Los cárteles mexicanos [de droga] se afianzan en España

Operación contra el narcotráfico en México

Los cárteles de la droga mexicana se han afianzado en España y están reemplazando a los colombianos en el tráfico de cocaína, según publica este jueves en portada el diario ‘El Universal’ de México.

Según su corresponsal, el número de presos mexicanos en cárceles españolas, acusados de tráfico de drogas, ha pasado de dos en 1998 a 302 en la actualidad, según datos de Instituciones Penitenciarias. También las incautaciones de cocaína en España se multiplicaron por 10 en apenas cinco años, pasando de 6.000 kilogramos en 2000, a casi 50.000 en 2006.

Según el diario mexicano, el Ministerio de Interior confirma que «una de las razones por la que los capos están concentrando sus esfuerzos en el mercado europeo, particularmente el español, es porque el estadounidense está saturado, y por el fortalecimiento de la vigilancia en la frontera entre EEUU y México.

«España, además de ser puerta de entrada a Europa, es el país de la Unión Europea (UE) en el que más droga se consume«, según el Informe mundial sobre drogas de 2007, de las Naciones Unidas (ONU). Aquí, «un gramo de cocaína cuesta 100 dólares, frente a Estados Unidos, donde se puede adquirir desde 50 dólares» señala el periódico en su edición de este jueves que titula a cuatro columnas ‘Crece en España la mafia mexicana’.

Según ‘El Universal’, el modus operandi de los capos mexicanos en España es casi siempre el mismo. Ellos introducen la droga oculta en grandes cargamentos o mediante las llamadas mulas, que traen la droga escondida a cambio de una cierta cantidad de dinero.

Una vez que la droga está en España, los narcos mexicanos la distribuyen en distintas ciudades. Luego, españoles y mexicanos se encargan delavar el dinero obtenido de la venta, a través de empresas y negocios tapadera como joyerías, inmobiliarias, bancos y restaurantes, entre otros.

Después, envían el dinero a México como pago por la droga, a través de miembros de la organización que se hacen pasar por turistas que regresan al país tras haber estado unos días de vacaciones en España.

Según fuentes policiales españolas, hace unos años, las mulas pertenecían a familias de clase social baja, pero ahora «sonprofesionales o mujeres jóvenes que quieren ganar dinero rápido».

Pero si el tráfico de cocaína ha aumentado en España, también las incautaciones lo han hecho. Hace apenas dos semanas, tres sobrecargos de Aeroméxico fueron detenidos en el aeropuerto de Barajas cuando intentaban introducir 140 kilos de cocaína en tres maletas, el mayor alijo de droga incautado hasta ahora en el aeropuerto madrileño.

Anabel Hernández, autora de ‘Los señores del narco’ explicó en una entrevista reciente con este periódico que operaciones como esa se llevan a cabo a diario en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México, donde existe un «hangar especial» en el que se llevan a cabo ese tipo de operaciones con el consentimiento de las autoridades.

En su recuento de los últimos golpes al narco en territorio español, el periódico mexicano destaca la detención en Madrid en octubre de 2009 de nueve mexicanos, entre ellos Isaac Valdez Barrot, el cerebro financiero de Agustín Haro Rodríguez -capo detenido en Arizona (EEUU) en octubre de 2005-, cuando realizaban ingresos en distintas entidades financieras.

El jefe de la organización se hacía pasar por un productor musical, y era buscado por la DEA por coordinar a nivel internacional el lavado de capitales procedentes del tráfico de cocaína, según el citado diario.

Sin duda, 2009 fue un buen año para la Policía. Tan sólo en España fueron detenidos 46 narcotraficantes mexicanos y se incautaron 50.000 kilogramos de cocaína, según datos del Ministerio del Interior.

En el resto de Europa, fueron capturados 13 narcotraficantes mexicanos en Holanda, 10 en Alemania, tres en Bélgica, nueve en Francia, uno en Italia, dos en Malta, tres en Portugal y tres en el Reino Unido: 90 en total.

Visto en el diario EL Mundo.

You Might Also Like

    Mostrar
    Ocultar