio notable en la postura de Argentina, que hasta ahora secundaba la persecución del consumo, ratificada por la Convención de la ONU de 1989.

En Argentina existen unos 440.000 cocainómanos, según datos oficiales. El incremento de la entrada desde Bolivia de esta droga -y sobre todo de los componentes para fabricarla- ha provocado un dramático incremento en su consumo y la introducción del paco, el residuo que queda después de la fabricación de la cocaína. El paco es una droga muy barata -menos de 20 céntimos de euro por dosis- y extremadamente adictiva y letal. También es frecuente el consumo de marihuana y de drogas de diseño.

El anuncio del Gobierno ha provocado la división de opiniones entre los partidarios de atacar el problema con un ángulo similar al que emplean países como España y quienes advierten que la medida provocará un efecto contrario al deseado. Entre ellos, antiguos responsables de la lucha contra el narcotráfico.

Vía: El País

La pequeña Amy Winehouse

Curioso video de La pequeña Amy Winehouse del programa Sálvese quien pueda de Chilevisión.

Según «predica» en el video, la gustan las drogas y es muy viciosa…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=qaW-uj0Ta14[/youtube]

Tango y cocaína

Vía «Cambalache 3,14 – La vidriera irrespetuosa Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé», encuentro este tango.

 

Por primera vez en internet y gracias a la cortesía de Juan Carlos Usó, que lo dejó en los comentarios de la historia anterior, presentamos la letra de El Tango de la cocaína, obra de Josep Amich y música de Joan Viladomat (el mismo que compuso «Fumando espero»). Era parte de una pieza corta («guignol en un acto») de Amichatis del mismo título, estrenada en el teatro Español de Barcelona (Octubre, 1926), que tuvo un gran éxito a finales de los locos 20. Figuró durante años en el repertorio habitual de cupletistas de renombre, como Lolita Arellano y la popular Mary Santpere.

 

I

Soy una flor caída

del vicio fatal, esclava

por el destino vencida

¡Sola en el mundo,

nacida del pecado,

un desalmado

me hizo mujer!

 

Fue aquel querer el yugo

engendro del mal

pendiente fatal

de mi alma verdugo!

Y ya al fin caída

por el fango envilecida

para todos soy

juguete de placer

 

¡Y en la cocaína que otro mundo

me ilumina busco calma

para mi alma de mujer!

Ella endulzó la hiel

de este dolor

que me hizo cruel.

 

REFRÁN

¡Cocaína!

¡Sé que al fin me ha de matar!

¡Me asesina!

pero calma mi pesar

 

Si me deja

todo es sombra en mi vivir.

Sé que al fin me ha de matar

pero no me hace sufrir.

 

II

 

Con la ilusión perdida

ya nada del mundo espero

ni ya nada me importa la vida

Desvanecida

la sombra del pasado

y destrozado

mi corazón

 

Busco el mal, ansiosa,

la droga encontrar

que al fin me ha de dar

la muerte piadosa

 

Reina de la orgía,

su bendita tiranía

poco a poco consumiendo

va mi ser

 

Ella me domina

y otro mundo me ilumina

cuando calma busca

mi alma de mujer

 

Ella endulzó la hiel

de este dolor

que me hizo cruel

Texto completo del análisis mundial de la JIFE

Al considerar el problema de las drogas a nivel mundial se observan dos hechos particularmente inquietantes. En primer lugar, las organizaciones delictivas aprovechan las lagunas de los sistemas de fiscalización de África y el Asia occidental en relación con las sustancias químicas que se utilizan para la fabricación ilícita de drogas e intentan establecer centros de tráfico de productos químicos en esa región. Se han descubierto numerosas remesas sospechosas de precursores destinadas a África. En segundo lugar, es motivo de preocupación el establecimiento de rutas de tráfico de cocaína entre países de América del Sur y de África.

 

Los países que se ven afectados por esos fenómenos deben instaurar medidas adecuadas, tal vez con la asistencia de países más prósperos, animados de un espíritu de responsabilidad compartida, para impedir que su territorio sea utilizado como centro de actividades delictivas. Casi 10 años después de la aprobación de la Declaración sobre los principios rectores de la reducción de la demanda de drogas por parte de la Asamblea General ha llegado el momento de reflexionar sobre las inversiones efectuadas por los Gobiernos para reducir la demanda. Si bien muchos de ellos se han esforzado enormemente, aún queda mucho por hacer. Los Gobiernos deben reconocer que reducir la demanda y la oferta de drogas ilícitas al mismo tiempo son labores complementarias que se refuerzan mutuamente.

 

Insinuar que la legalización de las drogas «solucionaría» el problema mundial que plantean es hacer caso omiso de los hechos históricos. Los primeros esfuerzos de fiscalización internacional de estupefacientes, emprendidos en 1912, coadyuvaron a reducir el flagelo de la opiomanía en algunos países de Asia. Unos 60 años más tarde, gracias a la adhesión al Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971, se redujo considerablemente el uso indebido de esas sustancias, que había planteado graves problemas sanitarios en los decenios de 1950 y 1960. Habida cuenta de esas y otras experiencias, toda insinuación en el sentido de legalizar el uso de drogas ilícitas parece más bien simplista y fuera de lugar. El problema de las drogas no se arregla «así como así». Los Gobiernos deben seguir adoptando medidas para hacer frente al uso indebido y el tráfico ilícito de drogas de manera integral, sostenida y concertada. He ahí la solución. Cruzarse de brazos y no hacer nada nunca será una opción aceptable.

 

Dr. Philip O. Emafo

Presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes

LA JIFE AFIRMA QUE LA APLICACIÓN DESPROPORCIONADA DE LAS LEYES SOBRE DROGAS MENOSCABA LOS TRATADOS

Viena, 5 de marzo (Servicio de Información de las Naciones Unidas) -La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), con sede en Viena, ha exhortado hoy a los Gobiernos a que apliquen la ley de manera proporcionada al procesar a los autores de delitos relacionados con drogas, ya que no hacerlo así puede socavar los esfuerzos por aplicar efectivamente los mismos tratados que se procura hacer cumplir con esas leyes. Eltema central del capítulo I del informe anual de la JIFE correspondiente a 2007, publicado hoy, 5 de marzo de 2008, en Viena (Austria), es el principio de proporcionalidad y los delitos relacionados con drogas. La Junta observa que muchos países han avanzado desde que, en su informe correspondiente a 1996, planteó la cuestión de la proporcionalidad. Sin embargo, algunos países siguen haciendo esfuerzos desproporcionados, concentrándose en los delincuentes menores y los consumidores de drogas, en vez de abordar cuestiones más acuciantes como descubrir, neutralizar y castigar a los que controlan u organizan actividades de narcotráfico a gran escala.

Al mismo tiempo que destaca la necesidad de aplicar a las personas drogodependientes medidas sustitutivas del encarcelamiento, entre ellas el acceso a programas de tratamiento, rehabilitación y reinserción, la Junta insta a los Gobiernos a que presten la debida atención a los casos de abuso de drogas por parte de figuras públicas famosas.

El hecho de que haya personajes famosos que «aprueben» los estilos de vida relacionados con las drogas reviste especial importancia cuando se intenta disuadir a los jóvenes de que las consuman, ya que la juventud suele ser la más vulnerable al culto de la fama y alglamour que la rodea. En el informe se recuerda que cuando una persona famosa consume drogas está infringiendo la ley. Los jóvenes pueden prejuzgar rápidamente que esos infractores son tratados con indulgencia y reaccionar en consecuencia. Esa situación suscita dudas sobre la imparcialidad del sistema de justicia y podría socavar iniciativas sociales más amplias encaminadas a reducir la demanda de drogas. Lo mismo puede decirse con respecto a los autores de delitos más graves relacionados con drogas. En el informe se indica que existen amplias diferencias entre países y regiones en cuanto a la tolerancia hacia los delitos relacionados con drogas y sus autores. Las sanciones aplicadas a delitos análogos pueden resultar muy severas en algunos lugares, pero poco severas en otros. Los tratados de fiscalización internacional de drogas, que están bajo la custodia de la JIFE, promueven y facilitan respuestas proporcionadas de parte de los Estados a los delitos relacionados con drogas y sus autores. Sin embargo, sólo establecen normas mínimas. Si bien eso no plantea problemas cuando se trata de sancionar el tráfico de drogas a gran escala, no existe un «instinto moral» universal sobre lo que está bien o está mal cuando se trata de imponer un castigo en los casos menos graves. Muchos Estados imponen pena de prisión incondicional a los toxicómanos por delitos menos graves, por ejemplo, la posesión o adquisición de drogas para consumo personal, y esos infractores por lo general constituyen una proporción considerable de la creciente población carcelaria de algunos países.

Citando los casos de Afganistán y de Colombia, la JIFE señala la complejidad cada vez mayor de las operaciones de tráfico de drogas y la corriente aún desenfrenada de fondos procedentes de la droga a través de las fronteras internacionales.

En consonancia con la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, hace un llamamiento a los Gobiernos para que haya «una acción decidida, firme y bien coordinada … de parte de las autoridades policiales y judiciales, en particular para intercambiar inteligencia y pruebas con los Estados que estén en condiciones de emprender una acción efectiva para decomisar bienes». En su informe, la JIFE insta enérgicamente a los Gobiernos a que adopten varias medidas correctivas, entre ellas asignar un alto grado de prioridad a la promulgación y aplicación de leyes que faciliten el embargo preventivo y la incautación de los bienes de los traficantes de drogas. También insta a los Estados Miembros a que amplíen el alcance de los programas de tratamiento del abuso de drogas y rehabilitación en el entorno penitenciario y el acceso a esos programas. Además, pide a los Gobiernos que aumenten la variedad de sanciones privativas y no privativas de libertad y que consideren la posibilidad de recurrir a tribunales especializados en cuestiones de drogas con objeto de prestar atención, en particular, a las personas que sean muy propensas a recaer en un estilo de vida de alto riesgo, lo que abarcaría la remisión a tratamiento obligatorio, cuando proceda, como medida sustitutiva del encarcelamiento.


ASPECTOS REGIONALES DESTACADOS

AFRICA

En su informe anual, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes afirma que el África occidental se está convirtiendo rápidamente en una ruta importante de contrabando de cocaína procedente de América Latina hacia Europa y a través de ésta. Según estimaciones de la Interpol, llegan a Europa de 200 a 300 toneladas de cocaína, principalmente a través del África occidental, donde la droga se almacena y reacondiciona para ser transportada. Los países del África occidental carecen de los medios necesarios para contrarrestar ese problema. Ocurre también que los traficantes utilizan cada vez más a África, en particular el África central, como zona de reexpedición de precursores como la efedrina y la seudoefedrina. La carencia de una legislación sólida contra el tráfico de precursores en la mayoría de los países de África facilita la obtención de productos químicos para la fabricación ilícita de drogas. El 7,6% de los consumidores de cocaína del mundo se encuentra en África, especialmente en países del África occidental y meridional y la zona costera del África septentrional. El cannabis sigue siendo la droga que más se consume en África, donde el consumo también va en aumento. Hay cultivo ilícito de planta de cannabis y contrabando de cannabis a través de la región a América del Norte y Europa. Los principales productores de cannabis de la región son países del África occidental (Benin, Ghana, Nigeria y Togo), el África meridional (Malawi, Sudáfrica, Swazilandia y Zambia) y el África oriental (las Comoras, Etiopía, Kenya, Madagascar, la República Unida de Tanzanía y Uganda). Marruecos sigue siendo uno de los productores principales de resina de cannabis, sustancia esta que se introduce de contrabando en Europa. En algunos países de África aumenta el tráfico y el abuso de heroína. La droga se pasa de contrabando por vía aérea del Asia sudoccidental a Europa a través del África oriental (Etiopía, Kenya y la República Unida de Tanzanía) y el África occidental (Côte d’Ivoire, Ghana y Nigeria) y a América del Norte a través del África occidental. Además, se utiliza el servicio de paquetes postales para introducir heroína clandestinamente en Nigeria y Sudáfrica, así como también en Côte d’Ivoire, Malí, Mozambique y la República Democrática del Congo.

Otro problema que se plantea en la región es el uso indebido de preparados farmacéuticos que contienen estupefacientes y sustancias sicotrópicas obtenidos sin receta médica por conducto de vendedores ambulantes y encargados de los servicios de atención de la salud. Los Gobiernos de África han de abordar el problema, que tiene graves repercusiones para la salud de su población y su estructura social.


AMERICA CENTRAL Y EL CARIBE

Los traficantes de drogas siguen utilizando la región como zona de tránsito y reexpedición de drogas ilícitas que se envían a los Estados Unidos y Europa. Se calcula que el 88% de la cocaína que ingresa en los Estados Unidos pasa por América Central y el 40% de la que ingresa en Europa pasa por el Caribe, transportada principalmente por aguas del Caribe y el Pacífico o a lo largo del corredor de América Central. La participación cada vezmayor de grupos delictivos nacionales e internacionales en el narcotráfico socava el Estado de derecho en la región. En El Salvador, Guatemala y Honduras esa situación seve exacerbada por las pandillas juveniles o maras, que a menudo controlan la venta callejera de clorhidrato de cocaína y crack. En América Central y el Caribe se observa un aumento del uso indebido y el tráfico de cannabis. Si bien la producción ha disminuido, Jamaica sigue siendo el principal productor de cannabis y el principal exportador de esa sustancia a otras regiones. Jamaica también presenta la mayor prevalencia anual de uso indebido de cannabis: el 10% de las personas de 15 a 64 años de edad.

El aumento de la incautación de MDMA es también un indicio de que la región se viene utilizando como zona de tránsito, lo que da lugar a un consumo creciente de drogas. La Junta alienta a lospaíses de América Central y el Caribe a reforzar la fiscalización de los precursores para impedir la desviación y el contrabando de esas sustancias hacia otras zonas para ser utilizadas en la producción ilícita de metanfetamina.

 

AMERICA DEL NORTE

Es motivo de preocupación en la región el acusado aumento del contenido de tetrahidrocannabinol (THC) del cannabis, cuya potencia se ha multiplicado por 10 en comparación con el promedio del decenio de 1960. El THC es el ingrediente activo de la planta de cannabis. En América del Norte hay una gran producción de cannabis. Los Estados Unidos de América, México y el Canadá producen alrededor de 5.000, 4.000 y 800 toneladas de cannabis,respectivamente. En el Canadá la producción interna basta para atender a la demanda. El 90% de la cocaína que ingresa de contrabando en los Estados Unidos procede de Colombia y pasa por el corredor de México y América Central. Todos los años ingresan en el Canadá entre 15 y 25 toneladas de cocaína, principalmente procedente de Colombia a través de los Estados Unidos o en remesas enviadas desde el Caribe.

En América del Norte el tráfico de drogas está controlado por organizaciones delictivas poderosas que cuentan con ingentes recursos. Esos grupos delictivos vienen librando una guerra abierta contra las autoridades mexicanas para lograr que México siga siendo la principal ruta de tránsito de la mayoría de las remesas de cocaína destinadas a los Estados Unidos. También siguen lucrando con el tráfico de heroína, metanfetamina y cannabis en los Estados Unidos.

Se calcula que en los Estados Unidos unos 6,4 millones de personas abusan de medicamentos de venta con receta que contienen sustancias sujetas a fiscalización internacional. La Junta exhorta al Gobierno del Canadá a que suprima programas como el de suministro de “equipos más segurosâ€? para fumar crack, que comprenden la boquilla y el filtro de la pipa, aprobado por la Dirección de Salud de la Isla de Vancouver, ya que esos programas contravienen el artículo 13 de la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas de 1988. La distribución de ese material, entre otras cosas, pipas de crack, a los consumidores en Ottawa y Toronto y la existencia de lugares de inyección de drogas son contrarias a los tratados de fiscalización internacional de sustancias, a los que se ha adherido el Canadá.

 

AMERICA DEL SUR

Los estudios recientes efectuados en la región muestran que sigue aumentando allí el abuso de cocaína. Casi el 50% de los drogodependientes que siguen un tratamiento, abusan de estupefacientes del tipo de la cocaína y el 26% de ellos abusan del cannabis. La delincuencia organizada, la violencia y los homicidios relacionados con las drogas siguieron causando estragos en los países de América del Sur. El fortalecimiento de la cooperación entre las autoridades policiales de la región redundó en la incautación de un volumen de cocaína que representa alrededor del 40% de la fabricación ilícita mundial de esa droga.

Toda la región se ve afectada por el cultivo ilícito a gran escala de arbusto de coca, adormidera y planta de cannabis, así como por la fabricación y el tráfico de drogas ilícitas. Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en 2006 el 50% del cultivo mundial de arbusto de coca correspondió a Colombia, el 33% al Perú y el 17% a Bolivia. El cultivo ilícito de arbusto de coca se extendió en pequeña escala al Ecuador y la República Bolivariana de Venezuela.

En Colombia la superficie total estimada de cultivo ilícito de arbusto de coca disminuyó notablemente en 2006, hasta llegar a 78.000 hectáreas, cifra que equivale a alrededor de la mitad de la registrada en 2000 (163.000 hectáreas). En el Perú la superficie total de cultivo de arbusto de coca aumentó a 51.400 hectáreas en 2006. También aumentó ese año en Bolivia a 27.500 hectáreas (el 8%). En América del Sur la fabricación prevista de cocaína fue de 800 a 1.000 toneladas por año entre 1997 y 2006. En 2006 se intensificaron en Colombia las actividades de erradicación del cultivo ilícito de arbusto de coca y se logró erradicarlo en una extensión sin precedentes de 213.555 hectáreas, lo que equivale a un 26% más que en 2005. Sin embargo, los esfuerzos de erradicación se vieron contrarrestados, principalmente en Colombia, por el mejoramiento de los métodos de cultivo, la siembra de nuevas variedades de arbusto de coca y la eficiencia cada vezmayor de los laboratorios clandestinos que procesan la hoja de coca. En el Perú se erradicaron cultivos ilícitos de arbusto de coca en 12.686 hectáreas. En Bolivia se erradicaron cultivos de arbusto de coca en 5.070 hectáreas.

La Junta pide a los Gobiernos de Bolivia y el Perú que adopten medidas para prohibir la venta, la utilización y los intentos de exportar hoja de coca con fines incompatibles con los tratados de fiscalización internacional de drogas. Preocupan a la Junta las repercusiones negativas del aumento de la producción de hoja de coca y la fabricación de cocaína en la región. Prácticamente en todos los países de América del Sur se produce cannabis, y el principal productor de la región es el Paraguay. Ese país abastece parcialmente al mercado ilícito de cannabis del Brasil. En la República Bolivariana de Venezuela el volumen de cannabis incautado en 2006 superó las 21 toneladas, y en otros países, entre ellos el Ecuador y el Perú, se registraron menores volúmenes de incautación. Según las estimaciones, el uso indebido de cannabis en la región es del 2,3%, porcentaje inferior al promedio mundial. A fines de 2006, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y el Observatorio Interamericano sobre Drogas publicaron el primer estudio comparativo sobre el uso de drogas en la población escolar secundaria en la Argentina, Bolivia, el Brasil, Chile, Colombia, el Ecuador, el Paraguay, el Perú y el Uruguay. Según el estudio, la prevalencia del uso indebido de drogas durante el año anterior había alcanzado el nivel más elevado en Chile en lo que respecta al cannabis (12,7%) y en la Argentina en lo que respecta a la cocaína (2,5%).

 

ASIA

Asia oriental y sudoriental

El Asia oriental y sudoriental ha dejado de ser uno de los principales productores de adormidera ilícita, si bien se sigue fabricando allí heroína ilícitamente. Myanmar sigue siendo el país con mayor cultivo ilícito de adormidera de la región (27.700 hectáreas en 2007 en total, lo que entraña un aumento con respecto a 2006). En la República Democrática Popular Lao la superficie de cultivo ilícito de adormidera fue de 1.500 hectáreas en 2007, la menor cifra registrada desde 1992 La incautación considerable de precursores en Camboya, China y Myanmar revela un aumento de la fabricación ilícita y el tráfico de estimulantes de tipo anfetamínico en la región. Se han desmantelado varios laboratorios clandestinos dedicados a la transformación de clorhidrato de cocaína en crack. El uso indebido de estimulantes de tipo anfetamínico, en particular de metanfetamina, está aumentando en toda la región. Otro motivo de preocupación es la propagación del VIH/SIDA causada por el consumo de heroína y metanfetamina por inyección.

El cultivo ilícito de cannabis sigue planteando problemas en Camboya, Filipinas, Indonesia y Tailandia. La República de Corea posee uno de los índices más elevados de prescripción de estimulantes usados como anorexígenos, entre ellos la fendimetracina. La Junta alienta al Gobierno a investigar lo que hay detrás del consumo extraordinariamente elevado de estimulantes, observando y analizando a fondo las pautas de prescripción de medicamentos. El Gobierno también debería instruir a los médicos y al público en general sobre el uso racional de los estupefacientes y las sustancias sicotrópicas y

promover prácticas sólidas de prescripción de medicamentos. Asia meridional El tráfico y consumo de cannabis y heroína aumentan cada vez más en el Asia meridional. Los traficantes del África occidental utilizan a los países de la región, principalmente a la India, para el tráfico de cocaína. Se envía cocaína de América del Sur a la India en pequeñas cantidades y allí se intercambia por heroína del Asia sudoccidental destinada a América del Norte o Europa. La India está pasando a ser uno de los principales países de tránsito, y también de destino, del tráfico de drogas. El contrabando transfronterizo es relativamente fácil debido a la permeabilidad de las fronteras entre Bangladesh, Bhután, la India y Nepal. El cultivo ilícito y el consumo de cannabis siguen planteando problemas en la mayoría de los países del Asia meridional.

Algunos productos farmacéuticos fabricados en forma legítima, entre ellos jarabes a base de codeína, sustancias del grupo de la benzodiazepina y buprenorfina, se introducen de contrabando desde la India en Bangladesh, Bhután, Nepal y Sri Lanka. En la India hay grupos delictivos organizados que se dedican al tráfico de estimulantes de tipo anfetamínico. En el Asia meridional el consumo de heroína y productos farmacéuticos por inyección contribuye a la propagación del VIH/SIDA. En la India las zonas de mayor incidencia de la infección por el VIH/SIDA relacionada con las drogas siguen siendo la frontera nororiental con Myanmar y las grandes zonas urbanas. En Maldivas, del 20% al 25% de los drogodependientes consumen drogas por inyección. El porcentaje de drogodependientes que se inyectan drogas aumentó del 8% en 2003 al 29% en 2006, y el 75% de los autores de delitos relacionados con drogas que están en la cárcel son consumidores de drogas. La Junta observa con preocupación que en Bhután y en Nepal no se dispone de información adecuada sobre el abuso de drogas.

 

Asia occidental

En 2007, el cultivo ilícito de adormidera aumentó un 17% en el Afganistán, pese a los esfuerzos del Gobierno y a la asistencia que le prestó la comunidad internacional a lo largo de los cinco últimos años. Con una superficie total de cultivo de 193.000 hectáreas y una producción de opio calculada en 8.200 toneladas, corresponde ahora al Afganistán el 93% del mercado ilícito mundial de opiáceos.

La Junta expresa su preocupación por el hecho de que en el Afganistán se siga disponiendo de precursores, en particular de anhídrido acético, para la fabricación ilícita de heroína y recuerda a todos los Gobiernos que ese país no tiene necesidades legítimas de esa sustancia. El contrabando de opiáceos del Afganistán se desplaza principalmente a través de la República Islámica del Irán, el Pakistán y países del Asia central. El tráfico de drogas a gran escala en esos países redunda en delincuencia organizada, corrupción y una elevada demanda ilícita de opiáceos. En la República Islámica del Irán se registra la mayor tasa de abuso de opiáceos del mundo. La mayor oferta de opiáceos en el Asia central trajo aparejado un ascenso alarmante de la delincuencia relacionada con las drogas, el abuso de estupefacientes y la propagación del VIH/SIDA. El número de casos de VIH/SIDA registrados oficialmente en la región pasó de 14.799 en 2005 a 19.197 en 2006, es decir, aumentó un 30%, debido principalmente al consumo de drogas por inyección. El Cáucaso meridional se viene utilizando también como zona de tránsito de las remesas de opiáceos procedentes del Afganistán, lo que da lugar al aumento del abuso de drogas. La situación con respecto al tráfico y el uso indebido de drogas probablemente seguirá empeorando en Armenia, Azerbaiyán y Georgia. La Junta recomienda un mejor intercambio de información, un control fronterizo más eficiente y la coordinación regional y nacional de las actividades de fiscalización de drogas.

Varios países de la región se utilizan para el tráfico de drogas, entre ellos la República Árabe Siria, país de tránsito de cannabis, cocaína, heroína y morfina hacia Jordania y el Líbano, y de comprimidos falsificados de Captagon (que contienen principalmente anfetamina) hacia países del Golfo Pérsico. Otro problema de la región es el uso indebido de estimulantes de tipo anfetamínico, que sigue extendiéndose en la República Islámica del Irán, Turquía y varios países de la península arábiga.

 

EUROPA

El cannabis sigue siendo la droga que más se consume en Europa. Europa occidental sigue siendo el mayor mercado mundial de resina de cannabis, si bien la incautación de ésta ha disminuido en algunos países de la región, hecho que puede estar vinculado a la disminución de la producción en Marruecos. Se ha informado de la existencia de cultivo ilícito de planta de cannabis en Albania, Alemania, Bélgica, Bulgaria, los Países Bajos y Polonia. En Alemania, el cultivo ilícito de plantas de cannabis bajo techo y con equipo profesional ha venido aumentando desde 2002. España e Italia poseen la mayor prevalencia anual de consumo de cannabis de Europa occidental. Si bien en Italia aumentó la prevalencia anual del consumo de cannabis por parte de los jóvenes y los adultos, en España permaneció estable. En el Reino Unido se registró una disminución de la prevalencia anual y mensual del consumo de cannabis en Gales e Inglaterra. Bulgaria, Grecia, Malta y Rumania comunicaron los menores porcentajes de consumo. Europa sigue siendo el segundo de los principales mercados de cocaína del mundo. En 2006 la incautación de cocaína aumentó considerablemente en Alemania, España, Finlandia, Irlanda, Portugal y Suiza y disminuyó en Austria. Los índices más elevados de consumo de cocaína se registran en España, el Reino Unido e Italia.

Prácticamente toda la heroína que circula en los mercados de drogas ilícitas de Europa se origina en el Afganistán. Turquía es el principal corredor para el traslado de las remesas de esa droga a Europa occidental y sirve de punto de partida de la ruta de los Balcanes. También se pasa heroína de contrabando a lo largo de la llamada “ruta de la sedaâ€?, a través del Asia central, hacia la Federación de Rusia, donde se consume o se transporta hacia Estados miembros de la Unión Europea. Por otra parte, el tráfico de heroína pasa a lo largo de otra ruta que va del Afganistán al Pakistán y, desde allí, por aire o por mar, a Europa.

En la mayoría de los países de Europa occidental disminuye la incautación de heroína; sólo ha aumentado en España y Alemania. Se utiliza cada vez más el ramal meridional de la ruta de los Balcanes, que pasa por Estambul, Sofía, Belgrado y Zagreb, para el contrabando de opiáceos de origen afgano hacia la Federación de Rusia y otros países de la región.

Se calcula que 3,3 millones de personas consumen heroína en Europa. El consumo de opiáceos ha permanecido estable o ha disminuido en Europa occidental y central, si bien ha aumentado en la Federación de Rusia y en otros países de Europa oriental, así como en algunos países de Europa sudoriental situados a lo largo de la ruta de los Balcanes. La demanda de tratamiento del abuso de opiáceos esmayor en Europa oriental (61%) que en Europa occidental (55%). Europa sigue siendo uno de los principales lugares de origen de los estimulantes de tipo anfetamínico. La incautación de esas sustancias ha aumentado en Alemania, los Países Bajos y el Reino Unido. En 2006, las autoridades de la Federación de Rusia descubrieron 1.700 instalaciones de fabricación clandestina, entre ellas 136 laboratorios químicos utilizados para la fabricación ilícita de drogas sintéticas. La incautación de MDMA parece disminuir en Europa, y en Alemania y España el descenso ha sido notable. Si bien la prevalencia anual ha disminuido, el consumo más elevado de MDMA se registra en el Reino Unido (Gales e Irlanda del Norte) y en España.

 

OCEANIA

En Oceanía el abuso de cannabis y de estimulantes de tipo anfetamínico es uno de los más elevados del mundo. El cannabis sigue siendo la droga que más se consume en Australia y Nueva Zelandia. Los Estados Federados de Micronesia y Papua Nueva Guinea comunicaron tasas de consumo superiores al 29%. En Australia, el 11% del grupo de población de más de 14 años de edad consume cannabis. Hay cultivo ilícito de planta de cannabis en Australia y Nueva Zelandia. En Australia y Nueva Zelandia se registran tasas elevadas de consumo de estimulantes de tipo anfetamínico. La fabricación ilícita de esos estimulantes, incluida la metanfetamina, continúa en Oceanía. En Australia, al parecer Queensland constituye un centro de fabricación clandestina de estimulantes de tipo anfetamínico que abastece a todo el país. En Australia y Nueva Zelandia, la incautación reciente de seudoefedrina y efedrina, precursores utilizados en la fabricación ilícita de esos estimulantes, indica que los delincuentes están recurriendo al contrabando de preparados farmacéuticos que contienen precursores para utilizarlos en la fabricación clandestina de estimulantes de tipo anfetamínico. Todavía es un problema en la región el tráfico de sustancias no sometidas a fiscalización internacional, como la gamma-butirolactona (GBL) y la ketamina. Los Estados insulares de Oceanía se utilizan cada vez más como zonas de reexpedición para el contrabando de estimulantes de tipo anfetamínico y otras drogas ilícitas. Preocupa a la Junta la falta de información suficiente sobre la situación en materia de drogas en toda la región.