Portugalete pide a Interior la capacidad de sancionar el consumo de hachís en la calle

Que pena que muchas localidades no bajen de 50.000 habitantes.

Portugalete quiere recuperar la competencia para sancionar el consumo de cannabis en la vía pública. El Ayuntamiento jarrillero ha solicitado a la consejería de Interior del Gobierno vasco que le ceda la capacidad de imponer penas a aquellas personas, particularmente jóvenes, a las que sorprenda fumándose un porro en la calle. El objetivo final es impulsar las medidas paliativas que tanto éxito han tenido para combatir el consumo de alcohol entre menores y la práctica del botellón. En lo que va de año, once jóvenes han sido sorprendidos por la Policía local consumiendo estupefacientes, aunque en todos los casos sus expedientes se han remitido al departamento que dirige Rodolfo Ares.

En 2006, Portugalete se quedó por debajo de los 50.000 habitantes y provocó que la villa perdiera las competencias para sancionar el consumo de cannabis en la calle. A ojos del Consistorio, este hecho supuso una merma en los programas de prevención, información, asesoramiento y orientación que permiten ofrecer a los jóvenes identificados por fumar droga. Hoy en día, el departamento de Interior se limita a tramitar las multas sin aplicar medidas paliativas.

Visto en El Correo.

Vida y obra de Albert Hofmann (I): A vueltas con el cornezuelo

En el aniversario de la muerte de Albert Hoffman vamos a reproducir los artículos que Juan Carlos Ruiz Franco ha publicado en la revista electrónica Cannabis Magazine.

Vamos con el primero de los artículos titulado

Vida y obra de Albert Hofmann (I): A vueltas con el cornezuelo.

Albert Hofmann, el bisabuelo lisérgico, el gran investigador que nos abrió un nuevo mundo gracias a su casual y feliz descubrimiento, nos dejó el 29 de abril del 2008 para emprender su último y definitivo viaje, pocos días después de cumplirse los sesenta y cinco años de su famoso paseo en bicicleta bajo los efectos de la LSD (19 de abril de 1943), el primer viaje de ácido de la historia.


Deseo que esta serie de artículos sirva de homenaje a este personaje legendario de la psiconáutica, padre de la LSD y el primero en sintetizar la psilocibina y la psilocina. Mi objetivo es repasar algunos de los momentos más importantes de su vida y su obra, y centrarme en su trabajo sobre los derivados del ergot, en especial la Hydergina®, fármaco con propiedades nootrópicas y vasodilatadoras y oxigenadoras del cerebro. Esta droga es prima hermana de la dietilamida del ácido lisérgico (LSD-25), y las dos se obtienen a partir del ergot o cornezuelo del centeno, hongo del grupo de los ascomicetos, con el nombre científico de Claviceps purpurea, que crece en los granos de los cereales.

A pesar de la vitalidad y lucidez que demostró cuando se convirtió en centenario, la pérdida de su mujer el pasado 20 de diciembre le dejó sin ganas de vivir después de haber compartido con ella casi setenta y cinco años. Fue un duro golpe, y ya la celebración de su 102º cumpleaños, el 11 de enero de 2008, no tuvo ningún sentido para él. Su salud estaba realmente deteriorada cuando anuló la comparecencia prevista para el World Psychedelic Forum, que tuvo lugar del 21 al 24 de marzo en Basilea sin la presencia de nuestro gran hombre.

Biografía de Hofmann

La tranquila y siempre neutral Suiza fue el país que dio al mundo a nuestro célebre químico, tan humano, afable, genial y longevo. Albert Hofmann nació el 11 de enero de 1906 en Baden, pequeña ciudad del cantón de Argovia, 25 kilómetros al noroeste de Zurich y famosa por sus aguas termales. Creció en una familia modesta, si bien nunca declaró haber pasado grandes dificultades en su infancia. En el discurso que pronunció en la clausura del homenaje con motivo de su 100º cumpleaños declaró que pudo estudiar química gracias a su padrino, que fue quien le pagó los estudios, ya que su familia no tenía dinero y quería que se dedicara a algún negocio1. En cuanto a su vocación por esta carrera, en una entrevista con Josep Mª Fericgla2 manifestó que se inclinó por ella por motivos filosóficos. Cuando tenía diecinueve años le gustaban las humanidades (literatura, historia…), pero le interesaba estudiar la ciencia del mundo material para llegar conocer la esencia de la realidad. El mundo material existe y no puede cambiarse aunque discutamos sobre él, al contrario de lo que sucede en humanidades, donde siempre hay diferencia de opiniones. Ese interés por saber de qué está compuesta la realidad es lo que le impulsó a dedicarse a la química.

Paul Karrer (1889-1971) dirigió su tesis doctoral. Este profesor e investigador de química orgánica no debe recordarse sólo por haber dirigido a Hofmann, sino por ser una importante figura en la historia de la ciencia gracias a su contribución en las primeras investigaciones sobre las vitaminas A, B2 y C, y por haber sido el primero en sintetizar el alfatocoferol, la vitamina E. Recibió el Premio Nobel de Química en el año 1937 en reconocimiento a su trabajo.

En su investigación universitaria, el joven Albert logró la descomposición enzimática de la quitina mediante el jugo gástrico del caracol. Esta sustancia, que había sido aislada en 1830, es la materia del caparazón, las alas y las pinzas de los insectos y de otros animales inferiores, y su estructura química es análoga a la celulosa, la materia esquelética vegetal. Finalizada su formación con excelentes calificaciones, se incorporó al laboratorio de investigación químico-farmacéutica de los Laboratorios Sandoz, en Basilea, en la primavera de 19293. Comenta que eligió esta compañía porque así podía investigar sustancias naturales, dentro de su propósito de estudiar la esencia de la vida y ponerla en relación con el mundo material, razón por la que desechó otras dos ofertas que implicaban dedicarse a la síntesis química más fría. Hizo muy bien, ya que el doctor Arthur Stoll, fundador y director de la sección farmacéutica, pretendía aislar los principios activos de plantas medicinales con el objetivo de obtener sustancias puras y controlar así las dosis administradas. En sus primeros años en Sandoz se centró en la investigación de la planta escila, trabajo que concluyó en 1935. Deseando tener un nuevo campo de actividad, pidió permiso para retomar el trabajo sobre los alcaloides del cornezuelo del centeno que su jefe había iniciado en 1917. La ergotamina era ya un fármaco muy apreciado por su aplicación hemostática en los partos y como remedio contra la migraña, pero esos estudios se habían detenido. Stoll accedió a su petición, advirtiéndole que se encontraría con grandes dificultades porque los alcaloides del centeno son sustancias delicadas, de fácil descomposición e inestables. Comenta Hofmann: «Así quedó sellado el destino y tema principal de toda mi carrera profesional». Tras sus estudios universitarios y su primera experiencia profesional, su brillantez estaba fuera de toda duda. Ahora el azar y su mente abierta darían paso a la genialidad.

Los antecedentes de la LSD y la Hydergina

Ciertamente, Hofmann es conocido por haber descubierto la LSD -o tal vez, como él mismo decía, fue utilizado por la LSD para poderse mostrar al mundo-, pero también aisló la psilocibina y la psilocina a partir de los hongos mágicos mexicanos. Y además, en el transcurso de su trabajo sobre las propiedades terapéuticas de los alcaloides del cornezuelo del centeno -su único objetivo inicial- sintetizó la Hydergina.

Dice Pío Font Quer4 que la composición del ergot es muy compleja, y que Albert Hofmann la dio a conocer en unas conferencias que ofreció en Madrid en 1953 y en un artículo publicado en una revista española5. Este hongo parásito contiene varios alcaloides (ergotoxina, ergonovina, ergotamina, ergosina, ergocristina, ergocriptina, ergocornina, ergobasina…), y el ácido lisérgico es el principal componente de los que presentan actividad farmacológica. Señala Font Quer que los griegos no conocieron las propiedades del ergot. Esta afirmación -discutible- está basada, con toda seguridad, en una revisión de los tratados antiguos de medicina y farmacología (por ejemplo, los de Hipócrates, Dioscórides y Galeno) y se apoya en que en Grecia existían pocos campos de centeno. Sin embargo, el cornezuelo también puede parasitar el trigo y otros cereales, y la tesis de Hofmann, Wason y Ruck -que sostiene que el kykeón o pócima sagrada de los misterios de Eleusis contenía alcaloides activos de este hongo- es bastante plausible6.

Una vez más, la imprescindible obra de Escohotado7 viene en nuestra ayuda con valiosas referencias. Es interesante el dato de que en todo el territorio griego, sobre todo en la llanura de Eleusis, abunda el cornezuelo de los cereales, y además en una variante muy enteogénica y poco tóxica. Al contener una mezcla de alcaloides, su toxicidad, inocuidad o poder visionario depende de la proporción que presente de cada uno. Escohotado ofrece citas de autores griegos y latinos de diversas épocas que demuestran que conocían sus propiedades, ya que hacen alusión a ciertas características de los cereales contaminados que de lo contrario no tendrían sentido. El hecho de que no se mencionen sus efectos de forma explícita puede deberse al secreto que rodeaba a los misterios eleusinos, cuya revelación estaba castigada con pena de muerte, según ley. En ningún testimonio literario de aquella época se muestra el mínimo gesto de decepción o rechazo en torno a las revelaciones, lo cual prueba el impacto que ejercían en los iniciados, la fuerza visionaria del kykeón y su perfecta integración en la sociedad. Platón, Aristóteles, Esquilo, Cicerón y los emperadores Adriano y Marco Aurelio fueron adeptos, además de personalidades de gran inteligencia y cultura que, en caso de haber existido algún desacierto, sin duda lo habrían dejado por escrito.

Referencias:

  1. http://es.youtube.com/watch?v=SInkOigeGno
  2. Entrevista de Josep Mª Fericgla a Albert Hofmann (28 de junio de 1997). Fuente: http://www.psiconautica.org/.
  3. Estos datos autobiográficos están tomados de su obra LSD – Mein Sorgenkind. Hay varias ediciones en castellano. He utilizado la publicada por Editorial Gedisa, con el título La historia del LSD.
  4. Font Quer, Pío. Plantas Medicinales. El Dioscórides renovado. Editorial Labor.
  5. Hofmann, Albert. «La estructura del ácido lisérgico». Farmacognosia. 1953 Oct-Dec;13(30):333-55.
  6. Hofmann, Wason y Ruck. El camino a Eleusis, publicado en español por FCE.
  7. Escohotado, Antonio. Historia General de las Drogas. Espasa Calpe.

Enlace al artículo en Cannabis Magazine.

Enlaces relacionados:

Vida y obra de Albert Hofmann (I): A vueltas con el cornezuelo
Vida y obra de Albert Hofmann (II): Eleusis y la genialidad griega
Vida y obra de Albert Hofmann (III): Historia de un hongo mágico
Vida y obra de Albert Hofmann (IV): Continúa la historia del cornezuelo
Vida y obra de Albert Hofmann (V): Sacando jugo al cornezuelo
Vida y obra de Albert Hofmann (VI)

MMM Medellín 2011

3ª MARCHA MUNDIAL POR LA MARIHUANA*

Lugar: Teatro Pablo Tobón Uribe
Fecha: 7 de Mayo de 2011
Hora: 1:30 p.m Reunión, Convocatoria para la Marcha
2:45 p.m Inicio de la Marcha
5:00 p.m Tarima en el Parque de las Luces – música, discursos, etc. –
7:00 p.m Cierre del Evento

Deejays / Comparsas / Carrozas / Chirimias / Carnaval / Cirqueros – Malabaristas – / Músicos / Pancartas / Máscaras / Juegos / Lecturas / Todos…

Link evento:
http://www.facebook.com/event.php?eid=206421049384593
http://www.facebook.com/event.php?eid=200847979936847Convoca:

GRUPO LA NEGRA, EL YESS, GREEN SMOKE

Organiza:
GRUPO LA NEGRA, EL YESS, GREEN SMOKE
Green Smoke (Grupo Medellín)

Apoya:
Presidencia de la República
Alcaldía de Medellín

Medios alternativos:

 

 

 

 

 

Empresas l Organizaciones:

 

Comerciantes Cannabicos
UFO HEAD SHOP (Tienda Cannanica)

Marcha Mundial por la legalización de la Marihuana 2011 (Grupo Internacional)
Marcha Mundial de la Marihuana 2011 MEDELLIN (Grupo Medellín)
MARCHA MUNDIAL DE LA MARIHUANA 2011 (Evento)
MARCHA MUNDIAL DE LA MARIHUANA 2011 (Evento)
Colombiannabis Bt (Grupo Colombia-Bogotá)
Fundacion Ojos Rojos (Grupo Medellín)
Green Smoke (Grupo Medellín)
The Weed Brothers (Grupo Medellín)
Comunidad Cannabica Colombiana.com (Grupo Medellín)
La Marihuana (Grupo España)
Legalizar la Mariguana – POR UN MUNDO MEJOR (Grupo Pro-Cannbico)
Cambio Cannabico (Grupo Medellín)
Revista Cáñamo (Revista Chile)
Revista T H C (Revista Argentina)
NORML (Grupo Estados Unidos)
MARIHUANA LEGALIZADA (Grupo Pro-Cannbico)
Legalización del Cannabis en Colombia (Grupo Colombia)

 

——————————————————————————————————–

* Recomendaciones para la 3 MARCHA MUNDIAL POR LA MARIHUANA:

1. Invita a tod@s tus amig@s y familiares.
2. Lleva mucha energía y alegría.
3. Usa protector solar, ropa fresca (Si llueve, lleven plásticos y/o sombrillas).
4. Hidrátate en puntos de distribución autorizados (Llevemos agua de la casa).
5. Respetemos el otro y la otra (Tolerancia con el Intolerante).
6. Generemos convivencia.
7. Si vas en motocicleta utiliza casco y chaleco.
8. Decora tu carro, moto, bicicleta.
9. Si vas a beber entrega las llaves.
10. Si vas a mostrar desnudos hazlo de manera política y artística.
11. Cuida tus objetos personales.
12. Planifica con tus amigos sitios de reunión, antes, durante y al finalizar la marcha, para que todos estemos juntos y seguros… (Posibilidad de Remate en Carlos E Restrepo o dónde nos sintamos cómodos y seguros)

Recuerda:

– Para participar en la 3 Marcha Mundial por la Marihuana NO
tienen ningún costo
– NO tienes que pagar, no se deje estafar de personas y/o grupos.
– Las carrozas NO tienen que pagar costo alguno.
– Los performances y comparsas NO tienen que pagar costo alguno.
-Recuerda que NO hay que pagar por participar en eventos públicos, todos y todas tenemos derechos al uso y disfrute del espacio público, tal y como lo expresa nuestra Constitución Política de 1991.

———————————————————————————————
“Medellín es una ciudad llena de diversidad e incluyente, todos somos iguales y merecemos los mismos derechos, respeto a nuestra libertad de decisión”
———————————————————————————————

RECORRIDO:
1. SALIDA: Teatro Pablo Tobón Uribe
2. Calle 52 (La Playa)
3. Carrera 46 (La Oriental)
4. Calle 44
5. LLEGADA: Parque de las Luces – al frente de la Alpujarra –

De Lola lone.

¡Copiad, malditos!

¡Copiad, malditos! es un documental sobre los nuevos retos éticos y morales sobre la propiedad intelectual que plantea la revolución digital. Es el primer documental que emite TVE con licencia Creative Commons.

¿Qué es la propiedad intelectual? ¿Y el copyright? ¿Hasta qué punto se puede poseer una idea? ¿Qué derechos emanan de esta propiedad reconocida ampliamente por la ley desde los tiempos de la revolución industrial?

La ley es clara al respecto y a su abrigo, desde hace décadas, han proliferado las llamadas entidades de gestión de derechos como SGAE, CEDRO, VEGAP etc. que en teoría se dedican a proteger los derechos de los autores. Sin embargo, desde hace algunos años y especialmente desde la irrupción masiva de la sociedad de la información, el sistema se está cuestionando constantemente. ¿Hasta qué punto puede ser un delito copiar? ¿No copiamos todos constantemente cuando pensamos?

Copyright vs Copyleft

Una nueva batalla ha comenzado, las compañías discográficas se quejan de pérdidas millonarias por el famoso ‘top manta’, mientras que los usuarios piden que se les permita usar una tecnología que está disponible y no se puede mirar hacia otro lado.

Uno de los mayores exponentes de esta realidad es elsoftware libre, y más concretamente el sistema operativo Linux. Hoy en día Linux es casi tan sencillo como Windows y millones de personas lo utilizan en todo el mundo sin tener que pagar por ello. Además, ha sido desarrollado por personas que lo mejoran y lo ponen a disposición del público sin ningún tipo de restricción. En España se han creado varias versiones de este sistema operativo, como la impulsada por la Junta de Extremadura con su pionero Linex.

En el mundo editorial ya existen modelos basados en la publicación libre de las obras en internet. Curiosamente, no hace que las ventas de los trabajos editados en papel bajen, pues los compradores se sienten más seguros al poder leer lo que buscan antes de comprarlo. Asimismo hay cambios en el negocio musical, puesto que miles de grupos y artistas cuelgan sus trabajos en la red olvidándose de los intermediarios y el usuario puede descargarse sus canciones, disfrutarlas y compartirlas.

Los músicos que utilizan este sistema aspiran a poder llenar las salas de conciertos y así vivir de su arte sin tener que negar al público lo inevitable, el derecho a la copia. Se abre así un nuevo sentido de la propiedad intelectual que tiene ya millones de adeptos, es elcopyleft.

El documental ¡Copiad, malditos!

En ¡Copiad, Malditos! ponemos sobre la mesa losnuevos retos éticos y morales que plantea la revolución digital y vemos cómo los ‘árboles no nos dejan ver el bosque’, debido, tal vez, a la sobreinformación.

¡Copiad, malditos! se ha emitido en La 2, dentro del espacio El documental. En él descubrimos a los personajes que están ahora mismo en el centro de esta lucha, como el abogado David Bravo o el escritorLorenzo Silva. También a algunos ciudadanos que se han armado de valor y con la ayuda desinteresada de abogados experimentados se han lanzado a la lucha legal contra todopoderosa SGAE.

Hemos entrevistado a los impulsores de nuevos caminos para la edición y distribución de obras. Editoriales y autores del siglo XXI que mantienen que la creación se defiende compartiéndola y demuestran que afortunadamente, hoy la creación intelectual goza de buena salud. En ¡Copiad, malditos! intentamosdesenmarañar la red legal que regula hoy en día la propiedad intelectual. Es decir, una serie de textos legales incomprensibles para la mayor parte de los ciudadanos que, sin embargo, se ven diariamente afectados por su aplicación.

Primer contenido Creative Commons en RTVE.es

El documental ¡Copiad, Malditos! es el primer contenido bajo licencia Creative Commons (BY/NC 3.0 Unported) que se emite en Televisión Española. Esto quiere decir que está libre de derechos y que los usuarios se lo pueden descargar gratuitamente encalidad media y en calidad alta.

Tras permanecer dos semanas on-line el documental podrá descargarse en la página web de ¡Copiad, Malditos! y verse con la transcripción completa en A la carta. Por otra parte, en la web copiadmalditos.net pueden encontrarse todas las entrevistas íntegras de los participantes en el documental.

Copyright: conjunto de normas y principios que regulan los derechos morales y patrimoniales que la ley concede a los autores (los derechos de autor), por el solo hecho de la creación de una obra literaria, artística, científica o didáctica, esté publicada o inédita (Fuente: Wikipedia).
Copyleft: el copyleft es una práctica al ejercer el derecho de autor que consiste en permitir la libre distribución de copias y versiones modificadas de una obra u otro trabajo, exigiendo que los mismos derechos sean preservados en las versiones modificadas (Fuente: Wikipedia).

Más información visitando la web del documental ¡Copiad, Malditos! y en RTVE.

Plantas de los dioses. Orí­genes del uso de los alucinógenos

En la web archive.org me he encontrado con el libro de Richard Evans Schultes «Plantas de los Dioses» escaneado en diferentes versiones para su lectura.

 

Richard Evans Schultes en 1977

Indican los siguientes datos:

Mediatype: texts
Licenseurl: http://creativecommons.org/licenses/publicdomain/
Identifier: PlantasDeLosDioses
Identifier-access: http://www.archive.org/details/PlantasDeLosDioses
Identifier-ark: ark:/13960/t9474jn4h
Filesxml: Mon Aug 24 18:20:13 UTC 2009
Ppi: 180
Ocr: ABBYY FineReader 8.0

Si antes de comprar el libro te apetece comprobar si te interesa, puedes leerle, no tiene mucha calidad pero te sirve.

Reconocimiento internacional a Kaiki de Cannabiogen

4/20 Breeder of the Year 2011 Awarded to Charlie Garcia/Kaiki of Cannabiogen!!

Every year I have the utmost pleasure in being able to recognize and award on behalf of International Cannagraphic….Breeder of the Year….

This year I am going to give this award to Charlie Garcia (otherwise known as Kaiki) from Cannabiogen…

Charlie has been a dedicated breeder and friend of mine for many years now and has produced quite a few special varieties over the years that have not only impressed many growers but other breeders too that have used them as the basis to make many hybrids..

It has been said that Charlie is a: Breeder for Growers and a Breeders-Breeder and I would thoroughly agree with that statement…

He has created (or had a hand in creating): Destroyer, Pakistani Chitral Kush, Taskenti, Sandstorm, Sugarloaf, Caribe, Nepal Highland, Punta Rosa and Meo Thai amongst others, and continues to be active in the breeding world so bringing us new and exciting varieties bred mostly from original landraces year in and year out….

Since the organized 4/20 Cup in Amsterdam was cancelled this year due to security concerns, I will be forwarding Charlie’s trophy to him in Spain…

CONGRATULATIONS CHARLIE GARCIA (KAIKI)….and we all hope that you continue to grow and breed, making good seeds for all of us in the years to come!

Visto en Icmag Magazine.

Cannabiogen.

Día de la bici: Todo empezó con el LSD

Visto en El País.

Hoy, 19 de abril, se celebra el Día de la Bicicleta en todo el mundo. No es una fecha creada por consenso global sino que es una efeméride en toda regla que nace de un viaje lisérgico de Albert HofmannEse día de 1943, Herr Hofmann se drogó. No era la primera vez que lo hacía. El ácido lisérgico había atraído, hacía un tiempo, la atención del científico suizo, que investigaba sus efectos en el ser humano. El 16 de abril durante un experimento acabó absorbiendo una pequeña dosis del compuesto. “Lo primero que sentí fue una notable relajación combinada con un cierto vértigo. Una nada desagradable sensación de intoxicación que iba acompañada de un estímulo extremo de mi imaginación”, contaba el investigador en sus diarios. Tres días después, el 19 de abril, decidió drogarse voluntariamente para ver los efectos que el ácido producía en el cuerpo. Del colocón nació el día de la bici.

0.25 miligramos de LSD fue la dosis que se metió Hofmann. Una cantidad que, tras varios cálculos, él supuso que sería lo suficientemente tóxica sin ser peligrosa. Una hora después de la ingestión, las facultades del doctor empezaron a verse alteradas. Estaba tan afectado que pidió a su ayudante de laboratorio que le llevara a casa. Aunque Suiza permaneció durante la II Guerra Mundial oficialmente neutral, oficiosamente colaboracionista con los nazis mientras no descuidaba sus atenciones a los Aliados, en Basel, donde Hofmann investigaba para laboratorios Sandoz, no se podía usar el coche. El ayudante tenía su bicicleta a la puerta del laboratorio y llevó al investigador hasta su hogar para que se le pasara el subidón. Un viaje de uno que viaja.

Ansiedad, alucinaciones con el vecino de al lado, al que veía como una bruja maquiavélica (quizás por influencia de la recién estrenada El Mago de Oz), y el temor de haber perdido la cabeza acompañaron a Hofmann en su recorrido a pedales. Cuando llego a casa empezó la icónica alucinación caleidoscópica, los colores y las formas extravagantes que marcaron a la cultura hippy.

Ese primer viaje se denominó el Día de la bici. Hofmann había descubierto un inigualable psicoactivo con un gran potencial que pensaba que podría ser muy útil en algunos tratamientos psiquiátricos. No esperaba que fuera de lo más vendido en Woodstock. Después, el investigador estudió las setas alucinógenas o la salvia mientras el Día de la bicicleta se transformó en una cita global en defensa de los pedales.


Hoy en varias ciudades del mundo se organizan recorridos en bici,conciertos y charlas para hablar sobre otro tipo de movilidad. Curiosa evolución. El mismo tipo que descubrió el potencial del LSD, icono de la cultura altermundista de los sesenta, fijó la fecha de la celebración de los pedales, vehículo underground de la posmodernidad. Lo mejor es que todo fue una casualidad.

¡Feliz Día de la Bicicleta!

 

Infodosis. Cocaína [Energy Control]

Información de interés para personas que toman cocaína. Colección de micro-podcasts de audio sobre diferentes aspectos del consumo de cocaína que puedes descargarte en tu dispositivo de audio favorito, escucharlos cuando quieras y compartir con quienes creas que les pueda interesar.

Esnifar cocaína. 2’ 20’’.

Cocaína y mercado negro. 2’ 44’’.

Mezclar cocaína con otras drogas. 2’ 45’’.

Cocaína y ansiedad. 2’ 34’’.

Cocaína y enganche. 2’ 16’’.

Infodosis en una idea de Energy Control.

Producción Audio: M.E.M.O. Studios.

Para descargarte todos los audios visita la mediateca de Energy Control.

Infodosis. Alcohol [Energy Control]

Información de interés para personas que toman alcohol. Colección de micro-podcasts de audio sobre diferentes aspectos del consumo de alcohol que puedes descargarte en tu dispositivo de audio favorito, escucharlos cuando quieras y compartir con quienes creas que les pueda interesar.

La Borrachera. 2’ 52’’.

La Resaca. 4’ 35’’.

Conociendo como actúa el alcohol en el cuerpo. 3’ 54’’.

Alcohol y conducción. 3’ 13’’.

Saber Beber. 2’ 37’’.

Infodosis en una idea de Energy Control.

Producción Audio: M.E.M.O. Studios

Para descargarte todos los audios visita la mediateca de Energy Control.

Vargas Llosa: “Hay que legalizar las drogas”

Vargas Llosa instó a los países latinoamericanos a discutir la posibilidad de legalizar “al menos las drogas blandas en un primer momento, porque eso va a disminuir la delincuencia asociada al narcotráfico”.

“Por el camino que vamos [la represión] a lo que nos va a conducir es a que toda América Latina sea lo que hoy día es México”, ha afirmado Llosa durante una visita a Uruguay. El peruano añadió que los enormes recursos financieros que se gastan en una política de represión del consumo provocan lo contrario, el crecimiento de la producción de droga, su distribución y consumo.

La legalización del consumo de drogas, según Vargas Llosa, será un golpe mortal a la corrupción, que es “uno de los grandes problemas no resueltos en América Latina”.

No es la primera vez que el premio Nobel expresa su punto de vista sobre el agudo problema del narcotráfico que azota la región. También lo hizo en marzo en su visita a México.

El debate sobre la legalización del consumo ya tiene años y cada vez caldea más la sociedad latinoamericana que está cansada de verse enfrentada a la delincuencia de los narcos. Una de las figuras públicas que expresan una posición opuesta a la de Llosa es el expresidente colombiano Álvaro Uribe.

En su reciente visita a México el 14 de abril, en la sesión con los estudiantes ‘Espacio 2011, la Ola Digital’, Uribe expresó su oposición a la legalización de las drogas. Según el exmandatario, esta medida no garantiza la disminución de la violencia sino al contrario, genera más reacciones adversas. “El crimen organizado en la medida que va avanzando va restando libertades”, aseveró.

“El consumo de drogas estuvo legalizado 15 años en mi país, y ¿saben para qué sirvió esto?, para desatar la criminalidad en nuestras ciudades, para la impunidad del distribuidor”, dijo Uribe ante aproximadamente 6.000 estudiantes que participaron en ‘Espacio 2011, la Ola Digital’.

Según Uribe, las drogas en América Latina y especialmente en México están destruyendo los valores sociales, y si las autoridadaes no combaten el narcotráfico con dureza “será una tarea perdida la formación de nuevas generaciones de niños y jóvenes”.

Visto en Minuto digital.com.

Más de 300.000 videos vistos

Hemos pasado de los 300.000 videos servidos desde La Videoteca de Cannabis y más.

Videos de Marihuana TV grabados a la FAC en Spannabis y a Alacannabis presentando los Clubes de Consumidores de Cannabis, las charlas celebradas durante la Spannabis de 2010, el homenaje a Gaspar Fraga.

Documentales varios sobre cannabismarihuana, LSD, cocaína, heroína, narcotráfico, MDMA, música y muchos más.

Esperamos poder seguir completando esta recopilación de videos sobre drogas con nuevos títulos.

Os dejo con el video «Viaje a la Tierra» animación antiprohibicionista desde Rosario. Argentina. CEADS-UNR.

La ciencia de la marihuana

Visto en El País.

REPORTAJE: SINGULAR – Arantza Maira, investigadora en Física y presidenta de AMEC

La ciencia de la marihuana

La doctora trabaja en un acelerador de partículas y lucha por regular el cannabis

Entre las leyes fundamentales que rigen el universo, las partículas elementales y… la marihuana. Arantza Maira (Vigo, 1972), que se declara «un poco romántica y utópica», es doctora en Física (trabaja en un acelerador de partículas del Centro de Microanálisis de Materiales de la Universidad Autónoma de Madrid) y también presidenta de la Asociación Madrileña de Estudios del Cannabis (AMEC). Es difícil localizarla por teléfono: el acelerador está rodeado de hormigón para evitar el escape de radiaciones y la cobertura telefónica no llega. Al fin lo conseguimos y nos cita en la sede de AMEC, en una de las más empinadas calles de Lavapiés. Un local algo destartalado, pero con encanto, adonde mucha gente enferma acude para proveerse de marihuana para uso terapéutico.

«Nuestro objetivo es conseguir una regulación del cannabis de forma que podamos consumirlo de manera normal», explica Maira. «Mientras tanto ayudamos a los usuarios con todos sus problemas, sobre todo las multas, que por tenencia y consumo en la vía pública pueden ir de 300 a 6.000 euros. La cuantía, pensamos, depende de la necesidad que tenga de recaudar la Administración, sobre todo, después de los despilfarros del Ayuntamiento. Hemos visto casos flagrantes: 3.000 euros por seis gramos de marihuana o 1.200 por 0,2 gramos, lo que viene a ser un porrito».

Maira tiene los ojos verde hierba y habla con pasión entre una bandera de Jamaica y una reproducción de El grito, de Edward Munch en el que el protagonista aparece, en vez de gritando, fumando un canuto. «Soy muy política», dice. Antes del cannabis estuvo involucrada en el Laboratorio 3 (la extinta casa okupa), la Red de Lavapiés, y en el apoyo a los zapatistas. «En AMEC también defendemos al autocultivador que produce para su propio consumo», continúa. «Existen redes de robo, mafias que se dedican a robar plantas de cannabis por toda España con allanamiento de morada. La víctima muchas veces no se atreve a denunciar por si tiene problemas con la policía. Suponemos que lo robado se deriva al mercado negro».

¿Y la ciencia donde encaja? «Desde los 16 años entré en relación con la Física, por aquello de los enigmas del cosmos, la idea romántica del cielo estrellado, tan desconocido. Quería ser astrofísica, sin embargo, hoy es una de las ramas que menos me interesan. Dentro de esta ciencia, más que especializarme, he ido probando cosas», dice. «Me gusta el cambio y, por ahora, no me ha ido mal». La prueba: se licenció en Física Teórica en la Autónoma, su tesina versó sobre Astrofísica, en su tesis estudió la dispersión de neutrones en líquidos, como doctora estuvo en el grupo de Física Nuclear y ahora ejerce como ingeniera, un trabajo más técnico y menos teórico, en el acelerador. Casi nada. «Aquí vienen muchos investigadores en Física de materiales a tomar sus medidas, pero también traen piezas del Museo del Prado o del de Cerámica para analizar sus pigmentos. Es un campo muy amplio».

El próximo 14 mayo, a las 19.00, AMEC convoca una manifestación partiendo de Sol «por un cambio en la política de drogas, para que estas sean más justas y eficaces». Una Marcha Mundial que se celebrará en otras 280 capitales del mundo. «La nuestra es una de las más longevas y multitudinarias», dice con orgullo, «hemos llegado a reunir a 10.000 personas». «En 1998, la ONU inició una guerra contra las drogas. Pretendía, de manera algo pueril, erradicar la producción y demanda en todo el planeta; 70.000 millones de euros se utilizan al año en esta guerra. Sin embargo, lo único que ha creado es un crimen organizado muy poderoso que mueve el 6% del mercado mundial, por supuesto en economía sumergida, y en contacto con el tráfico de armas. Mantiene en guerra países como Colombia y, en cierta medida, Afganistán, cuyo conflicto algo tiene que ver con el opio. En México hay estados descontrolados, 15.000 muertos el año pasado. Si se evalúa fríamente no solo no han conseguido sus objetivos, sino que el resultado ha sido nefasto. Lo que realmente mata no son las drogas, sino la política de drogas».

AMEC son 300 socios. Gente de todo tipo: profesores, artistas, padres de familia. «El consumo está cada vez más extendido y está dejando de ser mal visto». Tienen una propuesta para la regulación: «Estamos promoviendo un modelo, el de los clubes sociales de cannabis, que tienen sus propios cultivos y un límite de consumo por persona, para evitar que algún listillo quiera vender en el mercado negro. No son como los coffee shopholandeses porque no son un negocio. Se asegura, además, que el productor tiene un buen sueldo y produce de manera ecológica, y la calidad de la sustancia. Es un modelo que estamos exportando a otros países; ayuntamientos, asociaciones y gobiernos se han interesado por él. Pero en España los políticos son muy hipócritas: nos felicitan pero no mueven un dedo. Tienen miedo a perder votos».

Club Terapéutico-cultural Hispalense del Cáñamo y sus derivados

Vamos a ir presentando a distintas asociaciones, CSC, Clubes de consumidores… que intentan la normalización y autocultivo

La Asociación de Consumidores y Usuarios de Andalucía ClubTHC se encuentra en sus primeros pasos para llevar a cabo todo lo que recogemos en esta Carta de presentación.

Antes de continuar, queremos considerar estas palabras del escritor George Clayton Johnson en la entrevista que le realizó Documentos TV para su emisión de 2004: Cannabis, una planta entre el bien y el mal.

» El Cáñamo puede salvar a la humanidad. Proporciona comida, ropa y un techo: tres elementos básicos; y también papel, uno de los productos más necesarios para el hombre. También proporciona un tipo de aceite para la piel, que no se puede extraer de ninguna otra fuente. Nos aporta proteinas, no se puede concebir nada más ventajoso. Y no hay que olvidar el tema ecológico, el equilibrio de la naturaleza que supone el incremento de tierras de cultivo: acabaría con la fiebre destructora de bosques, con los buitres que quieren obtener beneficios inmediatos, caiga quien caiga.
Pensaríamos en términos de construcción, no de destrucción.
Hay muy poca gente dispuesta a emprender ese camino y necesitan toda nuestra ayuda. El resultado, será un mundo más feliz.
Yo como escritor de ciencia ficción solo puedo decir que el cáñamo es un ingrediente milagroso, descubierto recientemente existe desde que el mundo es mundo, y capaz de solucionar todos nuestros problemas.»

Pero ClubTHC no se olvida de otro de sus usos, el cannabis en el ámbito medicinal.

En nuestros primeros pasos comenzamos siendo 16 socios/as fundadores de los cuales 5 padecen alguna  de las enfermedades recogidas por la Asociación Internacional por los Medicamentos Cannabinoides (consultar lista de usos médicos), mostrando así libre y voluntariamente su intención por hacer uso del cannabis con fines terapéuticos.

El primer proyecto que nos acomete es la creación de una Sede Social para podernos reunir y realizar las actividades con las cuales cumpliremos nuestros   fines.

Para poder conseguirlo, serán necesarios 150 socios y socias. Asóciate.


LSD, el poder de unas siglas. J. C. Usó

Artículo publicado en la revista especial Ulises-Cáñamo con motivo del 100 aniversario de Albert Hofmann. http://www.liebremarzo.com/catalogo/especial-dr-albert-hofmann-y-lsd

Lyserg-Säure-Diäthylamid es el nombre original con el cual se identificó la sustancia que descubrió en 1938 el químico suizo Albert Hofmann (n. 1906) a partir de sus experimentos con muestras de cornezuelo de centeno (Claviceps purpurea). Durante algunos años se ignoró qué aplicaciones podía tener. En 1943, fue el propio Hofmann el primero en sentir sus poderosos y sorprendentes efectos psicoactivos durante una jornada gloriosa que ya forma parte de los anales —y hasta de la iconografía— de la psiquedelia, gracias en parte a un celebrado viaje en bicicleta. Aunque ya habían sonado los clarines, todavía no había llegado la hora de la sustancia: contaba a su favor con la proverbial neutralidad de Suiza, pero la II Guerra Mundial estaba en pleno apogeo. No sería hasta los años 60 cuando sus intensos efectos sobre la conciencia revolucionaron el acervo cultural y espiritual de Occidente en su conjunto. Aunque inicialmente el producto fue lanzado al mercado por la casa Sandoz con el nombre comercial de Delysid, el apelativo que finalmente gozó de mayor fortuna entre la estirpe de psiconautas que fue forjándose en su uso sería el integrado por las siglas que conformaba su designación en alemán.

En su autobiografía, Timothy Leary cuenta que en la primavera de 1962, antes incluso de que él hubiera tenido ocasión de probar la sustancia, los “buscadores de placer enrollados” de lugares más o menos desenfadados como Las Vegas, Beverly Hills y Aspen iban por ahí extendiendo el bulo de que las siglas de la droga psiquedélica respondían a la sugerente invitación Let’s Strip Down, o sea, Vamos a desnudarnos[1]. En septiembre de 1966, cuando la LSD ya había sido declarada una droga ilegal en EEUU y el ex profesor de Harvard había asumido plenamente el papel de Sumo Sacerdote del movimiento psiquedélico, Leary abandonó el plan que se había trazado con la creación de la International Federation for Internal Freedom (IFIF) y puso en marcha la denominada League for Spiritual Discovery (LSD), es decir, Liga para el Descubrimiento Espiritual, que únicamente tenía dos mandamientos: “No alterarás la conciencia de tu compañero” y “No privarás a nadie de alterar su propia conciencia”[2]. Sin embargo, la nueva religión psiquedélica estuvo sometida a un control policial continuo desde el momento mismo de su fundación, aunque nada pudo impedir que durante años siguiera su imparable progresión, ganando adeptos día a día, pues ya se sabe que la reputación cobra alas en la clandestinidad.

“LSD, SU MEJOR AGENCIA DE VIAJES”… decía una pintada que, reproducida por manos anónimas en distintos idiomas, podía leerse en medio mundo: en la valla de una comuna en Haight Ashbury, en una pancarta exhibida en el campus de Nanterre, en la pared de las letrinas de un tugurio en Katmandú… En 1966, el grupo The Pretty Things contribuyó a la popularización del apelativo con la grabación de una canción cuyo título respondía de un modo tan lacónico como reivindicativo a las tres siglas mágicas —“LSD”—, pero rápidamente fue prohibida en Inglaterra y otros países. Cosas de la vida: a principios de 1967, el grupo Los Polares grabó una versión libre de ese tema bajo el inequívoco título de “La droga” pero nadie se mostró escandalizado en una España que entonces se consideraba reserva espiritual de Occidente. Quizá fue porque el mensaje de la letra en castellano resultaba bastante ambiguo y porque las siglas cantadas con fonética inglesa —“el-es-di”— no significaban nada para las autoridades franquistas del momento. En cambio, los Beatles camuflaron su particular homenaje al producto del Dr. Hofmann bajo un título algo más críptico: “Lucy in the Sky with Diamonds”. Puede que no sea cierto, que el estribillo del popular tema del cuarteto de Liverpool no encerrara intención oculta alguna y que no estemos sino fomentando una leyenda urbana más, pero lo indiscutible es que desde entonces el mundo de la música pop-rock ha sido el que ha mostrado una mayor complicidad con la sustancia a través de sus siglas. Ahora mismo, me vienen a la memoria algunos nombres de grupos, como los estadounidenses Love Spirals Downwards o, sin ir más lejos, los andaluces Long Spiral Dreamin’ y los catalanes Línia de Sortida Directa… títulos de LPs, como Liquid Sun Days, de The Squires, y Love Sensuality Devotion, de Enigma… y más canciones, como “Last Spiritual Dimension”, de la desaparecida formación Blue Bus. Supongo que la nómina debe de ser mucho más amplia.

LSD, ácido lisérgico o simplemente ácido, como también se conoce a la sustancia en la calle. Seguramente esa es la causa, unida a sus efectos tan imprevisibles y poco convencionales, de que su sola mención revista un carácter contracultural o, como mínimo, cierto aire de provocación. No es de extrañar que un miniperiódico o contraperiódico de humor, donde tienen cabida noticias y anuncios imaginarios, fotomontajes, comentarios, etcétera, eso sí, de lo más corrosivo, se denomine el LSD Herald Tribune… aunque se publique en Euskadi. Tampoco choca que el nombre de la droga haya sido adoptado por un colectivo de lesbianas de Madrid dedicado a la fotografía, cuyas siglas hacen responder a variadas y cambiantes denominaciones —Lesbianas Saliendo Domingos, Lesbianas Se Desatan, Lesbianas Sin Dinero, Lesbianas Sin Duda, Lesbianas Sin Onda, Lesbianas Sobre todo Diferentes, Lesbianas Sospechosas de Delirio, Lesbianas Sudando Deseo, Lesbianas Suscitando Desorden…— y cuyo trabajo, realizado a caballo entre el humor y la reivindicación explícita del cuerpo femenino, se configura como herramienta de crítica frente al orden establecido. Más o menos en la misma línea se encontraría también la publicación LSD (Líneas Sin Desperdicio), un “fanzine pucelano de curiosas concomitancias lisérgicas” —tal y como reconocen sus propios responsables— que funciona como boletín de la Asociación Vallisoletana de Amigos del Noveno Arte. Y lo mismo podría decirse de la empresa de ropa alternativa y complementos expansivos LSD, con establecimientos abiertos al público en Barcelona e Ibiza. No demasiado ajenos a ese sentido del humor, ácido y provocador, nos imaginamos a otros colectivos: los músicos, actores y cómicos de cabaret italianos que forman Latte & i Suoi Derivati; los artistas, músicos, productores, diseñadores, djs y creadores ingleses que integran Liquid Sound Design y los estudiantes socialistas de Hamburgo fundadores de la agrupación Liste Sozialistischer DemokratInnen (LSD).

Dejando al margen este supuesto afán provocador que implica la simple evocación de la dietilamida del ácido lisérgico, dentro del mundo de la comunicación y la tecnología informática (internet, intranet, sistemas matemáticos, multimedia e hipermedia, etc.) existe un amplio reconocimiento bastante explícito de la sustancia, tal y como sugiere cierta nomenclatura del sector: LSD-PLaNET (The Last Stage of Delirium Research Group), Logic for Structure Determination, Laboratory for Simulation Development, LDAP Service Deployment, Laboratorio de Segurança de Dados, Laboratorio de Sistemas Distribuidos, Lean Software Development, Life Science Dictionary Project, Loop and SiDeschains-CAFASP (LSD-CAFASP), Laboratoy of Speech and Dialogue, Laboratorio de Sistemas de Detecção, Laboratory of Semiconductor Devices, Laborator Silnicní Dopravy, Local Software Documentation, Level Seven Digitals…

Pero no podemos resultar tan ingenuos de creer y pretender que todos los nombres cuyas siglas se corresponden con LSD estén relacionados, siquiera remotamente, con la problemática criatura de Albert Hofmann. Así, por ejemplo, y aunque en su dirección web destaque la presencia de las controvertidas siglas, no parece que tenga nada que ver con sustancia psicoactiva alguna el Lar São Domingos, una entidad filantrópica brasileña dedicada a la protección de la infancia. Ni la Legal Surveys División, una empresa canadiense dedicada a la explotación, promoción y protección de los recursos naturales y el desarrollo sostenido. Ni mucho menos la comercial Luis Sánchez Díez, S.A., una empresa familiar dedicada a la búsqueda y explotación de canteras y a la fabricación y venta de materiales para la construcción. Ni tampoco un organismo oficial lituano que responde por el nombre de Lietuvos Standartizacijos Departamentas. También parece que la coincidencia entre las siglas LSD y las de la Law Student División de la ABA (American Bar Association) o las del foro para estudiantes y graduados en leyes Law School Discusión no sea más que eso: meras coincidencias.

Sin embargo, no deja de sorprender que la US Navy no haya procurado desvincular su línea de barcos de soporte para operaciones anfibias Dock Landing Ships (LSD) de las siglas de una de las sustancias ilegales contra cuya promoción más ha batallado la Administración de los Estados Unidos desde tiempos del presidente Richard Nixon. Y no es el único ejemplo que puede provocar cierta perplejidad, porque ahí está el caso de la Louisiana School for the Deaf, que por mucha fidelidad a la tradición académica estadounidense que demuestre en honrar al “LSD Teacher of the Year”, no puede ignorar la correlación semántica existente entre las siglas del citado colegio y las del potente e ilícito visionario.

Sea como sea, nadie puede negar que el éxito de las siglas LSD ha tenido que ver con la expansión del uso de la sustancia —a pesar de su prohibición incondicional— y sus poderosos efectos psiocoactivos. Sin embargo, este éxito ha acabado por desbordar los propios márgenes del movimiento psiquedélico, seguramente porque se ha producido en un mundo donde el poder de las marcas ha dejado de ser patrimonio exclusivo del ámbito empresarial, alcanzando a las artes, a las instituciones y hasta a países enteros.

Efectivamente, el branding o la cultura de las marcas ha ido invadiendo todos y cada uno de los elementos susceptibles de ser sometidos a las leyes de la oferta y la demanda, es decir, a las reglas del consumo, convirtiéndose en un auténtico fenómeno sociológico. Los ciudadanos, reducidos a simples consumidores, se configuran en este sentido como víctimas involuntarias y pasivas de la conspiración de unas marcas que tan sólo persiguen cínicos intereses mercantiles. Un dato revelador: hasta el reputado psiquiatra Stanislav Grof[3], con varias décadas de investigación y experiencias clínicas en estados alterados de conciencia (muchos inducidos por LSD), ha patentado la técnica terapéutica denominada Respiración Holotrópica® como una marca registrada más.

Frente al poder de las multinacionales, la tiranía de las leyes de mercado y la incitación permanente a un consumo desenfrenado, no hace muchos años se publicó el libro No Logo, de Naomi Klein[4]. En poco tiempo, la obra de esta periodista y economista canadiense —a medio camino entre la investigación-denuncia y el ensayo sociológico— se convertiría en libro de cabecera de los movimientos antiglobalización, de todos aquellos que quieren hacer justicia, salvar el mundo o simplemente ahorrar dinero, es decir, recuperar el espacio público y la identidad privada. El libro ofrecía numerosos argumentos para que los consumidores hicieran preguntas y se atrevieran a enfrentarse al intento de colonización mental por parte de las multinacionales. En este sentido, los activistas de la antiglobalización, aseguran que las multinacionales, más que mercancías, venden fantasías, ideas y estilos de vida —inalcanzables para la mayor parte de las personas— asociados a marcas exclusivas que requieren un gran despliegue de mercadotecnia —incluido un bombardeo publicitario masivo— y cuyos productos representativos fabrican empresas subcontratadas en países del Tercer Mundo.

Las principales críticas a estas tesis han partido de Wally Olins[5] y otros expertos en imagen e identidad corporativa que aseguran que los partidarios del no-logo, es decir, del activismo antimarca, en realidad confunden marcas con capitalismo. En esta línea podemos mencionar a Michel Chevalier y Gérard Mazzalovo[6], quienes recientemente han analizado las bases teóricas de la identidad, el ciclo de vida y la dimensión de las marcas partiendo del hecho de que la noción de marca descansa en la diferenciación, una diferenciación que lógicamente lleva asociados determinados valores (cualitativos, hedonistas, éticos). Según estos dos profesores de la École Supérieure des Sciences Économiques et Commerciales (ESSEC), las marcas implican un pacto, una especie de acuerdo con el consumidor, que es fuente de progreso social: por una parte, crea y distribuye riqueza y, por otra, exige procesos de creación e innovación que reportan bienestar a unos consumidores que no serían meros espectadores o, mejor dicho, simples sujetos pasivos. Prácticamente la casi totalidad de la publicidad, aseguran estos dos autores franceses, se refiere a tendencias de fondo preexistentes, es decir, se construye y sostiene sobre modelos culturales más o menos generalizados. En definitiva, la publicidad no haría sino responder a deseos latentes, estimulándolos, de manera que sólo nos mostraría y nos diría aquello que en realidad tenemos ganas de ver y escuchar.

Pero no es nuestra intención entrar en polémicas aquí y ahora, sino simplemente dejar planteado el estado de la cuestión y constatar el hecho de que un amplio reconocimiento ha convertido las siglas LSD, con toda su carga y fuerza semántica, en un reclamo con entidad propia, en una supermarca más allá de los efectos psiconáuticos que pudiera sugerir. Pero sobre todo felicitarnos porque en su día los laboratorios Sandoz se limitaran a patentar la dietilamida del ácido lisérgico con la marca Delysid, olvidándose de las siglas, y sumarnos de este modo al homenaje que la revista Ulises (Revista de viajes interiores) ha decidido rendir en el centenario de su nacimiento al químico que nos abrió un atajo para acceder a la vía de la experiencia mística.

Dankeschön, Doktor Hofmann!

Juan Carlos Usó

[1] LEARY, Timothy: Flashbacks. Historia personal y cultural de una época. Una autobiografía, Barcelona, Alpha Decay, 2003, pág. 188.

[2] LEE, Martin A. & SHLAIN, Bruce: Sueños de ácido. Historia social del LSD: la CIA, los sesenta y todo lo demás, Castellar de la Frontera (Cádiz), Castellarte, 2002, pág. 204.

[3] GROF, Stanislav: Psicoterapia con LSD, Barcelona, La Liebre de Marzo, 2005.

[4] KLEIN, Naomi: No Logo. El poder de las marcas, Barcelona, Paidós Ibérica, 2001.

[5] OLINS, Wally: Brand. Las marcas según Wally Olins, Madrid, Turner, 2004.

[6] CHEVALIER, Michel & MAZZALOVO, Gérard: Pro Logo. Por qué las marcas son buenas para usted, Barcelona, Belacqva, 2005.