Hanfparade – Manifestación para la legalización del Cannabis

Hanfparade 6 de agosto de 2011

La próxima Hanfparade (Desfile del Cáñamo) tendrá lugar el día 6 de agosto del 2011 a partir de la una de la tarde desde el Alexanderplatz.

La Hanfparade (Hanf significa en alemán «Cáñamo») es la manifestación con mayor tradición en Europa a favor de la legalización del Cannabis tanto en su uso medicinal, recreativo e industrial. Tiene lugar todos los años desde 1997 en la capital de Alemania, Berlín.

El lema de la nueva edición será:

«40 años son suficiente – ¡Adiós BtMG!»

La palabra BtMG es la abreviatura de «Betäubungsmittelgesetz», la Ley de Narcóticos alemana que entró en vigor el 24 de diciembre del año 1971.

Dicha ley castiga entre otras cosas el cultivo, comercialización, importación y exportación del Cannabis y sus productos derivados. Desde su introducción no ha hecho más que aumentar los daños en la sociedad. Tan sólo en 2009 se dieron en Alemania más de 150.000 procedimientos contra usuarios de Cannabis; en casi un 80% de los casos se trata de delitos menores para cubrir el consumo propio. Actualmente existen más de 10.000 encarcelados relacionados con el Cannabis, una sustancia más segura y menos dañina que otras como el alcohol y el tabaco que sí son legales.

¡Esta locura ha de tener un final!

Nuestra reivindicación: ¡Acabar con la ley alemana de narcóticos (BtMG)! La prohibición del Cannabis causa mayores miserias que un mercado legal y regulado.

Muestra tu apoyo a la mayor manifestación de Alemania a favor de la legalización del Cannabis como participante, patrocinador o pasando la información a quien le pueda interesar.

Hanfparade en español.

 

Ciencia: El THC mejora la capacidad de conducción en un paciente con síndrome de Tourette

Médicos de la Universidad Ludwig-Maximilians de Munich y del Hospital Inn-Salzach, Alemania, han presentado el caso de un conductor de camión de 42 años con síndrome de Tourette desde los 6. Presentaba múltiples tics, se levantaba y se sentaba de forma repetida y, sobre todo, padecía de pensamientos obsesivos. Todos los medicamentos estándar para los tics habían sido ineficaces. Después de dos semanas de terapia con dosis crecientes de THC (hasta 15 mg al día) los tics se redujeron significativamente.

Dado que el enfermo tenía que conducir a diario fue evaluada su capacidad de conducción con pruebas informatizadas, de acuerdo con las directrices Alemana sobre seguridad vial y tráfico. Tanto en la fase libre de drogas como durante el tratamiento con THC se cumplieron los criterios acordes con la normativa alemana en todas las funciones investigadas (percepción visual, capacidad de reacción, concentración y tolerancia al estrés). Se produjo una clara mejora en la concentración y la percepción visual durante el tratamiento con THC en comparación con la fase libre de fármaco.

Fuente: Brunnauer A, Segmiller FM, Volkamer T, Laux G, Müller N, Dehning S. Cannabinoids improve driving ability in a Tourette’s patient. Psychiatry Res. 2011 Jun 9. [en imprenta].

Visto en el boletín de la IACM.

Despenalización, el 1er documental on line y sin censura de la Argentina

Despenalización:

70 años de historia, prensados en 18 minutos.

Enterate como los gobiernos y los medios de comunicación lograron que una simple planta, genere tanta controversia a nivel mundial

Aclaración:

Todos los videos que verá a continuación fueron sacados de YOUTUBE y MEGAVIDEO.

Invitamos a ver los videos originales en dichas paginas nombradas anteriormente, para que pueda comprobar si el material fue manipulado a favor de la despenalización del consumo de la marihuana o no.

Visto en Despenalización, el documental argentino.

Se ha estrenado el día 20 de junio de 2011.

Acannam, Asociación Cannabica del Maresme

Acannam es una asociacion sin animo de lucro que pretende facilitar el acceso a los consumidores de cannabis, ya sea terapeutico o ludico dentro de la responsabilidad, la obtención del mismo de forma legal y consumir una marihuana plantada con productos ecológicos y sin adulterar, para evitar su compra en el mercado negro y sus las consequencias que conlleva.

Desde la asociacion queremos intentar la normalizacion del cannabis y que el consumo responsable del cannabis no se diferencia del consumo responsable de otras substancias como el alcohol y el tabaco.

Se les puede localizar en:

Web


Ver Acannam en un mapa más grande

[Energy Control] Análisis de Sustancias informe 2010

Durante 2010 hemos analizado en nuestro Servicio de Análisis un total de 1.680 muestras de sustancias psicoactivas. Como viene siendo habitual en nuestro servicio, la mayoría de análisis fueron realizados a muestras de MDMA, cocaína y speed, lo que es coherente con la observación de que se trata de las principales drogas consumidas en los entornos recreativos. No obstante, también es de destacar el número de muestras analizadas de ketamina, opiáceos, LSD y 2C-B.

Como fenómeno que venimos observando en los últimos años, durante 2010 analizamos 127 muestras de los denominados Research Chemical’s (RC’s), especialmente de mefedrona (34 muestras). Los análisis nos han permitido observar cómo en 11 casos, la mefedrona había sido vendida como MDMA.

Como se puede observar en el siguiente gráfico, además de este tipo de sustancias, encontramos la categoría “otras”, donde se incluyen sustancias de consumo muy minoritario y que se analizan esporádicamente (efedrina, mescalina, metanfetamina, etc.)

[download id=»36″]

Más información en la web de Energy Control

CanMurcia, Asociación de usuarios de cannabis

CanMurcia es una asociación sin ánimo de lucro y pretende que los consumidores de cannabis tanto lúdicos como terapéuticos tengan acceso a él de una manera legal, excluyendo así la necesidad de acceder al mercado negro y los inconvenientes que esta práctica conlleva.

Queremos hacer valer nuestros derechos de la manera más correcta y legal, participando y promoviendo el activismo cannábico y creando un cultivo compartido el cual genera cannabis para los socios implicados.

En ningún momento deseamos divulgar y  fomentar el consumo de cannabis, si no informar de sus efectos para respaldar el consumo responsable a los que ya decidieron en su día que consumirían esta sustancia.

Uno de los fines de esta Asociación es evitar el peligro para la salud de sus usuarios inherente al mercado ilegal de cannabis mediante actividades encaminadas a la prevención de los riesgos asociados a su uso.

Como asociación cannábica estamos registrados en el Registro de Asociaciones dela Región de Murcia así como en hacienda con nuestro correspondiente N.I.F.

Para ser socio  se deberán de reunir las siguientes condiciones:

-Ser mayor de 18 años, gozar de plena capacidad de obra y no estar sujeto a ninguna condición legal para el ejercicio de su derecho. Ser consumidor/a habitual de Cannabis y rellenar la solicitud de entrada avalado, como mínimo, por otro socio.

La cuota anual es de 30 € al año,se puede fraccionar para facilitar su pago acreditando estar desempleado.

Para participar en el cultivo compartido hay que:

· Socios Terapéuticos:

  1. Acreditar debidamente padecer una enfermedad susceptible de ser tratada con cannabis, para lo que se presentará un dictamen facultativo que diagnostique alguna de las recogidas como tales en los boletines de la “Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento».
  2. Presentar DNI.

· Socios Lúdicos:

  1. Que las plazas estén abiertas.
  2. Contar con el AVAL de un socio actual.
  3. Presentar DNI

Las plazas para lúdicos: Están abiertas.

Dirección:

CanMurcia, Asociación de usuarios de cannabis

C/ Victorio, nº 10, cp. 30003 – Murcia

Horario: De lunes a miércoles de 16:00 a 00:00 h y de 16:00 a 02:00 de jueves a domingos.

Datos obtenidos de su web CanMurcia

Entrevista a Antonio Escohotado, en defensa del uso de drogas

Visto en Los lunes al sol.

Antonio Escohotado, autor de Historia General de las Drogas y uno de los hombres que más ha estudiado el tema de su ilegalidad, habla con LOFT sobre todo lo que está mal con el sistema, predice el futuro de las drogas y comparte sus aventuras en el mundo de la inspiración narcótica.
En la Conferencia de fundación de la Juventud del PTS se realizo un importante debate en torno a la consigna de legalización de las drogas y que se ha continuado entre los camaradas abriendo una rica discusión. Su importancia reside en que el tema de las drogas abarca desde la defensa y la lucha por la ampliación de las libertades democráticas e individuales contra las políticas represivas y de control social y del estado capitalista, el cuestionamiento de los dogmas de la moral burguesa, la defensa de un proyecto de autonomía del sujeto y la autopreservasión de los hombres y las mujeres ante sustancias toxicas que pueden afectar a la salud. Quien escribe este blog tiene una posición política tomada a favor de la legalización de todas las drogas sin condicionamientos alguno y a favor del consumo de drogas como una actividad lucida y creativa de los sujetos. En función de este debate -y de sustentar mi propia posición, la que espero poder manifestar profundamente en breve tiempo- comparto un reportaje con Antonio Escohotado, filosofo, sociologo y jurista español, autor de un libro imprescindible para abordar el fenómeno llamado Historia General de las Drogas donde traza una linea que abarca el uso de las sustancias embriagantes en las distintas civilizaciones y el origen mercantil y el discurso moralista del actual prohibicionismo.

Antonio Escotado es un profesor de filosofía y metodología de las ciencias sociales en la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Madrid que escribió tres tomos sobre la historia general de las drogas. Este año acaban de compilar sus tres obras en un solo tomo de 1542 páginas. Su trabajo se ha convertido en uno de los recursos de información más usados por los interesados en la temática de las drogas. Escotado es el “abuelo psicodélico” de España, el que más sabe del tema, el que probó todo y conservó la cordura para contarnos. Un sabio para muchos, un charlatán para otros. Hasta de “peligroso” ha sido catalogado. Y si lo es, es porque sus ideas son convincentes y porque van en contra de muchas de las posturas de los policymakers de los últimos tiempos en cuanto a la regulación de las drogas. A sus 62 años, Escotado sigue usando la heroína para inspirarse y el tabaco para vivir. En vez de palabras etéreas y argumentos descabellados (como podría esperarse de un veterano heroinómano) Escotado utiliza una dicción sofisticada y un razonamiento contundente para expresar su crítica a la forma en que es percibido actualmente el problema de las drogas. Su mente es audaz, perspicaz y, sobre todo, prolífica. Ha escrito varios ensayos con matices antropológicos y filosóficos. Entre ellos Realidad y Sustancia, De physis a polis, Majestades, crímenes y víctimas, El espíritu de la comedia –que fue galardonada con el Premio Anagrama de Ensayo–, Rameras y esposas y La cuestión del cáñamo. Con LOFT compartió su fresca manera de ver el mundo.

¿Existe hoy algún problema con las drogas que no haya tenido antes la humanidad?

Quizás el de la sobreabundancia, porque por cada sustancia psicoactiva antigua hoy puede haber un millar. Esto crea, desde un punto de vista positivo, muchos más medios para controlar y dirigir tus sentimientos y tus percepciones, y por otro lado, mucha más alarma social. Es como el miedo que podía generar la aparición del libre pensamiento en el siglo XVII.

¿Por qué se da esa sobreabundancia?

Por los pacientes trabajos de síntesis química que se hicieron paralelamente a la cruzada contra las drogas. las brujas, los brujos y los hechiceros poseían los depósitos del saber ecológico antiguo, y aunque fueron aplastados por la erupción del monoteísmo con vocación universal –el brahmanismo, el cristianismo y luego el islam– su saber acumulado nunca fue destruido. Permaneció en bibliotecas y colecciones privadas. Cuando la cruzada contra los brujos empezó a ceder, a finales del siglo XVII, prácticamente todos los recursos que tenían los hechiceros herboristas pasaron a ser medicinas honorables. Las farmacias y lo que ahora conocemos como boticas, se desarrollaron enormemente a mediados del siglo XVII. Desde entonces el arsenal farmacológico de la humanidad empezó un sostenido crecimiento, que desemboca en descubrimientos como el del MDMA o éxtasis, por Alexander Shulgin, a quien conozco mucho. Shulgin es un genio al igual que su padre. Saben lo que nadie sabe de los químicos. Ellos se juntan y salen con un polvito que te lo tomas y la vida te cambia. ¡Eso es magia… Potagia!

Su libro recalca lo importante que es para la diseminación de las drogas, la relación entre religión, magia y medicina. Y cómo en las culturas chamánicas es en donde primero se empieza a distribuir la droga. Pero esa distribución se hacía con una técnica y buscando un fin, el extasías espiritual más o menos…

Sí, y con unos marcos rituales muy, muy cerrados. Incluso las personas juran no decir qué fue lo que finalmente les dieron, cómo se los dieron y qué sintieron. Ésa es la famosa reserva mística. Es evidente que ese sentido místico se ha perdido en la cultura de las drogas. Las drogas prohibidas se usan hoy con fines lúdicos.

¿Es eso parte del problema?

No. El que las drogas se tomen por razones lúdicas, recreativas o de conocimiento, digamos de introspección, es un correlato. Lo que pasa en el terreno de las drogas es algo más básico aun, que es la secularización. Lo que está en crisis es el dogmatismo y la religión ligera. Antes lo que había eran colecciones de súbditos, y las drogas se tomaban en función a sus metas. Pero ya no queremos el “más allá”, ya no queremos el cielo. Estamos conformes con esta vida. No estamos diciendo, como Santa Teresa, “tan alta vida espero que muero porque no muero”, Como queremos esta vida, tomamos drogas para poder controlarnos mejor, para ser capaces de trabajar mejor, para ser capaces de entendernos y entender a los demás, para disfrutar. Todo esto es nuevo, porque ya no hay el contexto mítico ritual que obligaba a las reservas místicas. En un mundo secularizado no esperamos tanto.

¿Cree que las drogas ilegales, tal como se usan en Occidente, cumplen una función cultural significativa?

Para la juventud son el auténtico rito de pasaje, la ceremonia de maduración, social e individual. Para la gente de 40, 50, 60 años –muchos de ellos prisioneros de los psicodélicos años 60– son una reiteración de costumbres. Pero para los jóvenes son una manera de ponerse a prueba social e individualmente. Y eso ocurre en todo el planeta. En Tailandia y en Vietnam hay fiestas rave con una periodicidad comparable a las de Londres o Montreal. Y en las capitales del Amazonas también hay raves, con DJ’s, con pastillas y con turistas de los cuatro rincones del mundo.

¿Eso le da algo de valor a la cultura o es simple decadencia?

Decadencia hay en el despotismo y el dogmatismo, porque reducen la realidad, porque nos dan un mundo abreviado como si fuese un mundo real. En el mundo de las drogas no hay decadencia. Lo que pasa es que entre los usuarios de drogas, como entre los usuarios de coches, o de juegos de azar, hay un sector que es adictivo por naturaleza. La técnica es neutra. Todo lo que el ingenio humano ha descubierto es neutro en sí mismo. Somos nosotros los que, dependiendo de la persona y la ocasión, sacamos a las cosas de su neutralidad y las hacemos buenas o malas.

¿Qué de bueno tiene el consumo de drogas no prescritas por parte de los jóvenes?

Profundizar en la regla del conocerte a ti mismo, que sigue el principio socrático, el principio de la ética. Es el rito de maduración de las sociedades occidentales avanzadas a principios del siglo XXI. En la práctica se ve si el ser tiene buen o mal gusto, si se controla o no se controla; si debajo de su aparente educación esconde un monstruo autoritario, rencoroso o deprimido, o si por el contrario, tiene –como diría Freud– un “ello” (es decir, un inconsciente) sano y capaz de disfrutar. Las drogas brindan a la condición humana más control, más capacidad de enfrentarse a los desafíos de la vida. Cuando llega la prohibición, también llega la coartada victimista que permite a las personas decir esa gran falsedad: “Ay, yo no quería pero sin darme cuenta me hice esclavo y ahora soy una pobre piltrafa humana. Me permito robar a mis conciudadanos y no cumplir mi palabra”.

¿Cree que todas las drogas deberían ser legales?

¡Hombre, claro! Es que eso es de cajón. Hay que drogar la prohibición. Legalizar las drogas me suena tan disparatado como legalizar el gusto por la pintura, el pasear o el leer. No se puede legalizar una actividad humana que es un derecho civil inmemorial. A mi juicio se ha hecho una ley para ciertas metas, igual que se hizo la ley seca en Estados Unidos. Al cabo de un tiempo, fue más contraproducente que producente.

Digamos que hemos hecho un experimento con la prohibición, y el experimento falló.

En Europa, la guerra de las drogas terminó hace por lo menos diez años. Cualquiera, prácticamente, sin ningún riesgo, siempre y cuando sea para su propio uso, puede conseguir toda la droga que le dé la gana y nunca va a tocar una comisaría ni un cuartelillo de la policía. Y hay muchos más puntos de venta de drogas ilegales que si se vendiesen, como antes, en las farmacias y en la herboristerías. En los tiempos de la Roma imperial había 900 tiendas que vendían opio, además de otras sustancias.

Pero ahora en Madrid o en Nueva York hay de 45,000 a 80,000.

¿Si de todas maneras la gente las puede conseguir, qué de negativo tiene la prohibición?

No tiene tanto de negativo. Lo que hace es crear un fenómeno mundial de desobediencia civil y por tanto de recuperación de las esencias ciudadanas. La gente se ha dado cuenta de que las leyes no están para protegernos de nosotros mismos, sino para protegernos de los demás. Por lo tanto una ley como la prohibición de las drogas, que pretende defendernos de nosotros mismos, es una usurpación y un dislate, pura corrupción del derecho. Digamos que la prohibición ha tenido el efecto positivo de generar desobediencia civil, que sirve para darnos la sensación y la certeza de que no somos súbditos, de que somos ciudadanos.

¿Y qué del argumento según el cual la droga nos hace irresponsables y peligrosos para los demás ciudadanos?

Es una profecía auto-cumplida del inquisidor farmacológico. Hasta la prohibición, que empieza en Estados Unidos a principios del siglo XX, no existía prácticamente el concepto de víctima involuntaria de las drogas. A partir de la prohibición en la que metieron a miles de médicos y farmacéuticas a la cárcel por que no querían plegarse a las órdenes del Ejecutivo, se crean unas personas que viven de esa coartada. Ahora las drogas te dan coartada para no hacer nada en lo absoluto, para ser una mierda con tu familia, con tus amigos y con los demás. Eres un farsante, eres un iluso, pero quien te ha dado los argumentos y las bases para comportarte así ha sido el que ha prohibido las drogas y les puso la consigna de engendros demoníacos.

Hay sustancias como la heroína que una vez uno las toma está dispuesto a hacer cosas que sin ellas no haría por la mera necesidad de conseguirlas…

Eso no es cierto. La heroína es mucho menos adictiva que el tabaco o que el café. 100 o 200 veces menos adictiva. Yo, por ejemplo, tomo heroína desde hace 35 años, pero así, on and off, como dicen los americanos. Nunca tomo por más de un par de días seguidos, porque me da resaca, claro. Y con el paso del tiempo la he ido bajando. La heroína es una sustancia de un efecto sutil que no se nota mucho, hay que tener muy agudizados los sentidos para darte cuenta en qué te influye. En las primeras horas sientes mucha energía, como si fuese una especia de anfetamina, pero suave, sedosa. Es un alivio para las personas coléricas o irascibles. El método de la inyección, que es el que le ha dado su mala fama, ya es arcáico. Ahora se toma a través de cashing the dragon. Se fuma en un papel plata o se aspira. El draculiano sujeto, ese yanki que se inyectaba, era en realidad un discípulo directo del inquisidor farmacológico, y como ya el inquisidor farmacológico va teniendo menos sentido, pues tampoco tienen sentido esas prácticas de pincharse las venas y transmitirse horribles enfermedades.

¿Cree que estén a punto de caerse las barreras y de que haya libertad total con respecto a estas sustancias?

Lo que pasa es que este tipo de cruzada nuca se resuelve con un decreto que diga: “señores, nos equivocamos, había derecho a pensar libremente, o había derecho de practicar magia”. El Vaticano y las iglesias reformadas protestantes todavía no han dicho “hemos matado 300,000 personas en la hoguera por practicar la magia”, pero ya todo el mundo sabe que la magia es un derecho civil que lo tiene cualquiera. La prohibición sigue un tema de derecho y en algunos países connota altísimos riesgos, hasata el de la pena de muerte. Hay 33 países con penas de muerte. Pero en el mundo civilizado, sobre todo en Europa, la prohibición de hecho no existe. Pero claro, los principales traficantes de drogas en el mundo son personas ligadas a la policía y a los gobiernos.

¿Alguna vez ha tenido problemas de adicción o dependencia?

Soy adicto al tabaco. Lo que pasa es que lo soy porque quiero, porque no me parece que la vida valga la pena sin mis cigarros. Sigo creyendo que es un absurdo hablar de una libertad separada de responsabilidad. Las libertades que tomamos son responsabilidades que asumimos. Es posible que por fumar abrevie mi vida o me genere un futuro muy malo. Pero no siento adicción a ninguna otra droga. Por ejemplo, la heroína me encanta, aunque comprendo que es más difícil tomarla con mesura y con sensatez por todo el imaginario social que la rodea. Como se supone que la droga es adictiva por excelencia, las personas entran en ese cause muchas veces porque les conviene, porque tienen problemas emocionales, sociales, profesionales o psicológicos, y se refugian ahí como una excusa muy buena para escenificar su necesidad de ayuda y de dependencia.

Parece bastante irónico que sea la menos emocionante la única que le haya causado adicción.

Cuando estás falto de energía pegas muchas haladas y muy fuertes, e inmediatamente suben tu tono energético. Cuando necesitas tranquilidad, das haladas espaciadas y no profundas y te tranquilizan. Es la única droga que tiene doble efecto y además estimula la inteligencia. El tabaco es la única droga sagrada desde Alaska hasta la Patagonia.

¿Cree que el tabaco está perdiendo la pelea?

No la perderá nunca. Es demasiado potente, es demasiado gratificante para el usuario. Podrá incluso haber una gran rebelión si se insiste en perseguirlo. Que se pongan de acuerdo mediante medios modernos como el Iternet los usuarios y empiecen a fulminar las compañías aéreas por orden: “Somos 200 millones de usuarios de tabaco. Lufthansa, si no cambia usted en un mes su política contra los fumadores, nadie viaja; American Airlines, si no cambia usted en dos meses, nadie viaja. Dándoles ultimátums. Las compañías aéreas hacen economías a escala, de repente se quedan sin 10 millones de clientes en un mes y ¡pun!, “bancarrota”. Aparte de otras medidas más sencillas como por ejemplo en Estados Unidos, donde hay reglas tan severas, que aterrizan un avión si alguien prende un pitillo y demás…se podría lograr que de repente a las cinco menos diez, 100 millones de americanos encienden su pitillo en los aviones. Cada vez que los seres humanos se han puesto de acuerdo han logrado cosas asombrosas. Le han cortado la cabeza a Luis XVI.

¿Una droga tan masivamente utilizada como la marihuana, ha afectado negativamente la cultura?

Es curioso, porque ahora se han descubierto sus numerosas utilidades médicas y terapéuticas de la marihuana. Tiene, incluso, todo tipo de principios nutritivos. Y es extraordinaria incluso para contener la erosión. Con ella se puede fabricar papel mejor que el que tenemos.

¿Y qué tiene de malo?

Yo creo que cierto tipo de personalidad, la que se teme a sí misma, la persona que lleva puesta una máscara, que se impone un papel, no debería tomar marihuana y sufrir sus efectos porque lo desnudaría, rompería su caparazón de rutinas. El cáñamo tiene el poder de revelar esta diferencia radical entre el aspecto y la interioridad de las personas, así que todas las personas que vivan disfraz no deberían tomarla.

¿Qué opina del crack?

Yo he tomado crack y lo encuentro más euforizante, más gratificante para el usuario que la cocaína. Va dirigido a un público con un poder adquisitivo no muy alto, porque todavía le falta refinar. Es mucho más barato, sólo es pasta base. No hay que tener un respeto por el conocimiento científico. Por ejemplo, el crack no es más tóxico que la cocaína. Lo que pasa es que ¿quién toma crack? Los negros más jorobados de Estados Unidos. Lo toman los adolescentes con menos perspectivas profesionales. Las drogas más peligrosas del mundo, las que pueden volverte realmente loco, son vendidas en las farmacias y son los neurolépticos.

¿Qué clase de drogas que estén por venir le emocionan?

La 2CB o afro onexus. Otro producto de la gran mente de Shulgin. No tiene mucho poder visionario, pero tiene una capacidad introspectiva y afrodisíaca que a mi juicio es el principal aspirante a los favores del siglo XXI. Yo espero que cada vez se vayan haciendo drogas más activas. Es decir, que con menos cantidad tenga más efecto. Y también drogas que tengan un efecto muy intenso pero breve. La vida moderna no te permite ponerte a viajar como con mezcalina, unas 20 horas. Ahora nos interesan fármacos que nos permitan en una o dos horas resolver el nudo psicológico y espiritual antes vinculado a drogas como la mezcalina. Creo que en lo que están tanto la industria química legal como la ilegal es en una búsqueda frenética de principios cada vez más puros, más potentes y al mismo tiempo de acción más breve, que con menos impregnación de nuestros tejidos orgánicos tengan los mismos efectos. Por ejemplo, todos los que amamos el tabaco, lo que realmente amamos es la nicotina. ¿Por qué producir la gran liberación de nicotina buscada con la ayuda de una brasa, si podemos meterlo rápidamente en un aparatito que lo vaporice y que sin necesidad de producir alquitranes, sin necesidad de combustión, libere nicotina de manera que nosotros podamos absorber un poco.

¿Qué droga que no haya probado le gustaría probar?

Ninguna, todas las que me han llamado la atención las he probado.

¿Ha sentido que las drogas alteren la química del cuerpo, y que esa alteración sea negativa?

No. si te metes a una orden religiosa y haces voto de pobreza, obediencia y castidad tienes una alteración química mucho más potente que tomándote una mezcla de heroína y cocaína. Y si te mortificas y practicas el ayuno creas en tu cuerpo un efecto muy parecido al de tales o cuales drogas. Nosotros somos una bolsa química. Lo que pasa es que hay un éxtasis digamos digno –el que consigues con los votos de pobreza, castidad, obediencia y mortificación– y un éxtasis indigno, que consigues tomando RC25 o morfina. Son cosas que dicen los ignorantes, los fanáticos, los dogmáticos.

Cuando uno se fija en el movimiento chamánico…

Los chamanes son los médicos y directores espirituales de las sociedades simples. En sociedades complejas, como las que tenemos ahora, las soluciones chamánicas no parecen de aplicación. He conocido chamanes pero no me parecen personas más atendibles que cualquier otra, tampoco menos.

¿Cree que todos deberíamos tener libre acceso a todo?

A la larga sí. Lo que se pasa es que cada droga debería tener su sitio de venta. A mi modo de ver, se van a vender en puntos diferentes:

La de paz y energía –heroína y cocaína- y las hiper peligrosas –Belladona, Datura- en la farmacia.

Las de viaje, que las tengan en los departamentos de antropología, ciencias y artes de la universidades porque ayudan a la capacidad creativa.

Las básicas, o sea las de más uso, como la marihuana, pertenece a supermercados.

En cuanto a educación, ¿qué cree que es lo necesario para nuestros hijos?

Amor propio y sentido de la estética. Darse cuenta que están haciendo una empresa científica al tomar drogas. Que se están metiendo en un terreno del cual van a salir datos. Que las drogas les ayudan a conocer mejor lo que es la condición humana intelectual y emocionante.

¿Cuál será la clave en el momento en que se libere todo, cuando ya no haya prohibición?

Quererse a sí mismo. La razón para tomar drogas es para conocerte a ti mismo. Hay que tomarlas queriéndose a sí mismo, respetándose y, por su puesto, respetando a los demás. Es que sólo respeta a los demás quien se respeta a sí mismo. La vida tiene unos sinsabores evidentes, aparte de tener que ir envejeciendo y sufrir enfermedades. Muchas veces nos faltan horizontes, otras veces nos aquejan dolores, otras veces nos aqueja una falta de energía, una apatía que nos hace indolentes y nos hace perder oportunidades de promocionarnos, de tener una vida mejor. Las drogas están ahí como donadoras genéricas de paz, de energía y de exclusión. Que las usemos así o no, va a depender de cada individuo. También los coces están para desplazarnos de un lado a otro y hay insensatos que van y matan a cinco y luego se matan ellos…

C5N – Debate y polémica sobre la venta minorista de droga

Fue en un cruce verbal entre el director de la revista THC, Sebastián Basalo, y el presidente de la Asociación Antidrogas de Argentina, Claudio Izaguirre, en el programa de Gerardo Rozín Esta noche. Basalo acusó a Izaguirre de fomentar la venta minorista de droga y este respondió tirando un vaso con agua.

No somos traficantes, ni banda organizada y no fomentamos mafias o narcotráfico

En Diosa Planta hemos sido acusados por la policía de ser una plataforma de narcotraficantes. Entre el 27 y el 30 de mayo, en la denominada “operación Daresa”, han detenido a tres de nuestros cuatro trabajadores, a un ex-trabajador de nuestra empresa y a dos de nuestras parejas (junto a alguna gente más, hasta un total de nueve personas).

Pretendían acusarnos de ser una banda organizada y, suponemos que, de narcotráfico. Según ellos Diosa Planta es una plataforma desde la que se distribuye droga a gran escala y que fomenta el tráfico de estupefacientes, y esto es absolutamente falso!!!!. Estuvimos, casi todos, tres días detenidos hasta que nos pusieron delante de un juez de instrucción; el Sr. Don Hector Jesús Risueño López, a quien desde aquí queremos agradecer su amabilidad, honradez y valor a la hora de hacerse un juicio de lo que en realidad estaba pasando.

Nuestra empresa y forma de vida se están poniendo en tela de juicio en todos los periódicos, televisiones y webs, tanto locales como estatales; manchando el nombre de Diosa Planta. Todo el tema está bajo secreto de sumario. Lo que os queremos comunicar, además de lo que nos ha pasado, es que no vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras se nos ataca impunemente y se nos acusa de crímenes tan graves. Hemos estado diez años trabajando muy duro y honradamente, luchando legalmente por defender nuestro estilo de vida, pagando impuestos y creando puestos de trabajo. Cuando sea el momento demostraremos nuestra inocencia y actuaremos en consecuencia para defender nuestra honradez ante quienes nos atacan con falsos testimonios.

Para finalizar, queremos agradecer de corazón a tod@s las personas, clientes o no, tiendas, medios de comunicación y asociaciones que nos han brindado su apoyo, ánimo y solidaridad en estos duros momentos.

Saludos a tod@s!!!

Diosa Panta en Facebook.

El hospital Río Hortega descubre que las drogas también matan por alergia

Un trabajo con heroína permite anticiparse a problemas con la anestesia y la morfina.

«¿Es posible, como ocurre con otras fuentes vegetales como el polen o la fruta, una sensibilización alérgica a las drogas?». Esta fue la pregunta de Blanca Martín Armentia mientras trabajaba como técnico de farmacia midiendo niveles de drogas en orina. Fue el origen de una cadena de investigaciones, algunas ya culminadas, de inmunología y toxicología que se han basado en el concepto de que las drogas, además de su poder tóxico, podrían hacer sensibles a ellas a alérgicos de la población general y a toxicómanos, de la misma manera que los venenos de himenópteros (avispas o abejas) son tóxicos y potentes alérgenos a la vez.

Implicados varios departamentos del Río Hortega y la Asociación Castellano y Leonesa de Ayuda a Drogodependientes (Aclad), la investigación dirigida por la especialista en Alergología de dicho hospital, Alicia Armentia, ya permite constatar que sí existe tal hipersensibilidad con las repercusiones clínicas, de diagnóstico y tratamiento, entre otras consideraciones legales y sociales, que ello supone. De hecho, demuestra que algunos casos de fallecimiento por sobredosis en realidad lo son por una alergia grave, al igual que serias complicaciones de anestesia.

Dos son los estudios culminados y publicados en revistas científicas. Concretamente, este equipo analizó desde 2008 hasta el pasado año la ‘Hipersensibilidad alérgica a cannabis en población consumidora y alérgica’. El segundo trabajo se centró en el opio buscando problemas de alergia con heroína y morfínicos con la importancia que supone las reacciones adversas en los analgésicos y extractos derivados del mismo para el tratamiento del dolor como la morfina, su empleo intraoperatorio y tras una intervención quirúrgica. Por último, y pendiente de la aprobación por parte de la Audiencia Provincial, que debe permitir trabajar con droga decomisada, están los futuros estudios con cocaína.

Las conclusiones generales son comunes a las dos investigaciones, la del cánnabis y la de la heroína. Ambas dejan claro que los drogodependientes tienen un alto riesgo de sufrir reacciones adversas graves en una operación quirúrgica y las dos revelan que las pruebas sencillas y habituales para detectar una hipersensibilidad son igualmente eficaces con los derivados opiáceos o con el cánnabis, al fin y al cabo son extractos de plantas, de la adormidera y de la marihuana. «Estas investigaciones son totalmente novedosas», explica la doctora Armentia. Nunca se ha señalado la posible sensibilización alérgica a drogas, al considerar que las reacciones a las mismas se deberían a causas tóxicas y la hipersensibilidad a cuestiones inmunológicas, «entendiendo ambas causas como excluyentes». Sin embargo, «no hay ninguna publicación que demuestre que ambos mecanismos sean independientes».

El primer trabajo, el del cánnabis, ha estudiado la reacción tanto en pacientes consumidores de marihuana como de otras drogas de abuso y también en población sana. En ambos estudios «hemos contado con la colaboración -que agradecemos enormemente, porque ha supuesto una gran aportación, de pacientes- de Aclad», destaca Alicia Armentia. La muestra fue de 340 personas. El equipo partió de un registro de 21.582 pacientes atendidos en los últimos 20 años de la consulta de Alergia del Río Hortega. De esta misma base se seleccionaron enfermos asmáticos por alergia al polen y los sensibilizados al tomate, tabaco y látex, «al ser posibles alérgenos implicados por reactividad cruzada». El grupo control estuvo constituido por 200 personas sanas, no fumadoras ni expuestas al tabaco. Obtenidos los extractos, la investigación aplicó pruebas diagnósticas ‘in vivo’ con tests y provocaciones e ‘in vitro’ para detectar anticuerpos específicos y caracterizar los alérgenos. Los resultados del trabajo, que ha sido premiado en las 38 Jornadas Nacionales de Socidrogalcohol, son contundentes. Las pruebas cutáneas y de determinación de IgE (inmonoglubina E), es decir, anticuerpos específicos, fueron métodos útiles para detectar una alergia al cannabis.

Rentabilidad

Esta sensibilización afectó más a jóvenes varones, con hábito tabáquico, con reacción también al tomate (el 72%), consumidores de alcohol (61%), estudiantes y desempleados. Los pacientes con sensibilizaciones más claras y que más acudieron a urgencias (36%) fueron los drogodependientes y alérgicos a tabaco y los cuadros más frecuentes fueron el asma, la urticaria y la anafilaxia. El trabajo concluye, por lo tanto, que la hipersensibilidad alérgica a esta droga, de consumo muy frecuente además, es una realidad incluso en consumos ocasionales y que las pruebas son rentables, de bajo coste, alta eficacia incluso en momentos en los que no se ha consumido. Tanto este trabajo como el de la heroína han sido subvencionados por becas de la Consejería de Sanidad con las que se ha podido dotar tecnológicamente la Unidad de Investigación del Río Hortega, y han contado con los servicios de Farmacología Clínica-Unidad Regional de Toxicología y la de Inmunoterapia, entre otros.

Los drogodependientes tienen un alto riesgo de sufrir reacciones alérgicas graves en una cirugía, dado que los opioides pueden provocar cuadros graves. «Es posible prevenir la sensibilidad a opiáceos como la morfina, heroína o codeína y las anafilaxias (reacción inmunitaria generalizada) intraoperatorias por métodos de rutina alergológica sensibles y específicos, la prueba más rentable es la determinación de anticuerpos a la semilla de adormidera». Son las principales conclusiones del trabajo sobre ‘Hipersensibilidad alérgica a heroína y morfínicos en población consumidora y alérgica’ que, dirigido también por la doctora Armentia, ha contado además de con pacientes de Aclad, con la colaboración del San Juan de Dios de Palencia y, al igual que el primero, con la Facultad de Farmacia del País Vasco y el servicio de Análisis Clínico y la Unidad de Investigación del Río Hortega.

La detección de sensibilización a heroína y mórficos por métodos alergológicos puede abrir una vía diagnóstico-terapeútica «con importantes repercusiones sociales, legales y de salud». Poder conocer que un paciente que ha de entrar en el quirófano tiene alergia a determinados analgésicos que pueden cambiar considerablemente el destino.

Además, aunque en los últimos años ha descendido el consumo de heroína, «se han asistido en urgencias muchos casos que pensamos erróneamente diagnosticados de sobredosis, ya que el cuadro clínico era generalmente de asma angioedema o anafilaxia», es decir, más propio de una alergia grave.

También en esta investigación el Río Hortega trabajó con un grupo control de 200 personas sanas, además de las 149 que finalizaron el estudio. Los resultados de este proyecto indican que los hombres (60,4%) fueron los más sensibilizados a la heroína, morfina y semilla de amapola. Todos los pacientes sensibilizados a heroína, lo estaban también a la semilla de opio. Además, dentro de los grupos no drogodependientes, la sensibilización a mórficos predominó en sensibilizados a tabaco y la polinosis no fue factor de riesgo de sensibilización a mórficos.

DATOS DE LOS ESTUDIOS

340 personas constituyen la muestra del estudio sobre el cánnabis que, al igual que el de la heroína, demuestra que el daño producido por las drogas no es solo tóxico sino también alérgico.

Hipersensibilidad al cánnabis. El 53,2% de la muestra tenían pruebas cutáneas positivas a cánnabis, el 34,3% anticuerpos.

Alergia a la heroína. Las pruebas cutáneas y de anticuerpos para opio lograron una gran sensibilidad (95,6% y 82,6% respectivamente).

Vida y obra de Albert Hofmann (V): Sacando jugo al cornezuelo

Con esta entrega finalizamos la historia del cornezuelo partiendo de los trabajos de Hofmann. A partir de la siguiente ofreceremos una serie de escritos del buen doctor, inéditos en español.

Historia del ergot (continúa)

Ya hemos hablado de las grandes epidemias de ergotismo sufridas en la Europa medieval. Los siglos XII y XIII fueron de relativa tranquilidad y prosperidad en todos los sentidos, pero el XIV fue testigo de la más famosa plaga de la historia hasta la llegada del SIDA, la peste bubónica, que acabó con la tercera parte de la población europea. Una vez pasada la epidemia no hubo una recuperación demográfica hasta mucho después, a finales del siglo XV. Ante este hecho, algunos historiadores -como por ejemplo Mary Matossian- plantean la hipótesis de que la gente se vio obligada a consumir pan parasitado con cornezuelo debido a las malas cosechas y al clima frío y húmedo durante una serie de años. Estos factores dificultaron el cultivo de trigo y obligaron a dedicarse al centeno, cereal más resistente ante las inclemencias del tiempo. Y así, en una Europa ya afectada por la peste, el ergotismo incrementó la mortalidad, redujo la fecundidad y causó cientos de miles de abortos espontáneos, con lo que el declive demográfico fue más extenso y duradero de lo que normalmente pudo originar una epidemia de enfermedad infecciosa.

La mayor dificultad para acabar con el ergotismo era que no se conocía su causa. Debido a la incultura botánica propia de la Edad Media, había caído en el olvido la erudición farmacológica de la Antigüedad y no se llegó a sospechar que esos granos de color oscuro fueran el origen del problema; y mucho menos que contuvieran un hongo con propiedades tóxicas. El pan elaborado con cereal contaminado se vendía más barato simplemente por tener peor apariencia que el blanco y considerarse éste de superior calidad. Esto fue lo que originó que las clases bajas fueran las más afectadas.

Edad Moderna: se descubre la causa del ergotismo

Matossian ha llegado a relacionar las intoxicaciones por cornezuelo con los supuestos casos de brujería, tan frecuentes en los siglos XVI y XVII, pero es un asunto muy extenso y debatido en el que no vamos a entrar. Es más relevante para el tema que nos ocupa la figura de Thuillier, un médico francés del siglo XVII que se dedicaba a ayudar a los enfermos de ergotismo. Con una mentalidad científica, empleando el método que ya por aquel entonces se aplicaba en las ciencias físicas, se dedicó a realizar cuidadosas observaciones. Gracias a ello comprobó que el mal era mucho más común en las áreas rurales, que los pobres enfermaban más que los ricos y que no se trataba de una plaga contagiosa. La gran diferencia entre pobres y ricos era la alimentación, y dentro de ésta el pan de centeno ocupaba una posición importante, por lo que revisó los campos de este cereal y se fijó en las espigas de color oscuro, contaminadas por nuestro viejo conocido. Siguió con su meticulosa observación y vio que, durante los años de más frío y humedad -y en consecuencia más granos negros en las espigas-, las epidemias eran más extendidas y causaban más víctimas. Thuillier sabía que esos granos se habían utilizado en obstetricia, y que una sustancia con propiedades medicinales podía ser un veneno si la dosis era excesiva, de acuerdo con el conocido principio de Paracelso, «dosis sola facit venenum». Así que la conclusión era lógica: los granos negros eran los culpables. En 1670 dejó por escrito sus observaciones y las envió a la Academia de París. Sin embargo, los campesinos no aceptaron su tesis y siguieron pensando que el centeno no tenía relación alguna con el ergotismo.

En 1853, Luis Tulanse demostró experimentalmente lo que Thuillier había descrito casi doscientos años antes. Estudió el centeno y realizó ensayos con él, lo cual le permitió demostrar que el problema no era el cereal en sí, sino un hongo parásito, el Claviceps purpurea, nombre científico de nuestro amigo. En consecuencia, la relación entre el ergotismo y la ingestión de pan elaborado con cereal parasitado no se conoció hasta el siglo XVII, pero fue ignorada. Sólo en el siglo XIX se aceptó este hecho y fue cuando las autoridades obligaron a desechar el cereal contaminado. El uso de mejores métodos de cultivo también redujo la incidencia de cornezuelo en los campos. Asimismo, la progresiva introducción de la patata -traída de América a partir del siglo XVI- como alimento rico en carbohidratos permitió reducir el consumo de cereales, única fuente energética disponible en Europa hasta entonces. No obstante, aunque las epidemias se hicieron menos frecuentes y menos graves, continuaron existiendo.

Siglos XIX y XX

En el siglo XIX se inicia la era de los alcaloides. La ciencia comienza a extraer los principios activos de numerosas plantas para disponer de fármacos más potentes y poder medir con precisión las dosis terapéuticas. El cornezuelo, por supuesto, no podía ser menos. Su uso por parte de las comadronas se remonta a la Antigüedad, gracias a sus propiedades inductoras del parto, lo cual queda reflejado por escrito por primera vez (1582) en el herbario de Adam Lonitzer, médico alemán. Ya en 1808, el médico americano John Stearns cita en un libro su uso como contractor uterino.

Los alcaloides del ergot tienen una estructura similar a la serotonina, la norepinefrina y la dopamina, monoaminas que actúan como neurotransmisores en el sistema nervioso. Debido a esta semejanza con los neurotransmisores, tienen efectos de amplio rango sobre los receptores adrenérgicos, dopaminérgicos y serotoninérgicos. A finales del siglo XIX hubo algunos intentos infructuosos por obtener estos principios activos, y la historia farmacológica del cornezuelo comenzó cuando Berger y Carr aislaron en 1906 la ergotoxina, que en un principio se consideró una sustancia pura; más tarde se descubrió que era una combinación de cuatro alcaloides. En 1918, Stoll -a cuyas órdenes trabajó Hofmann en los laboratorios Sandoz años después- aisló la ergotamina, el primer alcaloide del ergot conocido, con aplicaciones en obstetricia y medicina interna. En 1935, Dudley y Moir, de forma independiente, aislaron la ergonovina. En 1938, Hofmann y Stoll obtuvieron la dietilamida del ácido lisérgico, para la que no encontraron aplicaciones farmacológicas de interés, y que fue dada a conocer gracias a la intuición de Hofmann y a su intoxicación involuntaria mientras la manipulaba. Poco podemos comentar sobre la LSD que no se haya dicho ya; tan sólo enfatizar su alta potencia enteogénica a dosis de microgramos (mil microgramos = un miligramo) y su utilidad para el autoconocimiento, la psicoterapia y la integración del individuo en la naturaleza, aspectos en los que el buen doctor tenía puestas sus esperanzas y que vio desvanecerse cuando amplios sectores de la contracultura de los sesenta abusaron de ella y los gobiernos decidieron prohibirla.

Hofmann también logró sintetizar la dihidroergotamina, útil para la hipertensión y la migraña; la metil-ergonovina, un hemostático uterino; y la metisergida, un antagonista serotoninérgico empleado para prevenir la migraña. Sin embargo, no hay duda de que el fármaco de mayor éxito ha sido la dihidroergotoxina -más conocida por el nombre de Hydergina®-, un derivado de los cuatro alcaloides que componen la ergotoxina. La Hydergina® puede considerarse una droga inteligente porque sus efectos vasodilatadores sobre el cerebro la convierten en un producto de gran valor para la demencia senil. También aumenta la oxigenación del cerebro, tiene propiedades tónico-estimulantes y mejora el rendimiento intelectual. Según comenta Ott, fue el producto más rentable de la casa Sandoz durante muchos años y uno de los diez fármacos más vendidos en todo el mundo.

Como vemos, la historia del ergot llega a su cumbre con Hofmann. Gracias a él, no sólo nos ofrece valiosos fármacos, sino también una droga visionaria que nos permite el retorno a la naturaleza. Una vez más, queda probado que los venenos son también medicinas; y a la inversa, que las medicinas pueden ser venenos; que todo depende de saber utilizarlos, y que la naturaleza nos ofrece sustancias con potencial tóxico muy beneficiosas para diversas aplicaciones.

Nos despedimos con una cita del propio Hofmann: «El ergot tiene una historia fascinante. A lo largo de los años su papel e importancia ha sufrido una metamorfosis. Lo que en un tiempo fue un tóxico mortal ha llegado a ser una gran fuente de útiles fármacos». Y del enteógeno más famoso y potente, podríamos añadir.

Bibliografía:

Barger, George: Ergot and ergotism: A monograph. London, 1931.

Bove, F. J.: The Story of Ergot. S. Karger, New York, 1970.

Hofmann, Albert: La historia del LSD. Editorial Gedisa.

Kilbourne Matossian, Mary: Poisons of the Past. Yale University Press.

Lapinskas, V «A brief history of ergotism: Anthony’s fire and St. Vitus dance until today». Medicinos Teorija ir Praktika, 2007 – T. 13 (Nr. 2).

Ott, Jonathan: Pharmacoteon. Los libros de la liebre de marzo.

Ruiz, Juan Carlos: Drogas Inteligentes. Editorial Paidotribo.

Stoll, Arthur: «Recent investigations on ergot alkaloids». Chemical Reviews, Vol. 47, No. 2: October 1950.

Enlace al artículo en Cannabis Magazine.

Enlaces relacionados:

Vida y obra de Albert Hofmann (I): A vueltas con el cornezuelo
Vida y obra de Albert Hofmann (II): Eleusis y la genialidad griega
Vida y obra de Albert Hofmann (III): Historia de un hongo mágico
Vida y obra de Albert Hofmann (IV): Continúa la historia del cornezuelo
Vida y obra de Albert Hofmann (V): Sacando jugo al cornezuelo
Vida y obra de Albert Hofmann (VI)

Personalidades mundiales llaman a ensayar la regulación del cannabis

Exmandatarios como Cardoso, Annan o Solana, empresarios e intelectuales reclaman un giro en la política de drogas «de lo policial a lo sanitario»

«La guerra contra la droga está siendo un fracaso, no podemos pretender que funcione». Con esta rotundidad, la Comisión Global de Políticas contra la Droga, liderada por expresidentes de Gobierno, empresarios, personalidades como el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, o el exresponsable de la política exterior de la UE Javier Solana y escritores como Mario Vargas Llosa, se sumará hoy a las voces que reclaman un cambio en la estrategia prohibicionista seguida durante décadas desde Naciones Unidas y abanderada por EE UU desde hace 40 años. Urgen una solución que incluya ladespenalización a los consumidores y una rebaja de las penas a los pequeños traficantes. Además, piden que se regule el consumo del cannabis sin excluir otras sustancias a posteriori.

Entre 1998 y 2008, el consumo de opiáceos subió un 34,5%, de los 12,9 millones de adictos hasta los 17,35 millones, según la ONU. La cocaína lo hizo un 27% en esa década, hasta un total de 17 millones de consumidores. El cannabis lo hizo un 8,5% y ronda los 160 millones de consumidores.

«Empecemos tratando la adicción como una cuestión de salud, reduciendo la demanda a partir de iniciativas educativas o regulando el consumo de cannabis», destaca Fernando Henrique Cardoso, expresidente de Brasil, que urge reformas fundamentales y una renovación de concepto en la política de lucha contra la droga iniciada hace medio siglo.

Una de las recomendaciones de este grupo, que presentan en un informe hoy en Nueva York, está dirigida a poner fin a la penalización, marginalización y estigmatización de consumidores de drogas «que no son un peligro para otros». La acción represiva dirigida al consumo impide que se adopten medidas de salud pública para reducir el sida, las muertes por sobredosis y otras consecuencias del consumo de estupefacientes, afirman. Recomiendan que se ofrezcan tratamientos más allá de la metadona y la buprenorfina, como programas de asistencia con heroína.

España sigue la senda de otros países como Alemania o Canadá, donde la heroína se utiliza como medicamento compasivo -bajo la vigilancia de las autoridades-, y durante un proyecto de investigación, como el iniciado en 2003 en el hospital Virgen de las Nieves, en Granada. Allí, «23 de los 60 pacientes que empezaron ya se han desintoxicado», indica Joan Carles March, director del programa, informa Laura Contreras.

Los líderes animan a los Gobiernos a que «experimenten» con modelos legales que permitan «minar» el poder del crimen organizado a la vez que se garantiza la seguridad y la salud de los ciudadanos. Esta recomendación se aplicaría al consumo de cannabis, donde ya se están dando algunos pasos en la despenalización, incluido EE UU.

«La buena noticia es que las políticas enfocadas en la regulación [que no es lo mismo que legalización] y la despenalización funcionan», señala el patrón de Virgin, Richard Branson. Se trata de «quitar el poder de las manos del crimen organizado», dice.

Los firmantes del informe remachan que «hay que respetar» los derechos humanos de los toxicómanos, «tratándolos como pacientes, no como criminales», subraya Branson. «Muchos son víctimas», recalca el informe. En él se considera que las políticas actuales «alimentan la violencia y el crimen organizado».

La ONU, señala la comisión, debería guiar este debate, para dar así cohesión a las acciones de los países. Y aunque acoge positivamente el cambio de tono de la Administración que preside Barack Obama y su apertura a otras alternativas, le pide que esa nueva retórica se plasme en una reforma real y use su influencia para sumar a otros países.

Experiencias de legalización

– Los ‘coffee shop’. En Holanda está tolerada la venta al por menor y el consumo de cannabis en tiendas y cafés especializados. Algunas ciudades han tomado medidas para limitar el acceso a los vecinos y frenar el turismo atraído por esta droga.

– El porro terapéutico. En Estados Unidos varios gobiernos federados, entre ellos California, han regulado la venta de marihuana bajo indicación médica. Esto ha dado pie a una cierta industria legal del cannabis, que se receta para un abanico amplio de males. Sin embargo, la legalización del consumo recreativo se planteó en California a través de un referéndum pero no obtuvo la mayoría.

– Heroína como fármaco. Varios países, como Suiza y Holanda, dispensan de forma controlada heroína (inyectada, oral o inhalada) a drogodependientes que han fracasado con otros tratamientos como la metadona. En España se estudia ampliar a la oral en un futuro próximo.

Visto en El País.