Detección de heroína sin destrozar el alijo más eficiente y rápida

En la Universidad de Valencia e investigadores del Ministerio del Interior han creado un nuevo método para la detección de heroína alijada com mayor rapidez.

Este método, que según uno de los autores del trabajo perteneciente al Departamento de Química Analítica de la Universitat de València , Salvador Garrigues, «acorta el tiempo de análisis», utiliza la espectroscopía en el infrarrojo cercano (NIR).

Otra de las ventajas del modelo, que se ha publicado este mes en la revista Analytical Chemistry, es que puede determinar la procedencia de la heroína, aunque se requiere disponer de muestras del mismo tipo previamente analizadas.

Ya han empezado a desarrollar el mismo sistema para la derección de Cocaína.

Vía: Las Provincias

[IACM] Expertos reconocen unánimemente el valor médico de cannabis

Alemania: Los expertos reconocen unánimemente el valor médico de cannabis y el dronabinol.

En una audiencia pública celebrada por el Comité de Salud del Parlamento alemán el 15 de octubre de 2008, todos los expertos estuvieron de acuerdo en que está probado el valor médico del dronabinol (THC) y del cannabis para ciertas enfermedades. Todos los médicos y expertos jurídicos declararon además que la situación actual no es satisfactoria para los pacientes. Sólo el representante de la industria de los seguros de enfermedad insistió que aún está por demostrar los beneficios médicos de un tratamiento con dronabinol y, por tanto, los seguros de enfermedad no deben estar obligados a pagar dicho tratamiento.

La audiencia pública se celebró en respuesta a petición de los grupos parlamentarios Verde y la «izquierda», los cuales exigieron que con celeridad se establezcan las normas que impulsen a los seguros médicos a pagar más a menudo un tratamiento con THC y a poner fin a la criminalización de las personas que necesitan cannabis por razones médicas y que no pueden permitirse el lujo de pagar el dronabinol. Si bien la Sociedad Alemana de Medicina del Dolor y la Sociedad Alemana de Medicina de la Adicción apoyan estas peticiones, otras instituciones (la asociación alemana de esclerosis múltiple o la Asociación Alemana de Médicos) se oponen a la asistencia médica de la auto-medicación con fármacos cannabinoides no certificados. Sin embargo, apoyan el uso terapéutico de productos cannabinoides garantizados por las farmacéuticas. Representantes de la Asociación por el Cannabis Medicinal (ACM) señalan que el sistema actual representa una medicina dual y clasista en el que los ricos pueden permitirse el lujo de comprar en las farmacias dronabinol mientras la mayoría de los pacientes se ven obligados a la ilegalidad si quieren beneficiarse del cannabis. La actual criminalización de los enfermos que se auto-medican no está justifica mientras no se les oferten otras alternativas.

Amplia información en la página del Bundestag alemán

Vía: IACM

Colección Psiconáutica

Con este título Colección Psiconáutica, han habilitado una sección en el portal de Energy Control. Nos presentan los libros que la editorial Amargord ha editado sobre drogas hasta el momento.

Desde el cannabis a la ketamina. Muy buena colección de referencia en el mundo de las drogas, no sólo para el consunidor, pueden ser de mucha ayuda en Centros de Atención al Drogodependiente al igual que a todo el personal que en su trabajo o tiempo libre se dedique a la ayuda de conmidores enganchados.

Prohibida la venta, de drogas, desde 1932

Desde 1932 está prohibida la venta en España de distintas sutancias.

Con la proclamación de la II República la política contra las drogas no se atemperó, sino que se intensificó, especialmente con la prohibición incondicional de la heroína en 1932 y la promulgación al año siguiente de la Ley de Vagos y Maleantes, por la que fueron declarados en “estado peligroso” y quedaron sometidos a “medidas de seguridad”, entre otros, los “ebrios y toxicómanos habituales”.

J.C. Usó

En este clip de «¿Qué he hecho yo para merecer esto!», la farmacéutica lo deja muy claro.

Madrid Bike Tour 2008. En bici con el PND

Algunas noticias y eventos me dejan sorprendidos.

Este no es para menos, el PND y el Ministerio de Sanidad convocan una marcha en bicicleta «Madrid Bike Tour 2008«.

Me sorprende, no el hecho de la convocatoria, sino la manera de atraer gente a esta marcha.

La inscripción cuesta 60,00€. Incluye, casco y bicicleta (valorada en unos 150,00€).

Si te han robado tu bici, puedes conseguir una nueva  a un precio asequible.

Es el día 9 de noviembre, desde el Parque del Retiro al Paseo de Camoens, unos 13 km. La inscripción la puedes realizar en los centros comerciales del triángulo verde.

De interés para las tiendas de cultivo. Grow Shop

A través del correo me ha llegado esta información de Enrique Fornés Ángeles. Creo que es de interés para las tiendas y por lo tanto, para los cultivadores:

Apreciados Grow Shops:

1.- Compraros en una papelería un bonito catálogo de comercial de 20 hojas, vale unos 5 euros. Poned el Plan Pié, un folio en cada hoja (son 7 folios). Tenedlo a disposición del público, autoridades policiales, judiciales y sanitarias. Cuando salga alguna noticia sobre la legalidad de mostrar esquejes, haced una fotocopia y ponerla en el catálogo. DEDICAR EL CATALOGO A VUESTRA SEGURIDAD. Incluso no es mala idea comprar dos catálogos; si acude la policía, que se lleve uno para enseñarselo a sus jefes.

2.- Inudad vuestro Grow de plantas vivas. Esto os traerá clientes. Mostrar las plantas es de una enorme importancia política, de gran visión política. Tendrá efecto ‘bola de nieve’. TODOS los Grow Shops teneis que mostrar plantas vivas. Un Grow que no muestre plantas es como un agua que no apaga la sed: deja insatisfecho. Poneros una fecha, por ejemplo, a partir del 1 de noviembre todos debeis mostrar plantas vivas en vuestro local.

Cierto es que en esta guerra contra la Prohibición, yo estoy muy cómodo desde mi casita, con mi boligrafo, mientras vosotros estais en el campo de batalla y os exponeis a multas y procedimientos penales. En esta guerra no sobramos nadie. Suerte.

En el reciente número de Soft Secrets (número 5 de 2008), aparece el titular en portada ‘EXPONER PLANTAS EN LAS GROW ES LEGAL’ y en la página 16 aparece un artículo del prestigioso abogado Hector Brotons que confirma la viabilidad del Plan Pié. Guardad este ejemplar de Soft Secrets como oro en paño, os puede ser muy útil, añadidlo al catálogo.

Envío el presente e-mail a unas 150 direcciones de Grow Shops y activistas. Los que tengais listados de direcciones, reenviad este mensaje, debe llegar a las 550 Grows que existen aproximadamente y a los 2000 activistas. Los clientes de las Grow, deben exigir a su local que muestre plantas vivas.

Los que no hayais oido hablar del Plan Pié, tecleadlo en google, está en varias páginas webs. Especialmente el anexo 2 debe estar bien a la vista, sobre cada armario de cultivo. Imprimid varias copias de este anexo 2, que sean bien visibles en el local.

Los Grow Shops que vayais mostrando plantas vivas, comunicadmelo, a fin de llevar la cuenta. E-mail: enriquefornesangeles@hotmail.com

Recibid un afectuoso saludo. Fdo. Enrique Fornés Ángeles. Activista. Abogado. Valencia, 17 de octubre 2008.

Plan Pié. Enrique Fornés

ENRIQUE FORNÉS ÁNGELES

Licenciado en derecho.

PLAN Pié

(PUNTOS DE INTERCAMBIO DE ESQUEJES)

Queridísimos Grow shops, cultivadores, amigos antiprohibicionistas:

Os adjunto un Plan para que a partir del 1 de marzo de 2008 cultiveis plantas de cannabis con total tranquilidad y tengais esquejes de ornamento en el local.

Es importante para el antiprohibicionismo la prosperidad de los Grow shops y que acudan allí personas de todas las edades (hay que llegar a la tercera edad), que se hable, que se vean armarios con esquejes y plantas de cannabis, que sea un punto de libertad dinamizador, unificador, con una exquisita atención al cliente.

Debeis aportar, individualmente y entre todos, más creatividad a este plan. Poneros en contacto con los Grow Shpos de vuestra provincia, intercambiar ideas.

Os adjunto los siguientes Anexos:

ANEXO 1.- EXPOSICIÓN DE LA IDEA.

ANEXO 2.- EJEMPLO DE CARTEL.

ANEXO 3.- EJEMPLO DE CARTEL.

ANEXO 4.- EJEMPLO DE CARTEL.

ANEXO 5.- EJEMPLO DE SOLICITUD DE INTERCAMBIO

ANEXO 6. INFORME JURIDICO SOBRE EL CULTIVO DE PLANTAS DE CANNABIS.

Hace 7 años, en el año 2001, fui el abogado de 54 Growshop de toda España, personas a las que recuerdo de forma muy grata, a las que durante 6 meses seguidos presté asesoramiento telefónico y les envié boletines redactados por mí sobre aspectos legales de su interés: la venta de semillas, el cultivo de la planta de cannabis, productos smart, psilocybes, esquejes, multas administrativas por tenencia ilícita.

Con este plan pié espero daros algo útil y divertirnos todos con vuestra exposición de esquejes. Animo valientes. Recibid todos-as un afectuoso saludo. Valencia, 1 de febrero de 2008. Fdo. Enrique Fornes.

ANEXO 1.- EXPOSICIÓN DE LA IDEA. Plan Pié.

PUNTO DE INTERCABIO DE ESQUEJES

A) DESCRIPCIÓN DE LA IDEA.

La idea consiste en poner un Tablón en cada Growshop, llamarlo «Pié», tablón Pié o punto pié (Punto de Intercambio de Esquejes) y animar a los clientes a que intercambien sus esquejes, dandoles todo tipo de asesoramiento y facilidades, como la de que el Growshop sea el punto de encuentro del intercambio y todo aquello que se os ocurra.

A parte, teneis vuestro armario de cultivo con plantas de cannabis. Lo haceis por compromiso con promover la cultura en la planta de cannabis. No vendeis esquejes, pues sería una infracción administrativa de la Orden 190/2004, de 28 de enero.

B).- MEDIOS DE REALIZACIÓN PARA LLEVARLA A CABO.

Un tablón de corcho, chinchetas y facilitar formularios en blanco para que las personas pidan el intercambio de esquejes. Puede llamarse «Tablón Pié». Si no disponeis de espacio en el local para un tablón podeis disponer de una «Libreta Pié», un cuaderno, a disposición de los clientes donde ir apuntando las variedades que se intercambian.

Carteles anunciadores que indiquen la intención de crear el punto de intercambio y el cultivo de esquejes. Se adjuntan ejemplos en los anexos 2,3 y 4.

– Contar con algún armario de cultivo y esquejes de plantas de cannabis en el escaparate o dentro de la tienda. Son muy bonitos de ver y perfectamente legales.

Contar con al menos un informe jurídico que indique que no hay delito ni sanción administrativa por facilitar el intercambio de esquejes ni por mostrar esquejes en el local. Os adjunto Informe Jurídico como anexo 6.

ANEXO 2. EJEMPLO DE CARTEL. Plan Pié

A PARTIR DEL 1 DE MARZO DE 2008

ESTE GROWSHOP MOSTRARÁ

ESQUEJES DE CANNABIS CON FINES HORTICOLAS PARA ORNAMENTO

NO SE VENDEN. NO HAY COMERCIALIZACIÓN.

Actividad perfectamente legal. Contamos con informes juridicos a disposición del público, autoridades judiciales, policiales y sanitarias.

(Art. 28.2 Convención Unica de 1961)

ANEXO 3. EJEMPLO DE CARTEL. Plan Pié

A partir del 1 de marzo de 2008

TABLÓN Pié

(Punto de Intercambio de Esquejes)

Pon la variedad que buscas, pon la variedad que tienes para intercambiar y deja tus datos.

Los esquejes deben ser de genética conocida, estar perfectamente sanos, verdes, sin bichos y con las raicillas blancas.

ANEXO 4.- EJEMPLO DE CARTEL. Plan Pié

ESTE GROWSHOP….

VA A HABLAR….

Es el momento. Algo nos une. Vamos a fluir todos en masa, como

«puntitos de libertad», desde todos los barrios. Juntos podemos.

CONFORME AL PLAN Pié: EL PROXIMO SABADO 1 DE MARZO DE 2008, ESTE GROWSHOP SE PONDRÁ EN MARCHA CON UNA CAMPAÑA A NIVEL DEL ESTADO ESPAÑOL: 1.- INTERCAMBIO DE ESQUEJES ENTRE LOS CLIENTES (TABLÓN Pié). 2.- CULTIVO DE ESQUEJES POR PARTE DE ESTE GROWSHOP CON FINES HORTICOLAS (ORNAMENTALES, NO SE VENDEN).

EL PROXIMO SABADO 7 DE JUNIO DE 2008, A LAS 11.30 HORAS GRAN DIA DEL CLIENTE Y EL INTERCAMBIO DE ESQUEJES. VEN CON TU ESQUEJITO Y NEGOCIA SU CAMBIO CON OTROS CLIENTES.

Son los pueblos los que se liberan a sí mismos

SOLO ES CAPAZ DE VER LOS SUEÑOS, QUIEN ESTÁ DESPIERTO CUANDO LLEGA LA HORA

ANEXO 5.- EJEMPLO DE SOLICITUD DE INTERCAMBIO DE ESQUEJE. Plan Pié

NOMBRE/NICK:

MOVIL/E-MAIL:

NUMERO DE ESQUEJES DE QUE DISPONGO:

VARIEDADES QUE DISPONGO:

BUSCO VARIEDAD:

NOMBRE/NICK:

MOVIL/E-MAIL:

NUMERO DE ESQUEJES DE QUE DISPONGO:

VARIEDADES QUE DISPONGO:

BUSCO VARIEDAD:

NOMBRE/NICK:

MOVIL/E-MAIL:

NUMERO DE ESQUEJES DE QUE DISPONGO:

VARIEDADES QUE DISPONGO:

BUSCO VARIEDAD:

NOMBRE/NICK:

MOVIL/E-MAIL:

NUMERO DE ESQUEJES DE QUE DISPONGO:

VARIEDADES QUE DISPONGO:

BUSCO VARIEDAD:

NOMBRE/NICK:

MOVIL/E-MAIL:

NUMERO DE ESQUEJES DE QUE DISPONGO:

VARIEDADES QUE DISPONGO:

BUSCO VARIEDAD:

NOMBRE/NICK:

MOVIL/E-MAIL:

NUMERO DE ESQUEJES DE QUE DISPONGO:

VARIEDADES QUE DISPONGO:

BUSCO VARIEDAD:

ANEXO 6.- INFORME JURIDICO SOBRE EL CULTIVO DE PLANTAS DE CANNABIS. Plan Pié

EL CULTIVO PLANTAS DE CANNABIS

1.- SOBRE LA LEGALIDAD.

El cultivo de cualquier género de la planta de cannabis es perfectamente legal, las plantas no son sustancia estupefaciente y no figuran en ninguna Lista Internacional.

Cualquier persona puede cultivar las plantas que desee, sin límite de número y sin incurrir en ningún tipo de responsabilidad, ni penal ni administrativa.

El cultivo de plantas de cannabis realizado con fines hortícolas y de producción de semillas, es perfectamente legal a tenor del artículo 28.2 de la Convención de 1961.

Desde el año 2004, debido a la Orden 190/2004, de 28 de enero, por la que se establece la lista de plantas cuya venta al público queda prohibida o restringida por razón de su toxicidad, la planta de cannabis no se puede comercializar por razón de su toxicidad, estando sujeto a sanciones administrativas de la Ley del Medicamento si así se hace.

La planta de cannabis no figura en ninguna Lista de Convenio Internacional. La legislación nacional (Ley 17/67), sólo prohibe el cultivo realizado con la intención de producir estupefacientes.

Existe la creencia que la palabra «Cannabis» que figura en la Lista del Convenio Unico de 1961 significa «la planta de cannabis». Leyendo bien el artículo 1 del Convenio, junto con el espíritu del articulado entero, el significado de cada una de las Listas, las excepciones expresas a determinados fines y destinos de cualquier género de la planta de cannabis y el Convenio de 1971 sobre sustancias psicotrópicas, está muy claro lo que figura en las Listas I y IV y debe entenderse por «Planta de Cannabis», «Cannabis» y «Resina de Cannabis».

Este es un error que se remonta muy antiguo. Por ejemplo, las sentencias del tribunal supremo de fechas 10-2-81 (508), 9-7-84 (3835) y 5-5-84 (2475), consideran que la planta de la cannabis está en las listas, error que ha sido arrastrado por todos con el paso del tiempo (estas sentencias ni siquiera mencionan la Convención de 1961).

Toda planta del género cannabis está sujeta al Régimen de Fiscalización (vigilancia) establecido en la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes (con enmiendas posteriores, RCL 19812643) y le es de aplicación los siguientes artículos:

– Art. 1.c): «Por «planta de cannabis» se entiende toda planta del género cannabis».

– Art. 1.b): «Por «cannabis» se entiende las sumidades, floridas o con fruto, de la planta de la cannabis (a excepción de las semillas y las hojas no unidas a las sumidades) de las cuales no se ha extraído la resina, cualquiera que sea el nombre con que se las designe.».

– Art. 1.d): «Por «resina de cannabis» se entiende la resina separada, en bruto o purificada, obtenida de la planta de la cannabis.»

– Art. 28.2: «Fiscalización de la cannabis: La presente Convención no se aplicará al cultivo de la planta de la cannabis destinado exclusivamente a fines industriales (fibra y semillas) u hortícolas».

– «Lista I: «Cannabis y su resina y los extractos y tinturas de la cannabis».

– «Lista IV: «Cannabis y su resina».

– «Lista I del Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas de 1971: «Tetrahidrocannabinoles, todos los isómeros.»

– «Lista II del mismo Convenio: Delta 9-THC.

Cualquier persona puede darse cuenta de la legalidad del cultivo leyendo el artículo 1.c), b) y d) y las Listas I y IV del Convenio de 1961. Es más, está muy claro que los redactores y paises firmantes del Convenio de 1961 no quisieron introducir en las listas a ningún género de la planta de la cannabis. E incluso más, el Convenio de 1961 y la Convención de 1988 (artículo 3.1.a)I), a)II), 2) y artículo 14) no permiten a los paises firmantes prohibir el cultivo de la planta de la cannabis, tenga o no tenga THC, permitiendo únicamente a los estados firmantes tomar las medidas de vigilancia que juzguen necesarias en cuanto a la fabricación, transporte, distribución, consumo, adquisición o cultivo con el objeto de producir estupefacientes y evitar su consumo ilícito.

Un cultivo de plantas de cannabis, tengan o no tengan THC es perfectamente legal y no es indicativo de ningún delito, a tenor de los artículos 1.b) y 28.2 del Convenio Único de 1961.

Teniendo en cuenta el artículo 1. b), c) y d) del Convenio, los estupefacientes prohibidos en las Listas I y IV son:

– Los cogollos (son las sumidades floridas o con fruto de las que habla el Convenio y las hojas tiernas existentes junto a las sumidades).

– La resina separada de la planta, en bruto o purificada.

– Los extractos.

– Las tinturas.

– Y los tetrahidrocannabinoles (es el principio activo sintetizado que se obtiene de los cogollos y la resina de la planta).

Las razones son además lógicas: la resina está en los cogollos de la planta de la cannabis. Tetrahidrocannabinoles-Resina-Cogollos forman un trío inseparable. De lo que está en las listas se obtiene todo lo que se vende y compra como estupefaciente: cogollos secos, hachís y aceite.

La razón también es lógica: los redactores y firmantes del Convenio no quisieron prohibir la planta viva, y por tanto ninguna semilla (que no tienen THC), tampoco los esquejes, ni las hojas (no tienen interés estupefaciente, apenas tienen THC, prácticamente sólo CBD, cannabidiol, principio activo legal sin interés estupefaciente), el polen (no es extracto ni tintura) y el resto de principios activos tampoco tienen interés estupefaciente.

Por lo tanto, leyendo bien el Convenio, comprendiendo su objetivo, el significado de cada una de las Listas, el artículo 2.5.b), artículo 7, artículo 28 en sus tres apartados (las excepciones expresas a determinados fines y destinos de productos de cualquier género de la planta de la cannabis), la ley 17/67 Normas Reguladoras de Estupefacientes, el Convenio Internacional de 1971 sobre Sustancias Psicotrópicas, la Convención de 1998 Contra el Tráfico Ilícito, está muy claro lo que figura en las Listas I y IV y debe entenderse por «Cannabis y su resina».

Lo que parece evidente es que los Growshop debeis luchar a que se os de plena seguridad de la legalidad de cultivar y mostrar plantas de cannabis con fines distintos a la producción, tenencia o consumo de estupefacientes, para lo cual no es necesario una autorización especial, a tenor de la Ley 17/67, que sólo obliga a solicitar autorización previa a quien desee cultivar cáñamo con la intención de producir estupefacientes. Es también importante ir recogiendo opiniones de distintos juristas a fin de crear un clima de seguridad legal.

Existe una añeja ley de 1967, nº 17 de 8 de abril, Normas Reguladoras de Estupefacientes, en cuyos artículos 7 a 10 regula el cultivo de plantas destinadas a la producción de sustancias estupefacientes o que se puedan emplear como tales, obligando a solicitar una autorización administrativa para proceder al cultivo con estos fines.

Si el cultivo se realiza con intención distinta a la producción de estupefacientes, no es obligado solicitar autorización legal. Esta intención puede ser fines hortícolas u ornamentales, por lo que, con este ánimo, cualquier persona puede cultivar las plantas que desee, sin límite de número y sin incurrir en ningún tipo de responsabilidad, ni penal ni administrativa.

Esta ley tampoco prohibe el cultivo de la planta de la cannabis, pues guarda silencio sobre si se debe o no pedir autorización previa para cultivar la planta destinada a otros fines (hortícolas).

Esta ley de 1967 no está derogada expresamente, teniendo preceptos de dudosa actualidad por la publicación de diversas leyes posteriores que han supuesto por vía de hecho la desaparición de órganos, competencias, prohibiciones, derechos y régimen sancionador que establecía la ley 17/67 para regular los estupefacientes.

Entre esas leyes posteriores tenemos actualmente los artículos 368 del Código Penal de 1995 y 25.1 de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana de 1992.

El artículo 368 del Código Penal tampoco prohibe el cultivo de la planta de cannabis. Se trata de un artículo que tipifica un delito contra la salud pública y exige ejecutar actos de cultivo con ánimo de difundir drogas entre terceras personas. Por drogas tóxicas se entiende lo que aparece en las «Listas Internacionales» (cogollos, el hachís que se obtiene de la resina de la planta, los extractos, las tinturas o sintetizar el principio activo tetrahidrocannabinol).

No existen géneros de la planta de la cannabis que estén prohibidos. La planta de la cannabis es una especie no estabilizada con una fuerte plasticidad genética, que tiene al menos un centenar de variedades, y esto afecta al terreno legal, pues no existe ninguna «especie» o «variedad» prohibida.

La jurisprudencia, además, siempre exige que se ejecute el cultivo con un ánimo de difundir drogas entre terceras personas (Sentencias del Tribunal Supremo de fechas 19-9-83 (RJ 19834556), 21-12-1983 (RJ 19834556), 31-01-84 (RJ 984442), 10-4-1984 (RJ 19842345), 17-3-94 (19942334), y 12-4-00. Se trata de uno de los elemento del tipo que exige dicha infracción penal, lo cual no hay la mínima evidencia viendo un cultivo de plantas de cannabis.

2.- CONCLUSIONES:

1ª.- Las Listas del Convenio Unico de 1961 no declara la planta de la cannabis como «prohibida». Ninguna ley internacional o nacional lo hace. Puede cultivarse libremente cualquier planta de cannabis, tenga o no tenga tetrahidrocannabinoles.

2ª.- Son sustancias prohibidas lo que debe entenderse por «cannabis» y «resina de cannabis», conforme indica el artículo 1º del mismo Convenio Internacional.

3ª.- El código penal sólo castiga el cultivo de la planta de la cannabis que se haga con el objeto de difundir entre terceras personas cualquier estupefaciente de las Listas Internacionales.

4ª.- Las Fuerzas de seguridad y autoridades sanitarias no pueden incautar ni arrancar un cultivo de plantas de cannabis, ni aplicar el artículo 368 del Código Penal ni la Orden de Plantas Prohibidas al cultivo de plantas de cannabis sin tener indicios de su difusión o venta a terceras personas. Pueden incurrir en serios delitos si decomisan esquejes de cannabis sin motivo alguno.

5ª.- El cultivo para mostrar plantas, incluso para autoconsumo, tampoco es una infracción administrativa del artículo 25.1 de la Ley 1/92, pues las faltas administrativas solo pueden sancionarse si están consumadas.

Para que se pueda iniciar un expediente sancionador es necesario que las plantas hayan cogollado y secado. Entonces el cultivador tendría unos cogollos secos, que si tienen THC, los saca fuera de su domicilio y carece de una autorización legal, poseería de forma ilícita un «estupefaciente» de los que figuran en la Lista I y IV del Convenio Unico de 1961, y le podrían multar con más de trescientos euros.

El presente Informe legal forma parte del Plan Pié, de fecha 1 de febrero de 2008, consistente en carta de presentación y 6 anexos, estando en los Grow Shops a disposición del público y autoridades judiciales, policiales y sanitarias. Fdo. Enrique Fornes. Licenciado en derecho.

Noticias desde la AMEC

La Amec, Asociación Madrileña para el Estudio del Cannabis, nos presenta el trailer del documental «Libertad para María» del realizador peruano Marco Rivas.

Esperamos poder ofreceros un pre-estreno exclusivo en la fiesta de entrega de premios de la edición de La Copa Marihuana de la AMEC de este año.

El director acompaña a los miembros de la asociación madrileña durante la organización de la Marcha Mundial de la Marihuana en Madrid. Su cinta repasa tanto el evento en sí, como la gente que hay detrás de él, la situación actual de sus (nuestras) reivindicaciones y todos los aspectos que rodean a la lucha por la normalización.

Además queremos agradeceros a todos vuestra participación en la Marcha Mundial de la Marihuana 2008 en Madrid. A pesar del día lluvioso acudimos unas 3000 personas y todo salió estupendamente. Ya tenemos ganas de que llegue el 2009 y no llueva.

Este año hemos participado 239 ciudades de todo el mundo, de ellas 45 europeas, incluidas  las de Alicante, León, Sevilla, Vigo, Las Palmas de Gran Canarias, La Laguna, Barcelona, Bilbao, Zaragoza y Madrid.

En Brasil han tenido muchos problemas para organizar la marcha da maconha, de las 10 ciudades donde se iba a organizar una manifestación la policía prohibió 6, además, fueron detenidos seis activistas por repartir panfletos que anunciaban la convocatoria y que pueden enfrentarse a una pena hasta 6 meses de prisión.

En Argentina hubo 38 detenidos en Buenos Aires, ya que la policía se apostó por los alrededores en un intento de boicotear la concentración, aun así los organizadores lo califican de todo un éxito ya que estiman en 20.000 los participantes entre las convocatorias de Buenos Aires, Rosario, Paraná, Mendoza y Ushuaia.

Clik en la foto para ver más grande.

En Amberes fue detenido Joep Oomen, presidente de ENCOD (European Coalition for Just and Effective Drug Policies) y cuatro activistas más. La acción de la policía parece ser motivada por el alcalde de Amberes, Patrick Janssens (también conocido como EL Kapoen), que pidió la actuación policial sin consultar ni con el fiscal ni con la sección pública del orden de las fuerzas policiales de Amberes que habían dado permiso para realizar el acontecimiento y que sabían perfectamente lo que se iba a hacer: plantar una semilla de una planta de cannabis para cada miembro de la asociación de » Trekt Uw Plant «.

En Nueva York, un policía de incógnito infiltrado en la concentración detuvo, entre los abucheos de los asistentes, a dos de los participantes.

En el resto del mundo la Marcha Mundial de la Marihuana se desarrolló sin problemas y los manifestantes pudieron reivindicar, sin ser castigados por ello, una política de drogas justa y eficaz.

AMEC (más info acerca de la mani)

Fenomenología de las drogas [3]. LSD

FENOMENOLOGÁA DE LAS DROGAS

LSD

Posología

Efectos subjetivos

Principales usos

Si no hay ahora en el mercado negro grandes partidas de producto barato y muy puro es por razones extrafinancieras, ligadas finalmente al cambio de valores y actitudes que se produce desde mediados de los años setenta. Con todo, algunos sondeos indican que los sustitutos actuales la psiquedelia de diseño y cultivos domésticos de hongos psilocibios- no han borrado el recuerdo de la LSD; al contrario, vuelve a haber interés en la calle, y psicoterapeutas de todo el mundo reclaman con insistencia creciente que se levanten las restricciones a su empleo médico y científico. Por otra parte, los pequeños círculos donde ha seguido consumiéndose LSD aprendieron la lección de los años sesenta, y lo hacen actualmente con cautela. Hoy es raro encontrar en el mercado negro la sustancia en unidades que contengan más de 50 gammas, y hace veinte años la cantidad media rondaba las 200.

Pero si en el futuro se produjera un fenómeno remotamente parecido al de los años sesenta, la extraordinaria baratura de esta droga -sumada a sus específicas propiedades (en el espacio ocupado por un décimo de gramo caben mil dosis)- pondrían en grave aprieto a la policía de estupefacientes.

Posología

Las propiedades farmacológicas de la LSD lindan con lo pasmoso. Una mota apenas visible produce lo que el psiquiatra W. A. Stoll definió como «experiencia de inimaginable intensidad». La dosis activa mínima en humanos es inferior a 0,001 miligramos por kilo de peso. La dosis letal no se ha alcanzado. Sabemos, sin embargo, que el margen de seguridad alzcanza por lo menos valores de 1 a 650, y que probablemente se extiende bastante más allá, cosa sin remoto paralelo en todo el campo psicofarmacológico. El factor de tolerancia no existe, pues quien pretenda mantener sus efectos con dosis sucesivas se hace totalmente insensible en una decena de días, incluso usando cantidades gigantescas. La metabolización acontece también en un tiempo récord (dos horas), comparada con la de cualquier otro compuesto psicoactivo; las constantes vitales no se ven prácticamente afectadas.

Para una persona que pese entre 50 y 70 kilos, una dosis de 0,02 miligramos (20 gammas o millonésimas de gramo) produce ya una notable estimulación y claridad de ideas, aunque no modificaciones sensoriales. La dosis estándar es de 0,10 miligramos (100 gammas), y prolonga su acción entre 6 y 8 horas, desplegando ya algunos efectos visionarios. A partir de 0,30 miligramos (300 gammas) comienzan las dosis altas, que pueden prolongar su acción 10 o 12 horas.

Si la mescalina guarda un estrecho parentesco con el neurotransmisor norepinefrina (noradrenalina), la LSD presenta analogías estructurale con el neurotransmisor serotonina, al que se atribuyen regulación de la temperatura, percepción sensorial e iniciación del reposo nocturno.

A finales de los años sesenta aparecieron informaciones muy publicitadas sobre efectos teratogénicos (creadores de anomalías congénitas) y hasta cancerígenos de la droga. En tono menor, se dijo también que producía «alteraciones» cromosómicas, de alcance indeterminado. Pero el National Institute of Mental Health americano realizó 68 estudios separados, desde 1969 a 1971, de los que se dedujo que la aspirina, los tranquilizantes menores, el catarro común y en especial el alcohol producen claras alteraciones cromosómicas. La polémica quedó zanjada poco después, cuando la revista Science declaró que «la LSD pura en dosis moderadas no lesiona cromosomas, no produce lesión genética detectable y no es teratógena o carcinógena para el ser humano». La contundencia de la declaración no era ajena a descubrirse que las informaciones distribuidas a la prensa sobre teratogenia de la LSD provenían originalmente de un grupo de alcohólicos, sometidos a tratamiento de deshabituación con ella. Como era de desperar, el desmentido de la comunidad científica recibió incomparablemente menos publicidad que el infundio previo.

Efectos subjetivos

Los efectos subjetivos se parecen a los de la mescalina, si bien son todavía más puros o desprovistos de contacto con una intoxicación en general. No se siente nada corpóreo que acompañe a la ebriedad, al contrario de lo que acontece -en distintos grados- con cualquier otra droga. El pensamiento y los sentidos se potencian hasta lo inimaginable, pero no hay cosa semejante a picores, sequedad de boca, dificultades para coordinar el movimiento, rigidez muscular, lasitud física, excitación, somnolencia, etc. Frontera entre lo material y lo mental, el salto cuántico en cantidades activas representado por la LSD implica que comienza y termina con el espíritu; como sugirió el poeta H. Michaux, el riesgo es desperdiciar el alma, y la esperanza ensanchar sus confines.

Aunque no lleguen a ser cualitativas, hay considerables diferencias entre dosis medias y altas, superiores a las existentes entre dosis altas y muy altas. La excursión psíquica, que en dosis leves y medias es contemplada a cierta distancia, se convierte en algo envolvente y mucho más denso con cantidades superiores. Las visiones siguen siendo tales – y no alucinaciones-, ya que se conserva la memoria de estar bajo un estado inusual de conciencia, y la capacidad de recuerdo ulterior. Sin embargo, ahora arrastran a compromisos inaplazables ante uno mismo con un desnudamiento de los temores más arraigados, dentro de un trance que del principio al fin desarma por esencial veracidad. Balsámica o inquietante, la luz está ahí para quedarse, iluminando lo que siempre quisimos ver- sin conseguirlo del todo- y también lo que siempre quisimos no ver, lo pasado por alto.

Esto no quiere decir que las experiencias carezcan de un tono general más glorioso o más tenebroso, sino tan sólo que esas dimensiones nunca resultan disociables por completo. A mi jucio, las experiencias más fructíferas son aquellas donde se recorre la secuencia extática entera, tal como aparece en descripciones antiguas y modernas. Por este trance entiendo una primera fase de «vuelo» (subida es el término secularizado), que recorre paisajes asombrosos sin parar largamente en ninguno- viéndose el sujet desde fuera y desde dentro a la vez-, seguida de una segunda fase que es en esencia lo descrito como pequeña muerte, donde el sujeto empieza temiendo volverse loco para acabar reconociendo después el temor a la propia finitud, que una vez asumido se convierte en sentimiento de profunda liberación. Es algo parecido a cambiar la piel entera, que algunos llaman hoy acceso a esferas transpersonales del ánimo.

Bajo diversas formas, he atravesado esa secuencia en cuatro o cinco ocasiones. La primera vez, hace más de dos décadas, sobrevino tras la necedad de tomar LSD para soportar mejor una velada con gente aburrida, y la última -hace pocos años- se produjo con una dosis alta del fármaco, quizá algo superior a las 1.000 gammas. La inicial selló el tránsito de juventud a primera madurez, y la última marcó una aceptación del otoño vital. En realidad, fueron trances tan duros que no percibí entonces su aspecto positivo o liberador; sólo en experiencias ulteriores, de maravillosa plenitud, comprendí que con el recorrido por lo temible había pagado de alguna manera mis deudas, al menos en medida bastante como para acceder sin hipoteca a estados de altura.

Si tuviera que matizar la diferencia entre LSD y otros visionarios de gran potencia, diría que ninguno es más radiante, más nítido y directo en el acceso a profundidades del sentido. Eso mismo le presta una cualidad implacable o despiadada, que no se aviene al fraude y ni tan siquiera a formas suaves de hipocresía, apto tan sólo para quienes buscan lo verdadero a cualquier precio. Y diría también que para ellos guarda satisfacciones inefables. La amistad, el amor carnal, la reflexión, el contacto con la naturaleza, la creatividad del espíritu, pueden abrirse en universos apenas presentidos, infinitos por sí mismos. Como dijo Plutarco, tras iniciarse en los Misterios de Eleusis: «Uno es recibido en regiones y praderas puras, con las voces, las danzas, la majestad de las formas y los sonidos sagrados».

Principales usos

A fin de decidir sobre usos sensatos e insensatos, lo primero es tener presente que «las formas y los sonidos sagrados» -según el mismo Plutarco- vienen luego (o antes) del «estremecimiento y el espanto». Si la LSD consistiera solamente en tener delante de los ojos bonitos juegos calidoscópicos, viendo cómo los colores se convierten en sonidos y viceversa, gozaría sin duda de gran aceptación como pasatiempo físicamente inocuo. Pero los cambios sensoriales se ven acompañados de una profundización descomunal en el ánimo, que empieza borrando del mapa cualquier servidumbre con respecto a pasatiempos. Se trata, pues, de televisores que no requieren aparato, y de grandiosos cuadros que no requieren luz para ser contemplados; pero no de visiones que se muevan oprimiendo el botón de canales, o que no comprometan radicalmente en un viaje de autodescubrimiento.

Llamativo resulta que ese viaje de autodescubrimiento lleve pronto o tarde a la crisis del yo inmediato, haciendo que el sí mismo se amplíe a regiones antes desocupadas, y abandone otras consideraciones como patria original. Precisamente esta capacidad de reorganización interna determinó los principales usos médicos de la LSD mientras fue legal. Herramienta privilegiada para acceder a material reprimido u olvidado, la sustancia se usó con «éxito» -según psiquiatras y psicólogos- en unos 35.000 historiales de personas con distintos trastornos de personalidad, sin que los casos de empeoramiento o tentativa de suicidio superasen los márgenes medios observados con cualquier otra psicoterapia. También se observaron sorprendentes efectos en el tratamiento de agonizantes, pues el 75 por 100 de los enfermos terminales a quienes se administró pidió repetir, y el personal hospitalario pudo detectar grandes mejoras en cuanto a llanto, gritos y horas de sueño se refiere; de hecho, resultó mucho más eficaz para aliviar sus últimos días que varios narcóticos sintéticos usados como término de comparación.

La experiencia médica, y la psicoterapéutica en particular, pusieron en claro lo previsible: que el tratamiento con LSD no rendía buenos resultados para el conjunto de personas llamadas «psicóticas», y que sólo parte de los «neuróticos» respondía adecuadamente. También se observó que una proporción abrumadoramente alta de los «sanos» (casi el 90 por 100) respondía de modo positivo y hasta entusiasta a sesiones bien preparadas.

A mi juicio, no hay duda alguna de que la LSD tiene un potencial introspectivo quizá inigualable, y que posee usos estrictamente médicos de gran interés. Como penúltima cuestión resta saber hasta qué punto es también una droga para festejar, en reuniones que excedan el marco de grupos muy restringidos. Actos de este tipo tuvieron su culminación en Woodstock, cuando medio millón de personas convivieron en un mínimo espacio durante tres días, sin provocar ningún acto de violencia. Aquello tuvo bastante de milagro, como los masivos festivales psiquedélicos previos, y durante esos años asistí a varias celebraciones -mucho más modestas pero multitudinarias también- donde el fármaco no produjo el menor brote de agresividad suicida o dirigida hacia otros, sino más bien todo lo contrario, con torrentes de afecto y comprensión. A pesar de ello, hoy sería más cauteloso, y (cuando menos en mi territorio) no aceptaría tampoco una dosis de LSD venida de alguien que no fuese de mi entera confianza -y que no la hubiese probado antes.

La última cuestión es determinar si este fármaco puede enloquecer al que no era previamente «loco». No he conocido ningún caso semejante, y creo haber tenido experiencias con un número próximo al millar de personas. He visto mucho sufrir, y mucho andar perdido, empezando por mí mismo, pero no a alguien que perdiese el juicio duraderamente; más bien he visto a personas bendiciendo el momento en que les hizo decidirse a entrar en la experiencia visionaria, entregadas con toda su alma al amor y la belleza de lo real.

Para ser exactos, la experiencia más aterradora de cuantas recuerdo tuvo por sujeto a un joven psiquiatra, que llegó a la casa de campo donde celebrábamos una tranquila sesión, y al enterarse de ello se lanzó a un largo discurso sobre psicosis permanentes y lesiones genéticas. Alguien tuvo la ocurrencia de preparar té y -una vez bebido- sugerir a aquel hombre que contenía LSD. Eso bastó para lanzarle a un violento ataque hipocondríaco, donde pasó de la amenaza de infarto a la parálisis muscular, y de esta a una crisis de hígado, con agudos dolores que iban cambiando de localización. Conscientes de que no había LSD en el té -y literalmente paralizados por las carcajadas-, no nos dimos cuenta de la gravedad del caso hasta que vimos al sujeto precipitarse con camiseta y calzón corto por un denso campo de chumberas, mientras gritaba que pediría ayuda a la Guardia Civil. Cuando ya estaba hecho un acerico, logramos que nos permitiera llevarle en coche a su hotel, y le juramos por nuestras vidas que su cuerpo estaba libre de toda intoxicación. Sin embargo, visitó efectivamente el cuartelillo de la Benemérita algo después (para desdicha nuestra), y durmió esa noche en la unidad de urgencias de un hospital, curándose el supuesto envenenamiento con buenas dosis de neurolépticos. Esto sucedió en 1971, y tengo entendido que actualmente es considerado una eminencia en toxicología.

Al revés de lo que sucede con casi cualquier droga, la dosis leve de LSD no es más segura o recomendable que la media, e incluso que la alta. Dosis leves seguirán prolongando su efecto durante seis o siete horas, y sugiriendo una excursión psíquica profunda, pero ponen al viajero en la tesitura de quien debe auparse para mirar al otro lado de un muro, en vez de sentarle sobre el muro mismo, con todo el horizonte a su disposición. Tener que auparse suscita a veces desasosiego, así como vacilación entre lo rutinario y lo extraordinario, pensando que el viaje ha concluido antes de tiempo, o no va a acontecer. Estos inconvenientes no los padece quien va sobrado de dosis, porque el caudal de sensaciones y emociones le sugiere digerir por dentro sus descubrimientos. Si dosis leves producen una estimulación psiquedélica, dosis medias y altas convierten ese estoy-no estoy en una realidad psiquedélica, que tiene sus propios antídotos para las dudas.

Me parece un buen ejemplo de infradosis con LSD el de una mujer joven y grande, que tomó 100 gammas en una playa, para pasar allí la noche con un grupo de amigos. Inquieta, en parte por la persistencia de lo habitual, horas después decidió volver a su casa, sola, y puso en marcha una cadena de peligrosos disparates. Condujo 20 retorcidos kilómetros, asaltada de cuando en cuando por distorsiones perceptivas, comprendió que seguía viajando, fue a una discoteca -donde se sintió aún más sola- y tras varias peripecias (entre ellas una violación fustrada) acabó saludando la salida del sol con lágrimas de arrepentimiento. Empleando una dosis de 200 gammas no habría pensado siquiera en coger el coche.

BIBLIOGRAFÍA

ESCOHOTADO, A. Historia General de las Drogas. Pág. 1333-1342. Ed. Espasa, 2005

© Antonio Escohotado

http://www.escohotado.org

4ª edición de EXPOCANNABIS: 31 octubre y 1 , 2 Noviembre 2008

Esta feria celebra su edición 2008 en Madrid, en concretro en la conocida como «Cubierta de Leganés» los días 31 de octubre y 1 y 2 de noviembre.

Conferencias y actuaciones los tres días. Podríamos destacar «El cáñamo, un carbono humanitario«, «Legalidad, Club de consumidores«, «Psicoactividad y adulteración del cannabis en España. Reducción de los riesgos asociados al consumo de cannabisâ€?, «Cannabis y medio ambiente: un mundo sostenible«…

Desde stands de semillas, parafernalia…, a los de asociaciones, pasando por Energy Control, revistas… Esperamos ver también a las radios cannábicas y sus ácidos comentarios sobre la prohibición, sus entrevistas y mesas redondas…

La distribución de stands la puedes ver desde aquí.

Sinestesia. Mezclando los sentidos [2]

En esta segunda parte veremos un documental realizado por el canal Odisea y comentaremos un poco más sobre esta facultad.

La Universidad de Granada tiene en funcionamiento el Departamento de Psicología Experimental donde estudian y tratan esta situación.

Varios personajes conocidos y desconocidos, Baudelaire, Rimsky-Korsakov o Nabokov experimentaban cierta mezcla de sensaciones de los distintos sentidos.

En el artículo El color de las palabras tenemos más información sobre este tema.

La sinestesia es un efecto común de algunas drogas psicodélicas, como el LSD o la mescalina.

Cocasex II ¿Nos engañan?

Respuesta del representante de Cocasex, impresentable elemento, en el foro del CannabisCafé sobre su supuesta droga del amor.

Hola a todos,
No se que hace el producto «cocasex» en un foro que trata sobre yerba, pero en cualquier caso gracias. Imagino que es simplemente el deseo de hacer daño del Sr. de drogoteca y no se da cuenta que solo le hace publicidad. (asi además también divulga su blog)
Cocasex es un afrodisiaco extrordinario, pero claro hay que probarlo.
Ninguna de las personas que lo critican lo han probado.
Realmente es tan importante la composición de una droga para comprarla?
No es mejor conocer sus efectos?
Alguien sabe la composición real y el corte que llevan las drogas que compra?
Pero por favor seamos serios.
Cocasex te envía a casa una droga fantastica, sin problemas, con total confidencialidad y te GARANTIZA un polvo espectacular, ni mas ni menos.
Saludos a todos, incluso a los que nos insultan sin motivo.
Morgan

Muchos consumidores de drogas «saben lo que se meten» y sus resultados, en este caso los resultados aportados por muchos consumidores dicen otra cosa sobre esta sustancia ya cara de por sí.

La revista Interviú también ha comentado este asunto.

Los movimientos cannábicos. Isidro Marín

La universidad de Granada, en concreto el Departamento de Antropología Social nos facilita en formato PDF la Tesis Doctoral calificada con sobresaliente «cum laude», realizada por Isidro Marín con el título «La cultura ‘cannábica’ en España (1991-2007). Análisis socioantropológico de un nuevo tipo de movimiento social»

Desde Cannabis y más os ponemos este archivo para descarga directa si es de vuestro interés [download#7].

Sinestesia. Mezclando los sentidos

Sinestesia.

(De sin- y el gr. αἴσθησις, sensación).

1. f. Biol. Sensación secundaria o asociada que se produce en una parte del cuerpo a consecuencia de un estímulo aplicado en otra parte de él.

2. f. Psicol. Imagen o sensación subjetiva, propia de un sentido, determinada por otra sensación que afecta a un sentido diferente.

3. f. Ret. Tropo que consiste en unir dos imágenes o sensaciones procedentes de diferentes dominios sensoriales. Soledad sonora. Verde chillón.

Es, en retórica, estilística y en neurología, la mezcla de impresiones de sentidos diferentes. Un sinestético puede, por ejemplo, oír colores, ver sonidos, y percibir sensaciones gustativas al tocar un objeto con una textura determinada. La sinestesia es un efecto común de algunas drogas psicodélicas, como el LSD o la mescalina. (Fuente: Wikipedia).

Eduardo Punset; en Redes TVE2, año 2002; con un mal título a mi entender, nos acerca un poco más a este fenómeno no tan frecuente.

1er. Festival COGOLLO-ROCK Las Palmas GC

Ya comentamos en una entrada anterior el festival que organiza la asociación Cannarias Cogollo Rock.

Os presentamos el cartel definitivo, clik en la imagen para ampliar la imagen.

Desde Cannarias nos comunican que el premio Puntal del Año, otorgado a Energy Control, cambia de nombre en jomenaje a un compañero fallecido.

En recuerdo del compañero Ho chi mimh, La Asociación Cannarias ha decidido que el premio PUNTAL DEL AÑO pase a llamarse a partir de ahora:

PREMIO «Alex Blanco Fariñas» AL PUNTAL DEL AÑO

Una manera de que su recuerdo perdure entre nosotros, el de un militante de la causa cannábica que quizas activaba de la manera mas natural y normalizadora posible…regalando la simiente, expandiendo los frutos por doquier…

Niño Becerra: la marihuana se legalizará en el 2012-2013

Leyendo el foro de la revista Soft Secrets, gratuita y editada en varios idiomas, me encuentro con una entrevista realizada por Druida a Niño Becerra (Santiago Niño Becerra, catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramon Llull).

En la entrevista se le pregunta sobre la legalización de la marihuana, indicando una fecha aproximada de la normalización-legalización.

Un extracto de la entrevista.

¿Qué pasará con la prohibición del cannabis?

Con la prohibición del cannabis sucederá lo mismo que pasó con la Ley Seca que se eliminó unos años después de 1929. Se legalizará la marihuana para que la gente desconecte, no sea agresiva, esté tranquila y relajada.

Es muy fuerte esto que le voy a decir, pero será desde el punto de vista de «mire usted no es necesario, aquí tiene un trozo de pan y unos cogollitos de marihuana, estése tranquilo». Esto es nuevo, esto en la historia no ha pasado nunca.

Usted fecha la legalización del cannabis en el 2012 ¿aún lo mantiene?

Si, sobre el 2012-2013.

¿Por qué esta fecha?

La Ley Seca no se levantó en 1929 o 1930, tuvo que degradarse mucho más la situación. Teniendo en cuenta el rechazo que tiene la marihuana en algunos estamentos, habrá que liquidar estas oposiciones. Pero cuando se den cuenta de que la gente lo está pasando francamente mal, aceptarán la marihuana como un mal menor. Estoy convencido que la delincuencia se reduciría y desaparecerían focos de problemas. Pero no se hará de entrada por esta oposición.

¿Se cargará con muchos impuestos?

Si se vende a un precio prohibitivo seguirá el contrabando, por lo que se ha de vender a un precio asequible, al alcance de personas con ingresos limitados y capacidad de endeudamiento nula.