Legalizar las drogas es una opción contra la violencia: Fernando Savater

Fernando SavaterPara el filósofo español Fernando Savater, así como abolir la ley seca en Estados Unidos le puso las cosas más difíciles a Al Capone, en Estados Unidos, “no vendría mal hacer algo semejante en este campo” para afrontar los problemas generados por el narcotráfico.

En una conferencia de prensa durante la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el autor de Ética para Amador -que cumple dos décadas desde su aparición- destacó que el problema generado por el narcotráfico es muy complejo y que se debe a la irracional necesidad de perseguir la droga, “un disparate que ha ido aumentando con el tiempo”.

“Comprendo que es difícil”, destacó Savater, “porque es un disparate que nace en Estados Unidos y los disparates que nacen en Estados Unidos son difíciles de combatir por el resto del mundo, pero hay que acabar con la cruzada contra la droga y hay que decir que la droga es todo: el café, el tequila y depende de cómo se utilicen. No digo que con ello vayan a desaparecer los malhechores en el mundo, porque había antes y habrá después.”

En un encuentro que lo mismo lo llevó por el reciente cambio de gobierno en España y la manera en que deberá relacionarse con ETA, hasta la necesidad de impulsar el estudio de la filosofía en las escuelas, Fernando Savater comentó que no se pueden resolver los problemas políticos a base de ética, porque “la ética está muy bien para mejorar al individuo, pero la política está hecha para mejorar a las sociedades”.

“La ética es necesaria porque es una reflexión de los seres humanos sobre su libertad y eso se hace desde Grecia, probablemente desde antes, y hay que seguir haciéndolo, porque los seres humanos estamos condenados a elegir y tenemos que reflexionar sobre los motivos de nuestras elecciones y cuando son buenas o malas desde el punto de vista de nuestra propia vida y de la vida de los demás”, afirmó.

Visto en el Diario Milenio.

Vargas Llosa advierte de que "Latinoamérica podría convertirse en un continente de narcos"

Mario Vargas Llosa cree que la violencia que genera el tráfico de drogas es «un fenómeno continental». El narcotráfico «es una hidra, que está en todas partes» y, si esa amenaza no se enfrenta, puede acabar convirtiendo a Latinoamérica «en una especie de continente de narcos».

«Yo creo que ha llegado la hora de pensar en una solución distinta, y en lugar de la represión», habría que destinar recursos a «la prevención y la descriminalización de las drogas», afirma en una entrevista con Efe el escritor peruano, que estos días visita la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Es la cuarta vez que Vargas Llosa participa en esta feria, la más importante del ámbito hispano y cuyo éxito atribuye a que ha sabido combinar «muy bien el aspecto comercial, industrial con el aspecto literario e intelectual».

El escritor acusa en su rostro el cansancio que ha ido acumulando desde que ganó el Premio Nobel en octubre de 2010, y su rutina saltó por los aires.

«Lo llevo con mucha fatiga. Ha sido un cuento de hadas, pero al final incluso los cuentos de hadas pueden resultar muy fatigantes. He pasado un año muy movido, con muchos viajes, y ya tengo ganas de regresar a mi sistema habitual de trabajo, que es bastante ordenado y disciplinado», afirma Vargas Llosa.

A principios de 2012 confía en retomar sus proyectos literarios, entre los que figuran una obra de teatro inspirada en el Decamerón, de Boccaccio. Y le da también vueltas a una nueva novela.

«Nunca me faltan proyectos, lo que me falta es tiempo en la vida», asegura el autor de «El sueño del celta», que no conoce la experiencia, «muy dolorosa, de los escritores que de pronto pierden la imaginación o las ilusiones y se quedan paralizados ante la página en blanco».

«Hay muchos casos, y me parece algo dramático, terrible». Lo es también el de «los escritores que pierden la vocación, como Rimbaud. A mí nunca me ha pasado. Yo la vocación la tengo más viva que cuando empecé, y proyectos desde luego no me faltan. Estoy seguro de que jamás podré acabar con todos los que tengo en carpeta», subraya Vargas Llosa.

Este gran escritor no elude nunca pronunciarse sobre los problemas de la sociedad, y el de la violencia del narcotráfico es uno de los más graves que tiene México.

Hace dos días la ciudad de Guadalajara se vio sacudida por un nuevo episodio de violencia, y muy cerca de donde se celebra la Feria del Libro aparecieron los cadáveres de 26 varones, atados y amordazados.

Vargas Llosa cree que el Gobierno mexicano «ha dado un ejemplo» al enfrentar «de una manera resuelta, directa, el desafío del narcotráfico», y le sorprende «mucho» que haya quienes critiquen al presidente de México por haberse «lanzado a una aventura semejante».

«¿Qué habría que hacer? ¿Habría que mirar hacia el otro lado y dejar que el narcotráfico siguiera creciendo e impregnando el Estado, infiltrándose en todas las instituciones hasta convertir a México en un narco-estado?», se pregunta.

Sin embargo, en su opinión, la idea de que reprimir el narcotráfico «es la prioridad fundamental, es equivocada» y se está viendo que no da resultados.

Por eso Vargas Llosa es partidario de «descriminalizar las drogas» y sostiene que «si los inmensos recursos que se dedican a la represión del narcotráfico, sin ningún éxito, se orientaran hacia la prevención, podría haber resultados y, sobre todo, se eliminaría la criminalidad, que es lo que está provocando esa montaña de cadáveres, en México y en todas partes».

Y es que esta violencia afecta también a «muchos países de América Latina»; es un fenómeno «continental». El narcotráfico «es una hidra, está en todas partes y si no se enfrenta, esa amenaza puede acabar convirtiendo a Latinoamérica en una especie de continente de narcos», sostiene el novelista.

«Corremos el riesgo de que en un momento dado la democracia se ponga al servicio, no de la sociedad, sino del narcotráfico», asegura.

A este gran escritor, que lleva décadas seduciendo a millones de lectores en el mundo con sus novelas, le preocupan los desafíos a los que se enfrenta hoy día la literatura, que, «si no acabar con ella, pueden llegar a empujarla a los márgenes de la sociedad», y eso sería «un gran empobrecimiento de la cultura».

En concreto, parte de sus temores se relacionan con el libro electrónico, que, a su juicio, no es un mero soporte sino que influye en los contenidos.

«Por eso, yo soy partidario de que el libro de papel sobreviva junto al digital, que ambos coexistan, porque creo que si el mercado queda enteramente en manos del libro digital, el futuro de la literatura, tal como la entendemos hoy en día y como la entendíamos en el pasado, está amenazado», concluye

Visto en Agencia EFE.

Plataforma de afectados por el cierre de Pannagh

Nota de prensa

Plataforma de Afectadas por el cierre de Pannagh.

Hika Ateneo, Bilbao, sábado 26 de noviembre de 2011.

Hoy por la mañana, unas 70 personas de la Plataforma de Afectadas por el Cierre de la Asociación Pannagh hemos ofrecido una rueda de prensa, de las cuales 30 no se han atrevido a aparecer en las imágenes, por motivos diversos relacionados con el estigma social que se mantiene en torno al consumo de cannabis. Otro numeroso grupo ha enviado su adhesión por escrito. Estaba previsto que la rueda de prensa la ofreciera la propia asociación Pannagh, pero la suspensión cautelar de actividades de la asociación por parte del Juzgado de Instrucción nº 6 de Bilbao lo ha impedido. Además, el Ayuntamiento de Bilbao negó a última hora el local que se había reservado para ello, obligando a un cambio de lugar.

Martín Barriuso Alonso, socio nº 1 y presidente de Pannagh, y principal imputado en la causa, ha comenzado agradeciendo los apoyos recibidos durante las últimas dos semanas por parte de personas y entidades de numerosos países. También ha informado de que Gorripidea Kultur Elkartea ha abierto una cuenta, con el número 3035-0104-27-1040051014, donde se pueden realizar donativos para pagar la fianza de 15.000 euros impuesta por el juzgado y para financiar los gastos que origine la defensa, dado que la asociación se ha quedado sin recursos económicos.

A continuación, Mikel Isasi, socio nº 71 de Pannagh, ha explicado que estos mismos días se cumplen 50 años de la Convención de Estupefacientes de la ONU, principal cimiento de las actuales políticas prohibicionistas de drogas, cuyo fracaso viene siendo constatado por diversas instancias, entre ellas la propia Unión Europea, en su reciente informe Reuters-Trautman, donde se afirma que las actuales políticas de drogas causan más daño del que pretenden evitar.

Frente a ese fracaso, nuestra asociación intenta promover el modelo de los llamados Clubes Sociales de Cannabis, una propuesta de regulación del cannabis que estamos presentando con gran éxito en toda clase de foros. Isasi ha explicado que, durante los días que permaneció detenido, el presidente de Pannagh estaba invitado como ponente a una conferencia mundial sobre políticas de drogas en la Cámara de los Lores británica, ante una audiencia que incluía varios jefes y exjefes de estado, buena prueba de la proyección internacional de las actividades de nuestro movimiento social, algo que el juzgado de instrucción pretende pasar por alto presentándonos como traficantes.

Pedro Luis Gómez Barrondo, socio nº 120, se ha referido a la indefensión que nos han causado la operación policial y la posterior intervención judicial que, por la vía de las medidas cautelares, ha condenado a Pannagh a la muerte de facto antes siquiera de que exista prueba alguna de delito. Gómez se ha referido después a las ventajas de nuestro sistema de producción y distribución de cannabis en un circuito cerrado de personas adultas (el socio más joven tiene 23 años), sin ánimo de lucro, que nos permite evitar los riesgos del mercado negro y, de paso, crear puestos de trabajo y generar impuestos y cotizaciones. También ha explicado cómo accedió a Pannagh para obtener cannabis para tratar su fibromialgia y la gran ayuda que ha supuesto para él y otras personas socias la existencia de nuestro colectivo.

Al aspecto económico se ha referido José Antonio Tabernilla, socio nº 2 de Pannagh, que ha explicado que el hecho de que tuviéramos unos 108.000 euros en una cuenta a nombre de la asociación es la mejor prueba de que nadie se ha quedado el dinero, porque en tal caso estaría oculto y no en una libreta de “ahorro a la vista”. Por otra parte, si dividimos unos 100.000 euros entre unos 300 socios/as (somos 327) nos dan unos 300 euros por persona socia, una aportación muy por debajo de la que se realiza en multitud de asociaciones y entidades sin ánimo de lucro fuera de toda sospecha. Tabernilla ha explicado que, en el momento de la clausura judicial, la asociación tenía 5 personas en plantilla y que en la cosecha de este año han participado unas 50 personas, lo que origina gran cantidad de gastos, a los que hay que sumar alquileres, teléfono, viajes, etc. Desde su fundación, Pannagh ha dado empleo directo a 13 personas con sus correspondientes contratos laborales y cotizaciones sociales.

En lo que va de año 2011, Pannagh ha pagado unos 12.000 € a la Seguridad Social y el ejercicio 2010 abonó unos 10.000 € en concepto de Impuesto de Sociedades, además de las declaraciones de IVA. De hecho, Pannagh cuenta con Certificación Positiva de la Hacienda Foral de Bizkaia, certificación que poseen muy pocas empresas y entidades de nuestro territorio y que significa, no solo que estamos al día de nuestras obligaciones fiscales, sino que en ningún momento de nuestra historia hemos dejado de estarlo. En otras palabras, contamos con la Q de calidad en materia tributaria, lo que da idea del rigor de nuestro trabajo.

Txelu Manrique, socio nº 675, ha explicado que el cese en el suministro de cannabis por parte de Pannagh le ha obligado a ingresar cuatro días en el hospital, donde los medicamentos que le han administrado no han logrado eliminar sus dolores y vómitos. Ha manisfestado que la marihuana incautada era de su propiedad y de la del resto de socios, que la necesita con urgencia por motivos de salud y ha pedido que nos sea devuelta, igual que ocurrió tras la anterior intervención policial de 2005, pero sin esperar dos años a que se estropee, como pasó entonces. También ha explicado que buena parte de la marihuana se usa para preparados terapéuticos, como tinturas, alcohol para friegas o tinturas, elaborados por los propios miembros de la asociación y que en muchos casos no se pueden consumir como droga, al ser de uso externo, y que la Policía Municipal se negó a incautarlos para no alterar la imagen de traficantes que pretenden dar de nosotros/as.

Jairo Pérez, socio nº 612, ha expuesto que él es socio de tipo recreativo y que entró en Pannagh a través de un amigo para evitar los riesgos del mercado negro, algo que le ha permitido conocer la calidad de lo que consume y que la intervención policial y posterior cierre le ha obligado, igual que otros muchos socios, a volver a comprar en el mercado negro, donde la falta de calidad es la nota dominante, además de que el dinero pasa a manos de redes mafiosas, con lo que la policía y el juez, en vez de debilitar el mercado negro, lo que están consiguiendo es potenciarlo.

A continuación, Martín Barriuso ha vuelto a intervenir para explicar la manera en que funciona el sistema de cultivo de Pannagh, mediante pequeñas parcelas alquiladas a jóvenes agricultores y agricultoras, miembros a su vez de Pannagh, que se señalizan con carteles y en los que se cultivan plantas que lleva la propia asociación. Estos agricultores, que usan técnicas ecológicas, se encargan del cuidado de las plantas, con participación de otras personas de la asociación, y con cobro mediante factura que incluye horas de trabajo y alquiler de instalaciones y equipos. Estos agricultores (agrupados en 12 explotaciones) obtienen así un ingreso complementario que les ayuda a sobrevivir en un momento especialmente duro para la agricultura. No es una venta, sino una colaboración donde se paga el trabajo realizado, y se pagan impuestos en todo el proceso, sin que nadie viva en exclusiva de ello.

La mayor parte del dinero bloqueado en la cuenta era para pagar el trabajo y alquileres de este año y ahora estas personas se quedarán sin cobrar.

A continuación, Barriuso ha explicado el operativo de la Policía Municipal, que ha calificado de ilegal, innecesario y desproporcionado. Ilegal porque, entre otras irregularidades, los policías accedieron al local mediante engaño y sin orden judicial. Innecesario porque lo que se ha conocido tras la chapucera investigación del grupo antidroga se habría podido lograr sencillamente mediante una citación para declarar y la petición de la documentación pertinente, ya que Pannagh paga todo a través del banco y tiene facturas y contratos de todo lo que hace. Y desproporcionado por la exagerada cantidad de medios desplegados. Baste como ejemplo que uno de los 10 días de vigilancia y seguimiento, hubo nada menos que 9 agentes y al menos cuatro vehículos dedicados en exclusiva a seguir a Barriuso, mientras que el martes 15 de noviembre a la mañana, por ejemplo, para cubrir los distritos de Zorroza, Rekalde e Indautxu solo había un coche patrulla con dos agentes.

Por otra parte, Barriuso ha denunciado que esta intervención desmedida se produce después de años en los que nuestras actividades han sido claramente consentidas. Ha habido multitud de ocasiones de detener nuestras actividades y no se ha hecho. Para empezar, Pannagh está inscrito en el Registro de Asociaciones del Gobierno Vasco con unos estatutos en loa que se deja claro que uno de los fines de la asociación es la creación de un cultivo de cannabis para distribuir entre las personas socias y otro es la creación de un espacio privado para el consumo. En segundo lugar, hemos presentado denuncias por robo a la Ertzaintza en cinco ocasiones, en 2009, 2010 y 2011, y ha habido agentes en los cultivos y se han tomado muestras de las plantas. También se ha notificado el emplazamiento de varios cultivos por escrito a la propia Ertzaintza.

Además de lo anterior, Pannagh ha dado a conocer por diversas vías la naturaleza de sus actividades. Cabe destacar el reciente Foro Monográfico sobre cannabis organizado por el Ararteko, donde el presidente de Pannagh dio explicaciones detalladas en presencia del Fiscal Superior del País Vasco y los fiscales jefes de Gipuzkoa y Araba, lo que da idea de la ausencia de clandestinidad. De hecho, estábamos pendientes de una visita del Fiscal Superior al local de la asociación, donde iba a conocer nuestro funcionamiento de primera mano.

Barriuso también ha explicado que Pannagh funciona en la convicción de estar dentro de la ley y que hemos actuado de buena fe. Aparte de diversos informes jurídicos (entre ellos uno del Departamento de Interior del Gobierno Vasco) en los que se dice que nuestras actividades son legales, contamos con un antecedente judicial favorable. En efecto, en 2005 sufrimos una intervención similar de la Policía Local de Bilbao, que afirmaba entonces que se había incautado de 150 kg de cannabis –casi el doble que ahora- y, sin embargo, el caso se archivó por parte de la Audiencia Provincial y la marihuana fue devuelta. Además, Barriuso ya fue imputado en 1997 como presidente de la asociación Kalamudia, con unos 200 kg de marihuana, y el caso se archivó igualmente, con autorización expresa del juzgado para la cosecha.

El todavía presidente de Pannagh ha explicado que él no es el dueño de la asociación, sino un cargo electo destituible en cualquier momento y que debe obedecer los mandatos de la asamblea general. Al cerrar el local y prohibir las actividades, el juez está prejuzgando el caso y dando por sentado que esto no es un colectivo con vida asociativa, sino un negocio particular. De hecho, da la sensación de que nos cierran para impedir que nos defendamos.

Barriuso ha aclarado también que no se enriquece con el trabajo que realiza en Pannagh, tal y como reconoce la juez que ordenó su puesta en libertad bajo fianza, que afirma en su auto que no hay riesgo de fuga, dado que el imputado es funcionario en excedencia voluntaria del Ayuntamiento de Bilbao y no necesita trabajar en la asociación para sobrevivir y que el sueldo que cobra de esta y los bienes que posee (un coche de 14 años de antigüedad intervenido por el juzgado, una vivienda hipotecada desde hace 18 años y valorada en unos 100.000 euros, y una cuenta con 2.000 euros que tuvo que gastarse para pagar la fianza) “no hacen prever que tenga capacidad económica para abandonar España”

También ha explicado que la forma de trabajar de Pannagh no es para nada la propia de unos traficantes: Se informa de lo que hacemos a todo el mundo –policía y fiscalías incluidas-, comunicamos a la policía dónde están los cultivos, guardamos el dinero en el banco, pagamos todo con tarjeta y factura, los trabajadores están dados de alta en la seguridad social, usamos un almacén de seguridad que pagamos con una cuenta de ahorro “a la vista”, y nuestra marihuana lleva un sello identificativo, que incluye nuestro número de registro. Es decir, damos todo tipo de facilidades para que nos localicen e intervengan. Por eso ha sido tan fácil para paralizar nuestras actividades. ¿Alguien se imagina a un narcotraficante poniendo fotocopias de su carné de identidad en cada paquete de droga?

La intervención judicial deja 5 personas en paro, y 327 socios, de ellos 157 con indicación terapéutica, desabastecidos. Barriuso ha expuesto también que su situación personal es lamentable: le han dejado sin trabajo, sin coche, sin dinero, sin teléfono ni agenda, sin ordenador, y hasta sin llaves de casa y sin la documentación de su madre. De hecho, considera que ha sido condenado sin juicio.

El presidente de Pannagh ha denunciado que la policía y los tribunales les han causado distintas formas de daño, y que se ha gastado una cantidad absurda de dinero público en perseguir a Pannagh, una asociación que realiza aportaciones positivas a la sociedad, entre ellas la creación de puestos de trabajo, el debilitamiento del mercado ilícito de drogas, la asistencia a pacientes que carecen de la atención debida y pago de impuestos y seguros sociales, tan importantes en tiempos de crisis. Ahora bien, se preguntaba Barriuso, ¿a quién hemos hecho daño, dónde están nuestras víctimas? También ha denunciado que se les haya dado tratamiento de asesinos por distribuir en privado y sin ánimo de lucro una planta medicinal.

Finalmente Barriuso ha manifestado estar orgulloso de su trabajo, de la asociación que preside y de la aportación que vienen realizando al necesario y siempre aplazado debate sobre políticas de drogas. Plataforma de Personas Afectadas por el Cierre de Pannagh

Contactos: Prensa 676681363

Martín Barriuso 670996335

Correo: eusfac@gmail.com

Los dispensarios de marihuana, en pie de guerra en California

En California, los locales de venta de marihuana se han convertido en escenario de una pulseada entre el gobierno de Estados Unidos y la comunidad de consumidores de la yerba con fines medicinales.

Decenas de dispensarios han sido forzados a cerrar, en una avanzada de las autoridades federales sobre un negocio hasta ahora regulado por leyes estatales.

Por carta, los ocupantes de los locales recibieron órdenes de clausura, so pena de ser sometidos a un proceso judicial por estar en violación de normativas federales. Con el ultimátum cumplido la semana pasada, muchos han cerrado sus puertas.

«Nosotros cerramos después de que amenazaran a quien nos alquila el local con hasta 40 años de cárcel por propiciar la venta de drogas peligrosas, cuando nosotros sólo vendíamos bajo receta. La realidad es que tenemos miedo», relató a BBC Mundo Charley Pappas, responsable del dispensario Divinity Tree de San Francisco.

«El mayor problema es que el gobierno llegó a la Casa Blanca diciendo que iba a respetar las leyes que habían sido aprobadas por las legislaturas estatales. Esto ha cambiado en las últimas semanas. Cada día que voy a trabajar, no sé si a la noche volveré a casa o terminaré en una prisión. Y fue sin aviso y a mansalva, sin distinguir a dispensarios que estamos establecidos desde hace mucho tiempo», agregó Steve DeAngelo, dueño de Harborside Health Center, el más grande del país, con más de 90.000 miembros registrados.

En 1996, California fue la primera juridicción en Estados Unidos en aceptar el cannabis como medicina, reconociéndole propiedades paliativas para enfermedades como cáncer, glaucoma, artritis y diversos cuadros terminales. Hoy otros 15 estados más el distrito de Columbia permiten el acceso a la yerba para pacientes que puedan certificar sus necesidades mediante orden médica.

Jurisdicción federal

Sin embargo, según la ley federal, la posesión o distribución comercial de la droga siguen considerándose ilegales. Su cultivo también está penalizado, salvo que sea para uso personal.

Los fiscales nacionales han justificado la avanzada sobre los dispensarios diciendo que la mayor parte de la industria está alimentada por «ventas ilegales a gran escala». Según estadísticas de la Agencia Antinarcóticos, 72% de las plantas de cannabis decomisadas en el país en el 2009 provinieron de California y, en los últimos dos años, «ha habido una explosión en la producción» en este estado.

«Las ganancias extraordinarias de muchos locales de marihuana han generado un frenesí en la expansión y el marketing… Estos negocios están más interesados en maximizar sus ganancias que en tratar a personas gravemente enfermas», señaló el fiscal californiano, Benjamin Wagner, en un comunicado recibido por BBC Mundo.

Según Wagner, los operativos están así orientados contra operaciones comerciales de marihuana y no son un ataque contra los pacientes que la consumen. «Hasta que nos ordenen lo contrario –señaló- continuaremos haciendo cumplir las leyes antinarcóticos federales».

La operación tomó por sorpresa a muchos, después de que el presidente Barack Obama prometiera durante su pasada campaña que no avanzaría sobre lo que cada estado hubiera decidido en torno al uso médico de la yerba.

Al mismo tiempo, una decisión judicial en California dejó abierto el camino para que los distintos distritos tomen resoluciones por cuenta propia. Así, por ejemplo, el condado de Santa Bárbara decidió hace unos días prohibir por completo la operación de negocios a la calle.

«Los pedidos de dispensarios de instalarse en el condado generaron preocupación en la población. Hemos hallado problemas de cumplimiento de regulaciones por parte de algunos que están funcionando y no se va a considerar ningún pedido de inaugurar un negocio nuevo», explicó a BBC Mundo Doreen Farr, integrante del consejo de supervisores de Santa Bárbara.

En espera

Obligados a acatar las restricciones, los dueños de los dispensarios ansían que el cese de operaciones sea sólo un compás de espera: varios han presentado recursos de amparo ante la Justicia, con el respaldo de organizaciones no gubernamentales.

«Por mucho tiempo, el estado federal no interfirió aunque tuviera el poder de hacerlo. En los últimos 15 años, los estados han tenido libertad de implementar sus proyectos de ley sobre marihuana medicinal, por eso es inaceptable la ofensiva extrema que han lanzado ahora y nosotros lo llevamos ante la corte federal: necesitamos una respuesta política», dijo a BBC Mundo Keith Stroup, asesor de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes sobre Marihuana (NORML, en inglés), un lobby que defiende los intereses de los consumidores de cannabis.

En California, señala el abogado de NORML, las leyes avalan el uso medicinal de la marihuana y las requisas atentan contra la décima enmienda constitucional, que defiende el principio del federalismo y entrega competencias a los estados en todo aquello que no quede expresamente bajo la órbita del gobierno central.

«La decisión de a quién controlar corresponde a las autoridades locales, y los hechos muestran que la mayoría de las redadas se han hecho contra dispensarios que funcionan legalmente y tienen un historial impecable», consideró ante BBC Mundo Kris Hermes, portavoz de Americans for Safe Access, un grupo que promueve el uso médico y la investigación en torno a esta droga.

Según los datos que manejan, en California existen unos 1.000 dispensarios que sirven a más de 500.000 pacientes: casi 2% de la población total de la región.

Cooperativas

Para conseguir su habilitación, estos centros de distribución debieron cumplir con una serie de normas, como las de funcionar sin fines de lucro o bajo el modelo de cooperativas, en las que los pacientes pueden comprar sólo marihuana cultivada por otros miembros del colectivo.

Cualquier residente del estado puede recurrir a un médico que, si lo considera, certificará que necesita utilizar la yerba por cuestiones de salud.

«Tenemos mucho control de quiénes son nuestros pacientes registrados, medidas para evitar la reventa (como no vender una prescripción para un individuo fraccionada en partes) y tenemos una buena relación con los vecinos y la policía, que quiere que estemos funcionando porque de lo contrario tendrían que vérselas con un incremento del tráfico ilícito», aseguró a BBC Mundo Lynnette Shaw, dueña de uno de los dispensarios más antiguos del estado, el Marin Alliance de Fairfax.

Los que encabezan la cruzada a favor de la marihuana medicinal consideran que los mayores perjudicados serán los pacientes.

«El cannabis hace una gran diferencia para mi supervivencia, para paliar los efectos de las medicinas que tomo, para comer sin náuseas, para poder dormir… Si nos quitan la medicina, ¿qué se supone que vamos a hacer? Nos están mandando de vuelta a las calles, donde no sabemos qué es lo que estamos comprando», indicó a BBC Mundo Richard Kearns, quien padece SIDA, tiene un pronóstico de vida de dos años y permiso oficial para usar regularmente la sustancia.

Recreación prohibida

Pero lo cierto es que hacerse de una tarjeta de paciente no resulta difícil, con un repertorio de médicos que ha visto en ello una oportunidad de lucro y con locales de distribución que «hacen la vista gorda», según reconocen. En una visita a un dispensario de Los Angeles, BBC Mundo fue referido «a un doctor que certifica sin hacer preguntas», según el administrador del lugar, que se negó a ser identificado.

«Yo la conseguí fácil. Me hace bien, no me puedo considerar una paciente aunque tampoco diría que la uso indebidamente. Sí, cierto que no es lo que dice la ley…», reconoció Marybeth, una puertorriqueña clienta del lugar, que pidió reserva del apellido.

El uso recreacional no autorizado de la droga ha sido uno de los problemas por los que los dispensarios han quedado en la mira del gobierno. Aunque, para los voceros de los locales, la cuestión excede su responsabilidad.

«Nosotros controlamos que todos tengan recomendación médica y los hacemos unirse a la cooperativa. ¿Que hay médicos inescrupulosos y gente que consigue la recomendación sin necesitarla? Seguro. Pero no es cuestión de los dispensarios dilucidar quién tiene necesidad médica y quién no», indicó DeAngelo.

La disputa es parte de un debate de larga data en torno al cannabis, en el que algunos propician controles mayores y, en el otro extremo, están quienes abogan por la despenalización lisa y llana.

Por el momento, lo que ha ocurrido en California ha adquirido estatus de «política de salud pública fallida» –según un informe reciente de la Asociación Médica estatal- y todos coinciden en que difícilmente vaya a alcanzarse pronto un consenso que saque al cannabis del ojo de la tormenta.

Visto en BBC Mundo.

EXTRA PROHIBICIÓN: 50 años de sinrazón (1961 – 2011)

En 2011, se han cumplido los cincuenta años de la entrada en vigor de la Convención Única de Estupefacientes de las Naciones Unidas, el inicio de la guerra contra las drogas a nivel mundial.

CÁÑAMO, revista pionera en España sobre la cultura del cannabis, que ha tenido desde su fundación como uno de sus objetivos principales el aportar al debate sobre política de drogas todos aquellos datos, argumentos e ideas que no tienen cabida, habitualmente, en la prensa tradicional, no ha querido pasar por alto este hecho y es por ello ha realizado este completo trabajo.

Puedes descargarte el archivo desde este enlace [download id=»40″] o desde la web de la revista Cáñamo.

En el Diario de Cádiz en 1960

Texto en el diario.

La policía de Cadiz ha prestado un nuevo e importante servicio con la desarticulacion de un grupo que se dedicaba al trafico de “grifa”. Esta droga se apodera del animo de los jóvenes,minando su salud y convirtiéndolos en seres enfermizos y que pueden dar lugar, cuando contraigan matrimonio, a una descendencia tarada.
La policía siguió la pista de este grupo durante varios días y ayer detuvo en la plaza de San Juan de Dios a tres de sus componentes.Llevaban gran cantidad de “petardos”, como llaman a los cigarrillos con “grifa”. Uno de los detenidos tuvo que ser llevado al hospital Mora ya que tenia una intoxicación aguda por consumo de “grifa”.
Practicando el oportuno registro,la policía encontró casi un kilo de “grifa” preparado para la venta. Según declaraciones de los detenidos, cada cierto tiempo acuden a Ceuta y allí compran unos tres kilos de “grifa” que traen hasta Cadiz para su venta.

Visto en Subsinet.

Chivatazo de Iñaki.

Actuación policial en la Asociación Bhang

Por la presente os comunicamos desde la Asociación Bhang, que durante esta semana paralelamente a la bochornosa operación policial realizada contra la Asociación Pannagh, en Bhang hemos sufrido dos tentativas de robo con daños, que tras sendas denuncias han derivado en el precinto cautelar administrativo de nuestra sede social.

Relato a continuación lo sucedido.

La madrugada del pasado día 12 sábado a las 06:00 Hrs. descubrimos gracias a un socio residente en la misma calle de la sede social, que habíamos sufrido un intento de robo con resultado de serios daños en la persiana del local. Durante ese día procedimos a la reparación de la persiana y a la denuncia de los hechos ante la Policía Municipal de Portugalete, que realizó el atestado sin poner objeciones.

Posteriormente la madrugada del día 17 a las 00:00 Hrs. cuando dos socios acudíamos al local para coger la documentación necesaria para nuestra asistencia a la AG 2011 de FAC, nos encontramos con que habían realizado un butrón en el tabique de la fachada del local, inmediatamente avisamos a la policía local ante la sospecha de que los intrusos podrían estar aun en el interior de la sede social.

Tras la llegada de los agentes y comprobar que no se había dado intrusión alguna, ya que la alarma no se había activado, los denunciantes pasamos a ser tratados como delincuentes.

Los agentes de policía local sostuvieron un trato vejatorio y violento, forzando la entrada al local con una actitud amenazante tras haberles indicado que no era necesario, ellos insistieron en que era su deber obligatorio por haber solicitado su intervención, y que tenían que verificar que no habría intruso alguno en el local.

Una vez dentro del local, después de comprobar nuestra pequeña zona de cultivo (con 3m^2 útiles destinados a floración, y 2m^2 útiles destinados a crecimiento), y que poseíamos una cantidad en proceso de secado (cosecha de 12 plantas de tamaño medio), continuaron las amenazas con frases como: <esto es un delito y te llevo ahora mismo detenido por delito contra la salud pública>, <sois drogadictos y no nos tenemos porque fiar de vosotros>, <ahora mismo te registro y seguro que te encuentro algo, y te puedo meter 500€>, <no se que amparo político tenéis, pero con la Policía Municipal de Portugalete no tenéis nada que hacer…>, <si te veo por ahí con el coche te denuncio por delito contra la seguridad vial, y son dos años sin carnet…>…etc.

Tras barbaridades varias como que promovemos el consumo y el cultivo, e identificar a la Asociación y a mi persona, Presidente de la misma (toda esa documentación identificativa, junto con estatutos ya habían sido enviados a esa comisaría en el mes de Junio), nos advirtieron de que iban a elaborar un expediente interno para <arruinar> nuestra licencia de actividad (en tramitación con proyecto presentado hace un mes), y que iban a pasar el tema al juzgado. Al mismo tiempo procedieron al precinto cautelar (por vía de hecho) del local por carecer de licencia de actividad.

Nos permitieron sacar cierta documentación y reforzar precariamente los daños de la fachada, indicándonos que para levantar el precinto nos dirigiéramos al Ayuntamiento.

Durante toda esa noche y hasta la tarde del día 17 varias patrullas custodiaron el local, esa misma tarde al cursar la denuncia de los hechos en comisaría, el agente que nos atendió nos comunicó que el juez les había indicado que no intervinieran. Desde el Dpto. de urbanismo nos han comunicado que no sabían nada y han alucinado un poco con la situación, indicándonos que el precinto era cosa de la Policía Municipal y que ellos no sabían que hacer, los asesores jurídicos de la Policía Municipal a su vez nos indicaron que lo expeliésemos al Ayuntamiento (Alcaldia, Seg. ciudadana y Urbanismo).

Ayer viernes 18 dimos parte al seguro y procedieron a la reparación de urgencia de la fachada, estamos pendientes de una cita con el Concejal delegado de Urbanismo y de acudir este mismo lunes a los juzgados a conocer si existe algún procedimiento abierto contra nosotr@s.

Desde Bhang nos solidarizamos con l@s represaliad@s de la Asociación Pannagh y sentimos no haber podido acudir a la Asamblea General de FAC, dadas estas circunstancias que atravesamos.

¡BASTA YA DE CHAPUZAS POLICIALES!

SALUD Y LIBERTAD.

Actualizado (Domingo, 20 de Noviembre de 2011 08:57)

Datos de la asociación.

BHANGH (Portugalete)

Bhang, Asociación de usuari@s de Cannabis para la Gestión Responsable de los Riesgos.

Portugalete (BIZKAIA)

bhang.asuca@gmail.com

Comunicado de la Asamblea General Extraordinaria de Pannagh

La Asamblea General Extraordinaria de la Asociación de Usuarios/as de Cannabis Pannagh, reunida hoy con carácter de urgencia, ha adoptado por unanimidad los siguientes acuerdos:

Denunciar enérgicamente la intervención, a todas luces desproporcionada, de la Policía Municipal de Bilbao contra nuestra asociación, subrayando especialmente que la entrada en el local social se produjo mediante engaño, sin orden judicial y con abuso de autoridad.

Declarar públicamente que la propiedad de todos los efectos incautados en los locales y terrenos arrendados a nombre de la asociación, incluyendo los derivados del cannabis, son propiedad colectiva de todos los miembros de la asociación, y que el dinero depositado en las cuentas de las que Pannagh es titular provienen íntegramente de nuestras cuotas y de actividades legales que lleva a cabo nuestra asociación, estando destinado a costear los gastos de las diversas actividades que la asociación lleva a cabo.

Declarar que nuestro presidente Martín Barriuso Alonso, así como el resto de la Junta Directiva, han actuado en todo momento en representación y siguiendo el mandato de las sucesivas asambleas generales de socios/as, en el sentido de poner en marcha un cultivo colectivo de cannabis destinado al consumo de las personas socias, tal y como se refleja expresamente en los fines sociales recogidos en nuestros estatutos, que han sido considerados legales al ser inscritos en el Registro de Asociaciones. Asimismo, declaramos que los otros dos socios imputados junto con el presidente estaban llevando a cabo, mediante contrato laboral, trabajos encomendados por el resto de la asociación, sin que tuvieran un grado de responsabilidad en la toma de decisiones mayor que el resto de la asamblea general.

Declarar que los derivados del cannabis que se han intervenido en la operación policial están destinados a la creación de un fondo común para su distribución en un circuito cerrado, formado solo por personas socias, y por tanto mayores de edad, y que dichas personas iban a destinar esos productos exclusivamente a su uso personal y que nunca hemos transmitido ni tenemos intención de transmitir parte alguna de ese cannabis a terceras personas.

Reclamar el inmediato archivo de la causa abierta contra nuestros tres socios detenidos el pasado lunes, por entender que no han cometido delito alguno, ya que nuestra asociación lleva a cabo sus actividades amparándose en la doctrina jurisprudencial sobre el llamado consumo compartido, tal y como afirmó la Audiencia Provincial de Bizkaia en el auto por el que archivó la causa abierta por la anterior intervención de la policía municipal en 2005. Asimismo reclamamos la inmediata restitución del cannabis y del resto de efectos y documentación incautados, así como el desprecinto de nuestra sede social y el desbloqueo de nuestras cuentas.

Denunciar especialmente el desabastecimiento al que la actuación de la Policía ha condenado a los 157 miembros de Pannagh que consumen por estar diagnosticados de enfermedades, algunas graves, para las que está demostrada la eficacia terapéutica del cannabis. En este sentido, consideramos responsables del menoscabo que pueda sufrir la salud de estas personas a quienes han ordenado esta intervención traumática y absurda.

Protestar por los intentos deliberados de presentarnos como narcotraficantes, cuando en realidad lo que hacemos es crear un circuito cerrado de autoabastecimiento legal de cannabis al margen del mercado negro, lo que contribuye precisamente a reducir el narcotráfico. La intervención de la Policía Municipal va precisamente en el sentido contrario, promoviendo el narcotráfico que dice perseguir, al empujar de vuelta al mercado ilícito a las 327 personas que formamos Pannagh.

Exigir el fin de la absurda persecución que sufren tanto nuestra asociación como nuestro presidente, el respeto a nuestra labor, y la garantía de nuestros derechos, especialmente el derecho a la salud, a la libre circulación, al libre desarrollo de la personalidad y a no ser discriminados/as por tener hábitos `personales que no causan daño alguno a terceras personas.

Aclarar que la cifra de 78 kilogramos de marihuana proporcionada por la Policía Municipal es falsa, ya que incluye, además de productos aptos para el consumo, otros que no lo son, como desechos de la cosecha, plantas contaminadas por hongos e incluso, en el colmo de la desvergüenza, dos cajas con marihuana recolectada en 2005, que ellos mismos nos incautaron y que nos fue devuelta por los tribunales.

Reclamar una regulación legal clara para el cultivo, tenencia, consumo y distribución de cannabis que acabe con la actual situación de inseguridad jurídica que permite que suframos una y otra vez intervenciones policiales y judiciales a pesar de haber obtenido resoluciones judiciales que avalan la legalidad de nuestras actividades. En este sentido, los miembros de Pannagh nos sumamos a la propuesta de regulación legal que ha aprobado hoy mismo la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC).

Abrir una cuenta bancaria, cuyo número se comunicará a la mayor brevedad, destinada a la recaudación de fondos para el abono de la fianza de 15.000 euros impuesta a nuestro presidente y abierta a las aportaciones de nuestros miembros y a cualquier otro individuo, colectivo o entidad que desee colaborar. En caso de que se recaude una cantidad mayor de 15.000 euros, el resto de la recaudación se destinará a un fondo de resistencia, gestionado por la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC), destinado a sufragar otras posibles fianzas impuestas a miembros de la FAC por actividades de cultivo colectivo. En caso de devolución de la citada fianza, su importe se sumará al que haya en ese momento en el fondo de resistencia.

Continuar con la actividad de reparto del cultivo colectivo de cannabis, dando prioridad a los socios/as con indicación terapéutica, pero sin excluir a ningún miembro en la medida de lo posible, actividad que se gestionará de forma colectiva, así como prohibir a los tres socios actualmente imputados por delito contra la salud pública que, por su propia seguridad, participen activamente en estas tareas.

Convocar una nueva Asamblea General Extraordinaria para el próximo martes día 22 de noviembre a las 19,30 h en primera convocatoria y a las 20,00 h en segunda convocatoria, para decidir los mecanismos colectivos concretos que utilizaremos para seguir adelante con dicha actividad.

Comunicar los presentes acuerdos a la opinión pública.

Bilbao, a 19 de noviembre de 2011.

La Asamblea General Extraordinaria de Pannagh.

Contacto: Joseba del Valle, responsable de prensa. 676681363.

Email: pannagh@pannagh.org

Web Pannagh.

«No soy traficante, formo parte de un movimiento social»

Martín Barriuso queda en libertad provisional con fianza de 15.000 euros y denuncia que «los enfermos se van a quedar sin marihuana»

«No nos saltamos la Ley, queremos cambiarla». Después de permanecer detenido durante «80 horas» y tras ser puesto a disposición judicial la noche del jueves, Martín Barriuso se mostraba ayer «furioso» tras quedar en libertad provisional con fianza de 15.000 euros y denunciaba la persecución que sufre por parte de la Policía Municipal de Bilbao. El presidente de la asociación para el estudio del cannabis Pannagh fue arrestado por tráfico de drogas. En la sede se encontraron 79 kilos de marihuana en cogollos y una libreta con 110.000 euros.

«Me han tratado como un criminal y no soy un traficante, formo parte de un movimiento social», protestaba ayer. Barriuso se ha convertido en un activista en defensa de la despenalización del cannabis. Su asociación suma en la actualidad 330 socios, el más joven de 22 años, que pagan una cuota anual para sufragar los gastos de mantener 12 plantaciones de ‘maría’ en distintos puntos de Bizkaia y Álava con un «fondo común». 120 de los integrantes cuentan con certificados médicos que aconsejan el consumo de esta sustancia. «Los enfermos se van a quedar sin su marihuana y 330 personas van a volver a comprar en el mercado negro». La asociación tenía cuatro personas contratadas, entre ellas a Barriuso, que se ha quedado «en paro, sin teléfono, ni coche ni portátil y con 45 euros en la cartilla; los amigos me han tenido que ayudar a pagar la fianza».

«Al filo de la ley»

Barriuso defiende «la doctrina del consumo compartido» y asegura que la asociación forma «un circuito cerrado sin ánimo de lucro» y que sólo reparten marihuana entre sus socios. Respecto a la enorme cantidad de droga decomisada, mantiene que «no es tanta; correspondería a unos 100 gramos para cada uno, que no da para el consumo de un usuario moderado». En esta época del año se realiza la cosecha y se reparte.

Los policías que le arrestaron seguían el artículo 369 del Código Penal, que castiga el tráfico de esta sustancia, considerada ilegal. La clave del proceso pasará por determinar si los socios podían vender después la ‘maría’ a terceros. Barriuso ya quedó absuelto tras descubrirse una plantación en noviembre de 2005 y ser arrestado por la Policía local bilbaína. «¿Cuántas veces le tienen que detener a uno para que quede claro que no está cometiendo un delito?». Se muestra convencido de que «esto va a quedar igual» que entonces. «Estamos al filo de la ley, no fuera».

Visto en El correo.

Comunicado de Pannagh

En la tarde de ayer, agentes de la Policía Municipal de Bilbao procedieron a la intervención de la Asociación Pannagh y a la detención de su presidente Martin Barriuso y la de otros dos socios colaboradores acusados de un supuesto delito de tráfico de drogas. Sobre las 17:00 horas varias patrullas del citado cuerpo policial se presentaron en la sede de Pannagh en Deusto y sin dar mayores explicaciones procedieron al registro del local y a la detención de todas las personas que en ese momento en él se encontraban. Desde entonces las noticias sobre los arrestados o sobre su situación han sido escasas ya que los tres detenidos permanecen incomunicados a la espera de que se les tome declaración, primero en la propia comisaría y después en los Juzgados de Bilbao.

Ante esta nueva agresión hacia todos los intereses y derechos de nuestra asociación, desde la Junta Directiva queremos denunciar la nula investigación y la reiterada torpeza demostrada por la Policía Municipal. Por lo que parece, los continuos pasos públicos seguidos por nuestra agrupación no son tenidos en cuenta por unos cuerpos de seguridad que no hacen sino volver a entorpecer la marcha normal de la justicia reiterándose en actuaciones que siempre terminan por quitarles la razón. Desde Pannagh siempre hemos mostrado transparencia, participación y trabajo de concienciación en reuniones con las instituciones y diferentes administraciones públicas, necesarias para demostrar que en ningún caso ni la asociación ni sus miembros se dedican ni al narcotráfico, ni al tráfico, ni al menudeo de ningún tipo de estupefaciente o droga. Somos un movimiento social que reivindica, como alternativa, una regulación del cannabis para acabar con el mercado negro y los beneficios desmesurados que algunos perciben gracias a las actuales políticas de drogas.

Pannagh es una alternativa real para más de 300 usuarios de cannabis que han decidido desvincularse totalmente de la práctica del mercado negro y una necesidad vital para 120 personas que utilizan el cannabis con certificado médico como paliativo para las múltiples dolencias suseptibles de ser tratadas con cannabis, algunas de ellas según la AICM como medicamento de primera elección.

Por el momento, y hasta que nuestros abogados puedan darnos más detalles del transcurrir de los acontecimientos, desde Pannagh sólo nos queda exigir la inmediata puesta en libertad de los detenidos al mismo tiempo que agradecemos las innumerables muestras de apoyo recibidas desde innumerables ámbitos.

Junta Directiva PANNAGH

(Apoyada por las JD de FAC y EUSFAC)

[Actualizado] Nueva acción de la policía contra Pannagh

Actualización 14:25.
ANULADA la CONCENTRACION
La abogada de la asociacion nos ha recomendado paciencia en el dia de hoy, y que es mejor que no alteremos los animos de los policias.
Por lo que QUEDA ANULADA LA CONCENTRACION DE HOY DIA 15.
Estaros atent+s por si convocamos algo mañana o estos proximos dias.
Actualización 12:27.

Desde la asociación Pannagh os llamamos a reunirnos HOY delante de la comisaria de la Policía Municipal de Bilbo en Garellano, donde todavía estan detenidos y sin haber declarado Martin Barriuso, presidente de Pannagh y de FAC, y las dos personas trabajadoras de Pannagh.
La concentración la haremos hoy día 15 de noviembre a las 17 horas (5 de la tarde).
Difundidlo, ya que cuanta más gente seamos más cuenta se darán que no somos cuatro los que apostamos por la LEGALIDAD!!
Todavía no sabemos cuando pasaran a prestar declaración delante del juez, pero al parecer no va ha ser hasta mañana día 16.

La asociación Pannagh fue intervenida por agentes de la Policía Municipal de Bilbao la pasada tarde. Su presidente Martin Barriuso y varios de sus trabajadores permanecen detenidos a espera de que se les tome declaración.

Visto en el muro de Pannagh en Facebook.

Más info en el blog de Pannagh.

 

[Amec] Decimoquinta edición de la Copa de la Marihuana de Madrid


La Asociación Madrileña de Estudios sobre el Cannabis convoca la decimoquinta edición de la Copa de la Marihuana de Madrid. Además del premio a la MEJOR MARIHUANA habrá otro premio para el MEJOR CATADOR, es decir, para aquel concursante cuyas valoraciones más se aproximen a las puntuaciones obtenidas por las muestras.

Bases de la XV Copa de la Marihuana.

Punto 1

Podrán concursar los socios y socias de la AMEC o de cualquier otra asociación cannábica (que tendrá que avalar a sus miembros). Los concursantes deberán estar al corriente del pago de la cuota. Cada cultivador sólo podrá participar con una muestra. La preinscripción se llevará a cabo en la sede de la AMEC (o por teléfono, en el 91 5303364 entre las 21 y las 23 horas) hasta el viernes 25 de noviembre de 2011.

Punto 2

Cada cultivador será al mismo tiempo concursante y jurado y aportará entre 12 y 15 gramos de su mejor marihuana. En la entrega de muestras, el comité de selección podrá rechazar aquellas que no cumplan los requisitos elementales de calidad.

Punto 3

Las muestras se presentarán sin nada que las relacione con sus cultivadores y serán premiadas por votación entre los concursantes. Cada uno de ellos podrá juzgar 10 muestras de 1,2/1,5 gramos valorando del 5 al 10 los siguientes apartados: presencia, gusto y efecto. El concursante que no valore todas las muestras que le han sido asignadas quedará descalificado.

Punto 4

La XV Copa de la Marihuana de Madrid dará comienzo el sábado 26 de noviembre de 2011 con el intercambio de muestras y finalizará el sábado 17 de diciembre con la fiesta de entrega de premios.

Accede a la preinscripción.

Mallorcannabis Festival

Mallorcannabis Festival, 26 de Noviembre en Alaró, es un evento organizado e impulsado por el Col.lectiu d’ Autoconsum Responsable de Balears y por la Asociación Balear para el Estudio e Investigación del Cannabis, asociaciones de usuarios y simpatizantes de la planta de cannabis afincadas en Mallorca y adheridas a la FAC.

El objetivo es el de realizar toda una jornada en la que se llevarán a cabo diferentes actividades encaminadas a la divulgación del uso responsable del cannabis. Esta 1ª Edición del festival tendrá lugar el próximo Sábado día 26 de Noviembre en el pabellón semicubierto del campo de deportes de Alaró que nos ha cedido el Ayuntamiento de dicha localidad. El recinto es ideal para la celebración del evento ya que en el pabellón se instalarán carpas para la exposición y venta de productos relacionados con el sector del cannabis además de un escenario principal dónde tendrán lugar las diferentes conferencias y las actuaciones musicales de varios grupos.

En el exterior se habilitará un espacio de mercadillo artesanal así cómo una carpa con música de diferentes estilos durante toda la jornada. Esta carpa estará situada junto al Skate Park con el que cuenta el campo de deportes y en el que se realizará una exhibición de Skate & Roll.

Se pretende que el evento tenga continuidad en futuras ediciones e intentar consolidarlo cómo un referente nacional en la programación de eventos y ferias cannabicas.

PROGRAMACIÓN DEL EVENTO (Puede haber variaciones)

10.00 Apertura de Puertas

10.30 EN LA CARPA EXTERIOR

  • Actuación musical de GREENPOINT REGGAE SOUND
  • Exhibición de Skate & Roll
  • Muestra de Graffiti’s
  • Actuación de diferentes Dj’s locales
  • Exhibición de acrobacias aéreas
  • Actuación final a cargo del DJ LP DEEP (23.00 h)

12.30 EN ESCENARIO PRINCIPAL

  • Conferencia a cargo de PACO MASCARAQUE «Reducción de riesgos en el uso del Cannabis durante la adolescencia»

13.30 COMIDA

  • “Torrada” a precios populares

15.00 Presentación de la campaña “Apadrina un cogollo” de ENERGY CONTROL

16.00 Muestra de DANZA AFRICANA

17.00 Conferencia a cargo de MARIANO ANTOLÍN RATO «Cannabis: Pasado, presente y futuro en nuestra sociedad»

18.00 INICIO DE LAS ACTUACIONES MUSICALES

  • Matesound
  • Rootskality
  • Old Noise
  • Taifa
  • Ska Bottom Boat
  • Full Play

Durante toda la jornada se encargarán de “organizar” los actos y de animar la fiesta (y de hacer que se cumplan los horarios jejeje) la charanga brutal de LOS ESTUPENDOS BURRUÑOS.

Durante la jornada se realizarán sorteos de productos gentileza de diferentes colaboradores.

La organización se encargará de la gestión de una barra de venta de bebidas durante la jornada.

La entrada de l@s soci@s de CARB y de ABEIC es gratis y la entrada general es de cinco euros que incluye una bebida y un número para participar en los diferentes sorteos.

STANDS Y COLABORADORES

En la jornada se habilitará un espacio para la colocación de stands de los diferentes colaboradores. En ellos se ofrecerán multitud de ofertas en diferentes productos destinadas a los asistentes. En la zona exterior se habilitará un mercadillo artesanal y diferentes puntos de venta de comida para reponer fuerzas durante la jornada.

Organiza .

CanMurcia en la prensa

Murcia cuenta con el primerclub de fumadores de cannabis del municipio, un lugar en el que poder cultivar y consumir esta drogade forma «legal».

La asociación de usuarios de cannabis CanMurciacuenta con un local que ha alquilado en el número 10 de la calle Victorio, frente al campus universitario de la Merced y en plena zona de las tascas, y tiene ya un centenar de socios.

Este establecimiento permanece abierto todos los días a partir de las cinco –hasta las doce de la noche de lunes a miércoles y hasta las dos de la mañana de jueves a domingos– y para entrar en él es obligatorio ser socio y no admite a menores de edad. No está, por lo tanto, abierto al público como cualquier otro bar o espacio de ocio.

CanMurcia (canmurcia.com) es una asociación sin ánimo de lucro que pretende que los consumidores de marihuana, tanto con fines lúdicos como terapéuticos, tengan acceso a él de una manera legal, excluyendo así la necesidad de acceder al mercado negro y los inconvenientes que esta práctica conlleva, tal y como se deja claro en su página web.

De hecho, se pretende evitar el peligro que para la salud supone el consumo de droga en el mercado ilegal.

«No hay nada que esconder, la actividad que llevamos a cabo es totalmente legal –CanMurcia aparece en el Registro de Asociaciones de la Región de Murcia así como en Hacienda con su correspondiente N.I.F.– y nuestra razón de ser no es divulgar ni fomentar el consumo de cannabis, sino informar de sus efectos para respaldar el consumo responsable a los que ya decidieron en su día que consumirían esta sustancia», explica Elena de Jáudenes, tesorera y portavoz de la asociación, quien señala que en CanMurcia el consumo también se realiza con fines terapéuticos.

Encontrarse con un club de fumadores de este tipo puede resultar chocante en Murcia, pero no en otros países de Europa, como puede ser Holanda, o incluso en zonas de España como Cataluña.

Elena cuenta que «lo pusimos en marcha porque había demanda de gente que sentía la necesidad de encontrar un lugar en el que poder consumir marihuana de calidad, a buen precio y sin tener que recurrir al mercado negro» y explica que antes dar el paso se informaron a través de la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC) «y allí nos dijeron cómo actuar en el ámbito administrativo y jurídico».

Jóvenes y mayores
Entre los aproximadamente cien socios que tiene CanMurcia hay jóvenes y mayores y hombres y mujeres en un porcentaje parejo. «No se puede decir que haya un perfil determinado», comenta Elena, quien apunta que «lo que aquí hacemos es dedicarnos al autocultivo y hay un límite determinado. El tope de consumo es de 60 gramos al mes por persona, cantidad que es la recomendada de uso responsable por parte de la FAC. CanMurcia pretende promover el activismo cannábico creando un cultivo compartido el cual genera cannabis para los propios socios de la asociación. «No inducimos al consumo excesivo, sino todo lo contrario. Evitamos el desmadre y fomentamos una forma responsable y moderada de consumir cannabis. Hay gente que necesita fumar y éste es el sitio idóneo para hacerlo y de igual modo se puede consumir alcohol, pero también con moderación y todo dentro de un orden», señala la portavoz de este colectivo, quien apunta que en el local con el que cuentan en el centro de Murcia organizan talleres y actividades culturales como exposiciones fotográficas.

Quién sabe si el nacimiento de esta asociación podría ser el germen que diese paso a la implantación de los famosos coffee shop, como los que hay en Amsterdam, locales en los que se venden drogas blandas de forma permitida. No obstante, Elena lo descarta, al menos por ahora, «porque para ello es preciso que haya de modo generalizado una cultura del cannabis que aquí no se da».

Visto en La opinión de Murcia.

Cannabis: Expertos reunidos por el Ararteko analizan la situación y el futuro de esta sustancia

Tal vez, esta sea la única palabra con la que la mayor parte de los agentes implicados estén de acuerdo a la hora de hablar del cannabis. A partir de ahí, las posturas respecto a una planta que se ha utilizado durante más de 4.000 años son muy distintas según el ámbito desde el que se aborde la cuestión.

Que sea considerada una droga ilegal, que su consumo no esté prohibido, pero sí su distribución y venta, que tenga una vertiente terapéutica o que haya organizaciones que trafiquen con ella son elementos, en ocasiones, contradictorios que ponen encima de la mesa la necesidad de una mayor claridad con respecto al cultivo, la venta y el consumo de esta sustancia.

Esta es la conclusión a la que ha llegado el Ararteko, Defensoría del Pueblo Vasco, después de organizar, junto al Instituto Vasco de Criminología (IVAC), un foro de reflexión y participación ciudadana denominado Cannabis: Usos, seguridad jurídica y políticas que tuvo lugar en el pasado miércoles en el edificio Carlos Santamaría de la UPV, en Donostia.

En el acto participaron diversos expertos que trataron el tema desde perspectivas antropológicas, sociológicas, médicas y farmacológicas y jurídicas. Además, se expusieron las experiencias llevadas a cabo en países como Holanda y la realidad de los clubes sociales de cannabis con el objeto de «de debatir sin apriorismos y sin corsés». Asimismo, asistieron el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro; los fiscales de Gipuzkoa y Álava, Jaime Goyena y Josu Izaguirre, respectivamente; la directora de Drogodependencias del Gobierno Vasco, Celina Pereda; así como varios representantes de los departamentos de Justicia, Sanidad e Interior y de las policías locales de Vitoria y Donostia.

Según explica Joseba Zalakain, director del Centro de Documentación y Estudios de la Fundación Eguía Careaga, Euskadi sigue a la cabeza de Europa en lo que respecta al consumo de cannabis. En este sentido, el Ararteko, Iñigo Lamarca, apunta que, tal y como recoge el Informe del Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (2010), el cannabis y sus derivados se cultivan en 172 países y territorios. De hecho, es la sustancia, dentro de las consideradas drogas tóxicas, estupefacientes y psicotrópicos, que más se consume y con la que más se comercia de todo el mundo . «Aproximadamente el 3,7% de la población mundial -unos 146 millones de personas- ha consumido esta sustancia en algún momento de su vida. Estos datos ponen en evidencia que la actual política fuertemente restrictiva en torno al comercio y al consumo de cannabis está muy lejos de conseguir una disminución significativa de la oferta y la demanda», señala.

Por otro lado, Lamarca subrayó que la posibilidad de sancionar penal y/o administrativamente «una parte significativa» de los actos relacionados con el cultivo, la venta o el consumo «ha sido utilizado como un modo de control social generalmente empleado sobre personas jóvenes o con menos recursos». «El cannabis, como cualquier otra droga -continúa- no es una sustancia inocua, como tampoco lo son otras drogas que actualmente gozan de una situación legislativa diferente aunque, desde el punto de vista científico, pueden tener efectos más nocivos».

Sin embargo, el Ararteko no se olvida de aquellas personas que individual o colectivamente «reivindican poder acceder a este tipo de sustancias y a su consumo sin tener que recurrir al denominadomercado negro donde, además de no tener una garantía de la calidad del producto, se desembolsan cantidades económicas libres de cualquier tipo de control fiscal y, por tanto, con potencialidad para ser utilizadas en comportamientos ilícitos».

Ante esta situación, Lamarca asegura que es «preciso» encontrar un «equilibrio entre los diferentes derechos e intereses en liza, no olvidando, por nuestra parte, que es la protección de los derechos de los más vulnerables el elemento tractor de nuestra intervención».

En este sentido y a modo de «primera conclusión de la jornada», el Ararteko asegura que «la ley está por detrás de la realidad social». «Si bien todo lo relacionado con el consumo de cannabis es muy complejo, queda claro que tiene que haber una regulación; urge una clarificación legal ya que la realidad ha desbordado unas normas desfasadas», agrega.

ASPECTOS

Prohibición y terapia

Juan Gamella, catedrático de Antropología de la Universidad de Granada, defendiende que es «obvio» que «bastantes de los perjuicios que provoca el consumo de las principales drogas ilícitas provienen de las leyes que prohiben su producción, su comercio y su consumo. O sea, es posible que haga más daño la prohibición de las drogas que su farmacología».

Y a este respecto, asegura que en Occidente se aprecia un clima de opinión «que asume el fracaso del modelo prohibitivo y punitivo». No obstante, advierte de que quienes defienden la legalización suelen hacerlo de forma «muy incompleta e imprecisa». «La propuesta legalizadora debe precisar cómo se distribuirán sustancias como la heroína, la cocaína, el LSD o la metanfetamina. ¿Se venderán en supermercados, en estancos, en farmacias con receta? Tanto prohibicionistas como legalizadores tienen una desmedida fe en la capacidad del cambio legal para transformar la realidad social», dice.

Uno de los argumentos más relevantes de quienes defienden su legalización es que el cannabis posee propiedades terapéuticas. Esta idea es bastante vieja dado que «esta sustancia ha sido utilizada con intenciones curativas desde hace miles de años», asevera Luis F. Callado, doctor en Medicina y Cirugía y profesor de Farmacología de la UPV/EHU.

Y es que a pesar de la posibilidad de sufrir efectos adversos como mareos, fatiga, sequedad de boca, debilidad muscular o palpitaciones, Callado sostiene que «los datos científicos avalan que la utilización del cannabis y sus derivados debe ser tratada como una alternativa terapéutica más, al margen de prejuicios relacionados con el consumo lúdico de esta sustancia».

Los estudios confirman esta tesis: muchos enfermos consumen cannabis con un fin analgésico. «Un trabajo realizado entre pacientes que presentaban dolor crónico no canceroso ha demostrado que al menos un 15% de ellos había utilizado alguna vez cannabis para aliviar su dolor, y que incluso un 10% de estos pacientes usaba habitualmente cannabis con fines analgésicos», apostilló el doctor. «Sin embargo, -agrega- el uso continuado de opiáceos supone la aparición de un fenómeno de tolerancia y la necesidad de incrementar su dosis hasta niveles excesivos para mantener el efecto analgésico».

De ahí la importancia de desarrollar nuevas vías de administración para los compuestos cannabinoides que «asegurarían, por una parte, una absorción mayor y más rápida que la que se consigue actualmente por vía oral y evitarían además, los efectos perjudiciales que para el paciente supone el consumo de cannabis fumado. A esto habría que sumar que su aplicación debe responder a los mismos criterios médicos que rigen para la administración de cualquier otro fármaco».

Visto en Noticias de Guipuzkoa.

Manuel Guzmán – Cannabinoides: del laboratorio a la clínica

 Ver «Manuel Guzmán – Cannabinoides del laboratorio a la clínica» en La Videoteca de Cannabis y más

Descripción de la investigación.

La comprensión de los procesos de generación y supervivencia de células neurales es esencial para la caracterización de la etiología y progresión de las enfermedades neurodegenerativas y, por tanto, para el diseño de terapias racionales para su tratamiento. En este contexto, nuestro grupo está intentando contribuir a desvelar los mecanismos moleculares y celulares que subyacen a dichos procesos. En concreto, nuestro grupo estudia cómo el sistema endocannabinoide media la proliferación y diferenciación de células progenitoras neurales, la supervivencia de neuronas y células de glía y la apoptosis de células de glioma, así como cuál puede ser la validez terapéutica de dicho sistema como diana neurofarmacológica. Estos estudios apoyan la idea de que el sistema endocannabinoide está implicado en el control de decisiones básicas de las células neurales, constituyendo quizás un nuevo sistema endógeno de protección del cerebro frente a situaciones de degeneración como la enfermedad de Huntington, en la cual pretendemos averiguar si la manipulación del sistema endocannabinoide es capaz de fomentar la neuroprotección y la neurorregeneración en modelos animales y, en caso afirmativo, estudiar las bases moleculares y celulares de dichos procesos y su posible relevancia clínica.