¿Qué debemos saber para cultivar marihuana medicinal en casa?

Cultivar marihuana medicinal en casa

Las variedades de marihuana más utilizadas con fines medicinales suelen contener grandes proporciones de CBD, ya que al contrarrestar el efecto psicoactivo del THC, no colocan tanto como otras variedades más ricas.

Ésta es una de las principales razones por las que se tiende a recurrir más a plantas ricas en CBD, con propiedades que ayudan a paliar los daños causados por ciertas enfermedades. De esta manera el efecto del THC no resulta molesto para las personas que no están habituadas a fumar marihuana.

Puede obtener más información sobre el CBD en internet en portales como Projectcbd.

Cuando se aprende a cultivar marihuana medicinal en casa, se abre un abanico de posibilidades para elegir las variedades de la planta que se utilizan. Existen muchas tiendas especializadas que comercializan semillas de cannabis, conocidas como “grow shops”, como es el caso del Grow Shop Cactus Martorell, valga la redundancia.

Las plantas de variedades sativas tienden a ser más altas y a desarrollar ramas de mayor longitud; si bien, las de variedades catalogadas como índicas suelen ser más compactas y menos ramificadas.  

Gracias a los grandes avances experimentados en los últimos tiempos sobre técnicas de cultivo, se ha facilitado la creación de una inacabable cantidad de variedades híbridas de marihuana, consiguiendo mezclas bastante apetecibles y a medio camino entre ambas subespecies.

Si bien las técnicas de cultivo no varían excesivamente entre una y otra subespecie de cannabis, es preciso establecer unos requisitos básicos sobre los que comenzar el posterior cultivo. Las plantas necesitan agua con un nivel correcto de pH, diversos nutrientes, equipos de iluminación, una temperatura adecuada y ventilación.

Todos estos son factores que han de ser controlados por el cultivador para desarrollar correctamente cada etapa del proceso; preguntando a un especialista o a alguien con experiencia lo que haga falta o nos haga dudar, claro está.

Es importante no olvidar quitar aquellas flores masculinas que pueden producirse a causa del estrés de la planta. Han de retirarse con inmediación para así evitar la indeseada polinización de los cogollos.

PASOS COMUNES:

  • Elegir la cepa de marihuana (variedad) adecuada.
  • Adecuar un espacio para cultivar, instalando la iluminación que propiciará el crecimiento de las semillas (seleccionar la luz de cultivo que se va a utilizar), y bloqueando otras luces contraproducentes).
  • Proceder al cultivo en interior (adquirir tierra y macetas adecuadas), una vez que el sitio se encuentra en óptimo estado para la tarea que se le acomete.

Autor artículo / Fuente de la imagen

Martín Santos González / www.pixabay.com

You Might Also Like

    Mostrar
    Ocultar