Crank. La droga del diablo

Se trata de un polvo blanco, inodoro, cristalino, de sabor amargo y muy soluble. Un monstruo que es conocido bajo diferentes nombres: crank, speed, chalk, meth, cristal, ice, glass, go, zip…La metanfetamina es un estimulante muy potente que afecta a las células cerebrales que están en los centros de placer del cerebro produciendo una sensación general de bienestar, acelera la actividad corporal, disminuye el apetito y sus efectos pueden prolongarse durante 12 horas. Algunos individuos tienen comportamientos violentos por la gran agitación que la droga les provoca. La metanfetamina fue desarrollada en los años 30 partiendo de las anfetaminas. En un principio se utilizaba como inhalador bronquial y descongestionante nasal. Para algunos expertos la metanfetamina causa en el cuerpo más daño que ninguna otra droga conocida. Los adictos en su fase final abandonan todo lo que realmente tiene sentido en sus vidas, familia, trabajo, amigos, y se sumergen en un irreversible proceso autodestructivo. El mundo y realidad empiezan a desfigurarse. Ven bichos, se provocan heridas por todo el cuerpo, malviven en un completo abandono, pasan días en vigilia, pierden mucho peso y se les caen los dientes.»Crank, la droga del diablo» es el retrato de unas vidas terribles al borde del abismo. Jane declara con amargura en el documental: «De niña nunca pensé que me convertiría en yonqui. Pero ya no importa, porque me tiene prisionera… Al principio lo esnifas, después lo fumas y al final recurres a la jeringuilla. Es la droga del diablo».

Emision: La Noche Temática
Duración: 00:50:21
Tamaño imagen: 384 x 288

Absuelto joven incautado con speed

Absuelven a quien incautaron medio gramo de speed. Lo contábamos días atrás, si la policía comete un error, la fiscalía uno mayor ¿quién paga los gastos ocasionados? ¿y los daños ocasionados al joven?

Si el que comete un error de este tipo pagara por ello, lo que hubiera variado este «caro»  juicio.

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón ha absuelto al joven acusado de tráfico de drogas, tras incautarle medio gramo de anfetamina valorado en cinco euros, confirmaron a Europa Press fuentes jurídicas El tribunal entiende que no está probado que el acusado traficara con droga, sobre todo tras cambiar la Policía la versión de los hechos durante el juicio.

La Fiscalía solicitaba para el imputado una pena de prisión de cuatro años y el pago de una multa de 15 euros por tráfico de drogas. Según la Acusación Pública, los hechos tuvieron lugar la madrugada del 30 de noviembre de 2007, sobre las 4.00 horas, en la zona de bares de Fomento. Un policía local que se encontraba fuera de servicio denunció al imputado, ya que, según el agente, el acusado había ofrecido droga a otro joven.

Durante la detención se comprobó que el acusado llevaba una bolsa con 0,49 gramos de anfetamina, con un grado de pureza de un 4,7 por ciento, cuyo valor en la calle asciende a cinco euros.

No obstante, durante la vista oral los agentes que realizaron el atestado corrigieron esta versión y declararon que lo que le oyó decir el policía es que le ofreció «algo» a otro joven, pero sin especificar que fuera droga. Por su parte, el joven sostuvo siempre que la droga que portaba era para su propio consumo y pedía su libre absolución.

Asimismo, la sentencia, que aún no es firme, remarca el hecho de que el joven hubiera desarrollado varios trabajos desde hace unos años y que acabara de cobrar el finiquito en una empresa para ir a trabajar a otra, por lo que no parece lógico que necesitara «trapichear» con droga para poder adquirirla.

Vía: Europa Press

Solicitan cuatro años de cárcel por incautarle medio gramo de droga

Que manera de gastar dinero por parte del estado por medio gramo de speed. ¿Para este tipo de causas están los fiscales y los jueces? ¿Cuatro años de cárcel por 5 euros?

Visto en EuropaPress

La Fiscalía solicita para un joven una pena de prisión de cuatro años y el pago de una multa de 15 euros por tráfico de drogas, al incautarle casi medio gramo de anfetamina en una zona de copas de Gijón, confirmaron a Europa Press fuentes jurídicas. El valor de la droga decomisada asciende a cinco euros.

Según las mismas fuentes, los hechos tuvieron lugar la madrugada del 30 de noviembre de 2007, sobre las 4.00 horas, en la zona de bares de Fomento. Un policía local que se encontraba fuera de servicio denunció al imputado, ya que, según el agente, el acusado había ofrecido droga a otro joven.

Durante la detención se comprobó que llevaba una bolsa con 0,49 gramos de anfetamina, con un grado de pureza de un 4,7 por ciento, cuyo valor en la calle asciende a cinco euros.

El joven fue imputado por la Fiscalía por un delito Contra la Salud Pública. Por su parte, el acusado sostiene que la droga que portaba era para su propio consumo, por lo que pide su libre absolución. El juicio tendrá lugar en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, el próximo día 24, a las 10.30 horas.

Éxtasis ¿problemas de abastecimiento?

En el diario El País se hacen eco de los últimos resultados obtenidos desde Energy Control en los análisis efectuados a las muestras de lo que se puede encontrar en el mercado nagro como éxtasis o MDMA.

El mercado negro del MDMA (éxtasis) está de capa caída desde hace un año. No es que a los jóvenes aficionados a las sustancias ilegales haya dejado de gustarle el M-sigue siendo la droga dura más demandada y consumida después de la cocaína- sino que la cantidad disponible es menor. Esto implica que los camellos adulteren cada vez más la droga. Energy Control, un colectivo colaborador del gobierno central y de algunos autonómicos que desde hace 10 años analiza sustancias e informa de los riesgos del consumo en las zonas de fiesta, advierte que esta pauta se ha agravado en el primer semestre de 2009 y que el 63% de lo que se vende como MDMA, a 30 euros los 500 miligramos, es un fraude que contiene cafeína, fenacetina (un analgésico) o lidocaína (un anestésico). Este desabastecimiento y falta de calidad puede llevar a los consumidores a tomar sustancias con efectos y pautas de consumo muy diferentes.

La forma de presentación más habitual del MDMA ya no es la pastilla-un 33% del mismo analizado por Energy Control-, sino el cristal-un 67%-, miligramos de droga que parecen los restos de un vaso de duralex roto. Se pueden ingerir envueltos en papel de fumar (bombitas), esnifar, mezclar directamente con alcohol o chupar, y resulta más fácil de adulterar. Eduardo Hidalgo, coordinador de Energy Control en Madrid, afirma que «el desabastecimiento es generalizado, la adulteración ha pasado de ser la excepción a ser la norma».

«Antes entrabas en cualquier discoteca y preguntando conseguías M en cinco minutos», se queja Sarai, una consumidora esporádica de 24 años, «ahora no se encuentra ni en Madrid». Aun así, hay gente que sigue queriendo comprar MDMA y la estafan.»Incluso amigos mios» dice Juan, otro aficionado a las sustancias con un patrón de consumo similar al de Sarai, «el otro día les vendieron azucar moreno». Si se moja un poco y se apelmaza, puede tener un aspecto similar. «Ellos lo echaban en la copa, entonces no notaban el sabor», explica, «yo lo tomé directamente y era dulce, no con el sabor característico a medicina».

Por lo que Hidalgo sabe «el motivo es que la empresa china que comercializaba las medicinas que servían como precursores químicos de síntesis- la base que los laboratorios ilegales en los Países Bajos usan para fabricar el MDMA- ha cerrado el grifo». «No queremos crear alarma social», advierte, consciente de la delicadeza del tema, «pero tememos que al acercarse la temporada de verano, cuando se hace más dinero en festivales y raves, baje incluso más la calidad o que la gente empiece a consumir otras sustancias sin conocerlas».

Las drogas a las que se refiere Hidalgo podrían ser el speed, la ketamina y el 2-CB. Mientras que el speed, que anula el cansancio y aumenta la concentración, y la ketamina, un analgésico para caballos, son conocidas por el consumidor, el 2-CB no. Hidalgo no se atreve a vaticinar cual copará el mercado en verano «Creó que es pronto, pero el 2-CB va subiendo progresivamente cada año». Ya supone un 3% de las muestras analizadas de drogas síntesis frente al 1,5% del año pasado. Ignacio, camello salmantino, lo tiene más claro: «La peña se va a poner de keta y 2-CB en las raves este verano. Es lo único que hay y no quieren speed». Y puntualiza, «van acabar todos sin saber lo que se meten. Deberíamos llevar los tripis [LSD] a la población».

El 2-CB

El 2-CB fue sintetizado en 1972 por Alexander Shulgin, químico estadounidense y redescubridor del MDMA. Es sencilla y barata de elaborar. Sus efectos son descritos como una mezcla del MDMA, por su efecto empático, y el LSD, por las visiones que llega a provocar. Aunque gente que la ha consumido describe la experiencia como «maravillosa» o «un viaje muy bueno», el problema está en la dosificación. El MDMA, sustancia a la que podría sustituir, comienza sus efectos a los 20-60 minutos de la ingesta y duran entre cuatro y seis horas. La dosis baja está en 50-75 miligramos, la media en 125-160 y la alta en 180-200. La leve del 2-CB es 12, la media 20 y la alta son 30, con un viaje de cuatro a seis horas. A partir de los 40 miligramos, las visiones provocadas por el fármaco se inclinan hacia formas más o menos agudas de miedo durante una hora aproximadamente aunque las constantes vitales siguen constantes. Solo se tiene constancia de una muerte por sobredosis de una sustancia similar al 2cb, el DOM, también sintetizada por Shulgin. Un consumidor lo confundió con MDMA y esnifó más de 200 miligramos.