[IACM] Ciencia: Los que conducen con THC en sangre sólo tienen un moderado aumento del riesgo de causar accidentes

En los boletines de la IACM podemos encontrar cosas muy curiosas, una de ellas es esta:

 

Investigadores del Instituto Nacional Francés para la Investigación del Transporte y la Seguridad, junto a otras instituciones investigadoras francesas, han publicado en el British Medical Journal los resultados del estudio más grande jamás realizado sobre cannabis y conducción. Financiado por el gobierno francés, viene a confirmar los resultados de anteriores investigaciones que afirmaban que no hay aumento, o que sólo aumenta ligeramente, el riesgo de provocar un accidente de tráfico tras consumir cannabis. El riesgo aumenta con concentraciones aumentadas en sangre de THC, como ya se observó en un ensayo australiano publicado en 2004.

 

El estudio, con diseño del tipo caso-control, incluyó a 10.748 conductores de diversos tipos de vehículos a motor implicados en accidentes fatales en Francia entre octubre de 2001 y septiembre de 2003. Los investigadores compararon los 6.766 conductores considerados culpables del accidente (los casos) con 3.006 conductores elegidos de los otros 3.982 (los controles). 681 conductores tenían una concentración en sangre de THC por encima de 1 ng/ml, y de ellos el 42 por ciento también una concentración de alcohol en sangre superior a 0»05 por ciento. El 60»5 por ciento de los conductores THC positivos tenían menos de 25 años, siendo del 24»5 por ciento en la totalidad de los 9.772 conductores analizados.

 

La presencia de THC en cualquier dosis se asoció con un aumento del riesgo de responsabilidad de provocar un accidente de 3»3. Una concentración en sangre de THC inferior a 1 ng/ml se asoció con una tasa de responsabilidad de 2»2, que aumentó a 4»7 cuando la concentración en sangre de THC fue superior a 5 ng/ml. Si se excluye el factor de confusión que representa la presencia de alcohol en sangre por encima del 0»05 por ciento, el riesgo para los conductores THC positivos disminuye de 3»3 a 2»4, y si se excluye la edad y otros factores de confusión el riesgo disminuye aún más para el grupo THC positivo, hasta el 1»8. Tras el ajuste de todos los factores de confusión, una concentración en sangre de THC inferior a 1 ng/ml se asoció con un incremento del riesgo de 1»6, que aumentó a 2»1 con una concentración en sangre de THC superior a 5 ng/ml. La edad inferior a 25 años se asoció con un aumento del riesgo de 1»9. El riesgo para una alcoholemia superior al 0»05 por ciento fue de 8»5. A partir de éstos datos, los investigadores atribuyen al cannabis el 2»5 por ciento de todos accidentes mortales y el 29 por ciento al alcohol.

 

En una carta al British Medical Journal el Dr. Franjo Grotenhermen del nova-Institut alemán decía: «La presentación de los resultados en el sumario están algo confusos. Las cifras de probabilidades, sin ajustar, sugieren más del triple de aumento del riesgo para todo los conductores THC positivos, e incluso más del doble de aumento para conductores con una concentración en sangre de THC menor de 1 ng/ml. Sin embargo, una lectura más detenida del estudio señala otros dos factores que contribuyen al aumento del riesgo de accidentes comparado a la cohorte entera, esto es, el consumo de alcohol y la joven edad de los conductores THC positivos. Cerca del 42 por ciento de los THC positivos dieron también positivo al alcohol, con una concentración en sangre (BAC) del 0»05 por ciento. Aunque el estudio especifica que hay un aumento del riesgo del 2»7 para un BAC inferior al 0»05 por ciento, no dice nada sobre el porcentaje de conductores positivo al THC y que, además, presentaban un BAC inferior al 0»05 por ciento. Así mismo, no hay datos sobre los conductores que sólo presentaron THC en sangre y sobre su riesgo de causar accidente, la forma estándar de presentación de resultados y usada en estudios anteriormente realizadosâ€?.

 

(Fuente: Laumon B, Gadegbeku B, Martin JL, Biecheler MB. Cannabis intoxication and fatal road crashes in France: population based case-control study. BMJ 2005 Dec 2 [versión electrónica ya disponible])

 

 

Vía: IACM

 

IACM

You Might Also Like

    Mostrar
    Ocultar