Los mayores mitos sobre la marihuana, desmentidos por un experto

Visto en Dinafem.

De la marihuana se dicen muchas (y negativas) invenciones: que causa fracaso escolar, que la legalización aumenta el número de consumidores o que genera delitos y criminalidad. Sin embargo solo son mitos y habladurías fomentados por quienes se oponen a la planta y a la legalización. Dinafem ha podido analizarlos y derribarlos con ayuda de un experto español sobre el tema.

Cada vez son más los expertos que suman sus fuerzas para analizar las propiedades del cannabis y poner sobre la mesa todo su potencial. Sus investigaciones hacen frente a las habituales teorías conspiratorias que posicionan a la planta en un lugar en el que no merece estar. Son habladurías y muchas invenciones las que persiguen a la marihuana, contribuyendo al prohibicionismo y creando dudas entre los usuarios.

Hace algunos días, Kevin Hill, psiquiatra, experto en adicción del Hospital McLean de la Escuela de Medicina de Harvard y autor del libro ‘Marijuana: The Unbiased Truth about the World´s Most Popular Weed’, comenzó un hilo en Reddit con el que dejaba abierto el camino para que cualquiera le preguntara lo que quisiera saber sobre la planta. En respuesta encontró cientos de preguntas que demuestran las cuantiosas dudas que aún existen en este ámbito y la necesidad de que un experto las resuelva.

Con esa misma intención, Dinafem ha hablado con Josep Rovira Guardiola, director del área de Drogas de la Asociación Bienestar y Desarrollo. Rovira opina que el futuro del cannabis pasa por una reorientación de las políticas de muchos países y por una reducción en el número de consumidores sancionados.

Cree que progresivamente se irá aceptando la posesión para consumo personal y que diversos países impulsarán modelos de regulación hasta llegar a un punto en el que «las evidencias harán imposible volver al pasado». El experto español ha respondido a nuestras preguntas sobre los principales mitos que existen sobre la marihuana.

¿El consumo de marihuana causa fracaso escolar?

El profesional explica que, aunque existen muchos mitos, él resalta el que relaciona su consumo con el fracaso escolar. No lo hace porque le parezca el más peligroso, sino porque se repite constantemente. Dice que, aunque pueda haber alguna relación estadística entre consumo y fracaso, eso no significa que lo primero provoque lo segundo. De hecho, «el fracaso es predecible en población escolar mucho antes de que algunos de los chicos y chicas empiecen a fumar».

Por tanto, esa relación es igual de cierta que decir que quienes fracasan en los estudios van a consumir marihuana, cuando no es cierto. El fracaso escolar tiene múltiples causas y la relación entre este y la hierba nunca ha sido referenciada por autores de prestigio «ni tiene visibilidad en las memorias del Ministerio de Educación».

¿La legalización del cannabis aumenta el número de consumidores?

Otro de los grandes mitos es el de que su legalización atrae a más personas a consumir. Explica Rovira que, aunque tal vez exista un incremento de quienes experimentan con la hierba al inicio, nada hace afirmar que una mayor disponibilidad del producto conlleve a un aumento de su consumo. «Cada vez tenemos más evidencias que lo demuestran».

Pone de ejemplo la experiencia de Países Bajos, donde el acceso libre de adultos a la planta es posible desde hace décadas y «sus tasas de consumo no son las mayores de la Unión Europea, ni entre adultos ni entre adolescentes».

¿Es la planta una puerta de entrada a ciertas drogas?

Muchos, alentados en parte por los medios de comunicación, son los que piensan que consumir marihuana hace que, después, se acceda a ciertas drogas. Sin embargo, según este experto, quienes consumen cannabis no van mucho más allá a la hora de consumir otras sustancias. De hecho, afirma que «la teoría de la escalada es un mito sin ninguna base científica», puesto que no existe ningún proceso químico que haga tomar otras sustancias por consumir cannabis. Lo único que existe, dice, «es una probabilidad y solo una probabilidad de ello por contextos sociales» y por causa del mercado ilegal.

¿Provoca algún tipo de psicosis?

El experto explica que muchas veces hay quien establece una relación directa de causalidad entre consumir la planta y desarrollar psicosis. Si fuera cierto que genera problemas psiquiátricos, entonces, «con el aumento de consumo que tuvimos en los años 90 y principios del 2000 deberíamos haber tenido una proporcionalidad igual en el incremento de psicosis y no fue así».

Rovira dice que no es posible afirmar que quienes sufren esos problemas desarrollen psicosis tras consumir. Asegura que, en muchas ocasiones, esas personas ingieren cannabis como una manera de mitigar su malestar.

¿Es más adictiva que la heroína?

Por otro lado, suele afirmarse que la marihuana es más adictiva que drogas como la heroína. El experto asegura que esta cita es falsa, puesto que solo una proporción muy pequeña de quienes fuman hierba por el THC pueden generar algún tipo de adicción. En todo caso, es algo poco frecuente y que supone «una gran diferencia con respecto al consumo de alcohol o de cocaína».

Además, en relación al síndrome de abstinencia (los efectos que tienen lugar cuando alguien deja una sustancia psicoactiva), explica que existe cierta controversia, puesto que son signos poco objetivos y síntomas de tipo psicológico de intensidad moderada que podrían ser atribuibles a la personalidad del individuo.

¿La marihuana aumenta los delitos?

Más allá de esto, muchas veces se asocia el consumo de cannabis con el aumento de los delitos y mayor criminalidad. Rovira cree que esa concepción es una «soberana chorrada» y que solo se explica por el estigma y la criminalización que se ha generado en torno al consumidor, motivados por las políticas prohibicionistas «y absolutamente alejadas de seriedad, evidencia y buen criterio».

Tal vez con ayuda de la opinión de este tipo expertos sea más fácil eliminar poco a poco los prejuicios que aún acompañan al cannabis. Junto con las continuas investigaciones científicas sobre sus propiedades, serán de gran ayuda para seguir sumando puntos en la lucha contra el estigma que envuelve a esta planta.