Algunas reflexiones en torno al “chemsex”

Imagen

webportada

Por Fernando Caudevilla Gálligo

Médico de Familia. Experto Universitario en Drogodependencias, Grupo de Intervención en Drogas de la semFYC. Energy Control.(ABD)
www.doctorcaudevilla.com

Algunas reflexiones en torno al “chemsex”

Fernando Caudevilla (1,2), Claudio Vidal (2), Nuria Calzada (2)
  1. Médico de Familia. Grupo de Intervención en Drogas de la sociedad española de medicina familiar y comunitaria (semFYC)
  2. Psicólogo/a. Energy Control, Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD)

El rigor informativo, la objetividad o la prudencia son poco frecuentes en las noticias sobre las drogas que se difunden a través de los medios de comunicación. La exageración, la divulgación de noticias no contrastadas o la generalización de sucesos excepcionales centran bien la atención del espectador hasta la siguiente pausa publicitaria, pero también contribuyen a la creación de alarma social, además de transmitir prejuicios e imágenes sesgadas sobre la realidad.

Las “drogas caníbales” son el perfecto ejemplo de este tipo de situaciones. La leyenda se creó en Mayo de 2012 tras una agresión a mordiscos entre dos mendigos que se asoció a la ingesta de MDPV (metilendioxipirovalerona), suposición que posteriormente resultó ser falsa (1). Sin embargo las noticias sobre “ataques caníbales” asociados a MDPV se han multiplicado durante 2013 y 2014, siempre basadas en suposiciones, rumores e ilustradas con videos de Youtube en los que se muestra a pacientes agitados, cualquiera que sea la causa. No existe un solo caso reportado en la literatura científica mundial que asocie a la MDPV con “ataques caníbales” ni ningún dato para presuponer este extremo, más allá del hecho de que todos los estimulantes pueden inducir agresividad a dosis elevadas o en personas predispuestas. La “flakka” (alfa-PVP) ha sido el trending topic en drogas durante este verano sin ninguna justificación epidemiológica o de otro tipo. Esta nueva droga (patentada nada menos que en 1967) no sólo induce canibalismo y ataques zombis sino que además “otorga la fuerza de Hulk” (2,3). En realidad la alfa-PVP se lleva detectando esporádicamente como adulterante del MDMA al menos desde hace dos años (4) sin que se hayan comunicado episodios parecidos a The Walking Dead o Los Vengadores. En el verano de 2011 fue el turno del estramonio, enésima “nueva droga de moda”, tras una intoxicación accidental de dos jóvenes en una fiesta rave. Podríamos seguir la lista de leyendas urbanas con el “eyeballing” (ingesta de alcohol a través de la mucosa conjuntival), el “tampodka” (intoxicaciones etílicas utilizando tampones vaginales), etc.

La previsión para la temporada 2015-2016 es que la última “nueva moda en drogas” a nivel mediático sea el “chemsex”. El término define el uso intencional de sustancias psicoactivas en contextos de tipo sexual, sobre todo en población homosexual masculina. El uso de sustancias como el gamma-hidroxibutirato (GHB), gamma-butirolactona (GBL), mefedrona (4-metilmetcatinona, 4-FMC) o la metanfetamina con esta finalidad entre varones homosexuales constituye un fenómeno emergente sobre el que se viene hablando en circuitos profesionales al menos desde 2012, pero que ha saltado a los medios de comunicación tras la publicación de un editorial en el British Medical Journal (5) y el estreno de un documental (6) el pasado mes de Noviembre.

El editorial del BMJ es prudente en la presentación de los hechos y riguroso en su análisis a partir de los pocos datos objetivos disponibles. Destaca que se trata de un fenómeno minoritario dentro de la comunidad gay, discute las posibles implicaciones para la Salud Pública e invita a establecer alianzas entre los distintos dispositivos y recursos implicados. Pero la interpretación en prensa escrita del artículo científico ha consistido en noticias con titulares como “Maratón de sexo y droga en Chueca” (7) “Una moda en auge con graves riesgos para la salud” (8) o “72 horas de sexo y drogas” (9) por poner sólo unos ejemplos. La descripción del fenómeno es muy similar en casi todos los casos: a partir de unas cuantas opiniones o testimonios personales, se construyen relatos sobre orgías multitudinarias organizadas a través de Internet o aplicaciones de teléfono móvil en las que se practica sexo desenfrenado en grupo y se consumen drogas que intensifican el placer sexual de forma intensiva durante varios días. La experiencia es tan extremadamente satisfactoria que la mayoría de quienes la prueban quedan enganchados sin remedio. Lo que el BMJ considera como una hipótesis (asociación con prácticas de riesgo y sexo sin protección que puedan incidir en la epidemiología de infecciones de transmisión sexual) se presenta en los medios como una consecuencia inevitable y consustancial a este tipo de encuentros (9). El editorial de la revista científica señala la ausencia de estudios o encuestas específicas que permitan estimar la magnitud del fenómeno, pero en la prensa el diagnóstico ya está hecho y términos como “fenómeno creciente”, “moda en auge” o “nueva tendencia” aparecen de forma casi constante.

Es importante destacar que no pretendemos minusvalorar la importancia del fenómeno del “chemsex¨. Los ejemplos que describíamos al principio de este texto son fantasías o malinterpretaciones de hechos ocasionales. El asunto que nos ocupa es real y, posiblemente importante desde una perspectiva de Salud Pública. Los pocos estudios científicos publicados se circunscriben a determinados circuitos en zonas concretas de Londres, pero este patrón de consumo también se está detectando desde hace al menos un par de años en grandes ciudades en España. Probablemente existe una minoría de usuarios que se encuentra expuesta a un riesgo muy elevado, derivado del potencial de dependencia de algunas sustancias (metanfetamina), su escaso margen de seguridad (GHB, GBL), vías de administración (que incluyen el uso de vía intravenosa o slamming) así como por prácticas de riesgo derivadas del sexo no protegido. La doble estigmatización derivada de conductas sexuales no normativas y uso de drogas ilegales puede ser un problema para muchos usuarios a la hora de buscar tratamiento. Estimar la prevalencia del fenómeno, estudiar sus características y conocer las creencias, motivaciones y percepciones de estos usuarios es necesario de cara a poder desarrollar estrategias preventivas adecuadas.

De hecho ni siquiera podemos afirmar con seguridad que el “chemsex” sea un fenómeno exclusivo de población gay. El uso recreativo de drogas o determinados comportamientos sexuales están más normalizados entre ciertas subculturas de este colectivo y podría ser que, simplemente, su visibilidad fuera mayor. Por otra parte el uso de drogas psicoactivas asociado a la actividad sexual es tan antiguo como la propia humanidad, y es seguro que existen patrones de conducta muy distintos (tanto en el número, frecuencia, cantidad y pauta de consumo de las sustancias como en el tipo y las características de las prácticas sexuales) que implican riesgos más o menos importantes.

El editorial del BMJ dedica casi un tercio de su texto a exponer la necesidad de destinar recursos para la investigación y la prevención, y destaca aspectos como los problemas de financiación o la adecuada formación de los profesionales sanitarios. Pero no encontrarán nada de esto en los medios de comunicación. La asociación entre minorías sociales, drogas estigmatizadas, nuevas tecnologías y sexo extremo constituye un filón para que el espectador lea una noticia o esté entretenido hasta la siguiente pausa publicitaria. El autodenominado periodismo de investigación debería de consistir en algo más que relatar experiencias reales pero extremas. También debería intentar establecer su auténtica dimensión, indagar en las posibles causas del fenómeno, o al menos preguntar a los responsables técnicos y políticos si tienen pensado hacer algo al respecto o cómo se gestionan los recursos destinados a la prevención y la reducción de riesgos. Pero en su lugar se incide en los aspectos más extremos y llamativos, lo que contribuye a perpetuar estigmas y prejuicios sobre determinadas minorías, en este caso de tipo sexual. Por otra parte la forma en que se resaltan los elementos positivos ( “actividad de moda”, “sexo durante días”, “drogas afrodisiacas”, “placer incontrolable”) puede ser un elemento de atracción o facilitador del consumo.

Algunos de los más prestigiosos profesionales de la sociología y la antropología han destacado la influencia de los medios de comunicación en la difusión y popularización de algunas drogas en España a lo largo de las últimas décadas. Aunque en menor escala, lo que estamos viendo y leyendo sobre el “chemsex” presenta elementos comunes con la cobertura informativa que se hizo sobre la heroína a principios de los 80 (10) o sobre el MDMA (11) a finales de la misma década. No se trata de censurar o decir a los medios como deben de hacer su trabajo. Pero sí conviene aprender de los errores del pasado y valorar las cosas en su justa medida. Los datos disponibles sobre el “chemsex” indican que es un fenómeno que no debe ser ignorado, aunque tampoco magnificado ni enfocado desde perspectivas sensacionalistas. Se trata de un reto para los profesionales sanitarios, autoridades políticas, sociedad civil y también para los medios de comunicación.


  1. Comunicado de prensa: la droga caníbal ¿realidad o ciencia ficción? URL disponible en:http://energycontrol.org/noticias/539-comunicado-de-prensa-la-droga-canibal-irealidad-o-ciencia-ficcion.html (Acceso 18/12/2015)
  2. Llega a España la ‘droga de Hulk’, una sustancia que provoca sensación de superfuerza, alucinaciones y agresividad. URL disponible en: http://www.lasexta.com/noticias/sociedad/llega-espana-droga-hulk-sustancia-que-provoca-sensacion-superfuerza-alucinaciones-agresividad_2015072200209.html (Acceso 22/07/2015)
  3. Flakka, la ‘droga de Hulk’, ya está en España. URL disponible en:http://www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/201507/22/droga-hulk-20150721113023.html (Acceso 22/07/2015)
  4. Éxtasis (MDMA) adulterado con alfa-PVP un potente estimulante. URL disponible en:http://energycontrol.org/analisis-de-sustancias/resultados/alertas/513-extasis-mdma-adulterado-con-alfa-pvp-un-potente-estimulante.html (Acceso 23/10/2013)
  5. McCall H, Adams N, Mason D, Willis J. What is chemsex and why does it matter? BMJ. 2015 Nov 3;351: 5790. doi: 10.1136/bmj.h5790.
  6. Watch the Trailer for Our New Film, ‘Chemsex’ . URL disponible en:http://www.vice.com/en_uk/video/watch-the-trailer-for-our-new-film-chemsex-422 (Acceso 18/12/2015)
  7. Maratón de sexo y droga en Chueca . URL disponible enhttp://www.elmundo.es/madrid/2015/11/03/56393728ca4741b8788b462e.html (Acceso 18/12/2015)
  8. Una moda en auge con graves riesgos para la salud URL disponible en http://www.abc.es/sociedad/abci-drogas-y-sexo-o-chemsex-moda-auge-graves-riesgos-para-salud-201511152119_noticia.html (Acceso 18/12/2015)
  9. El ‘chemsex’ (72 horas de sexo y drogas) y otras prácticas de riesgo favorecen la transmisión del VIH. URL disponible en: http://www.heraldo.es/noticias/suplementos/salud/2015/11/25/el-chemsex-horas-sexo-drogas-otras-practicas-riesgo-que-aumentan-los-contagios-vih-651840-1381024.html (Acceso 01/12/2015)
  10. Uso JC. “¿Nos matan con heroína?” Ed. Libros Crudos 2015
  11. Gamella F et al. (2015). El triunfo mediático del «éxtasis». Drogas de síntesis en la prensa española, 1987-2000. En J. García del Castillo y C. López (Eds.), Manual de estudios sobre cocaína y drogas de síntesis (pp.59-116), Madrid: Edaf. URL disponible en:https://www.researchgate.net/publication/272575948_El_triunfo_mediatico_del_extasis_Drogas_de_sintesis_en_la_prensa_espanola_1987-2000

Visto en Lasdrogas.info.

Los mayores mitos sobre la marihuana, desmentidos por un experto

Visto en Dinafem.

De la marihuana se dicen muchas (y negativas) invenciones: que causa fracaso escolar, que la legalización aumenta el número de consumidores o que genera delitos y criminalidad. Sin embargo solo son mitos y habladurías fomentados por quienes se oponen a la planta y a la legalización. Dinafem ha podido analizarlos y derribarlos con ayuda de un experto español sobre el tema.

Cada vez son más los expertos que suman sus fuerzas para analizar las propiedades del cannabis y poner sobre la mesa todo su potencial. Sus investigaciones hacen frente a las habituales teorías conspiratorias que posicionan a la planta en un lugar en el que no merece estar. Son habladurías y muchas invenciones las que persiguen a la marihuana, contribuyendo al prohibicionismo y creando dudas entre los usuarios.

Hace algunos días, Kevin Hill, psiquiatra, experto en adicción del Hospital McLean de la Escuela de Medicina de Harvard y autor del libro ‘Marijuana: The Unbiased Truth about the World´s Most Popular Weed’, comenzó un hilo en Reddit con el que dejaba abierto el camino para que cualquiera le preguntara lo que quisiera saber sobre la planta. En respuesta encontró cientos de preguntas que demuestran las cuantiosas dudas que aún existen en este ámbito y la necesidad de que un experto las resuelva.

Con esa misma intención, Dinafem ha hablado con Josep Rovira Guardiola, director del área de Drogas de la Asociación Bienestar y Desarrollo. Rovira opina que el futuro del cannabis pasa por una reorientación de las políticas de muchos países y por una reducción en el número de consumidores sancionados.

Cree que progresivamente se irá aceptando la posesión para consumo personal y que diversos países impulsarán modelos de regulación hasta llegar a un punto en el que «las evidencias harán imposible volver al pasado». El experto español ha respondido a nuestras preguntas sobre los principales mitos que existen sobre la marihuana.

¿El consumo de marihuana causa fracaso escolar?

El profesional explica que, aunque existen muchos mitos, él resalta el que relaciona su consumo con el fracaso escolar. No lo hace porque le parezca el más peligroso, sino porque se repite constantemente. Dice que, aunque pueda haber alguna relación estadística entre consumo y fracaso, eso no significa que lo primero provoque lo segundo. De hecho, «el fracaso es predecible en población escolar mucho antes de que algunos de los chicos y chicas empiecen a fumar».

Por tanto, esa relación es igual de cierta que decir que quienes fracasan en los estudios van a consumir marihuana, cuando no es cierto. El fracaso escolar tiene múltiples causas y la relación entre este y la hierba nunca ha sido referenciada por autores de prestigio «ni tiene visibilidad en las memorias del Ministerio de Educación».

¿La legalización del cannabis aumenta el número de consumidores?

Otro de los grandes mitos es el de que su legalización atrae a más personas a consumir. Explica Rovira que, aunque tal vez exista un incremento de quienes experimentan con la hierba al inicio, nada hace afirmar que una mayor disponibilidad del producto conlleve a un aumento de su consumo. «Cada vez tenemos más evidencias que lo demuestran».

Pone de ejemplo la experiencia de Países Bajos, donde el acceso libre de adultos a la planta es posible desde hace décadas y «sus tasas de consumo no son las mayores de la Unión Europea, ni entre adultos ni entre adolescentes».

¿Es la planta una puerta de entrada a ciertas drogas?

Muchos, alentados en parte por los medios de comunicación, son los que piensan que consumir marihuana hace que, después, se acceda a ciertas drogas. Sin embargo, según este experto, quienes consumen cannabis no van mucho más allá a la hora de consumir otras sustancias. De hecho, afirma que «la teoría de la escalada es un mito sin ninguna base científica», puesto que no existe ningún proceso químico que haga tomar otras sustancias por consumir cannabis. Lo único que existe, dice, «es una probabilidad y solo una probabilidad de ello por contextos sociales» y por causa del mercado ilegal.

¿Provoca algún tipo de psicosis?

El experto explica que muchas veces hay quien establece una relación directa de causalidad entre consumir la planta y desarrollar psicosis. Si fuera cierto que genera problemas psiquiátricos, entonces, «con el aumento de consumo que tuvimos en los años 90 y principios del 2000 deberíamos haber tenido una proporcionalidad igual en el incremento de psicosis y no fue así».

Rovira dice que no es posible afirmar que quienes sufren esos problemas desarrollen psicosis tras consumir. Asegura que, en muchas ocasiones, esas personas ingieren cannabis como una manera de mitigar su malestar.

¿Es más adictiva que la heroína?

Por otro lado, suele afirmarse que la marihuana es más adictiva que drogas como la heroína. El experto asegura que esta cita es falsa, puesto que solo una proporción muy pequeña de quienes fuman hierba por el THC pueden generar algún tipo de adicción. En todo caso, es algo poco frecuente y que supone «una gran diferencia con respecto al consumo de alcohol o de cocaína».

Además, en relación al síndrome de abstinencia (los efectos que tienen lugar cuando alguien deja una sustancia psicoactiva), explica que existe cierta controversia, puesto que son signos poco objetivos y síntomas de tipo psicológico de intensidad moderada que podrían ser atribuibles a la personalidad del individuo.

¿La marihuana aumenta los delitos?

Más allá de esto, muchas veces se asocia el consumo de cannabis con el aumento de los delitos y mayor criminalidad. Rovira cree que esa concepción es una «soberana chorrada» y que solo se explica por el estigma y la criminalización que se ha generado en torno al consumidor, motivados por las políticas prohibicionistas «y absolutamente alejadas de seriedad, evidencia y buen criterio».

Tal vez con ayuda de la opinión de este tipo expertos sea más fácil eliminar poco a poco los prejuicios que aún acompañan al cannabis. Junto con las continuas investigaciones científicas sobre sus propiedades, serán de gran ayuda para seguir sumando puntos en la lucha contra el estigma que envuelve a esta planta.

El observatorio de drogas del ‘Doctor X’

Fernando Caudevilla es un facultativo experto en drogas que navega a contracorriente. Su discurso se aleja del de muchos otros médicos, y por eso recibe consultas de los consumidores de drogas. Hace dos meses una mujer de 57 años con cáncer de pulmón le pidió consejo. La señora había probado con la marihuana para evitar los vómitos que le producía la quimioterapia, le iba bien, pero no sabía si debía seguir consumiendo. Su oncólogo no se pronunciaba. “Quería la opinión de un médico, pero sin juicios morales”, explica Caudevilla cerca del Centro de Salud Puerta Bonita, en Carabanchel, Madrid, donde está realizando una suplencia este verano. El médico madrileño, de 38 años, informó a la mujer de los pros y los contras de su consumo y le dijo que, en caso de que decidiera seguir con la marihuana, usara un vaporizador en vez de fumarla.

A Caudevilla ya se le conoce como el Doctor X . Así le han bautizado en Energy Control, la organización con la que colabora desde hace 12 años. El apelativo, que surgió como una broma —equis es como popularmente se denomina al éxtasis, droga de diseño—, ha acabado dando nombre al consultorio online que mantiene en la web de este colectivo. Allí, los consumidores de drogas le plantean sus dudas.

Energy Control, proyecto de la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo, es una plataforma que colabora con el Plan Nacional sobre Drogas y que trabaja en el análisis de las sustancias y en la reducción de riesgos. Su labor se desarrolla en la primera línea, por lo que suelen ser los primeros en enterarse de los cambios que se producen en el mercado. Instalan puestos en fiestas, raves y festivales para que la gente que se dispone a consumir drogas pueda obtener información in situ de qué es lo que va a tomar. En su sede de Barcelona, además, cuentan con un laboratorio en el que analizan muestras que les llevan los consumidores. Energy Control no está a favor ni en contra del consumo; asumen que este se va a producir y, por tanto, procuran ofrecer la máxima información posible al usuario.

El llamado Doctor X es médico de familia y colabora con la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc). Coautor de un estudio sobre la droga 2C-B publicado en la revista científica Journal of Psychopharmacology, ya ha podido comprobar, con sus compañeros de Energy Control, que este verano han vuelto con fuerza las pastillas de éxtasis, un fenómeno que se viene registrando en el último año y medio. “El éxtasis que circula ahora es más potente”, asegura. “Se vuelven a ver pastillas con dosis medias elevadas. Contienen entre 80 y 120 miligramos de MDMA [metilendioximetanfetamina]”. Es decir, si uno consume la misma dosis que hace dos años, tiene más probabilidades de entrar en niveles que implican toxicidad. Tras dos años con gran presencia de cristal (MDMA en polvo), reaparecen las pastis. Entre otras cosas, porque es menos fácil adulterarlas.

Aparecen nuevas legal highs, esas drogas que nadan en el limbo de la alegalidad y que se adquieren por Internet. Sustancias que son fruto de experimentos de laboratorio, no probadas en humanos, y que para cuando son detectadas e ilegalizadas por las autoridades europeas han sido sustituidas por una nueva versión de la que se ha modificado algún componente.

Entre ellas, la metoxetamina, droga similar a la ketamina, que produce, a dosis bajas, una ligera sedación y euforia; y cannabinoides sintéticos como el JWH-250 y el JWH-021. “Potencialmente, estas drogas son mucho más peligrosas que la cocaína, el éxtasis y el cannabis, que conocemos desde hace 80 años. Pasan directamente de la probeta a la pista de baile, y en cualquier momento, aparece una sustancia rara, y mueren cinco personas”, explica. “La solución de siempre, que es ilegalizarlas, no sirve de nada: a la siguiente semana sale otra que es aún más desconocida”.

La otra tendencia que se mantiene es la adulteración de la cocaína con levamisol, un antiparasitario que debilita las defensas y genera un descenso de los glóbulos blancos y problemas en la piel: entre el 50% y el 70% de las cocaínas están adulteradas con esta sustancia (algunas en un 10%; otras, en un 50%), asegura.

Caudevilla, que tiene previsto abrir una consulta en Madrid en otoño, recibe todo tipo de preguntas en su consultorio online de Energy Control. Entre las más frecuentes: compatibilidad de uso cuando se toman otros medicamentos; posibilidades de detección del consumo en análisis rutinarios; e interacciones entre anticonceptivos y drogas.

Visto en El País.

Videos en los que aparece el Doctor X en la Videoteca de Cannabis y más.

Energy Control necesita nuestra ayuda

Este julio Energy Control cumple 15 añitos. ¿Nos quieres hacer un buen regalo?

Es rápido, GRATIS y nos ayudará mucho a mejorar nuestra labor.

¿Te gusta que vayamos a las fiestas? Pues para desplazarnos necesitamos una furgoneta como la que Citroën donará a los dos proyectos/asociaciones más votadas.

Hasta el 31 de julio hay tiempo. Haz click en el siguiente enlace de Facebook y ayúdanos a conseguir un sueño:

https://www.facebook.com/citroen.es?sk=app_140625892682612&app_data=id_ass%3A2962%3Bid_c%3A4

¿Qué más puedes hacer? Comparte y difunde la iniciativa en tu blog, web, redes sociales y donde se te ocurra… Invita a tus amigos a hacer click y ayúdanos a conseguirlo.

Muchas gracias por vuestro apoyo.

[Energy Control] Guía de Atención Sanitaria en Espacios de Ocio

Energy Control proyecto de reduccion de riesgos de la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD) presenta la Guía de Atención Sanitaria en Espacios de Ocio,centrada en la atención a los problemas específicamente derivados del uso de alcohol y otras drogas en espacios de ocio.

Sus objetivos son mejorar los conocimientos de los profesionales sobre las drogas y optimizar la atención sanitaria de las personas que utilizan sustancias psicoactivas.

Los destinatarios de esta guía son, fundamentalmente, los profesionales sanitarios que trabajan en Servicios de Urgencias y, de forma más específica, aquellos que trabajan directamente en espacios recreativos.

La guía se ha elaborado con la colaboración con la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) y la financiación del Plan Nacional sobre Drogas.

Descarga la guía desde aquí la [download#49].

Más información:

Energy Control – Asociación Bienestar y Desarrollo
902 253 600
Correo
www.energycontrol.org

Visto en la web de Energy Control.

Growlandia entrevista a Claudio Vidal [Energy Control]

Entrevista realizada a Claudio Vidal por Growlandia

M: Entonces, abordais el campo científico sobre las drogas, ¿no es así?

C: Claro, gran parte de nuestro trabajo consiste en coger el conocimiento científico que se pueda haber trasladarlo al público en general y hacer un poco de traductor… Lo que pretendemos es transmitir una serie de pautas relacionadas con un consumo de menor riesgo.

Entrevista completa en el blog de Growlandia.

Alcohol-Check – Energy Control

Energy Control presenta...

Con Alcohol-Check podrás valorar de una manera sencilla y confidencial tu consumo de alcohol, recibir recomendaciones personalizadas sobre cómo reducir riesgos y, por supuesto, saber más sobre el alcohol.

Entra en Alcohol-Check en el siguiente enlace Alcohol-Check – Energy Control

Alcohol-Check es una idea de Energy Control
financiada por el Plan Nacional sobre Drogas y la Junta de Andalucía.

Análisis de Sustancias Energy Control – Informe 2011

Visitando la web de Energy Control vemos que ha presentado en sociedad el Informe 2011 de Análisis de Sustancias que ha elaborado a partir de los resultados del Servicio de Análisis realizados a lo largo del año 2011.

Descarga el archivo en formato PDF [download id=»47″].

Visto en la web de Energy Control.

Próxima apertura del servicio de análisis de cannabis

Visto en la web de Energy Control.

Hace un año lanzamos la campaña Apadrina nuestro cogollo para poder financiar un sistema de análisis e información. En este año hemos conseguido el dinero que nos proponíamos, necesario para poder abrir este servicio. Nuestro cogollómetro está a tope.

 

El día 19 de marzo abrimos nuestro servicio de análisis de cannabis al público en la calle Llibertat 27 (Barcelona) de 18:00 a 21:00 horas. A partir de este día daremos servicio de análisis de cannabis todos los lunes y jueves no festivos con el mismo horario.

Poco a poco iremos abriendo el servicio en nuestras delegaciones de Madrid, Andalucía y Mallorca. Sólo será un servicio presencial y no se aceptarán envíos por correo.

Muchas gracias a todas las personas y empresas que han hecho posible este sueño: a todos los voluntarios de Energy Control por su dedicación, a la Fundación Canna por ser el mayor patrocinador económico, al grow Alchymia y CBD Crew por su apoyo y a todas las personas anónimas que han aportado su granito de arena y nos han ayudado a que esto sea posible.

La campaña la dejamos abierta porque, aunque tenemos un año cubierto, necesitaremos un mantenimiento en el tiempo, así que si quieres puedes seguir aportando.

Análisis de pastillas realizados por Energy Control

Ya están disponibles en la web de Energy Control los últimos análisis de sustancias realizados en Diciembre de 2011, Enero de 2012 y lo que va de Febrero.

También puedes encontrar los resultados de años anteriores.

Para acceder a los archivos debes estar registrado en la web de Energy Control.

¿Malos rollos bajo los efectos de las drogas?

Energy Control nos presenta el folleto Malos rollos.

Malos Rollos es el nuevo material informativo de Energy Control dirigido especialmente a personas que consumen alcohol y otras drogas así como a personas en contacto, con la finalidad de facilitar la detección de malos rollos, su prevención y su abordaje en caso de presentarse. Del mismo modo, se pretende reflexionar en torno a los malos rollos y facilitar instrumentos de decisión.

¿Te parece interesante? Descárgatelo aquí y ayúdanos a difundirlo (en tu web, tus redes sociales,…)

Estudio sobre presencia 2CB en España

El proyecto Energy Control de la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo ha presentado un estudio en el que se documenta la presencia del 2C-B (4, bromo-2,5-dimetoxifeniletilamina, nexus) en el mercado ilegal de las drogas recreativas en España, y se caracterizan por primera vez los efectos de esta sustancia en humanos con una metodología científica. El estudio se ha llevado a cabo entre los años 2006 y 2009 en colaboración con científicos del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y el Instituto Municipal de Investigaciones Médicas de Barcelona y se ha publicado en la revista científica Journal of Psychopharmacology.

En la investigación se documenta la presencia del 2C-B en el mercado ilegal español. Se ha confirmado la presencia de esta sustancia en 96 muestras sometidas a examen de laboratorio. La proporción de muestras positivas para 2C-B se dobló entre 2006 a 2009 y evolucionó desde su presentación en polvo a pastillas. Por ejemplo, en el último semestre de 2009 esta sustancia fue detectada en 20 pastillas distintas procedentes de 7 Comunidades Autónomas diferentes. En el periodo estudiado, el 2C-B ha sido una sustancia que se ha encontrado con frecuencia en pastillas que, supuestamente, debían contener éxtasis (3,4-metilendioximetanfetamina, MDMA).

Los investigadores obtuvieron información sobre los efectos del 2C-B a partir de 35 consumidores que habían utilizado esta sustancia. Para ello se utilizaron cuestionarios sobre los efectos subjetivos de la sustancia (datos sociodemográficos, número de experiencias, duración , vía de administración, contexto de uso, efectos subjetivos percibidos, efectos adversos y tóxicos…). Los efectos del 2C-B se valoraron utilizando además dos escalas psicométricas validadas: HRS (Hallucinogen Rating Scale) y VESSPA (Valoración de Efectos Subjetivos de Sustancias con Potencial de Abuso). De forma general, el 2C-B tiene efectos psicodélicos similares a los de los alucinógenos pero con una mayor capacidad de control sobre éstos y más efectos agradables, lo que puede explicar en parte su difusión en entornos recreativos.

Información de contacto:
info@energycontrol.org / +34 902 253 600

Enlace al artículo completo:
www.scribd.com/theendoftheline/d/78622353-2CB-Caudevilla-2012

Autores del estudio:

Fernando Caudevilla-Gálligo 1,2, Jordi Riba 3,4,5,6, Mireia Ventura 7, Débora González 8,9, Magí Farré 8,9, Manel J Barbanoj 4,5,6* and José Carlos Bouso 3,4,5,6

1 Centro de Salud Puerta Bonita I, Madrid, Spain; Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC), Spain
2 Grupo de Intervención en Drogas de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC), Spain
3 Human Experimental Neuropsychopharmacology, Barcelona, Spain
4 Centre d’Investigació de Medicaments, Servei de Farmacologia Clínica, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona, Spain
5 Departament de Farmacologia, de Terapèutica i de Toxicologia, Universitat Autònoma de Barcelona, Spain
6 Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental, CIBERSAM
7 Energy Control, Asociación Bienestar y Desarrollo, Barcelona, Spain
8 Human Pharmacology and Neurosciences, Institut de Recerca Hospital del Mar-IMIM, Barcelona, Spain
9 Departament de Farmacologia, de Terapèutica i de Toxicologia, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, Spain
*Deceased

30 Minutos: "Nuevas drogas, viejos peligros"

Puedes ver el video en la Videoteca de Cannabis y más.

En “Nuevas drogas, viejos peligros” Treinta Minutos ha reflejado el trabajo de la ONG “Energy Control”, cuyos voluntarios recorren discotecas y lugares de copas tomando muestras de las sustancias estupefacientes de los clientes; después de analizarlas en laboratorio, advierten a los consumidores de los peligros. Asimismo, el programa ha grabado el trabajo del Autobús de la Campaña “Drogas o tú”, de la Agencia Antodroga de la Comunidad de Madrid, que recorre distintos pueblos que celebran fiestas patronales informando a los jóvenes sobre los riesgos del consumo de viejas y nuevas drogas.

Programa emitido por Telemadrid el día 7 de octubre.

Hablando con: Fernando Caudevilla

El pasado 15 de septiembre estuvimos hablando con Fernando Caudevilla sobre drogas y otros temas.

Gracias a Fernando, a Carmen y a Juan Carlos por prestarse a este primer podcast, sabiendo que no será el último.

Esperamos sea de vuestro agrado.

Escucha el audio de «Hablando con: Fernando Caudevilla«

Seguiremos con audios de este tipo en breve. Ya estamos preparando los siguientes.

Puedes descargar el audio desde aquí.

Comunicado de Energy Control sobre los sucesos relacionados con el estramonio

Durante el mes de agosto hemos asistido a un espectacular aumento de las informaciones sobre estramonio a partir de la muerte de dos chicos en Getafe (Madrid) en una rave, tras haber consumo diversas sustancias, entre ellas ésta.

Ante la alarma generada, desde EC queremos puntualizar:

  1. El estramonio no es una nueva droga ni una sustancia emergente. Se trata de una planta silvestre (Datura stramonium) conocida desde la antigüedad por las propiedades tóxicas y alucinógenas de sus principios activos (atropina, escopolamina, hiosciamina…). En los 12 años de presencia continua en espacios de ocio, desde Energy Control no hemos detectado su presencia en entornos festivos ni que su consumo en el momento actual se esté incrementando. La posibilidad de este fenómeno es prácticamente nula por sus escasos efectos deseados (las alucinaciones suelen ser desagradables y de difícil manejo) y elevada frecuencia de efectos adversos graves (arritmias, convulsiones…). Todos estos motivos hacen que tampoco tenga sentido plantear la posibilidad de la aparición de un mercado negro alrededor de esta planta
  2. Los profesionales de drogas y los medios de comunicación tenemos una responsabilidad común de informar sobre drogas de una manera ajustada a la realidad, lejos de simplificaciones, alarmismos y mensajes no contrastados. De lo contrario, corremos el riesgo de perder prestigio y credibilidad, sobre todo delante de los consumidores, efectivos o potenciales.
    La aparición de una intoxicación en Badajoz días después de las dos muertes apunta la delicada línea que existe, en materia de drogas, entre informar y “poner de moda” una sustancia.
  3. Desde EC creemos que junto a las labores de prevención del consumo también son necesarias acciones de información y formación específicas dirigidas a los consumidores de drogas con fines recreativos. Probar drogas nuevas sin haber realizado con anterioridad un proceso de maduración de esa decisión (informarse, valorar efectos y riesgos, etc.) o probar drogas sin conocer su procedencia y composición son conductas de alto riesgo que pueden tener consecuencias muy negativas.
  4. Las acciones destinadas a la erradicación de la planta o la fiscalización de sus principios activos no contribuyen al objetivo final y que creemos común: evitar que estos casos se repitan, con estramonio o con la próxima sustancia que aparezca cualquier día en cualquier lugar.

Visto en la web de Energy Control.