Polvo de ángel y Tucibí

De vez en cuando al leer noticias te das cuenta de la falta de información que rige en los comentarios sobre drogas realizados normalmente en prensa. Aquí podemos ver un ejemplo.

Ambas drogas producen una alucinación constante y una sensación de fuerza, muchos de los que consumen el Tucibí aseguran que sus efectos son tres o cuatro veces que la cocaína.


Johannes Franco M.
El Diario del Otún
Los acontecimientos recientes con la muerte de un joven en la ciudad de Bogotá como consecuencia del consumo de popper, puso al descubierto esta droga entre la ciudadanía, pero el popper no es nuevo en la región, por lo menos esta droga lleva circulando unos 5 años, y su uso era exclusivo de personas con dinero, lo que la llevo hacer conocida como la droga de los ricos, pues cada tarro tenía un valor aproximado de 60 mil pesos; el éxito de esta droga entre los jóvenes de la ciudad aumentó la demanda, actualmente la droga se consigue por 25 mil pesos.

Pero el popper no debería ser la preocupación de la ciudadanía, muchas de estas drogas son modas entre las personas, como tal, la moda se acaba o llega otra, y lo que está de moda, si a esto se le puede llamar moda, son dos de las más peligrosas drogas del mundo, que en Risaralda no habían llegado, sus nombres callejeros son Polvo de Angel y 2cb (Tucibí), estas drogas muy conocidas en las grandes ciudades del mundo ahora se encuentran en las calles de Pereira.

Por el momento el precio elevado de ambas drogas la pone de moda entre los ricos de la ciudad, pero igual que el popper su demanda va en aumento; entre 130 a 150 mil pesos vale el gramo de ambas drogas.

Otras de las modalidades que se presentan en la actualidad es el servicio a domicilio, ya no existen las esquinas donde se compraban, ahora se piden por teléfono, aunque hay varias ollas que todavía funcionan, como son la calle 13 bis con cuarta, la 30 con cuarta, debajo de los puentes de la avenida ferrocarril, en Dosquebradas en barrios como Campestre B, San Diego, El Martillo, La Primera de Agosto en Los Naranjos, entre otros y en La Virginia la vía sobre el río cauca.

Polvo de Angel
La fenciclidina (PCP) luego llamada polvo de ángel se comenzó a fabricar en los años 50 como anestésico intravenoso. Pero su uso en seres humanos se descontinuó en 1965 por haberse descubierto que a menudo los pacientes se mostraban agitados, delirantes e irracionales mientras se recuperaban de sus efectos anestésicos.

En la actualidad, la PCP se fabrica en laboratorios ilegales y se vende en forma clandestina a los usuarios que la conocen con diversos nombres que reflejan sus efectos extraños y volátiles: polvo de ángel, ozono, locura o chifladura y combustible de cohete. Porros mortales y super hierba cristal son nombres callejeros para identificar a la combinación de PCP y marihuana.

La PCP es un polvo blanco cristalino que se disuelve fácilmente en agua o alcohol. Tiene un sabor químico amargo distintivo. Se puede mezclar con facilidad con colorantes y se vende en el mercado de drogas ilícitas en forma de diversas clases de tabletas, cápsulas y polvos de colores. Por lo general, hay tres formas de uso: se inhala, se fuma o se ingiere. Para fumarla se suele aplicar a hojas de plantas, como menta, perejil, orégano o marihuana.

La PCP es adictiva, y su uso suele llevar a una dependencia psicológica que se refleja en ansias de usar la droga, comportamiento caracterizado por la búsqueda compulsiva de la sustancia.

El polvo de ángel se introdujo como droga de venta en las calles de Nueva York en los años sesenta y adquirió rápidamente la fama de que causaba reacciones adversas y no valía la pena el riesgo. Muchas personas, después de usar esta droga una vez, no volverán a usarla a sabiendas. Sin embargo, otras la usan de una forma constante y regular.
Algunos persisten en el uso de PCP debido a sus propiedades adictivas. Las razones aducidas a menudo por los usuarios como factores del uso continuo de PCP son la sensación de fuerza, poder e invulnerabilidad y un efecto insensibilizante en la mente.

Muchos usuarios de PCP llegan a las salas de urgencia como consecuencia de los efectos psicológicos desagradables o de sobredosis de la droga. En el ambiente del hospital o de la cárcel, a menudo se vuelven violentos o suicidas y constituyen un verdadero peligro para sí mismos y para otros. Deben mantenerse en un ambiente de calma y no se los debe dejar solos.

El uso del polvo de ángel en adolescentes puede obstaculizar la producción de hormonas del crecimiento y desarrollo normales y entorpecer el proceso de aprendizaje.

Con dosis elevadas los efectos que se producen se reducen la tensión arterial, la frecuencia del pulso y la respiración; puede provocar náusea, vómito, visión borrosa, movimiento rápido de los ojos hacia arriba y hacia abajo, babeo, pérdida del equilibrio y mareo; los efectos psicológicos incluyen impresiones falsas y alucinaciones. El polvo de ángel puede causar efectos similares a todos los síntomas de esquizofrenia, como delirio, paranoia, confusión mental, sensación de distancia del medio circundante y catatonia. A menudo, la persona habla poco y de una manera incomprensible.

2CB
La 2-CB o más conocida como tucibí es otra de las drogas de diseño con mayor éxito en la actualidad. Su consumo se está extendiendo con rapidez. Comúnmente conocida como Venus, Nexus o 2CB (tucibí por sus siglas en inglés). En el mercado negro se comercializa en cápsulas y pastillas que pueden ser de cualquier forma, tamaño y color. Esta droga se consume por vía oral o inhalación.

Los efectos comienzan entre los 15 y 25 minutos y se prolongan de 2 a 4 horas. Parece ser que cuando llega al cerebro, la 2-CB se fija a los receptores de dopamina, adrenalina y noradrenalina. En dosis altas es un intenso visionario, mientras que en dosis menores es un suave amplificador sensorial.

A nivel físico, la 2-CB estimula los niveles cardíaco y respiratorio, eleva la presión sanguínea, dilata las pupilas y puede llegar a provocar visión borrosa, mareo e insomnio.

El tucibí, polvo de ángel y el popper se consiguen con mayor facilidad en las fiestas electrónicas, la música ayuda a aumentar «el viaje» como dicen muchos de los entrevistados para esta nota.

Vía: El diario de Otún

You Might Also Like

    Mostrar
    Ocultar