Boletín ENCOD sobre la política de drogas en Europa

NR. 33. SEPTIEMBRE DE 2007

LLAMADA DE VIENA


Está la prohibición de drogas basada en algún tipo de desorden mental? Porqué continúan los políticos y funcionarios con una política a pesar de la enorme cantidad de pruebas que ha sido un fracaso total? Para algunos bien podría ser un reflejo basado en la ignorancia, pero para aquellos que han estudiado el tema, no es más el caso. La obsesión irracional y casi desesperada con prohibir las drogas puede llevar a la sugerencia de que hay un aspecto traumático a esta actitud. Y tal como sucede con los traumas, uno puede esconderlos, pero solamente cuando está dispuesto a verlos de cerca es posible una cura.

 

En las varias sesiones de la improvisada «Universidad de Verano» organizada por ENCOD durante los días 19 y 26 de agosto en la finca de Chanvre-Info en Murten, Suiza, activistas de Austria, Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Polonia, España y Suizase reunieron para discutir nuestros planes para «Vienna 2008». En Marzo del año próximo, la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas (CND) se reunirá en Viena, Austria, para revisar los resultados de una estrategia de 10 años acordada por la ONU en 1998 con fines de eliminar o significativamente reducir la oferta y demanda de drogas ilegales antes de 2008.

 

 

La campaña para Vienna 2008 comienza en Suiza, donde en agosto, se iniciaron las acciones para apelar la sentencia de 29 meses a la que fue condenado en julio el dueño de Chanvre Info André Fürst, por la producción de cañamo. La sentencia contra André Fürst es una expresión de la lamentable curva tomada por la política de drogas en Suiza desde 2004, cuando terminó la política de tolerancia con respecto a la venta de cannabis para el consumo personal. Desde entonces, casi todas las tiendas canábicas suizas han cerrado, y la mayoría de sus dueños se han retirado. Aquellos como André Fürst quienes continuaron a promocionar el uso benéficial de esta planta han sido buscados por las autoridades. Pedimos a todos a mandar la carta pública a las autoridades suizas sobre el caso de André Fürst.

 

Desde el corazón de Europa, la campaña se difundirá por Europa. En los próximos meses, varios socios de ENCOD en Europa planifican iniciativas para promover el establecimiento de un Cannabis Social Club en su país, a fines de proveer a las autoridades locales una opción sana para permitir a sus ciudadanos continuar una tradición milenaria sin tener que violar la ley. En octubre, se producirá un flyer en varios idiomas para promover la propuesta de los CSC. En el sitio de ENCOD, se pondrá a disposición información útil para establecer un club. Mientras tanto, la Legalise Cannabis Alliance del Reino Unido ha comenzado una Petición Internacional en apoyo de la propuesta que durará hasta la reunión de Viena.

 

 

Antes del fin de 2007, la Comisión Europea se ha comprometido a organizar la primera sesión del «Foro de la Sociedad Civil sobre la Política de Drogas» «un encuentro exclusivo entre los oficiales de la política de drogas de los Estados Miembros de la UE y la Comisión por una parte y 30 representantes de la sociedad civil europea por otra. En agosto, varios socios de ENCOD mandaron una aplicación para este foro. Si uno de nosotros será invitado, el o ella será capaz de verificar el verdadero valor de este nuevo diálogo bastante pronto: su posible impacto sobre la preparación de la posición oficial de la UE en Viena 2008 será una excelente prueba.

 

Varias organizaciones de expertos e instituciones de reducción de daños tales como el International Drug Policy Consortium, la International Harm Reduction Association y el Senlis Council también preparan para Viena 2008. Ellos intentarán convencer a los delegados gubernamentales dentro del edifico de la ONU a cambiar el enfoque de sus esfuerzos. En septiembre, participaremos en una reunión con algunas de estas organizaciones para ver si sería posible realizar una acción coordinada.

 

No debería ser demasiado difícil explicar a los delegados que su estrategia ha resultado en un fracaso. La oferta y demanda de las drogas están incrementando sistemáticamente, a veces hasta de forma espectacular como en el caso de Afganistán. Un informe de las Naciones Unidas declaró a fines de agosto que en 2007, se cosecharán 8.200 toneladas de opio en ese país, que es más de 10 veces más que antes de la invasión occidental en 2001.

 

 

El problema real será hacerles entender a los gobiernos que continuar esta política es la peor decisión que pueden tomar, y que cambiarla podría crear perspectivas significativas para mejorar el bienestar humanitario y planetario. En vista de los actuales desafíos ecológicos, económicos y sociales del mundo, la guerra a las drogas sin duda alguna puede considerarse como una de las mayores estupideces del ser humano.

 

Por ello nuestra mejor oportunidad es de ir a Viena en un esfuerzo de abrir el trauma y curarlo. En las próximas semanas, ENCOD lanzará una llamada amplia y mundial a todos los que están dispuestos a contribuir a un fin a la guerra a las drogas para colaborar con nosotros en la organización de un evento de 3 días durante la reunión de la ONU en Viena en 2008.

 

El objetivo sería organizar un «Pueblo Global» en Viena, donde podríamos organizar una exposición sobre la cultura y el uso beneficial de plantas prohibidas por las Convenciones de Drogas de la ONU, una conferencia interactiva con el objetivo de hacer una psicoanalisis de las políticas de drogas mundiales, y una manifestación delante del edificio donde se decidirán estas políticas.

 

Si obtenemos suficiente apoyo, este sería nuestro plan A. Si no, ya está en preparación un plan B también. Todo dependerá de cómo se desarrolla la situación.

 

Por Joep Oomen, coordinador ENCOD (con la ayuda de Peter Webster)

You Might Also Like

    Mostrar
    Ocultar