Entrevista a Manuel Guzmán en Eldiario.es

Entrevista a Manuel Guzmán

Manuel Guzmán, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Ciencias Químicas, es el encargado de coordinar el Programa de Investigación en Biociencias: estudio de la Neurofarmacología y el Potencial Terapéutico del Sistema Endocannabinoide, un estudio dirigido a conocer aquellos mecanismos internos que son receptores de las sustancias activas del cannabis y que hacen, por ejemplo, tener hambre. Desde El CRisol hablamos con él sobre la situación clínica del cannabis, su uso como medicamento, el futuro de estas investigaciones y cómo es trabajar en un laboratorio con una sustancia prohibida en España.

¿Cómo es la situación del cannabis y su relación con la medicina en España?

La situación en España es muy parecida a la de otros países de nuestra órbita occidental. Hay un medicamento que está ya aceptado, se llama Sativex. Es un espray oromucosal que lo produce una compañía farmacéutica inglesa que se llama GW Pharma y está aceptado únicamente ahora para los pacientes con esclerosis múltiple, en concreto para  uno de los síntomas que son los espasmos en brazos y piernas. Hay estudios clínicos bastante avanzados para usar este medicamento para otros síntomas de la esclerosis múltiple, como el dolor, por ejemplo, o la nocturia, enfermos que se tienen que levantar muchas veces para hacer pis, y les alivia bastante porque inhibe el reflejo de la micción y pueden dormir más tranquilamente. Luego hay otros estudios clínicos con este fármaco para intentar utilizarlo con otros tipos de dolor, el dolor oncológico, o el dolor posoperatorio.

Hoy en día, por ahora, no está permitido el uso de marihuana medicinal como tal. Es una pena porque es una sustancia que está ahí y se podrían hacer bues preparados a partir de ella, pero eso todavía no está permitido. Digo todavía porque espero que alguna vez se pueda utilizar como se puede utilizar, ahora, por ejemplo, en Holanda o algunos estados de EEUU.

Hay otros medicamentos con cannabinoides que son capsulas de algunos de los principios activos de la planta. Están permitido en Inglaterra o en EEUU y se pueden importar aquí como tratamiento extranjero para el tratamiento de las nauseas y los vómitos  en pacientes de cáncer que están sufriendo mucho con la quimioterapia, o bien para potenciar el apetito y mejorar la ganancia de peso también en pacientes que están tratándose con quimioterapia o que están enfermos de Sida en estadios muy avanzados.  Hay bastantes posibilidades que se están estudiando hoy en día también pero que todavía no están aceptadas en la clínica y vamos avanzando en esto.

La visita a Ciudad Real es para hablar de los receptores cannabinoides en nuestro cuerpo. ¿De qué trata este tipo de estudios?

En realidad voy a contar cómo actúan los compuestos activos del cannabis en nuestro organismo. Me atrevería a decir que igual que cualquier fármaco, droga o cualquier sustancia que ingerimos del exterior los organismos la reconocen a través unas moléculas y unos sensores específicos.

Esos sensores y esas moléculas que reciben a las moléculas externas y también reconocen a nuestras moléculas internas se llaman receptores. Tenemos receptores para la luz, receptores para el olfato, receptores para el tacto, receptores para el gusto, receptores para todo tipo de drogas y fármacos. En el fondo drogas y fármacos funcionan de la misma manera en nuestro organismo, y desde hace 20 años sabemos que nuestro organismo tiene también algunos de estos receptores, algunas moléculas concretas que ligan los compuestos activos del cannabis. Son los responsables de que estos compuestos sean reconocidos por nuestro organismo y produzcan sus efectos. Estos receptores no solo reconoce primariamente a los compuestos activos del cannabis, sino que su función biológica esencial es reconocer, digamos a los compuestos similares al cannabis que producimos nosotros en nuestro organismo. Por eso los llamamos cannabinoides endógeos , es decir, nuestro organismo tiene una serie de moléculas que controlan procesos como el apetito, como el dolor, el reflejo de la nausea y el vomito, y, por tanto, los compuestos de la planta  siendo reconocidos por los mismo receptores imitan los efectos de estos compuestos endógenos y, por tanto, producen los mismo efectos.

Nuestro grupo ha estado trabajando durante aproximadamente 15 años en caracterizar químicamente, en saber cómo son estos receptores de cannabiniodes actúan, qué procesos median en nuestro organismo , si alguno de esos procesos puede tener alguna importancia terapéutica, sobre todo en el terreno de la oncología y en el terreno de la neuroprotección.

¿Cómo se investiga con el cannabis sin que este legalizado en España?

Hay distintas vías. Nosotros no podemos trabajar con preparados de la planta, pero sí podemos trabajar con los compuestos puros. La planta tiene una serie de cannabinoides, de compuestos activos, el más relevante de ellos se llama ‘tetrahidrocannabinol’, y el THC nos lo pueden sintetizar. Lo pueden obtener algunos laboratorios de Inglaterra o Alemania. Tenemos que pedir un permiso especial de importación  decir que el THC va a resultar para esto y para esto,… que no nos lo vamos a tomar nosotros. Y con ese THC podemos trabajar. Hay otros componentes de la planta por ejemplo el ‘cannabiniol’ que lo podemos importar pidiendo la consiguiente licencia de importación de una serie de laboratorios. Nosotros no tenemos plantaciones, en nuestro centro de trabajo, y trabajamos con los compuestos puros o con mezcla de compuestos puros, simulando un poco el fenotipo que tiene la planta.

¿Cuánto de verdad hay en que el cannabis pueda ser beneficioso para la salud?

Lo primero hay que clarificar que cuando hablamos de droga y de fármaco estamos hablando de sustancias que actúan en nuestro organismo por mecanismos absolutamente idénticos y lo que hace que una sustancia sea droga o  fármaco es su utilización con una posología y con un método de administración conocido en un intento de minimizar los efectos secundarios. En ingles, por ejemplo, hay una sola palabra que es ‘drug’ que define tanto las drogas como los fármacos. Las sustancias son las mismas, el THC del cannabis puede ser una droga o un fármaco, igual que la morfina puede ser una droga o un fármaco o el MDMA puede ser una droga o un fármaco en función de cómo se utilicen. El trabajar con estos compuestos lleva a veces sus dificultades. Hay muchas sustancias pero como un cuchillo o la lejía que tenemos en casa todos o sustancias venenosas que manejamos continuamente en los laboratorios que paradojicamente son más fáciles de obtener, de pedir y de comprar a los distintos compañías, que los compuestos activos del cannabis porque están tipificados como sustancias activas de una sustancia ilegal.

Luego sí hay gente que todavía tiene el estigma del cannabis como una droga dura, una droga de la locura que te da  esquizofrenia pero eso creo que por fortuna se está poco a poco borrando. Había muchos políticos, por ejemplo,  y muchos responsables de la investigación, sobre todo clínica, de nuestro país que pueden seguir teniendo esa idea antigua todavía de que la gente que toma cannabis medicinal son drogadictos y que se van a enganchar y van a tener problemas de abstinencia pero eso es absurdo porque todos los medicamentos tienen sus efectos negativos y positivos y al final el balance terapéutico y los efectos no deseados es el que hace que un fármaco sea utilizado o se deje de utilizar. Al margen de que cualquier ciudadano debería ser libre y al tiempo responsable para utilizar su cuerpo y su vida como le venga en gana.

15 años de investigación y sólo hay un fármaco en España permitido. ¿Es un dolor de cabeza para vosotros y la UCM esa necesidad de resultados?

Cualquier investigación biomédica que se empieza en el laboratorio con investigación con células, con animales,… hasta que llega al mercado tiene muy pocas oportunidades de llegar a ser un medicamento, la inmensa mayoría de los compuestos con los que trabajamos nunca van a llegar a ser medicamentos. Muchos se quedan en el camino por cuestiones de toxicidad, de baja eficacia, carestía para su posible comercialización,… hay infinitud de parámetros que hacen que tengan que alinearse muchos astros y hacerse muchos carambolas para que una sustancia pase a investigación clínica y de ahí a medicamento. Nosotros hemos contribuido con otros muchos laboratorios a que este fármaco sea una realidad hoy en día. Y nos gustaría que este fármaco se pudiera utilizar para otras indicaciones que no se utiliza, por ejemplo, estamos interesados en el terreno del cáncer y en el terreno de las enfermedades neurodegenerativas y estamos potenciando todo lo que se pueda la investigación básica y clínica  para evaluar si esta compuesto, este fármaco y otros similares, pudieran utilizarse.

¿Hay un choque entre investigación, Ministerio y médicos a la hora de recomendar estos fármacos derivados del cannabis?

Al final que un medico prescriba o no prescriba un fármaco depende de muchísimos factores pero bueno también hace falta una cierta cultura farmacológica y es verdad que la tradición en nuestro entorno occidental durante los últimos decenios es que hay drogas, que hay sustancias que se asemejan a lo que es una droga, pero claro, el concepto de droga y fármaco es muy laxo y realmente el cannabis se puede utilizar como droga o como fármaco. Ese dilema todavía no queda muy claramente diferenciado en muchas mentes e, incluso, hay muchos médicos muy vehementes y muy buenos profesionales que nos han ayudado un montón a nosotros que trabajamos activamente en este tema. Pero sí hay cierta reacción a lo que todavía se sigue utilizando como una droga de abuso

Posibles destacados:

  • Hay otros medicamentos con cannabinoides que son capsulas de algunos de los principios activos de la planta. Están permitido en Inglaterra o en EEUU y se pueden importar aquí
  • Nuestro organismo tiene una serie de moléculas que controlan procesos como el apetito, como el dolor, el reflejo de la nausea y el vomito, y, por tanto, los compuestos de la planta siendo reconocidos por los mismo receptores imitan los efectos
  • Nosotros no tenemos plantaciones, en nuestro centro de trabajo, y trabajamos con los compuestos puros o con mezcla de compuestos puros
  • En ingles, por ejemplo, hay una sola palabra que es ‘drug’ que define tanto las drogas como los fármacos
  • Nos gustaría que este fármaco se pudiera utilizar para otras indicaciones que no se utiliza por ejemplo estamos interesados en el terreno del cáncer y en el terreno de las enfermedades neurodegenerativas
  • Sí hay cierta reacción a lo que todavía se sigue utilizando como una droga de abuso

Visto en eldiario.es.

[RAE] Cáncer. Acepción cuarta

cáncer.

(Del lat. cancer).

1. adj. Dicho de una persona: Nacida bajo el signo zodiacal de Cáncer. Yo soy cáncer, ella es piscis. U. t. c. s.

2. m. Med. Enfermedad neoplásica con transformación de las células, que proliferan de manera anormal e incontrolada.

3. m. Med. Tumor maligno.

4. m. Proliferación en el seno de un grupo social de situaciones o hechos destructivos. La droga es el cáncer de nuestra sociedad.

[Docu] Dentro de: El LSD

Dentro de: El LSD Ver en la videoteca de Cannabis y más.

Texto Energy Control desde Psicoactividad.

El inventor de la LSD, Albert Hofmann, la llamó “medicina para el alma”. The Beatles escribieron canciones sobre ella (la canción Lucy in the Sky with Diamonds entre otras). Se realizaron experimentos militares secretos para explotar sus poderes alucinónenos… Si la LSD no es el paradigma de los psicodélicos poco le falta.

National Geographic ha editado una serie de videos sobre la LSD dentro de una serie documental llamada “Inside LSD” que aborda la historia del ácido desde sus orígenes químicos, efectos en el cerebro, comercialización, estudios científicos, arte psicodélico, etc. Todo ello en forma de capítulos breves y otros datos para ampliar información.

Una producción excelente y un abordaje multidisciplinar sobre el ácido, la sustancia que cambió la manera de ver el mundo para mucha gente.

También hay un par de apartados muy a lo yankee que recojen información sobre drogas duras y drogas blandas, una distinción errónea, superficial y poco profesional teniendo en cuenta la calidad de los reportajes.

Si es que ya se sabe…muchas de las investigaciones hechas con capital norteamericano invierten cantidades ingentes de dinero para saber todo lo que se pueda sobre algo, en todas sus vertientes, sin que se les escape ningún detalle, pero en general, siempre se halla un trasfondo tendencioso hacia el prohibicionismo hacia el consumo de drogas. De todos modos, los vídeos no tienen desperdicio.

Sinopsis, videos, fotos y otros materiales AQUí

Documentales sobre drogas. Marihuana [1]

Documentales, reportajes, curiosidades… que hemos encontrado sobre drogas en distintos sitios de la red tanto desde Cannabis y más, así como otros usuarios del sitio y estamos agrupando en la sección de videos en Cannabis y más.

Vamos a empezar por los videos que hacen referencia principalmente al cannabis. En sucesivas entradas continuaremos con otras drogas.

Cannabis /Marihuana. 1ª parte.

Jardines de Dios.

Europa y las drogas. Con la participación de Martín Barriuso.

FAC. Clubes de Consumidores de Cannabis.

Alacannabis. Club de consumidores.

Marihuana, la medicina olvidada.

Los políticos y el consumo de drogas. Vision desde NNGG de Motril

Cada vez me sorprenden más las falsedades, igual es por desconocimiento, que muchos políticos vierten en los medios de comunicación.

Este caso es de hace unos meses. ocurrió en Motril (Granada) y en rueda de prensa un portavoz de NNGG del PP con unos folletos y hojas informativas de Energy Control, se dispone a hablar con la hojilla de Hazte un rulo.

El video deja claro la desinformación con la que se habla de un colectivo que se dedica a la Reducción de Riesgos en los espacios de ocio.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_eRutNSjeas[/youtube]

Señores políticos, informándose antes de hablar no metemos la pata.

Nuevo gobernador de NY admite haber fumado marihuana

No deja de sorprender el gobernador en sus declaraciones.

El nuevo gobernador del estado de Nueva York, David Paterson, dijo haber usado drogas ilegales, en su pasado.

Durante una entrevista por la estación televisora New York One, Paterson admitió haber fumado marihuana y aspirado cocaína cuando era un joven en la década de 1970.

Poco después de haber asumido el cargo la semana pasada, el gobernador también admitió que él y su esposa tuvieron relaciones extramatrimoniales mientras estuvieron separados durante varios años a partir de 1999.

Paterson se convirtió en el primer gobernador legalmente ciego y afro estadounidense del estado de Nueva York cuando su predecesor, Eliot Spitzer, renunció al cargo por un escándalo de prostitución.

Vía: Voa News

Sergio Galliani afirmó que consumiría cocaína si el personaje que encarna lo amerita

¡Esto es «meterse» en el papel!!

 

Sin pelos en la lengua el reconocido actor Sergio Galliani afirmó que consumiría cocaína si el personaje que interpreta lo exige. «Bueno hasta el momento no he probado cocaína pero si encarno a un personaje trance si lo realizaría solo por cuestión profesional», comentó.

Además, contó que la primera vez que fumó marihuana fue cuando tenia 26 años pero lo hizo por trabajo y no porque era adicto a esa droga. El actor esta en contra de la erradicación de la hoja de coca por ser una planta ancestral pero esta de acuerdo con el cultivo alternativo racionalizado.

Por otro lado, se encuentra muy contento con el pronto estreno de la miniserie «Tiro de Gracia» donde tiene el papel de «Chucho fresco» un narcotraficante que no tiene escrúpulos para matar, convirtiéndose de esa manera en el capo máximo de una gran organización delictiva.

«Esta producción narra el mundo complejo del narcotráfico y sus terribles tentáculos, extendidos en todos los estratos de nuestra sociedad. El objetivo con esta miniserie es que el televidente, en especial los jóvenes, se den cuenta lo peligroso que es la droga y reflexionen si están metidos en estas mafias», aseveró.

«Tiro de Gracia» también cuenta con la participación de destacados actores como Carlos Mesta, Oscar López arias, Milagros López, Jaime Lértora, Tatiana Espinoza, Dense Arregui, entre otros. Ha sido dirigida por el director Pili Flores Guerra y podrá ser vista este sábado a través de América Televisión a partir de 10:30 p.m. Cuídate!

 

Vía: Lima – Perú, (ORBITA)

Público: El aprendizaje de la decepción

íÉramos muchos los que pensábamos que Público, el nuevo diario de difusión nacional, iba a marcar distancias con sus colegas de la prensa en su tratamiento de las drogas, pero la publicación en este periódico de la enésima alerta sobre la amenaza imaginaria de daños mentales causados por el cannabis a cargo de los ‘expertos’ de siempre, tal cual y sin el menor contraste, ha causado una reacción bastante virulenta entre sus lectores. Algunos ejemplos extraídos de los comentarios:

«Vaya birria de artículo. Ya sabía yo que Público no iba a atreverse a tratar el tema de las drogas desde una perspectiva racional y progresista, pero confirmarlo me entristece igualmente. En definitiva nos ofrecéis más de lo mismo que hay en todas partes: ‘uh, qué malas que son las drogas’. Pues vale.»

«Segunda decepción consecutiva con Publico, tras lo de la noticia de las inmobiliarias del otro día ahora esto. Muy a mi pesar, ya que había puesto esperanzas en vosotros, sois como los demas periódicos, llenos de prejuicios. Ni las viviendas van a subir (menuda tontería y recurso de última hora de las constructoras al que publicándolo dáis cuartelillo) ni los porros son peores que otras sustancias totalmente legales y aceptadas socialmente por todos.»

«Casi 35 años fumando porros (tengo 54) y el único trastorno que he llegado a padecer es que gente con 3 o 4 JBs en el cuerpo, o medio mamada de cerveza, me llamaran drogadicta.»

«15 años fumando de manera ocasional y ni un leve problema de ningun tipo. Va siendo hora de que algun medio que no sea considerado anti-sistema se posicione claramente en este asunto.»

«Poco objetivo. Aprovechan que el consumo de cannabis a edades tempranas es malo, como el consumo de cualquier otra droga para atacar de paso el consumo responsable de cannabis. Lamentable seguidismo.»

Público todavía está a tiempo de rectificar. Desde la FAC nos hemos ofrecido a aportar nuestro punto de vista sobre este asunto, un punto de vista que, en aras de la necesaria objetividad que todo medio de comunicación está obligado a mantener (y que ninguno mantiene cuando de drogas ilegales se trata) es imprescindible en un periódico que gusta de presentarse como diferente de los demás. Máxime cuando los ‘expertos’ que hablan en el artículo no ofrecen el menor dato que respalde sus afirmaciones sobre el papel del cannabis en el aumento de las enfermedades psiquiátricas y, no contentos con esto, invaden campos que no son de su competencia profesional.

Un catedrático de Bioquímica como el señor Ramos Atance no está particularmente cualificado para opinar sobre jóvenes, visiblidad social o educación, mientras que Enriqueta Ochoa, la psiquiatra consultada, muestra un desconocimiento palmario sobre los objetivos y los argumentos del movimiento a favor de la normalización del cannabis (bautizado torticeramente, y siguiendo la maloliente estela de Amador Calafat, como «cultura procannabis»). Métase sus infamias por donde le quepan, señora Ochoa; hable cuanto quiera del Risperdal y el Lagarctil, pero deje estas cuestiones para quienes podemos hablar de ellas.

Si quieren conocer de primera mano y sin distorsiones malintencionadas cuál es nuestra postura, aquí estamos. Si, por el contrario, Público se va a sumar al linchamiento mediático, a la patraña perpetua y a la difusión acrítica de propaganda antidroga, que se vaya preparando para perder unos cuantos miles de lectores.

Vota el artículo en menéame

Vota el artículo en noticias.es, a ver si lo lee Ignacio Escolar, director de Público, y toma las medidas pertinentes.

Vía: FAC

Algunas imágenes: BrUTE