Cannabis y más

Un lugar de encuentro.

Cannabis y más

Manifiesto de apoyo a Pannagh

Manifiesto de apoyo a la Asociación Pannagh.

Tras la sentencia nº 788/2015 de la Sala 2ª del Tribunal Supremo, por la que se condena a cuatro miembros de la Asociación de Personas Usuarias de Cannabis Pannagh a penas de prisión y cuantiosas multas por un supuesto delito contra la salud pública, las personas y entidades firmantes queremos manifestar:

  • Tal y como quedó acreditado en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Bizkaia, y como se recoge en la sentencia absolutoria dictada por la misma, Pannagh es una entidad “legalmente constituida”, cuyos miembros son personas “mayores de edad”, “debidamente identificadas”, y todas ellas “eran consumidoras de cannabis”. En aplicación de sus estatutos y para lograr el “acceso a cannabis con garantías de calidad sin vulnerar las disposiciones legales aplicables al caso”, “se estableció y se aceptó por los socios la actividad de cultivo para consumo privado”, que incluía “medidas de control para evitar la difusión de la sustancia producida a terceras personas”, difusión que no se ha acreditado que sucediera nunca. Los socios pagaban una “cuota proporcional destinada a cubrir los gastos propios de la asociación y del cultivo”, sin que exista indicio alguno de desvío del dinero a otros fines, de enriquecimiento, ni de que Pannagh pudiera haber servido de “cobertura formal” para la venta de cannabis a terceros. También se ha probado que el cannabis incautado estaba destinado exclusivamente al consumo de los miembros de la propia asociación.
  • Sin embargo, la sentencia del Tribunal Supremo altera el relato de los hechos probados para concluir la existencia de delito. El principal argumento es que, aunque el cannabis producido por Pannagh nunca fuera entregado a personas no socias, existe un riesgo potencial de difusión de la sustancia a personas ajenas a la asociación por parte de los socios. Es decir, los cuatro miembros de Pannagh son condenados a prisión por actos que, de haber sucedido –lo cual no está acreditado-, habrían sido cometidos por otras personas sin su conocimiento ni autorización, lo cual es claramente injusto. Además, al presidente y a la secretaria se les imponen multas de 250.000 euros, una cantidad desproporcionada teniendo en cuenta que se considera probado que no intentaron enriquecerse.
  • La Sala 2ª del Tribunal Supremo aprecia la existencia de un “error vencible de prohibición”, es decir, reduce las penas en un grado al considerar que los condenados podían tener motivos para creer que sus acciones no constituían delito, pero a la vez se niega a absolverles afirmando que no hicieron lo suficiente para salir de su error. La sentencia afirma que “tenían la carga de verificar la licitud de la actividad que se proponían desplegar, de tomar conocimiento sobre si la conducta se hallaba en consonancia con el orden jurídico” y que se comportaron con imprudencia al actuar “alentados por la infundada esperanza de que su actuación podría ser tolerada”. La Sala considera que los acusados “no hicieron nada por superar ese error”, “huyeron de mecanismos que habrían logrado disipar dudas”, “se cuidan de ocultar la producción de cannabis y su distribución entre los socios”, y añade que “muchos datos inclinan a pensar en una actitud muy próxima a la relativa indiferencia”.

Sin embargo, lo cierto es que las actividades de la asociación Pannagh han sido objeto de reiteradas resoluciones judiciales que han afirmado su licitud penal, destacando el Auto nº 218/2006 de la Audiencia Provincial de Bizkaia y el Auto nº 377/2012 de la de Álava, habiendo sido en ambos casos devuelto a Pannagh el cannabis incautado. Esas resoluciones han sido ampliamente difundidas a través de los medios de comunicación y son, por tanto, del público conocimiento, igual que las propias actividades de Pannagh, que han sido sido claramente toleradas durante años por distintas instituciones públicas. No cabe, por tanto, hablar de “infundada esperanza”, sino más bien de una convicción bien fundamentada, compartida incluso por distintos tribunales de justicia.

También es conocido que entre las actividades llevadas a cabo por Pannagh se encuentran iniciativas de solicitud de amparo promovidas ante diversas instituciones, como el Ararteko (Defensor del Pueblo del País Vasco) o el Parlamento Vasco, a causa de la inseguridad jurídica en la que se encuentran este tipo de entidades. Estas iniciativas, desarrolladas junto con otras asociaciones, dieron lugar a la organización de un Foro por parte del Ararteko en 2011, y a la creación de una ponencia en el Parlamento Vasco en 2012. Difícilmente se puede hablar de “indiferencia”, o de que los acusados y el resto de Pannagh no hicieran nada por salir de su error.

Además, tampoco es creíble que se intentaran ocultar las actividades de cultivo de Pannagh cuando su presidente, Martín Barriuso, ha dado a conocer el modelo de funcionamiento de su asociación y de los llamados Clubes Sociales de Cannabis en muy diversos foros, instituciones y medios de comunicación de diversos países, habiendo sido invitado para ello, entre otras instituciones, por la Comisión Mixta de Drogas de las Cortes españolas, la Presidencia de la República del Uruguay, la Asamblea de la República de Portugal, y la Comisión Europea.

Por todo ello, las personas y entidades firmantes reclamamos públicamente que se remedie lo antes posible la injusticia cometida con esta sentencia de la Sala 2ª del Tribunal Supremo.

Enero de 2016

Firma el manifiesto de apoyo

Vía CatFac.

Comunicado de la Asociación Pannagh

El Tribunal Supremo condena a cuatro miembros de Pannagh a penas de cárcel en una sentencia plagada de errores y contradicciones. Además de las condenas de cárcel, impone multas de 250.000 euros, a pesar de considerar probado que no hubo enriquecimiento.

Frente a la acusación de “ocultar sus verdaderos fines”, los miembros de Pannagh recuerdan que cuentan con varios precedentes judiciales favorables y que han acudido a diversas instituciones públicas. La sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha estimado parcialmente el recurso de la fiscalía contra la sentencia de la Audiencia de Bizkaia que absolvió a los miembros de Pannagh del delito de tráfico de drogas. Ahora, el Supremo los condena a penas de un año y ocho meses de cárcel y multas de 250.000 euros para el presidente y la secretaria, y de seis meses y un día en el caso de los dos socios que trabajaban en el envasado de la cosecha. El tesorero ha sido absuelto por una omisión de la Audiencia.

Para condenar a los otros cuatro acusados, los miembros del Supremo se basan en una argumentación plagada de errores y contradicciones flagrantes, y que además prescinde de datos fundamentales  aportados a la causa y que son relevantes para la defensa. En opinión de Pannagh, se trata claramente de una sentencia política, destinada a desmantelar el movimiento asociativo cannábico, y basada en una visión totalmente distorsionada y desfasada de la realidad social del cannabis en el estado español.  Se dice que los condenados actuaron “alentados por la infundada esperanza de que su actuación podría ser tolerada o confiando en que algunos órganos judiciales pudieran acoger la tesis que propugna la irrelevancia penal de estos hechos”, olvidando el hecho de que las actividades de Pannagh ya fueron consideradas penalmente irrelevantes por la Audiencia Provincial de Bizkaia en 2006 (Auto nº 218/06) y por la de Álava en 2012 (Auto nº 377/12), habiendo sido en ambos casos devuelta la marihuana incautada. Por tanto, los hoy condenados no tenían una “infundada esperanza”, sino la certeza, basada en antecedentes judiciales, de que su conducta no era delictiva.
También se dice que hubo “ocultación de los fines reales de la asociación” e “indiferencia” ante la posible ilegalidad. Se ignoran así las iniciativas de solicitud de amparo promovidas por Pannagh ante diversas instituciones, como el Ararteko o el Parlamento Vasco, que entre otras cosas dieron lugar a la creación de una ponencia parlamentaria en éste último, a pesar de que tanto estas iniciativas como los autos de las Audiencias Provinciales constan en las diligencias practicadas durante la fase de instrucción y en las alegaciones presentadas por la defensa en la fase de recurso.
La nueva sentencia se limita a reproducir casi literalmente las dictadas con anterioridad contra las asociaciones Ebers, de Bilbao, y Three Monkeys, de Barcelona. La copia es tan literal que se llega a incriminar a los condenados por cuestiones que se supone figuran en los estatutos de Pannagh, cuando en realidad se refieren a las otras asociaciones condenadas. Lo más llamativo es que los verdaderos fines de Pannagh se detallan en los antecedentes de la sentencia y se puede ver claramente que en absoluto coinciden con lo que se dice luego en los fundamentos.

Este tipo de errores se repiten en varios puntos más, con el resultado de que el relato de los hechos queda seriamente alterado. Al tratarse de un recurso de casación, la nueva sentencia debe basarse en una nueva valoración jurídica de los hechos que se consideraron probados en la sentencia recurrida, hechos que no pueden modificarse. Sin embargo, los cambios introducidos son numerosos, decisivos y, sobre todo, contrarios a Derecho, lo que vulnera el derecho a un proceso con las debidas garantías. Además, se han introducido nuevas pruebas sin que haya habido una vista donde las partes puedan contrastarlas. Se condena a los miembros de Pannagh en base a, entre otras cosas, lo que se supone que sabían o a sus supuestas intenciones, cuestión que no se planteó en el juicio, y sobre la que el Supremo no ha oído a los acusados antes de condenarles, como exige la ley.

Como ejemplo de esas contradicciones, la sentencia del Tribunal Supremo habla de “falta de control y de los demás elementos exigidos jurisprudencialmente para los supuestos de atipicidad del pretendido consumo compartido”, mientras que la sentencia de la Audiencia Provincial dice que se “evidencia un control de la entrega de las sustancias y de la persona a quien se realizaba la entrega”, y que hay “un efectivo control tanto de los socios a los que se entregan la sustancia estupefaciente como de que las sustancias entregadas a cada socio se correspondían con la previsión de consumo del socio participe, control totalmente innecesario en la hipótesis de que no se tratara de un cultivo compartido”.

Otra contradicción llamativa se refiere a que entre los hechos probados en la sentencia de la Audiencia (que, recordemos, el Supremo no puede alterar) se dice que “se estableció y se aceptó por los socios, la actividad de cultivo para consumo privado”, y que la sustancia producida “estaba destinada al consumo de dichos socios conforme a los fines y reglas de Asociación y el acuerdo de los socios”. Incluso la fiscalía, en su recurso, reconoce que “la Asociación Pannagh puso en funcionamiento un sistema de cultivo de cannabis”. Sin embargo, asombrosamente, la sentencia del Supremo afirma rotundamente que “un reducido núcleo de personas organiza, y dirige la estructura asociativa; disponen y preparan toda la intendencia, abastecimiento, distribución, control, cultivo,… y ponen tales estructuras al servicio de un grupo amplio e indiscriminado de usuarios”. Con esto se falta al exigido respeto a los hechos probados, que, como se ha visto, dicen lo contrario: Fue la asociación Pannagh, que no es un “grupo indiscriminado” sino una entidad legalmente constituida con miembros claramente identificados, quien decidió crear tales estructuras y contrató a los ahora condenados para que las llevaran a cabo en calidad de empleados.

Los condenados han anunciado su intención de presentar un incidente de nulidad ante el Supremo, previo al recurso de amparo ante el Constitucional, ya que consideran que, entre otras cosas, se ha vulnerado su derecho a la presunción de inocencia, a un proceso con las debidas garantías y a la proporcionalidad en las penas. También han anunciado su intención de recurrir al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo si fuese necesario. Los miembros de Pannagh van a convocar en los próximos días una rueda de prensa junto con representantes del movimiento asociativo cannábico para valorar la sentencia y anunciar las iniciativas que piensan llevar a cabo para denunciar este atropello.

La asociación Pannagh quiere denunciar que se haya castigado a varios trabajadores de la asociación por actividades que, como se demostró en el juicio y así consta en la sentencia revocada, fueron iniciativa y responsabilidad de todos los miembros de Pannagh, conforme a sus estatutos y mediante acuerdo asambleario. Se ha acusado a cinco socios de asociación ilícita para luego descartar esta acusación, pero al final el Supremo ha ordenado el decomiso del dinero de las cuentas de Pannagh como si la asociación hubiese sido una mera pantalla de los acusados para cometer delitos, cuando en los hechos probados se afirma lo contrario.

Finalmente, desde Pannagh animamos a seguir luchando por un cambio en las políticas de drogas que acabe con la injusta situación actual, y a seguir impulsando el esperanzador debate sobre la regulación del cannabis que se está produciendo en buena parte del mundo, al que Pannagh ha tratado de contribuir desde su fundación en 2003.

Bilbao, 28 de diciembre de 2015
Asociación de Personas Usuarias de Cannabis Pannagh
pannagh2015@gmail.com

Impuesto a la marihuana financiará becas en Estados Unidos

Imagen

Visto en Vanguardia.com.

Con un impuesto de 5% que se cobrará a los vendedores de marihuana la comunidad de Pueblo, en Colorado, financiará becas escolares para los jóvenes que terminen su secundaria y quieran ingresar a la universidad.

La decisión fue aprobada en votación popular, con un respaldo del 60 por ciento de los ciudadanos. “El objetivo del programa de becas es hacer que la educación superior sea una realidad para las familias que no pueden permitirse el lujo de enviar a sus hijos a la escuela debido a deudas”, le dijo a la cadena CNN Paris Carmichael, portavoz del condado.

Las becas comenzarán a asignarse desde el 2017 y se espera que el impuesto recaude 3,5 millones de dólares. La mitad del dinero se usará para los estudiantes, y el restante se destinará a proyectos comunitarios como la recuperación de un parque infantil, la ampliación de una ruta de trenes y el cambio de carros de golf en el campo local.

Tyler Henson, presidente de la Cámara de Comercio de Cannabis en Colorado, Estados Unidos, aseguró que este nuevo impuesto supone un reto para los habitantes del lugar. “Pueblo tendrá que manejar el hecho de educar a los menores para que se mantengan alejados de la marihuana recreativa, al tiempo que fomentan el crecimiento y desarrollo de esa industria”, aseguró.

En enero de 2014, Colorado se convirtió en el primer lugar del mundo que permitió la venta legal de marihuana con fines recreativos.

Se estima que la venta de cannabis medicinal y recreativo deja ingresos de más de 76 millones de dólares anuales al Estado, por concepto de impuestos.

CatFAC – Carta abierta al gobierno de Catalunya

La Federación de Asociaciones Cannábicas Catalanas, CatFAC, quiere declarar formalmente que sus asociaciones federadas trabajan de acuerdo a lo que propone la Federación de Asociaciones Cannábicas, FAC, la cual sigue un modelo de contención que brinda control a la administración y es apoyado por la Coalición Europea por Políticas de Drogas Justas y Eficaces, ENCOD. Dicho modelo ha sido bien explicado en los últimos 5 años a las administraciones de nuestro país, Catalunya, así como al TNI, el parlamento Español, al parlamento Vasco y al parlamento Europeo. La comisión del parlamento Europeo concluyó que el modelo es compatible con las directivas europeas y respeta los tratados internacionales de la ONU. Recientemente el parlamento Vasco aprobó la creación de una comisión que profundizará, a través de expertos en la materia, en el análisis sobre la regulación de este tipo de asociaciones.

Nuestra propuesta se basa en la defensa de los derechos de los usuarios de cannabis que se ven vulnerados en multitud de ocasiones por las fuerzas de seguridad del estado, que en su buen hacer cumplen con las leyes al respecto, creadas para controlar la oferta de la heroína de los años 80 pero que actualmente sirven de manera anacrónica para crear gastos innecesarios a la administración, colapsando la labor de nuestra policía y jueces. Los primeros por que deben salvaguardar el cumplimiento de la ley persiguiendo a jóvenes que no cometen infracciones mas graves que cultivar o transportar su propio consumo, y los segundos archivando y sobreseyendo los casos que se les presentan precisamente ser justos y no criminalizar a nuestra juventud.

Nuestros familiares y amigos se enfrentan o enfrentaran a registros arbitrarios por parte de las fuerzas de seguridad del estado, multas, procesos judiciales caros e injustos, inseguridad al denunciar violaciones de los domicilios por miedo a ser imputados por la policía. Tienen o tendrán que acudir a lugares peligrosos para poder conseguir un poco de cannabis probablemente adulterado, tratado con pesticidas dañinos o recolectado con hongos tóxicos y que además trae consigo el riesgo a involucrarse en ambientes donde se mueven otros tipos de droga.

Los usuarios deben conocer los riesgos de la sustancia y eso no se puede lograr sin una política informativa integral sobre la reducción de riesgos y la gestión de placeres. Si bien en la abstinencia encontraríamos la verdadera solución, esto no parece ser lo que piensa la sociedad, que aumenta la demanda, haciendo que la oferta siga aumentando pese los esfuerzos de reducirla.

La UE en su informe del 2007, conocido como informe Reuters, reconoce que la prohibición mas daños que la propia sustancia e insta a los estados miembros en explorar alternativas teniendo en cuenta a los usuarios.

En España llevamos 20 años definiendo este modelo de funcionamiento, desde que se llevo a cabo la primera plantación colectiva de todo el estado en el año 1992, hasta la autorregulación propuesta y la ley de asociaciones para regular las asociaciones. Proponemos una solución a la sociedad, que intenta abordar el uso de cannabis y sus problemas y que resuelve de forma directa los problemas que la prohibición causa al usuario.

En nuestra propuesta los usuarios se unen para cubrir sus necesidades. La creación de asociaciones sin animo de lucro, que acogen a adultos usuarios de cannabis o que sufren una dolencia susceptible a ser tratada con cannabis según los criterios de la IACM, International Association for Cannabinoid Medicines. Estas asociaciones producen bajo demanda la suma de las previsiones de los socios, que reciben 2 gramos por persona y día, no pudiendo llevarse el mismo día mas de 20 gramos, evitando así que la sustancia llegue a terceros. Las asociaciones deben tener un numero limitado de socios y pasar una autorregulación donde se identifican los campos de cultivo, sus producciones y las personas que las reciben. También las cuentas deben ser transparentes tanto como para los socios como para la administración. Las actividades de la asociación deben estar encaminadas a la reducción de daños y a la auto detección del consumo problemático.
En Catalunya se están creando muchas asociaciones y no todas trabajan de de la misma forma lo que podría en un futuro generar una situación similar a la de los coffee shops de Holanda donde la venta al publico es tolerada pero el abastecimiento sigue siendo a través del mercado negro y la producción controlada por traficantes.

Todo esto preocupa a la CatFAC por los problemas sociales que esta situación podría traer a nuestra sociedad; narco-turismo, proliferación de mafias, falta de control y presión internacional. Es cierto que Holanda tiene un nivel de uso de cannabis inferior al de muchos países de Europa, gracias a que sus políticas disminuyen el efecto de la “fruta prohibida”, pero inclusive en ese país el modelo de clubes sociales español esta siendo estudiado, en parte gracias a las propuestas de la FAC. El modelo también se estudia por los gobiernos de otros países como Alemania, Argentina, Bélgica, Polonia, Inglaterra, Brasil, Uruguay, Chile y México.

Es por ello que creemos necesaria una actuación clara por parte de la administración, basada en el dialogo y en el entendimiento de todas las partes, para que esta situación acabe en un acuerdo que beneficie a todas las partes que estén dispuestas a cumplir con la legalidad vigente. Ya sea bien con las resoluciones de la comisión del parlamento Vasco u otras especificas derivadas de nuestra realidad social e idiosincrasia propia.

Proponemos varios pasos a corto, medio y largo plazo:

Censo. – Un censo real del numero de asociaciones que trabajan en la actualidad en nuestro territorio. En la actualidad el proceso de aprobación de los estatutos por parte del departamento de justicia esta generando que muchas asociaciones funcionen sin que la administración sepa exactamente cuantas son, cuales son sus actividades y muchos mas datos que creemos deberíamos conocer.

Foro. – Que la administración convoque a todas las asociaciones cannábicas a un foro de discusión, foro que la CATFAC organiza al menos una vez al año y que denominamos “Catnnabis”.

Registro. – Que se cree un registro especifico para asociaciones, que obligue a entregar los libros generales de cada asociación y otros específicos para este tipo de asociaciones.

Comisión Interdepartamental. – Que se cree una comisión interdepartamental entre Salud, Interior y Justicia, donde las asociaciones estén legalmente representadas.

Colaboración. – Que técnicos en las diferentes materias que afectan al cannabis aporten las diferentes visiones sobre esta realidad. Esta colaboración se haría con técnicos en drogodependencia, juristas especializados, técnicos en seguridad ciudadana y de las fuerzas de seguridad del estado.

Cordialmente y con ánimo de aportar soluciones.

CatFAC
Puedes ponerte en contacto con CatFAC a través del correo o vía web.

San Canuto 2012 [Actualización]

Clic en la imagen para verla a un mayor tamaño.

Desde la web preparada para San Canuto en este año 2012 añadimos el mapa de las distintas concentraciones que se van convocando.


Ver San Canuto 2012 en un mapa más grande

Listado de las convocatorias.

Ya queda menos, un último esfuerzo de todos.

Parlamento Vasco. Proposición consumo de Cannabis

Todos los grupos vascos votan estudiar la regulación del cannabis (El País)

El Parlamento vasco constituirá próximamente en su seno una ponencia que analizará la regulación de los clubes de consumidores de cannabis, después de que todos los grupos de la Cámara hayan firmado una proposición no de ley en ese sentido.

Todos los grupos del Parlamento vasco firman una proposición no de ley para regular el consumo de cannabis (La Vanguardia)

Todos los grupos del Parlamento vasco -PP, PNV, PSE, EA, Aralar, Ezker Batua y UPyD- han presentado una proposición no de ley relativa a la regulación del consumo de cannabis, en la que sugieren la creación, durante el primer periodo de sesiones de 2012, de una ponencia específica para el análisis de una solución regulada de la actividad de los denominados Clubes Sociales de Cannabis.

El Parlamento Vasco creará una ponencia para regular los clubes de cannabis (ABC)

La ponencia acogerá a representantes de las instituciones públicas implicadas así como expertos en la materia con el objetivo de definir un marco jurídico para estos clubes.

El Parlamento vasco creará una comisión para regular el uso del cannabis (Libertad digital)

Los grupos parlamentarios han justificado la Proposición no de Ley que han presentado con el hecho de que, dado que la legislación no sanciona el consumo de cannabis, sino su venta y cultivo cuando éste está destinado al tráfico, en los últimos años se han constituido en Euskadi varias asociaciones de usuarios de cannabis, las cuales permiten a sus integrantes un consumo regulado y evitar así el mercado negro.

Euskadi plantea regular el "cultivo, la venta y el consumo" de cannabis en 2012

Euskadi tendrá el próximo año un proyecto de ley de adicciones que recogerá una regulación de la «cultivo, la venta y el consumo» de cannabis. El anteproyecto de ley está siendo elaborado ahora y se espera que llegue a la Cámara vasca en los primeros meses de 2012. El anuncio lo ha realizado el viceconsejero de Sanidad, Jesús María Fernández, esta mañana durante una rueda de prensa en Vitoria para presentar el sexto plan de adicciones.

«Es mejor ordenar que prohibir», ha señalado el viceconsejero, que apuesta por regularizar prácticas «ya consolidadas». «Ya existe un marco normativo», ha abundado el consejero, Rafael Bengoa, que ha abogado por un consumo de cannabis de forma responsable y autorregulada, con toda la información sobre las consecuencias, tras incidir en que «no queremos ser prohibicionistas». Aunque no se ha decidido aún el detalle de esta nueva regulación, ya se están realizando estudios «técnicos y jurídicos» para sacar adelante el texto.

El consumo y la tenencia de cannabis están recogidos en el Código Penal y en la Ley de Seguridad Ciudadana. Portavoces oficiales del Departamento vasco de Sanidad matizan que la nueva regulación pretende abrir un debate con las asociaciones a favor de este consumo y «plasmar sus derechos».

Fernández también ha asegurado que en el plano del consumo de tabaco hay ámbitos en los que «habrá que legislar más adelante». En concreto, se ha referido a fumar en espacios cerrados con menores o espacios deportivos al aire libre. En definitiva, Sanidad apuesta por retomar la propuesta que el Gobierno vasco realizó para la ley antitabaco actual -que en enero cumple un año en vigor-. La norma perdió dureza durante su trámite parlamentario y quedaron en el camino puntos como la prohibición de fumar en el coche con menores dentro. Por el momento, Sanidad apuesta, a través del sexto plan de adicciones, por sensibilizar a la sociedad para que sean los fumadores los que eviten motu proprio estas prácticas nocivas.

El plan, que se aprobará mañana en el Consejo de Gobierno, recoge también acciones para prevenir y tratar la ludopatía -afecta al 2% de la población vasca- y las adicciones a las nuevas tecnologías. Tras ensalzar los buenos resultados que está teniendo la ley antitabaco en Euskadi, Bengoa ha puesto el acento en los «alcohólicos jóvenes». «Ahí todavía estamos retrasados».

Visto en El País.

Legalizar las drogas es una opción contra la violencia: Fernando Savater

Para el filósofo español Fernando Savater, así como abolir la ley seca en Estados Unidos le puso las cosas más difíciles a Al Capone, en Estados Unidos, “no vendría mal hacer algo semejante en este campo” para afrontar los problemas generados por el narcotráfico.

En una conferencia de prensa durante la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el autor de Ética para Amador -que cumple dos décadas desde su aparición- destacó que el problema generado por el narcotráfico es muy complejo y que se debe a la irracional necesidad de perseguir la droga, “un disparate que ha ido aumentando con el tiempo”.

“Comprendo que es difícil”, destacó Savater, “porque es un disparate que nace en Estados Unidos y los disparates que nacen en Estados Unidos son difíciles de combatir por el resto del mundo, pero hay que acabar con la cruzada contra la droga y hay que decir que la droga es todo: el café, el tequila y depende de cómo se utilicen. No digo que con ello vayan a desaparecer los malhechores en el mundo, porque había antes y habrá después.”

En un encuentro que lo mismo lo llevó por el reciente cambio de gobierno en España y la manera en que deberá relacionarse con ETA, hasta la necesidad de impulsar el estudio de la filosofía en las escuelas, Fernando Savater comentó que no se pueden resolver los problemas políticos a base de ética, porque “la ética está muy bien para mejorar al individuo, pero la política está hecha para mejorar a las sociedades”.

“La ética es necesaria porque es una reflexión de los seres humanos sobre su libertad y eso se hace desde Grecia, probablemente desde antes, y hay que seguir haciéndolo, porque los seres humanos estamos condenados a elegir y tenemos que reflexionar sobre los motivos de nuestras elecciones y cuando son buenas o malas desde el punto de vista de nuestra propia vida y de la vida de los demás”, afirmó.

Visto en el Diario Milenio.

Vargas Llosa advierte de que "Latinoamérica podría convertirse en un continente de narcos"

Mario Vargas Llosa cree que la violencia que genera el tráfico de drogas es «un fenómeno continental». El narcotráfico «es una hidra, que está en todas partes» y, si esa amenaza no se enfrenta, puede acabar convirtiendo a Latinoamérica «en una especie de continente de narcos».

«Yo creo que ha llegado la hora de pensar en una solución distinta, y en lugar de la represión», habría que destinar recursos a «la prevención y la descriminalización de las drogas», afirma en una entrevista con Efe el escritor peruano, que estos días visita la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Es la cuarta vez que Vargas Llosa participa en esta feria, la más importante del ámbito hispano y cuyo éxito atribuye a que ha sabido combinar «muy bien el aspecto comercial, industrial con el aspecto literario e intelectual».

El escritor acusa en su rostro el cansancio que ha ido acumulando desde que ganó el Premio Nobel en octubre de 2010, y su rutina saltó por los aires.

«Lo llevo con mucha fatiga. Ha sido un cuento de hadas, pero al final incluso los cuentos de hadas pueden resultar muy fatigantes. He pasado un año muy movido, con muchos viajes, y ya tengo ganas de regresar a mi sistema habitual de trabajo, que es bastante ordenado y disciplinado», afirma Vargas Llosa.

A principios de 2012 confía en retomar sus proyectos literarios, entre los que figuran una obra de teatro inspirada en el Decamerón, de Boccaccio. Y le da también vueltas a una nueva novela.

«Nunca me faltan proyectos, lo que me falta es tiempo en la vida», asegura el autor de «El sueño del celta», que no conoce la experiencia, «muy dolorosa, de los escritores que de pronto pierden la imaginación o las ilusiones y se quedan paralizados ante la página en blanco».

«Hay muchos casos, y me parece algo dramático, terrible». Lo es también el de «los escritores que pierden la vocación, como Rimbaud. A mí nunca me ha pasado. Yo la vocación la tengo más viva que cuando empecé, y proyectos desde luego no me faltan. Estoy seguro de que jamás podré acabar con todos los que tengo en carpeta», subraya Vargas Llosa.

Este gran escritor no elude nunca pronunciarse sobre los problemas de la sociedad, y el de la violencia del narcotráfico es uno de los más graves que tiene México.

Hace dos días la ciudad de Guadalajara se vio sacudida por un nuevo episodio de violencia, y muy cerca de donde se celebra la Feria del Libro aparecieron los cadáveres de 26 varones, atados y amordazados.

Vargas Llosa cree que el Gobierno mexicano «ha dado un ejemplo» al enfrentar «de una manera resuelta, directa, el desafío del narcotráfico», y le sorprende «mucho» que haya quienes critiquen al presidente de México por haberse «lanzado a una aventura semejante».

«¿Qué habría que hacer? ¿Habría que mirar hacia el otro lado y dejar que el narcotráfico siguiera creciendo e impregnando el Estado, infiltrándose en todas las instituciones hasta convertir a México en un narco-estado?», se pregunta.

Sin embargo, en su opinión, la idea de que reprimir el narcotráfico «es la prioridad fundamental, es equivocada» y se está viendo que no da resultados.

Por eso Vargas Llosa es partidario de «descriminalizar las drogas» y sostiene que «si los inmensos recursos que se dedican a la represión del narcotráfico, sin ningún éxito, se orientaran hacia la prevención, podría haber resultados y, sobre todo, se eliminaría la criminalidad, que es lo que está provocando esa montaña de cadáveres, en México y en todas partes».

Y es que esta violencia afecta también a «muchos países de América Latina»; es un fenómeno «continental». El narcotráfico «es una hidra, está en todas partes y si no se enfrenta, esa amenaza puede acabar convirtiendo a Latinoamérica en una especie de continente de narcos», sostiene el novelista.

«Corremos el riesgo de que en un momento dado la democracia se ponga al servicio, no de la sociedad, sino del narcotráfico», asegura.

A este gran escritor, que lleva décadas seduciendo a millones de lectores en el mundo con sus novelas, le preocupan los desafíos a los que se enfrenta hoy día la literatura, que, «si no acabar con ella, pueden llegar a empujarla a los márgenes de la sociedad», y eso sería «un gran empobrecimiento de la cultura».

En concreto, parte de sus temores se relacionan con el libro electrónico, que, a su juicio, no es un mero soporte sino que influye en los contenidos.

«Por eso, yo soy partidario de que el libro de papel sobreviva junto al digital, que ambos coexistan, porque creo que si el mercado queda enteramente en manos del libro digital, el futuro de la literatura, tal como la entendemos hoy en día y como la entendíamos en el pasado, está amenazado», concluye

Visto en Agencia EFE.

Entrevista a Antonio Escohotado, en defensa del uso de drogas

Visto en Los lunes al sol.

Antonio Escohotado, autor de Historia General de las Drogas y uno de los hombres que más ha estudiado el tema de su ilegalidad, habla con LOFT sobre todo lo que está mal con el sistema, predice el futuro de las drogas y comparte sus aventuras en el mundo de la inspiración narcótica.
En la Conferencia de fundación de la Juventud del PTS se realizo un importante debate en torno a la consigna de legalización de las drogas y que se ha continuado entre los camaradas abriendo una rica discusión. Su importancia reside en que el tema de las drogas abarca desde la defensa y la lucha por la ampliación de las libertades democráticas e individuales contra las políticas represivas y de control social y del estado capitalista, el cuestionamiento de los dogmas de la moral burguesa, la defensa de un proyecto de autonomía del sujeto y la autopreservasión de los hombres y las mujeres ante sustancias toxicas que pueden afectar a la salud. Quien escribe este blog tiene una posición política tomada a favor de la legalización de todas las drogas sin condicionamientos alguno y a favor del consumo de drogas como una actividad lucida y creativa de los sujetos. En función de este debate -y de sustentar mi propia posición, la que espero poder manifestar profundamente en breve tiempo- comparto un reportaje con Antonio Escohotado, filosofo, sociologo y jurista español, autor de un libro imprescindible para abordar el fenómeno llamado Historia General de las Drogas donde traza una linea que abarca el uso de las sustancias embriagantes en las distintas civilizaciones y el origen mercantil y el discurso moralista del actual prohibicionismo.

Antonio Escotado es un profesor de filosofía y metodología de las ciencias sociales en la Universidad Nacional de Educación a Distancia en Madrid que escribió tres tomos sobre la historia general de las drogas. Este año acaban de compilar sus tres obras en un solo tomo de 1542 páginas. Su trabajo se ha convertido en uno de los recursos de información más usados por los interesados en la temática de las drogas. Escotado es el “abuelo psicodélico” de España, el que más sabe del tema, el que probó todo y conservó la cordura para contarnos. Un sabio para muchos, un charlatán para otros. Hasta de “peligroso” ha sido catalogado. Y si lo es, es porque sus ideas son convincentes y porque van en contra de muchas de las posturas de los policymakers de los últimos tiempos en cuanto a la regulación de las drogas. A sus 62 años, Escotado sigue usando la heroína para inspirarse y el tabaco para vivir. En vez de palabras etéreas y argumentos descabellados (como podría esperarse de un veterano heroinómano) Escotado utiliza una dicción sofisticada y un razonamiento contundente para expresar su crítica a la forma en que es percibido actualmente el problema de las drogas. Su mente es audaz, perspicaz y, sobre todo, prolífica. Ha escrito varios ensayos con matices antropológicos y filosóficos. Entre ellos Realidad y Sustancia, De physis a polis, Majestades, crímenes y víctimas, El espíritu de la comedia –que fue galardonada con el Premio Anagrama de Ensayo–, Rameras y esposas y La cuestión del cáñamo. Con LOFT compartió su fresca manera de ver el mundo.

¿Existe hoy algún problema con las drogas que no haya tenido antes la humanidad?

Quizás el de la sobreabundancia, porque por cada sustancia psicoactiva antigua hoy puede haber un millar. Esto crea, desde un punto de vista positivo, muchos más medios para controlar y dirigir tus sentimientos y tus percepciones, y por otro lado, mucha más alarma social. Es como el miedo que podía generar la aparición del libre pensamiento en el siglo XVII.

¿Por qué se da esa sobreabundancia?

Por los pacientes trabajos de síntesis química que se hicieron paralelamente a la cruzada contra las drogas. las brujas, los brujos y los hechiceros poseían los depósitos del saber ecológico antiguo, y aunque fueron aplastados por la erupción del monoteísmo con vocación universal –el brahmanismo, el cristianismo y luego el islam– su saber acumulado nunca fue destruido. Permaneció en bibliotecas y colecciones privadas. Cuando la cruzada contra los brujos empezó a ceder, a finales del siglo XVII, prácticamente todos los recursos que tenían los hechiceros herboristas pasaron a ser medicinas honorables. Las farmacias y lo que ahora conocemos como boticas, se desarrollaron enormemente a mediados del siglo XVII. Desde entonces el arsenal farmacológico de la humanidad empezó un sostenido crecimiento, que desemboca en descubrimientos como el del MDMA o éxtasis, por Alexander Shulgin, a quien conozco mucho. Shulgin es un genio al igual que su padre. Saben lo que nadie sabe de los químicos. Ellos se juntan y salen con un polvito que te lo tomas y la vida te cambia. ¡Eso es magia… Potagia!

Su libro recalca lo importante que es para la diseminación de las drogas, la relación entre religión, magia y medicina. Y cómo en las culturas chamánicas es en donde primero se empieza a distribuir la droga. Pero esa distribución se hacía con una técnica y buscando un fin, el extasías espiritual más o menos…

Sí, y con unos marcos rituales muy, muy cerrados. Incluso las personas juran no decir qué fue lo que finalmente les dieron, cómo se los dieron y qué sintieron. Ésa es la famosa reserva mística. Es evidente que ese sentido místico se ha perdido en la cultura de las drogas. Las drogas prohibidas se usan hoy con fines lúdicos.

¿Es eso parte del problema?

No. El que las drogas se tomen por razones lúdicas, recreativas o de conocimiento, digamos de introspección, es un correlato. Lo que pasa en el terreno de las drogas es algo más básico aun, que es la secularización. Lo que está en crisis es el dogmatismo y la religión ligera. Antes lo que había eran colecciones de súbditos, y las drogas se tomaban en función a sus metas. Pero ya no queremos el “más allá”, ya no queremos el cielo. Estamos conformes con esta vida. No estamos diciendo, como Santa Teresa, “tan alta vida espero que muero porque no muero”, Como queremos esta vida, tomamos drogas para poder controlarnos mejor, para ser capaces de trabajar mejor, para ser capaces de entendernos y entender a los demás, para disfrutar. Todo esto es nuevo, porque ya no hay el contexto mítico ritual que obligaba a las reservas místicas. En un mundo secularizado no esperamos tanto.

¿Cree que las drogas ilegales, tal como se usan en Occidente, cumplen una función cultural significativa?

Para la juventud son el auténtico rito de pasaje, la ceremonia de maduración, social e individual. Para la gente de 40, 50, 60 años –muchos de ellos prisioneros de los psicodélicos años 60– son una reiteración de costumbres. Pero para los jóvenes son una manera de ponerse a prueba social e individualmente. Y eso ocurre en todo el planeta. En Tailandia y en Vietnam hay fiestas rave con una periodicidad comparable a las de Londres o Montreal. Y en las capitales del Amazonas también hay raves, con DJ’s, con pastillas y con turistas de los cuatro rincones del mundo.

¿Eso le da algo de valor a la cultura o es simple decadencia?

Decadencia hay en el despotismo y el dogmatismo, porque reducen la realidad, porque nos dan un mundo abreviado como si fuese un mundo real. En el mundo de las drogas no hay decadencia. Lo que pasa es que entre los usuarios de drogas, como entre los usuarios de coches, o de juegos de azar, hay un sector que es adictivo por naturaleza. La técnica es neutra. Todo lo que el ingenio humano ha descubierto es neutro en sí mismo. Somos nosotros los que, dependiendo de la persona y la ocasión, sacamos a las cosas de su neutralidad y las hacemos buenas o malas.

¿Qué de bueno tiene el consumo de drogas no prescritas por parte de los jóvenes?

Profundizar en la regla del conocerte a ti mismo, que sigue el principio socrático, el principio de la ética. Es el rito de maduración de las sociedades occidentales avanzadas a principios del siglo XXI. En la práctica se ve si el ser tiene buen o mal gusto, si se controla o no se controla; si debajo de su aparente educación esconde un monstruo autoritario, rencoroso o deprimido, o si por el contrario, tiene –como diría Freud– un “ello” (es decir, un inconsciente) sano y capaz de disfrutar. Las drogas brindan a la condición humana más control, más capacidad de enfrentarse a los desafíos de la vida. Cuando llega la prohibición, también llega la coartada victimista que permite a las personas decir esa gran falsedad: “Ay, yo no quería pero sin darme cuenta me hice esclavo y ahora soy una pobre piltrafa humana. Me permito robar a mis conciudadanos y no cumplir mi palabra”.

¿Cree que todas las drogas deberían ser legales?

¡Hombre, claro! Es que eso es de cajón. Hay que drogar la prohibición. Legalizar las drogas me suena tan disparatado como legalizar el gusto por la pintura, el pasear o el leer. No se puede legalizar una actividad humana que es un derecho civil inmemorial. A mi juicio se ha hecho una ley para ciertas metas, igual que se hizo la ley seca en Estados Unidos. Al cabo de un tiempo, fue más contraproducente que producente.

Digamos que hemos hecho un experimento con la prohibición, y el experimento falló.

En Europa, la guerra de las drogas terminó hace por lo menos diez años. Cualquiera, prácticamente, sin ningún riesgo, siempre y cuando sea para su propio uso, puede conseguir toda la droga que le dé la gana y nunca va a tocar una comisaría ni un cuartelillo de la policía. Y hay muchos más puntos de venta de drogas ilegales que si se vendiesen, como antes, en las farmacias y en la herboristerías. En los tiempos de la Roma imperial había 900 tiendas que vendían opio, además de otras sustancias.

Pero ahora en Madrid o en Nueva York hay de 45,000 a 80,000.

¿Si de todas maneras la gente las puede conseguir, qué de negativo tiene la prohibición?

No tiene tanto de negativo. Lo que hace es crear un fenómeno mundial de desobediencia civil y por tanto de recuperación de las esencias ciudadanas. La gente se ha dado cuenta de que las leyes no están para protegernos de nosotros mismos, sino para protegernos de los demás. Por lo tanto una ley como la prohibición de las drogas, que pretende defendernos de nosotros mismos, es una usurpación y un dislate, pura corrupción del derecho. Digamos que la prohibición ha tenido el efecto positivo de generar desobediencia civil, que sirve para darnos la sensación y la certeza de que no somos súbditos, de que somos ciudadanos.

¿Y qué del argumento según el cual la droga nos hace irresponsables y peligrosos para los demás ciudadanos?

Es una profecía auto-cumplida del inquisidor farmacológico. Hasta la prohibición, que empieza en Estados Unidos a principios del siglo XX, no existía prácticamente el concepto de víctima involuntaria de las drogas. A partir de la prohibición en la que metieron a miles de médicos y farmacéuticas a la cárcel por que no querían plegarse a las órdenes del Ejecutivo, se crean unas personas que viven de esa coartada. Ahora las drogas te dan coartada para no hacer nada en lo absoluto, para ser una mierda con tu familia, con tus amigos y con los demás. Eres un farsante, eres un iluso, pero quien te ha dado los argumentos y las bases para comportarte así ha sido el que ha prohibido las drogas y les puso la consigna de engendros demoníacos.

Hay sustancias como la heroína que una vez uno las toma está dispuesto a hacer cosas que sin ellas no haría por la mera necesidad de conseguirlas…

Eso no es cierto. La heroína es mucho menos adictiva que el tabaco o que el café. 100 o 200 veces menos adictiva. Yo, por ejemplo, tomo heroína desde hace 35 años, pero así, on and off, como dicen los americanos. Nunca tomo por más de un par de días seguidos, porque me da resaca, claro. Y con el paso del tiempo la he ido bajando. La heroína es una sustancia de un efecto sutil que no se nota mucho, hay que tener muy agudizados los sentidos para darte cuenta en qué te influye. En las primeras horas sientes mucha energía, como si fuese una especia de anfetamina, pero suave, sedosa. Es un alivio para las personas coléricas o irascibles. El método de la inyección, que es el que le ha dado su mala fama, ya es arcáico. Ahora se toma a través de cashing the dragon. Se fuma en un papel plata o se aspira. El draculiano sujeto, ese yanki que se inyectaba, era en realidad un discípulo directo del inquisidor farmacológico, y como ya el inquisidor farmacológico va teniendo menos sentido, pues tampoco tienen sentido esas prácticas de pincharse las venas y transmitirse horribles enfermedades.

¿Cree que estén a punto de caerse las barreras y de que haya libertad total con respecto a estas sustancias?

Lo que pasa es que este tipo de cruzada nuca se resuelve con un decreto que diga: “señores, nos equivocamos, había derecho a pensar libremente, o había derecho de practicar magia”. El Vaticano y las iglesias reformadas protestantes todavía no han dicho “hemos matado 300,000 personas en la hoguera por practicar la magia”, pero ya todo el mundo sabe que la magia es un derecho civil que lo tiene cualquiera. La prohibición sigue un tema de derecho y en algunos países connota altísimos riesgos, hasata el de la pena de muerte. Hay 33 países con penas de muerte. Pero en el mundo civilizado, sobre todo en Europa, la prohibición de hecho no existe. Pero claro, los principales traficantes de drogas en el mundo son personas ligadas a la policía y a los gobiernos.

¿Alguna vez ha tenido problemas de adicción o dependencia?

Soy adicto al tabaco. Lo que pasa es que lo soy porque quiero, porque no me parece que la vida valga la pena sin mis cigarros. Sigo creyendo que es un absurdo hablar de una libertad separada de responsabilidad. Las libertades que tomamos son responsabilidades que asumimos. Es posible que por fumar abrevie mi vida o me genere un futuro muy malo. Pero no siento adicción a ninguna otra droga. Por ejemplo, la heroína me encanta, aunque comprendo que es más difícil tomarla con mesura y con sensatez por todo el imaginario social que la rodea. Como se supone que la droga es adictiva por excelencia, las personas entran en ese cause muchas veces porque les conviene, porque tienen problemas emocionales, sociales, profesionales o psicológicos, y se refugian ahí como una excusa muy buena para escenificar su necesidad de ayuda y de dependencia.

Parece bastante irónico que sea la menos emocionante la única que le haya causado adicción.

Cuando estás falto de energía pegas muchas haladas y muy fuertes, e inmediatamente suben tu tono energético. Cuando necesitas tranquilidad, das haladas espaciadas y no profundas y te tranquilizan. Es la única droga que tiene doble efecto y además estimula la inteligencia. El tabaco es la única droga sagrada desde Alaska hasta la Patagonia.

¿Cree que el tabaco está perdiendo la pelea?

No la perderá nunca. Es demasiado potente, es demasiado gratificante para el usuario. Podrá incluso haber una gran rebelión si se insiste en perseguirlo. Que se pongan de acuerdo mediante medios modernos como el Iternet los usuarios y empiecen a fulminar las compañías aéreas por orden: “Somos 200 millones de usuarios de tabaco. Lufthansa, si no cambia usted en un mes su política contra los fumadores, nadie viaja; American Airlines, si no cambia usted en dos meses, nadie viaja. Dándoles ultimátums. Las compañías aéreas hacen economías a escala, de repente se quedan sin 10 millones de clientes en un mes y ¡pun!, “bancarrota”. Aparte de otras medidas más sencillas como por ejemplo en Estados Unidos, donde hay reglas tan severas, que aterrizan un avión si alguien prende un pitillo y demás…se podría lograr que de repente a las cinco menos diez, 100 millones de americanos encienden su pitillo en los aviones. Cada vez que los seres humanos se han puesto de acuerdo han logrado cosas asombrosas. Le han cortado la cabeza a Luis XVI.

¿Una droga tan masivamente utilizada como la marihuana, ha afectado negativamente la cultura?

Es curioso, porque ahora se han descubierto sus numerosas utilidades médicas y terapéuticas de la marihuana. Tiene, incluso, todo tipo de principios nutritivos. Y es extraordinaria incluso para contener la erosión. Con ella se puede fabricar papel mejor que el que tenemos.

¿Y qué tiene de malo?

Yo creo que cierto tipo de personalidad, la que se teme a sí misma, la persona que lleva puesta una máscara, que se impone un papel, no debería tomar marihuana y sufrir sus efectos porque lo desnudaría, rompería su caparazón de rutinas. El cáñamo tiene el poder de revelar esta diferencia radical entre el aspecto y la interioridad de las personas, así que todas las personas que vivan disfraz no deberían tomarla.

¿Qué opina del crack?

Yo he tomado crack y lo encuentro más euforizante, más gratificante para el usuario que la cocaína. Va dirigido a un público con un poder adquisitivo no muy alto, porque todavía le falta refinar. Es mucho más barato, sólo es pasta base. No hay que tener un respeto por el conocimiento científico. Por ejemplo, el crack no es más tóxico que la cocaína. Lo que pasa es que ¿quién toma crack? Los negros más jorobados de Estados Unidos. Lo toman los adolescentes con menos perspectivas profesionales. Las drogas más peligrosas del mundo, las que pueden volverte realmente loco, son vendidas en las farmacias y son los neurolépticos.

¿Qué clase de drogas que estén por venir le emocionan?

La 2CB o afro onexus. Otro producto de la gran mente de Shulgin. No tiene mucho poder visionario, pero tiene una capacidad introspectiva y afrodisíaca que a mi juicio es el principal aspirante a los favores del siglo XXI. Yo espero que cada vez se vayan haciendo drogas más activas. Es decir, que con menos cantidad tenga más efecto. Y también drogas que tengan un efecto muy intenso pero breve. La vida moderna no te permite ponerte a viajar como con mezcalina, unas 20 horas. Ahora nos interesan fármacos que nos permitan en una o dos horas resolver el nudo psicológico y espiritual antes vinculado a drogas como la mezcalina. Creo que en lo que están tanto la industria química legal como la ilegal es en una búsqueda frenética de principios cada vez más puros, más potentes y al mismo tiempo de acción más breve, que con menos impregnación de nuestros tejidos orgánicos tengan los mismos efectos. Por ejemplo, todos los que amamos el tabaco, lo que realmente amamos es la nicotina. ¿Por qué producir la gran liberación de nicotina buscada con la ayuda de una brasa, si podemos meterlo rápidamente en un aparatito que lo vaporice y que sin necesidad de producir alquitranes, sin necesidad de combustión, libere nicotina de manera que nosotros podamos absorber un poco.

¿Qué droga que no haya probado le gustaría probar?

Ninguna, todas las que me han llamado la atención las he probado.

¿Ha sentido que las drogas alteren la química del cuerpo, y que esa alteración sea negativa?

No. si te metes a una orden religiosa y haces voto de pobreza, obediencia y castidad tienes una alteración química mucho más potente que tomándote una mezcla de heroína y cocaína. Y si te mortificas y practicas el ayuno creas en tu cuerpo un efecto muy parecido al de tales o cuales drogas. Nosotros somos una bolsa química. Lo que pasa es que hay un éxtasis digamos digno –el que consigues con los votos de pobreza, castidad, obediencia y mortificación– y un éxtasis indigno, que consigues tomando RC25 o morfina. Son cosas que dicen los ignorantes, los fanáticos, los dogmáticos.

Cuando uno se fija en el movimiento chamánico…

Los chamanes son los médicos y directores espirituales de las sociedades simples. En sociedades complejas, como las que tenemos ahora, las soluciones chamánicas no parecen de aplicación. He conocido chamanes pero no me parecen personas más atendibles que cualquier otra, tampoco menos.

¿Cree que todos deberíamos tener libre acceso a todo?

A la larga sí. Lo que se pasa es que cada droga debería tener su sitio de venta. A mi modo de ver, se van a vender en puntos diferentes:

La de paz y energía –heroína y cocaína- y las hiper peligrosas –Belladona, Datura- en la farmacia.

Las de viaje, que las tengan en los departamentos de antropología, ciencias y artes de la universidades porque ayudan a la capacidad creativa.

Las básicas, o sea las de más uso, como la marihuana, pertenece a supermercados.

En cuanto a educación, ¿qué cree que es lo necesario para nuestros hijos?

Amor propio y sentido de la estética. Darse cuenta que están haciendo una empresa científica al tomar drogas. Que se están metiendo en un terreno del cual van a salir datos. Que las drogas les ayudan a conocer mejor lo que es la condición humana intelectual y emocionante.

¿Cuál será la clave en el momento en que se libere todo, cuando ya no haya prohibición?

Quererse a sí mismo. La razón para tomar drogas es para conocerte a ti mismo. Hay que tomarlas queriéndose a sí mismo, respetándose y, por su puesto, respetando a los demás. Es que sólo respeta a los demás quien se respeta a sí mismo. La vida tiene unos sinsabores evidentes, aparte de tener que ir envejeciendo y sufrir enfermedades. Muchas veces nos faltan horizontes, otras veces nos aquejan dolores, otras veces nos aqueja una falta de energía, una apatía que nos hace indolentes y nos hace perder oportunidades de promocionarnos, de tener una vida mejor. Las drogas están ahí como donadoras genéricas de paz, de energía y de exclusión. Que las usemos así o no, va a depender de cada individuo. También los coces están para desplazarnos de un lado a otro y hay insensatos que van y matan a cinco y luego se matan ellos…

[RCN-NOK] Cannabis medicinal, colapso judicial

RCN - NOK

RCN-NOK denuncia a todos los agentes de policía que actúan en sus imputaciones y a la delegada de gobierno Elma Sainz en el juzgado de guardia por la vulneración de los derechos fundamentales de reunión y asociación

Desde RCN-NOK anunciamos que hemos denunciado a todos los agentes que han actuado, actúan y actuaran en las imputaciones que sufre RCN-NOK desde su creación. Asimismo RCN-NOK ha denunciado a la delegada de gobierno Elma Saiz por vulneración de derechos fundamentales para cualquier partido político.

A RCN-NOK se le ha imputado desde su nacimiento en campaña de 2007, fue por el concierto por la legalización. Luego vinieron las multas en la campaña de 2008, el registro de la casa del vicepresidente en 2009, el registro de los puestos de trabajo de Presidente, vicepresidente y varios afiliados en 2010, la imputación de nuestro presidente en 2010 y el arresto de dos afiliados por cultivar para el Banco medicinal en 2010.

Pensamos que este suma y sigue es un claro delito que atenta contra nuestro partido y en especial contra la democracia. Por el hecho de crear una nueva opción política estamos siendo sometidos a una campaña de represión brutal con el objetivo de inmovilizarnos como formación política a base de imputaciones que quedan desechas en los juzgados.

Desde RCN-NOK queremos mencionar especialmente que muchas de las imputaciones son por activar el Banco de cannabis medicinal que este año nos ha llevado 5 imputaciones. La última hoy mismo. Dos afiliados, y la mujer de uno de ellos, permanecen retenidos en comisaría durante varios días por cultivar cannabis para uso personal y terapéutico dentro de su casa.

Según ha podido investigar RCN-NOK la plantación fue robada. Los ladrones al verse sorprendidos por varios vecinos e increpados por ellos presuntamente denunciaron falsamente a la policía foral amenazas y retención ilegal. El resultado es que las personas asaltadas en su casa están detenidas por un delito contra la salud pública y los presuntos ladrones protegidos por la policía foral.

Desde que nacimos como formación política a las imputaciones se ha sumado un incremento del 800 % en las incautaciones de los cultivos personales para consumo personal o terapéutico, por parte de la Policia foral y Guardia civil.

Pese a que quieren frenar nuestra actividad ilegalmente, no cejaremos en nuestro empeño de que los enfermos puedan acceder dignamente al cannabis en Navarra. No pararemos de crear opciones legales para el autoconsumo y el auto cultivo de cannabis, QUE NO ES DELITO.

Esperamos que respeten las reglas del juego democrático y que se dejen de vulnerar nuestros derechos. Que los criterios de los que llevan las pistolas se dejen de imponer sobre los criterios políticos. Somos un partido más. Somos personas y el trato que se nos esta dando es denigrante. Se nos quiere presentar como delincuentes con decenas de imputaciones a cuestas, nos registran en los actos políticos y están infiltrados en cada acto que hacemos para mandarnos una nueva imputación. Basta ya, esto es represión. Decenas de imputados que quedan libres todos los años. ¿Nadie lo ha advertido? Sólo nosotros que las sufrimos. Pero estamos hartos de sufrir y queremos que se nos escuche en sede judicial para valorar lo que esta pasando con RCN-NOK.

Por ello mañana a las 11:00 frente a los juzgados de Aoiz, habrá una concentración de apoyo a los detenidos formada por los representantes de RCN-NOK, enfermos y simpatizantes. Estamos hartos. Que cumplan sus promesas y sus mandatos parlamentarios, no es nuestra labor.

Fermín Les Lacosta

RCN-NOK

Salir de la versión móvil