Cocaína en el inner circle del obispo

A través de Indymedia leo, no con sorpresa el artículo que reproducimos a continuación,

Luis Agüero Wagner Tuesday, Sep. 16, 2008 at 4:05 PM
agenciainformativaf17@yahoo.com

La mística revolucionaria de los allegados al obispo Fernando Lugo tardó muy poco en disiparse, y entre sus más cercanos colaboradores como Miguel López Perito ya se han hecho habituales las bacanales empolvadas con cocaína de alta pureza.

Cocaína en el inner circle

En Paraguay el poder político abre las puertas del paraíso terrenal, pero también deja entrar al narcotráfico y los estupefacientes.
Uno de los cercanos colaboradores del clérigo-presidente Fernando Lugo, Miguel López Perito, amenazó con la cárcel a quien pretenda indagar en el uso del millón de dólares del obispo de los pobres la semana pasada, en tono ensoberbecido y con tal falta de tacto y sobriedad que generó sospechas.
En tanto formulaba estas insólitas amenazas, cobraban estado público sus veleidades amorosas y su disipada vida, los principescos banquetes que ofrece a sus amigos, entre los cuales se cuentan marginales del submundo de las drogas y el narcotráfico.
Ha cobrado estado público que la residencia donde se ha mudado recientemente con una de sus amantes, un lujo que sólo el poder permite comprar, se ha convertido en punto de encuentro de los más conspicuos consumidores de cocaína en el mundillo de la farándula asuncena.

EL PODER Y LAS DROGAS, SIMBIOSIS INELUDIBLE EN LA HISTORIA DEL PARAGUAY

Como es una constante histórica del imperio norteamericano, su propia creación se convirtió enseguida en obsesivo fantasma, y debió considerar a las drogas como una amenaza. En junio de 1971, el presidente Richard Nixon afirmó que si Washington no destruía la amenaza de las drogas, sería destruída por ella y no estaba dispuesto a tolerar esa segunda alternativa.

El mismo año fueron arrestados con drogas o identificados como narcotraficantes una buena cantidad de referentes de organizaciones anticomunistas de todo el mundo, en su totalidad financiados por Nixon. Entre estos no faltaban, lógicamente, representantes del negocio en Paraguay.

Desde 1965 pasaba por este país Sudamericano un vital tráfico de heroína que cobró notoriedad cuando en Washington se supo quién lo dirigía. Era el antiguo agente de la GESTAPO Lucien Darguelles, alias Auguste Ricord, capo de la Conexión Latina que inspiró el personaje compuesto por el actor Fernando Rey en la celebrada película “Contacto en Francia”.

Uno de sus principales protectores era el general Andrés Rodríguez, emparentado con el dictador Stroessner y bautizado por la prensa internacional como “el general de los grifos de oro”. Se cuenta en Paraguay la anécdota de que cuando en una oportunidad el rey Juan Carlos de España visitó su residencia, se sintió impresionado por la fastuosidad y no resistió preguntarle si todas las riquezas a la vista las había adquirido con su sueldo de general.

Su protegido Auguste Ricord tenía su residencia y un motel en las afueras de Asunción, camino a Itá Enramada. Al frente lucía una pequeña réplica de la torre Eiffel con el cartel Paris-Nizza en luces de neón, y se conectaba con un pequeño puerto donde atracaban lanchas y una balsa con servicio regular a la costa argentina, a escasos cinco minutos de travesía por una ruta asfaltada. Parte del cargamento llegaba por ese cruce, a veces disimulado en automóviles Citroen usados importados desde Francia a Paraguay, para embarcarse rumbo a Estados Unidos en cargueros aéreos que partían de pistas controladas por jerarcas del régimen militar paraguayo como Rodríguez.

El negocio prosperaba sin sobresaltos hasta que el 18 de octubre de 1970 un Cessna monomotor fue detenido con casi cincuenta kilos de heroína pura en el aeropuerto internacional de Miami. El cargamento estaba evaluado en unos diez millones de dólares y los tripulantes eran Roberto Gallucci, alias César Bianchi, y el copiloto Balestra, ambos operadores de la red que dirigía Ricord bajo protección de Rodríguez.

El juicio a estos traficantes no había ni siquiera comenzado cuando el 24 de enero de 1971 huyeron de su encierro en Manhattan. Un emisario del general Andrés Rodríguez y empleado de su casa de Cambios, Cecilio Fleitas, los había visitado poco antes y les llevó el dinero para la fuga. El juez John Canella, a cargo del caso, solicitó la extradición de Ricord, quien a pesar de sus influencias fue a parar a la cárcel como privilegiado huésped a la espera que se aquieten las aguas.

La situación iría a complicarse cuando el 24 de mayo de 1972 el influyente columnista del Washington Post Jack Anderson denunció la complicidad del régimen paraguayo con el narcotráfico dirigido por Ricord, en una columna reproducida en 600 periódicos de todo el mundo. Anderson acusaba a varios jerarcas paraguayos con nombre y apellido, entre ellos Pastor Coronel, Andrés Rodríguez, Patricio Colmán, Sabino Augusto Montanaro, Francisco Alcibíades Brítez Borges, Leodegar Cabello, Hugo González y Vicente Quiñónez, la mayoría generales y altos funcionarios en servicio activo.

Una versión documentada de la nota fue publicada por la famosa revista Selecciones de Readers Digest, pero la edición fue prohibida y confiscada cuando llegó a Paraguay.

Puesto entre la espada y la pared, el embajador de Estados Unidos en Paraguay Raymond Ylitalo hizo comentarios que le costarían el puesto. “El ataque sobre los funcionarios del gobierno paraguayo es irresponsable y de brocha gorda” afirmó. Tres meses después fue retirado de misión sin tiempo siquiera para las cortesías protocolares.

Como el régimen de Stroessner seguía a pesar del escándalo protegiendo a Ricord y dilatando su extradición, Nixon envió como delegado al funcionario Nelson Gross quien se entrevistó con el dictador para solicitar en nombre de Washington por instrucción directa del presidente la extradición de Ricord. Dejó en claro que de no producirse de inmediato la resolución, el Paraguay dejaría de recibir asistencia económica y militar del imperio norteamericano.

Era suficiente argumento para convencer a Stroessner. Inmediatamente se dio instrucciones al presidente de la corte Suprema Juan Félix Morales para que disponga lo que requería el funcionario de Nixon. Pocos días después el Tribunal de Apelaciones revocó el auto interlocutorio de primera instancia y dio vía libre a la extradición.

Ricord fue literalmente fletado a Nueva York en un vuelo especial contratado por el gobierno de Estados Unidos. El juez Canella lo estaba esperando con todas las pruebas en la mano para condenarlo a veinte años de cárcel, lo cual considerando la edad del procesado equivalía a cadena perpetua. Por razones humanitarias se lo liberó a los diez años, gravemente enfermo, paralítico y sin habla.

Ricord volvió al Paraguay el 10 de marzo de 1983 y fue a recluirse en una vivienda no muy alejada del local donde funcionó su motel Paris Niza. Dos años después falleció. Su hija, Pupi Ricord, sigue viviendo en Asunción en una mansión de un barrio exclusivo y frecuenta la farándula y la alta sociedad.

Andrés Rodríguez, el socio principal de Ricord, en 1989 llegó a la presidencia del Paraguay con el respaldo de la embajada norteamericana, y tras recibir honores de jefe de estado por todo el mundo, falleció a mediados de los noventa. En el entierro de sus restos, muchos de los políticos que hoy constituyen el entorno del obispo Fernando Lugo, como el actual presidente del congreso Miguel Abdón Saguier, pronunciaron elogiosos discursos y lo tildaron de patriota y ciudadano ejemplar.

EL NARCOTRÁFICO Y SUS PACTOS CON EL OBISPO FERNANDO LUGO

Ningún poder se ejerce en Paraguay sin el aval del narcotráfico, y ello quedó demostrado el 10 de Octubre de 1994 cuando el General Rosa Rodríguez acabó asesinado en las mismas calles de Asunción, como derivación de una operación destinada a infiltrar el cartel de Cali, por parte de la DEA.

En base a estas elocuentes lecciones del pasado reciente, el clérigo-presidente Lugo se avino a negociar la conformación de las mesas directivas del Legislativo Paraguayo con un conspicuo traficante de drogas y capo mafioso, el general Lino Oviedo.

Aunque hace pocas semanas fue denunciado como golpista, la amenaza se diluyó muy pronto y los representantes del obispo volvieron a los amoríos con el general-traficante.

El archicriminal de ayer, hoy es un egregio tribuno de la política y aliado del obispo de los pueblos y de los pobres, Fernando Lugo.

La transmutación se dio sobre todo desde que un sector de su Partido, el UNACE, ingresó al Parnaso de los protegidos por el ahijado político de Otto Reich y representante de George W. Bush en Paraguay, mister James Cason.

Ya en Septiembre de 1985, en plena guerra fría y bajo la dictadura pro-Washington del general Alfredo Stroessner, un expediente judicial sobre narcotráfico citaba al hoy aliado del obispo Fernando Lugo en el Parlamento, entonces coronel Lino Oviedo:
“…se constató las operaciones de dos avionetas brasileñas con matrículas cubiertas que cargaban electrónicos de contrabando y paquetes de cocaína. Entre los peones cargadores y guardias civiles armados se encontraban dirigiendo las operaciones el señor Fadh Yamil y el militar retirado Lino Oviedo” (informe de juez al presidente de la suprema corte de Justicia, 20 de septiembre de 1985).

Un informe de la CPI del Brasil también describe a Oviedo en términos parecidos: “Oviedo es uno de los pilares del tráfico de drogas en América del Sur, jefe del cartel de Paraguay, estrechamente vinculado a Beira Mar” (Aníbal Miranda, la Máxima organización mafiosa, pag. 177).
Un informe de inteligencia rastreado en origen a estación de la CIA en Asunción, datada en Asunción y fechado en junio de 1994 no se queda a la zaga de las anteriores descripciones:
“Oviedo utiliza el Hotel Cecilia como base de operaciones para sus varias actividades fuera de sus funciones como comandante del Ejército, incluyendo espionaje para el Gobierno Alemán. El dueño del Hotel, Gerardo Wagner, austríaco de origen, es un contacto de muchos años del espionaje alemán”.
También vinculaba a Oviedo con la reexportación ilegal realizada por el conocido fascineroso Carlos Barreto Sarubbi, “envuelto en tráfico de drogas con el Cartel de Cali a través de Mohamed Jamil Rassoul, un libanés residente en Ciudad del Este. Rassoul fue detenido recientemente en Brasil con Vicente Rivera Ramos, hijo de uno de los jefes del cartel de Cali. Más de 7.300 kilos de cocaína fue encontrada en una estancia alquilada por Rassoul”.

Oviedo fue considerado por mucho tiempo como una amenaza militarista y fascista, además de peligroso criminal y asesino de manifestantes contra el gobierno en episodios de marzo de 1999, por los intelectuales y la prensa paraguaya que hoy guardan un silencio cómplice ante estos pactos entre el clérigo presidente y el narcotraficante neo nazi, quizá influenciados por la embajada norteamericana.
El misterioso silencio ante el reciclaje del general golpista Lino Oviedo entre la intelectualidad paraguaya , en su mayoría alineados en el proyecto del obispo Fernando Lugo, no se condice con las expresiones que escuchábamos una década atrás al referirse a este subproducto de la política exterior norteamericana, que modeló la atrabiliaria mentalidad de los militares latinoamericanos.

La posición contra Oviedo se atenuó cuando el militar ingresó al Olimpo de los políticos sufragados por la embajada norteamericana a través de su Partido Unace y se apagó del todo con el reciente viaje del general para entrevistarse con altos funcionarios del departamento de estado, que impulsó a colegas suyos de tan feliz memoria como los generales que dirigieron el genocida Plan Cóndor. Law

Related posts

Los mayores mitos sobre la marihuana, desmentidos por un experto

Los mayores mitos sobre la marihuana, desmentidos por un experto


Los mayores mitos sobre la marihuana, desmentidos por un experto

Visto en Dinafem. De la marihuana se dicen muchas (y negativas) invenciones: que causa fracaso escolar, que la legalización aumenta el número de consumidores o que genera delitos y criminalidad. Sin embargo solo son mitos y habladurías fomentados por quienes se oponen a la planta y a la...

Cómo hacer Mantequilla cannábica

Cómo hacer Mantequilla cannábica


Cómo hacer Mantequilla cannábica

Buscando por la web nos encontramos con varias recetas para hacer mantequilla cannábica, ya sea con cogollos, restos... Vamos con tres ejemplos. UndergrowTV nos presenta este video de como hacer mantequilla fácilmente.   En Cannafácil nos facilitan otra manera. En este tercer video...

Uso terapéutico de la marihuana en la enfermedad de Parkinson

Uso terapéutico de la marihuana en la enfermedad de Parkinson


Uso terapéutico de la marihuana en la enfermedad de Parkinson

El 30 de junio de 2015, el Dr. Osvaldo Trujillo Godoy, neurólogo especializado en Trastornos del movimiento y Parkinson, brindó una charla abierta en nuestra Liga Chilena contra el mal de Parkinson. El tema central fue el uso terapéutico de la marihuana (cannabis) en la enfermedad de...

la_premiere_of_cesar_chavez1-2.png
En menos de 12 horas…

En menos de 12 horas...


En menos de 12 horas...

...sigue las novedades en Cannabis y más a partir de las 00:00 horas del 1 de septiembre.

Dentro de poco este blog cumple años

Dentro de poco este blog cumple años


Dentro de poco este blog cumple años

Está llegando el cumpleaños de Cannabis y mas, os recordamos que a partir del 1 de septiembre habrá novedades.